Welcome to FOROFOS DEL RUNNING

FOROFOS DEL RUNNING

Eventos Vinculados

  • [2017] XXXVII HELSINKI CITY MARATHON: 12 agosto, 2017

Autor Tema: [2017] XXXVII HELSINKI CITY MARATHON  (Leído 1734 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

23 junio, 2017, 16:51:19 pm
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11

      
XXXVII HELSINKI CITY MARATHON

Sábado, 12 de Agosto de 2017
Hora: 15:00
Pais: Finlandia
Provincia: Helsinki
Población: Helsinki
Lugar de la salida:  Inmediaciones del Estadio Olímpico de Helsinki, junto a estatua de Paavo Nurmi.
Lugar de la meta: Telia 5G areena (Address: Urheilukatu 5, Helsinki)
Distancia: Maratón
Web oficial: http://www.helsinkicitymarathon.fi/en/node
Cuota de inscripción: De 50 a 96 euros
Enlace a inscripciones: https://secure.onreg.com/onreg2/front/step1.php?id=3376&set_language=us
Otros datos de interés: http://www.forofosdelrunning.com/index.php/topic,8846.0.html es el hilo del año pasado, por leer cualquier duda de cómo fue.
23 junio, 2017, 16:53:17 pm
Respuesta #1
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Inscrito, pues me va a pillar en Suecia, y allí pinto poco, aquí al menos me distraeré un rato.
Para mí no es de lo más recomendable, aunque los europeos del norte que van dicen que es una experiencia distinta.
Por carril bici.
Eso si, lo normal es que la temperatura sea un sueño ideal a esas alturas de agosto para cualquier maratoniano español que vaya.
15 agosto, 2017, 12:41:57 pm
Respuesta #2
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Ya dije el año pasado que este era un maratón soso. Pero íbamos a estar en Suecia por estas fechas, y los aborígenes del país se han hecho el sueco en agosto y no han puesto ni un triste maratón, así que como además los vuelos entre Helsinki y Estocolmo no eran nada caros (60-70 euros, creo que me costó), pues a repetir Helsinki, que ya que no voy en bici usaremos bien el carril para ellas destinado (es por donde transcurre mucha parte de la prueba).

Recuperar del veleta y las heridas o souvenirs de guerra ha ido bien, el problema es que no he tenido tiempo para entrenar, pero sí para comer, y eso se me da muy bien. Bueno, o muy mal, según se mire. El fondo no lo he perdido y la forma, la he ganado, quiero decir la forma del cuerpo, que como Castilla, bien ancha se ha puesto. Así que me va a tocar sufrir moralmente, viendo como mis tiempos también se ensanchan, yo con eso lo paso muy mal, da igual que me mentalice, si los cronos van mal feo, si van bien it's a wonderful life.

Se anunciaban lluvias casi todo el día a falta de una semana, pero luego las previsiones fueron mejorando algo, al final, se suponía que nublado, y puede que algo de lluvia a partir de la cuarta hora, más o menos. Así que con temperaturas entre 17 y 21 se supone serían muy buenas condiciones para marcas (para los que están en condiciones de aprovechar esas condiciones), de humedad o viento, como no entiendo mucho, no sé si habrá, y lo que venga vendrá (y vaya si vino). Yendo en el tranvía (hay uno que tengo al lado del apartamento y me deja allí mismo, ya no me he preocupado de nada más, aparte el regreso al aeropuerto, en cuestión de transportes), veo lo honestos que son los fineses, por feo que sea su trabajo, hay un hombre que ha puesto su ocupación en el dorsal en vez de poner Julián, como hago yo, Timo ha puesto, a mí me habría dado vergüenza, pero en fin. Además son unos cachondos, su pareja le está untando cremas en la cara, igual son anti arrugas, para cuando llegue a mi edad y no tener tantos pliegues como el acordeón que aquí escribe. Si llega a ir al Veleta hubiera empezado a ponerse las cremas una semana antes, para toda la radiación solar que iba a chupar.

Bajo del tranvía y yendo al guardarropa veo a Cristóbal Ortigosa (CO42), que con este lleva 12 maratones este año (sí 5 menos que yo, pero lo peor que ha hecho es un tercer puesto), para él es más fácil, a las dos horas y media de empezar ya puede ir a que le hagan masaje, y además sin colas. La verdad, cómo corre el chaval, es una caña, y lo que me gusta es que le resulte fácil entregarse a ello en cada carrera. Hablamos un poco, y nos consultamos por los próximos maratones, Nottingham puede que haga él en septiembre, aquí venía invitado a dorsal y hotel (supongo que sin comidas, porque eso aquí es una morterada, al irme a Estocolmo me atreví a pagar un café, y por ver en la tele que había en ese bar del aeropuerto a las chicas del 20 km marcha, y me estuve dando el lujo de mirar la carta –con miedo a que sólo por eso ya me pudieran cobrar una pasta-, y la ingente cantidad de dinero que me ahorré comiendo en el apartamento, ya de las cervezas ni hablamos, a 10 euros, no me extraña que sean menos alcohólicos por estos lares, rápido me quito yo de ese vicio, sino fuera porque en sus Lidl las había a menos de un euro, hamburguesas a 20 euros (aquí no tienen que ir de prostis o de chulos, ¡menudos polvos te pegan comiendo!).

En fin que el muchacho se va, porque ya deben esperarle en primera fila, tiene dudas de si el circuito es duro, yo le digo que es muy soso, no me sonaba que se subiera y bajara mucho (luego comprobé que en mis recuerdos perdura más lo soso que la dureza, porque poco, pero se baja y sube continuamente), creo que él quiere ir a por marca, y en su defecto, si es posible ganar la prueba, ojalá que sí, yo no me suelo plantear lo de ganar las pruebas, supongo que debo ser un poco conformista. A continuación me encuentro con un español que conocí el año pasado, Manuel, que va con dos amigos más Esteban y el otro chico ya no lo recuerdo, y eso que me hizo el favor de dejarme vaselina (del Mercadona, a pesar de que los 3 viven en Helsinki), nos deseamos suerte, más tarde me saludarán cuando me adelantes en km2 o 3.

Dejo las gafas de sol en la bolsa del guardarropa (que está en un campo de fútbol, anexo al estadio donde es la meta, cerca del estadio olímpico, al que no podemos llegar porque debe seguir en obras), pues algo nublado que está y luego más es añadir gramos a mis kilos de más (que listo soy).

Me dirijo a la salida, y me sorprendo de ver en 2ª-3ª fila a CO42, puede que no gane, pero en mis pobres cálculos, dudo mucho que no esté entre los 5 primeros, y si se ponen a tiro, desde luego ganar, es muy fiable, seguro baja con claridad de las 2h30m. Me parece fatal que salga tan atrás, los keniatas sí están en primera fila.

Busco sitio para un último pis, y por obras han debido cambiar los urinarios de sitio, no me sobra tiempo (como siempre), fuerzo nudos cordones a ver si no me hago un junior (demasiadas veces se me han desatado durante las pruebas). Y por fin se da la salida, me doy cuenta rápido, que el año pasado también adelanté enseguida a gente que iba muy lenta (a 8 minutos o más), me sorprende en el primer km que noto que voy sudando ya. No sé si será por el clima o por la barriga y sus calorías extras que he ido depositando en ella.

Los primeros km es de mucho mogollón, paso el primero en casi 5m50s y aunque tiene algo de subida, está claro que mi lucha en el mejor de los casos será por 4h30m. es lo que hay (aunque no lo parezca, a mí me encanta hacer buenos cronos, pero no voy a dejar de ir a una prueba sólo por no tener opción de hacer marca personal. Así que procuro forzar el ritmo, viniendo del Veleta no tengo (dicho con respeto) ningún miedo a gastar todas mis fuerzas en un maratón, en el km3 hay una clara bajada y avituallamiento, aquí hay muchos puntos de avituallamiento, lo malo es que son sólo por un lado, y que como maratón popular con bastantes participantes, hay embotellamientos desde la primera mesa, aquí te dan el isotónico de la casa primero y luego al final el agua, dátiles y plátanos en medio y/o al final de las mesas. Por mi crono no hago mal tiempo, pues paso el 3 por debajo de 17 (mucha bajada en ese km3), aunque lo veo ya cercano a 17:30 al pasar por el letrero, ya vamos mal la relación gps y letreros, aunque luego no importará porque se vuelve loco el gps en algún km posterior que me lo da a 3 minutos y algo, así que sólo lo miraré para ver pulsaciones y ritmo de carrera  cuando indique el mío y no el de CO42.

Algún otro español más me saluda ( y también un sueco que me preguntó en Copenhague si la organización me pagaba todo), no porque me reconozcan de las portadas de los periódicos deportivos españoles, sino porque llevo la equipación del país que me vio nacer (pedazo de poeta cursi que estoy hecho). Reo que paso el letrero del 5 sobre 30 minutos, voy bien de fuerzas, aunque ya dije que el recorrido era soso, me sabe mal comprobar que no me equivocaba, ya estamos bordeando un parque por carril bici y luego atravesándolo, y la verdad es que el sol está muy presente, y hace calorcillo, que contento estará Timo sacando rendimiento a su crema solar, vamos bastante agrupados, pues somos bastantes, y no es igual de ancho un carril bici que un carril de tractores.

Parece que incluso aumenta el calor, y empiezo a echar de menos las gafas de sol, aunque últimamente, incluso con sol, las llevaba de sombrero. Hay bastantes fotógrafos y uno intenta no salir mal en las fotos, aunque la verdad es que milagros no hay, en una bajada que me tengo que cruzar de lado a lado por embotellamiento, e incluso con un salto para evitar alguna pierna ajena, oigo algo detrás que me resulta familiar, es un señor de no sé dónde, que me dice algo de not running, no hago caso y continúo bajando, rápido pero con un  pie permanente en el suelo, al llegar al puente me adelanta y va murmurando lo mismo y con un dedo afirmando su frase, moviéndolo en gesto de negación, aparte que no le comento lo petardo que es por no ir a 2m40s a su edad, no le importa ni lo que hago, y si le tuviera que importar, que aprendiese mejor sobre el tema, y en especial ese aire de autoridad recriminando, no sé si se habrá creído Lionel o Cristiano para hacer gestos de superioridad a las gradas rivales, pero bueno, es na’ de na’ que lo tengo en mente en ese momento porque la carrera es muy sosa, y calurosa.

Paso el km 10 en algo más de 61 minutos, va mal, pero no demasiado, aún aguanto ritmo cercano a 6 minutos, la cosa está en si mi cuerpo mantendrá ese ritmo después del km 20 o 25. El circuito es a dos vueltas, pero no iguales, la primera es de algo más de 25 km y la segunda es igual pero evitando los km del 13 al 22 aprox. Y curiosamente, que listos son estos tipos de aquí, para evitar que nos agobiemos, el recorrido que no repetimos en la segunda vuelta es donde más público hay, no querrán que nos distraigamos, y mejor que estemos por lo nuestro. Afortunadamente. hay por el recorrido varios puntos donde hay unos cuantos chavalines con los que hacer chocamaning, y eso lo hace más agradable. Sobre el km 12 pasamos un largo puente sobre el río, veo las súper tranquilas aguas, y me imagino que si alguien se cayera, y otro se tirase a salvarle, además de no pasarlo mal, el que se tirase podía luego continuar el maratón, pues estaría seco en 5 minutos tal como está pegando el sol (Timo a estas alturas ya tiene amortizada la crema solar, que debía tener en algún cajón desde hacía años), no sé ni para qué me vienen a la cabeza esas ideas.

El 15 lo paso justo por debajo de 1h33m y me parece que eso se va a traducir en más de 2h10m la media, eso sí es un tiempo flojo, y con malas perspectivas para bajar de 4h30m. No, yo no doblo (la chepa de cansancio alguna vez sí, pero el tiempo de la media a meta no, pues ya lo doy todo desde el principio y luego aguanto lo más mejor que puedo), si paso en 4h12m o así es muy imposible que baje de 4h30m. Intento aprovechar que hay público a ver si alegro el ritmo, pero la media la acabo pasando por encima de 2h12m. A ver si soy capaz de llevarme la contraria, ya en el 22 al regresar a la parte del circuito que son dos vueltas, estoy pendiente porque puede que nos adelanten los primeros, y efectivamente, no tarda mucho en pasar un keniata, muy aplaudido por todos, me voy girando, pues pienso que CO42 podría venir cerca, y así es, creo que unos 150 metros por detrás, como los judíos van a toda leche no soy capaz de saber si uno lleva mejor ritmo que el otro. Le animo todo lo que puedo, le informo de la distancia que le lleva (aunque como es una recta larga, él le tiene a la vista), ellos están ya en el km 39. Aunque no sé exacto el tiempo en meta que harán, me queda claro que van a llegar en menos de 4h30m. Mientras los pobres mortales seguimos peleando nuestras miserias, completamos la primera vuelta, y ojo, no nos ha llegado a pasar el tercer clasificado, CO42 y el keniata le han sacado un montón de diferencia.

Hay un japo que va a mi altura, y no hace más que agradecer al público los ánimos que le dan cuando va a mi lado, cada vez que oye Bravo España, o Vamos España. Me estoy echando unas risas, que de vez en cuando no vienen mal.

A punto de llegar al km 23 (y el 40 en segunda vuelta) hay un predicador pidiendo a quien le escuche (entendía que a los corredores, no había público en ese corto tramo) que pidiéramos a Jesús que nos salvase, como en una de esas pelis del oeste en que aparece alguien predicando descosidamente (y un poco pa’ alla), incluso me ve a mí y cita mi nombre y que le escuche para pedirle a Jesús que me salve, como si esto fuera el fin del mundo, aunque ya no me oyese, en vez de pedirle la salvación le habría pedido otra botella de agua, que en esos momentos me hubiese venido mucho mejor.

A casi 2h39m se me ha ido el km 25. Eso es cercano a 7 minutos el km. Fatal, el calor sigue pegando fuerte (pero no como en nuestra Andalucía, todo dentro de un orden), y las predicciones me están dando la risa tonta, vaya moreno deben estar pillando todos los corredores locales. Ya empezamos la segunda vuelta, me hago a la idea que todo es restar ya, incluso creo que, aunque no mucho, para nada, sí que hay algo más de público que en 2016. Mi ritmo se sigue resintiendo, a pesar de lo cual, empiezo a pasar gente, que debe resentirse más que yo. Llego al km 30 en 3h13m. Muy flojo, y ya me acaba de pasar el globo de 4h30m y se ha alejado sin que yo haya podido ofrecer ni resistencia. Ya sabía que era lo que había, y aunque en realidad no pasa nada, a mí en el momento me duele en el alma. Empiezo a echar cuentas y a esta velocidad no tengo ni claro que baje de 4h35m. Adelanto a una japonesa, que parece salida de algún anuncio raro, lleva mallas, pantalón corto por encima, por arriba también cargada de ropas y con muchos bultos, si en vez de japo fuese china, pensaría que lleva el todo a 1 euro encima para hacer business, y con el calor que hace, ya son ganas, no me extraña que vaya andando a ratos.

Lo más sorprendente es que del 30 al 35 adelanto gente, a pesar de no hacer ni un solo km por debajo de 7 minutos, mucha suerte voy a tener si bajo de 4h40m. Luego oí de gente que estaban alucinados, por haber hecho mucho peor tiempo que lo que preveían, y que la humedad había castigado mucho, imagino que algo de razón llevarán, aunque desconozco en cuánto me habrá afectado a mí, mi valoración personal es que es más culpa de lo morado que me pongo comiendo, especialmente cuando no puedo entrenar. El sol no ha pardo, e incluso pasado el km 30 apretaba muy fuerte, la verdad es que aparte de quedar mal con la interpretación del tiempo que tendríamos en la prueba, me ha sorprendido tanto sol y las relativamente altas temperaturas. Además tanto sube y baja, aunque sean cortos, castiga bastante las piernas.

Pues lo dicho, en el km 36 con más de 3h56m y por encima de 7 minutos, no veo claro bajar de 4h40m. Voy bastante chafadillo de moral, pues esfuerzo sigo poniendo mucho, no es que me deje ir, es que sin grúa no soy capaz de ir más deprisa. A por el km 37, nos dirigimos al `puente de aguas tranquilas, de repente el sol parece se esconde y nos da un poco de tregua, ya hay bastante gente caminando, se empieza a oscurecer demasiado (faltan más de 2 horas, para que se haga de noche), y sí, parece que al fin va a llover algo (qué pena de visionario que estoy hecho, “algo” me digo, me voy a enterar de lo que es ese “algo”), bajada para pillar el puente y la lluvia es inminente. Bueno, es km 37 y el esfuerzo que queda será costoso, pero en poco estaremos en meta.

Ya caen unas gotas, pienso que lástima de no haber ido más rápido (siempre tengo una excusa para haber querido ir más deprisa), no me hubiese mojado, además pinta de que igual llueve fuerte, ya caen las primeras gotas, 3 gotas caen, porque ya con la cuarta cae todo el repertorio, se pone el horizonte gris total, ni puedo leer el reloj, y la fuerza de la tormenta en segundos va in crescendo de manera increíble, ya estamos atravesando el puente, sigo marchando aguantando lo que toque, pero es no se puede aguantar, salgo desplazado a mi izquierda casi un metro, vamos todos acojonados, los que iban andando han recuperado las energías, y de andar a 9 minutos han pasado a correr a 5. Cambio el chip y marcho botando un poco para tener más estabilidad, todos en tensión para no ser desplazados. Es bestial, la lluvia más que de arriba parece que venga de los lados, incluso con dudas si el agua que nos abofetea viene del cielo o del río, porque ese remanso de aguas tranquilas que era en la primera vuelta, parecen aguas de esas apunto de desembocar en cataratas, creo que cualquier persona que hubiese caído al agua, estaría muerto en segundos. Que furor, da la sensación que el mundo se va a acabar (no creía que el mundo se fuera a acabar, pero sí la impresión de que así podría ser el día que se acabase), además en lo alto del puente, completamente desprotegidos, estoy seguro que si hubiera sido posible, muchos habrían abandonado ahí, pero es que el puente hay que dejarlo atrás cuanto antes, marcho y boto (no corro, pero voy dando botes, así veo que voy más estable) y con los músculos en tensión para no verme sorprendido por algún golpe de agua (no es granizo, pero golpea como si lo fuera), imagino que al resto también pero esos 300 metros (o menos, no lo sé) de puente se hacen eternos, estamos a merced del tiempo si le da por golpear aún con más dureza. Pienso que si eso lo estuviera filmando alguien, serían imágenes espectaculares, aunque temo que a poca distancia que pudiera haber, no se vería nada en la filmación. Se acerca el final del puente, sigue el agua ametrallándonos, pero creo que ya lo dejamos atrás y supongo que los edificios nos protegerán un poco. Realmente no sé a qué velocidad vamos, creo que mucho más rápido, pero con lo que se nos echa encima el agua, puede que sea mucho menor. Estoy alucinado, porque hay varias chicas, y aunque están también muy asustadas, han resistido bien los golpes de la tormenta. Y se nos acaba el puente, supongo que habrá pasado un minuto y algo, tal vez dos, pero se ha hecho largo, muy largo. Temíblemente largo. Por si no me he explicado, no tenía miedo de que se viniera el puente abajo, era muy sólido, otra cosa éramos los peleles que íbamos por encima del mismo, pues una sensación de pelele era lo que tenía en mitad de lo que estaba cayendo.

Dejado el puente, aunque sigue cayendo, o llegando, la tormenta muy fuerte, son  sólo multitudes de aguas 8en el puente se sentía uno como un pelle, desprotegido y a merced del temporal), hay que saltar charcos de vez en cuando, que no lo ves hasta que no estás dentro, hay corredores que buscan refugio debajo de balcones, o en portales, aunque la mayoría prefieren correr todo lo rápido que pueden para acabar cuanto antes, no sea que esto pueda empeorar (sólo que siga así ya parece un horror), al menos durante 5 minutos sigue cayendo muy, muy fuerte, y con rayos y truenos (no sé si centellas, porque no sé muy bien como son), o esa sensación tengo, llevo delante un corredor que tiene tatuajes por todas partes, y no sé la razón, pero creo que es mejor dejar que se vaya o adelantarle, porque con tanta inscripción grabada en la piel, como caiga un rayo va a ir directo a él (no tiene lógica, pero es lo que se me ha ocurrido). Imagino que ya me voy acostumbrando al tiempecito. Decía yo que era un maratón soso. Joroba con Hell Sinki. Cómo son aquí para animar una carrera. En el siguiente avit, aún está algún voluntario valiente procurando que no falte nada en las mesas. No falta, por su labor, y porque me parece que muhos ni pierden el tiempo cogiendo nada, ya es km 38. Ha pasado un mundo, y 6 o 7 diluvios desde que empezamos a cruzar el puente (un bridge over troubled waters en toda regla). Imagino que así, pero mucho más duradero debe ser cómo lo pasan en esos tifones o temporales donde se pierden poblaciones enteras y por desgracia, vidas humanas. Continúa lloviendo muy fuerte, pero al menos ahora estamos pasando al lado de viviendas, y estamos algo más protegidos, el público y voluntarios también se refugian dónde pueden. No sé en qué momento, creo que ha debido aflojar la lluvia algo (o es que me he acostumbrado, probablemente lo primero), tengo miedo por las zapas, sólo me falta que se me echen a perder, precisamente una semana después de haber perdido unas.

Estaría chulo, que alguien hubiera hecho fotos a los fotógrafos que aún estaban al pie del cañón haciendo las fotos, muy protegidos ellos y las cámaras, pero tuvieron que pasarlo mal un rato.

Km 39. Aprox. Es donde la vuelta anterior nos adelantaron los líderes de la carrera, ojalá haya podido ganar CO42, aunque los jodidos con el rollo de que ellos van muy rápido se han librado total del purgatorio que estamos viviendo, si les preguntan dirán que ha hecho un calor excesivo para hacer buena marca. Y nos viene un km en el que salvo algún túnel corto no tenemos protección (bueno, no tenemos algunos, porque me adelanta la japonesa de las mil ropas, y ahora lleva un chubasquero puesto, y yo que me reía, seguro que lleva más cosas para más contingencias), continúa lloviendo fuerte, apunto de llegar al 40, el predicador ha desaparecido, ahora entiendo que quería que le pidiésemos a Jesús que nos salvara. No, no pretendo hacer chachondeo con el tema ni faltar al respeto a quien sea muy creyente, pero es que también tiene su guasa. Continuamos, las ppm ya han subido, entre la tensión y el aumento de velocidad, del cansancio no se acuerda nadie. Llegamos al 40, y veo unos buzos que están rescatando la alfombra de paso del fondo del charco donde está (luego veré los tiempos, y en el 40 aparecemos muchos con 400 puestos menos, que luego en meta volvemos a tener como debía ser, la alfombra, la pobre no debía ni saber nadar, ni era mágica para salir volando, y ha quedado hecha un churrillo la pobrecita.

Ahora tocan otros 600 metros o así sin protecciones, y nos mojamos bastante, aunque voy marchando sin botes, alguno tengo que dar por algún que otro charco inmenso. Sigue el cielo gris y llueve bastante fuerte aún. Pasamos ese tramo lo más rápido que podemos todos (desde el puente no recuerdo ver a nadie andar), y entramos en un parque, por el carril que hemos ido en la primera vuelta, hay un letrero de cortado, pasamos al carril de al lado, y al poco vemos ramas enormes y gruesas que se han desprendido de uno o dos árboles, pienso que ojalá no le haya dado a nadie, pues seguro que había paso continuo en todo momento (más tarde al no leer noticia alguna, imagino que a nadie debió golpear al romperse y caer, esas ramas. Yo creo ahora que algo si ha bajado la fuerza de la lluvia, simplemente llueve entre regular y bastante. Es ya último km, dejamos el parque y cruzamos una carretera ancha, ya ha bajado la lluvia bastante, pues incluso alguno vuelve a andar. Nos acercamos a menos de 500 metros ya del estadio, sí está claro que bajo de 4h40m y sobre todo que el cielo no se ha venido abajo.

Alcanzo a un señor más mayor y bastante doblado, al que no se le ha mojado nada la camiseta, bueno, eso supongo yo, es que no lleva ninguna, con más de 70 años lleva un ritmo muy decente y uniforme (a mí me pasó después del km 30) y muchos le animan por su apodo, que ya no recuerdo. Trato de hacer el mejor tiempo posible, no me gustan los últimos metros dentro del estadio (campo de fútbol), porque son de hierba y muy incómodos para marchar, pero también son pocos, unos 100 metros, al entrar y según piso hierba oigo mi nombre por los altavoces, y aunque es verdad que mi finlandés está a la altura de mis nociones de conducir coches (no tengo carnet, de conducir, quiero decir, el de identidad sí lo tengo, a pesar de que no me lo querían hacer al principio, pero eso es otra historia), creo que comenta que llego marchando o habré hecho toda la prueba marchando o algo así.

Hay dos líneas, imagino la de meta es la primera, los arcos no sé si los han quitado o han volado, o han volado mientras los quitaban, ya estoy en meta. Vaya con el maratón soso y la madre que lo trajo al mundo. 4h38m07s netos. Ya sé que el tiempo es malo, pero para cómo iba de ritmo, y sabiendo lo zampabollos que estaba hecho al llegar a la línea de salida, más que según muchos las condiciones de humedad (y tan humedad, se me ha mojado hasta la equipación de forofos, y eso que la dejé en Madrid) eran duras. 155  ppm y 4740 calorías (de nuevo por encima de mil por hora, aunque sea en consumir calorías, mola pensar que llevo un ritmo de mil por hora), me ha dado 44,24 pero no es fiable, a eso no le he hecho ni caso, pues me dio unas cuantas veces que iba a menos de 3min/km. Puesto 1318 de 2230 llegados a meta y con 312 que tomaron la salida pero no llegaron a meta (no sé si abandonaron por temporal, mal estado o lesiones varias, de todo habría, aunque es mucho abandono, 13%). Y yo que creí que me aburriría como una ostra, estos señores no saben qué hacer para distraerle a uno, menudo parque temático. Es cierto, que creo que lo debimos sufrir más los que pillamos los peores momentos estando en el puente, pero creo que a nadie debió hacerle gracia.

Sigue lloviendo, pero ahora mismo es chiri miri, pero ya va uno muy mojado, estoy deseando pillar la bolsa, ponerme la camiseta del veleta y el cortavientos que llevo, a ver si entro en calor. Pillo la bolsa que nos daban (dentro llevo la mochila y el cortavientos), me preocupo, porque pensaba que o bien las habrían movido o bien habrían hecho algo por taparlas de la posible lluvia prevista. Veo que debajo de las gradas del campo de fútbol han montado mesas de fisios, y “me apunto” pienso, a ver si sobándome las piernas entro en calor (me preocupa el no llevar pantalón de chándal y con lo frío y húmedo que está todo, se me estropeen las patas, con lo que aguantan las pobres). Me da el masaje una chica muy amable, y creo me sienta bastante bien, acaba y al sacar las cosas de la bolsa, está casi todo empapado, el cortavientos chorreando, el billete de tranvía para la vuelta inutilizable (o eso pienso), la camiseta del Veleta seca, me la pongo y luego el cortavientos, que de momento más que abrigar, me parece me está remojando otra vez, pero bueno, no entiendo que no tengan alternativa conociendo las posibilidades de lluvia (y más si saben que puede ser así de intensa) que no habilitaran espacio debajo de las gradas del campo de fútbol. En fin, pensaba pasar por el súper para comprar sobres de café (sólo de pensar en tomar café caliente me estoy poniendo), pero no, directo al apartamento para no enfriarme.

Pues en el tranvía no, está cortada la línea por el maratón, la mayoría que iba a cogerlo se van a buscar un regreso alternativo y yo, no, pues ni siquiera recuerdo (no me molesté en saberla, sabiendo el camino) el nombre de la calle, es una palabra de esas a lo supercalifragilisticoespialidoso, pero con h, k, j, y esas consonantes que usan aquí. Como mal menor, recuerdo el camino del tranvía, confiando que a cierta distancia, ya funcione la línea, pues es sólo muy cerca de meta donde pasa el tranvía. Asía ando y ando, frío, llueve a ratos, aunque ya nunca con mucha fuerza (no me extraña es que no le puede quedar fuerza ya), hasta un punto donde sé que tanto la línea que cojo como otra (la 8 y la 6), me pueden llevar al apartamento, que tampoco está ya muy lejos (unos 3 km andando me he pegado, se cuenta rápido, pero fueron bastante incómodos, y procurando hacer movimientos para que no se me congelaran las piernas, que bastante castigo llevaban ya este día). Antes de cogerlo, como hay un Lidl (al que había pensado ir en inicio), entro y cambio planes de cena, además de ver que no tienen monodosis de café. Cojo el bus y no me puedo creer que ya se han acabado todas las desventuras, llegué a meta sobre las 7h38m y ya son más de las 9, es de noche y calorazo no hace, afortunadamente las piernas han entrado en calor por andar y con los ejercicios que iba haciendo a ratos, para que no se enfriaran más.

Estoy en el tranvía (el billete traté de picarlo y creo que ni lo reconocía, pero bueno, no me preocupé, pues estaba pagado honradamente), y veo que se mete por unas calles que no reconozco para nada, me sorprendo y espero un par de paradas, hasta que bajo (ya no quedaban más pasajeros) y empiezo a deshacer un camino que no reconozco, vuelvo a la calle principal y tampoco es esa, o eso creo (y creía bien), voy a buscar la parada y regresar, pero no comprendo nada, las únicas paradas que veo son del 1 y del 7, pero cuando voy de un lado a otro, veo pasar tanto la línea 6 como la 8, flipo, después de mucho rato que voy para un lado y el otro decido regresar y llego a donde lo cogí, allí espero un 8, y descubro que llega, nos subimos bastante gente, el conductor dice algo por los altavoces (probablemente en finlandés, pues no entiendo nada), y después de oír varios chasquidos de labios se baja todo el mundo, acabé deduciendo que el tranvía debía ir a su destino final, pero por otro camino, ni me lo podía imaginar. Un horror, finalmente consigo, por whatsapp la dirección de apartamento y cojo un taxi (9 euros y pico de bajada de bandera, por mí la podía haber dejado subida, claro que algo así me esperaba), no estaba nada lejos, pero bueno, acabo llegando, entro en el apartamento a las once menos cuarto de la noche, vacío la bolsa, lo mojado a un lado, yo a la ducha caliente, y cuando acabo a secar el cortavientos, las deportivas (todo el camino post prueba con las chanclas, las deportivas parecían un submarino hundido, del agua que llevaban). Y cuando todo quedó en orden, unas cervezas (compradas en el súper, presupuesto de la de bares imposible) con aceitunas hasta que me relajo, bueno bien está lo que puedes ver que acaba.

Leo a bastante gente que dice les afectó mucho la humedad (y no me refiero ya al cuarto de hora del fin del mundo que tuvimos), como soy tal que así y no entiendo de ello, no sé si me afectó o no, para mí eso son circunstancias de carrera. CO42 llegó 2º a sólo 7 segundos del ganador, y el keniata que entró 3º lo hizo a 10 minutos de ellos (e iba delante de CO42 por el km 18).

Ya digo que temo mucho las logísticas en los maratones, cuando no son cosas que pasan son errores míos, pero también de todo se aprende, a ver si lo memorizo y no se olvida. Cuando me dicen lo duro que es hacer tantos maratones, estoy de acuerdo, pero más pensando en las cosas que pasan que no en cascarme los 42 km. El maratón es como una aventura, aunque creo que este sábado fue más bien una odisea, o epopeya. No me importaría que el próximo fuese más tranquilo, claro que está ya previsto que debería llover durante toda la prueba, veremos que sucede en Reikiavik.

Dejo algún  link con imágenes en foto o vídeo, de lo que allí cayó, menudo sábado para hacer un maratón en HellSinki. No sé si valen más que mil palabras, pero son los testigos de lo que he contado que viví, ninguna es del momento en el puente, pero sí de otros momentos en otras partes del circuito y los resultados que dejó a su paso:


https://twitter.com/JohannesPuro/status/896403629996994561 estos están llegando al estadio que se intuye al fondo, unos 300 metros les faltan.


https://www.youtube.com/watch?v=TzDtJsxDWkE  https://www.facebook.com/ziyad.rahim.39/posts/10154606741286822?pnref=story estos corredores debían ir 4-5 km detrás de mí, paso por parques y los resultados que dejó. Increíble que no hubiera ninguna desgracia.


http://www.hs.fi/kaupunki/art-2000005323534.html?share=fa6bb4f90eacde8e2d17fe9ec445f6ec varias fotos de la tormenta y los efectos que dejó. Muchos árboles caídos.


https://www.youtube.com/watch?v=M9gD_7srDNk Vídeo de la tormenta y más árboles caídos
« Última Modificación: 24 agosto, 2017, 12:52:20 pm por Julián11 »
17 agosto, 2017, 11:29:57 am
Respuesta #3
  • Abuelo
  • ****
  • Mensajes: 103
  • 8
gran crónica Julián ( como siempre)
Menudo contraste con la subida al Veleta.
Impresionantes las fotos y videos de la "tormenta" que os cayó.!!!que peligro!!
Por cierto, ¿Cuantos maratones  llevas este año? ( he perdido la cuenta).
 CHACHI  Grande Julián
un saludo.
17 agosto, 2017, 22:15:33 pm
Respuesta #4
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
gran crónica Julián ( como siempre)
Menudo contraste con la subida al Veleta.
Impresionantes las fotos y videos de la "tormenta" que os cayó.!!!que peligro!!
Por cierto, ¿Cuantos maratones  llevas este año? ( he perdido la cuenta).
 CHACHI  Grande Julián
un saludo.

Muchas gracias.
Este año Por ahora en distancia de maratón o superior, son 17 maratones (62 total), 2 de 50, una es la XL del Veleta (5 de siempre, 2 son Veleta) y una de 6 horas (55 km).
A ver por dónde podemos seguir.
« Última Modificación: 17 agosto, 2017, 22:44:15 pm por Julián11 »
25 agosto, 2017, 16:16:00 pm
Respuesta #5
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 253
  • 11
  • No guts, no glory!
Julián, eres casi el Jesús Calleja del foro... te metes en todos los "fregaos"
Enhorabuena y un abrazo tío!
MMP 5K 19' 40'' (16/06/18) San Juan
MMP 10K 40' 58'' (18/06/16) San Juan
MMP 21,1K 1h 27' 11'' (25/03/18) Valencia
MMP 42,2k 3h 11' 01'' (11/03/18) Barcelona


No guts, no glory!
26 agosto, 2017, 11:23:20 am
Respuesta #6
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Julián, eres casi el Jesús Calleja del foro... te metes en todos los "fregaos"
Enhorabuena y un abrazo tío!
El Calleja este no debe ser el de los cuentos, supongo.
No sé si me meto en los fregaos o son ellos los que buscan la suela de mis zapas, para estar bien protegidos del sol y no secarse.
 

Información corredor

 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Corredores en linea

  • user raj
  • user Google (5)