Welcome to FOROFOS DEL RUNNING

FOROFOS DEL RUNNING

Eventos Vinculados

  • [2017] MARATON DE ISLANDIA - REIKIAVIK: 19 agosto, 2017

Autor Tema: [2017] MARATON DE ISLANDIA - REIKIAVIK  (Leído 2189 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

02 julio, 2017, 20:59:03 pm
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11

      
MARATON DE ISLANDIA - REIKIAVIK

Sábado, 19 de Agosto de 2017
Hora: 08:40
Pais: ISLANDIA
Provincia:
Población: REIKIAVIK
Lugar de la salida:  Lækjargata street
Lugar de la meta: Lækjargata street
Distancia: Maratón
Web oficial: http://marathon.is/reykjavik-marathon
Cuota de inscripción: 10900 ISK (99 euros aprox.)
Enlace a inscripciones: https://skraning.marathon.is/pages/rmskraning/?iw_language=en
Otros datos de interés: Entre sábado y domingo, hay más pruebas: 3 km Fun Run / 10 km / Media maratón.
Salida conjunta de maratón y media.
Más detalles en su web.
02 julio, 2017, 21:02:18 pm
Respuesta #1
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Inscrito, mañana último día antes de que suba precios.
No sé mucho de este maratón, es asfalto y no será muy caluroso.
Aprovecho que estaré en Suecia para hacer el de Helsinki (otra vez) y éste.
24 agosto, 2017, 20:15:22 pm
Respuesta #2
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Cuando hago varios maratones seguidos, el problema para mí, no es recuperar, es la semana intermedia, en este caso llegaba el domingo a Estocolmo, y allí no pude entrenar en condiciones (y para entrenos de chiri miri no me sobra el tiempo). El miércoles fuimos al sur de Suecia, a Trelleborg, y allí al menos, en un gym el jueves me pude dar una buena paliza, pero en conjunto, como mal menor será un apaño, pero como progreso y mejora nulo total. El viernes cogía el avión en Copenhague (eran 4 paradas con un transbordo, de tren de cercanías) con horario muy malo, salía el avión a las 12:30 y llegaba a las 14 horas (que para mí eran como las 16h, pues en Islandia son dos horas menos que en Suecia). Me tocó ventana y las dos últimas horas, me puse de portero de un baño, porque no aguantaba más sentado, las rodillas hechas polvo (viajaba en Wom, que te cobra hasta la maleta esa que subimos todos, yo no creo repita con esa compañía, porque te acaba costando un pico más por el equipaje de mano), cuando tuve que volver, la chica de delante había echado el asiento a tope hacia atrás, y su espalda y mis rodillas tuvieron ahí unas fricciones, que no pasaron a mayores, pero que agobio. Al llegar al aeropuerto de Reikiavik, otra hora larga de bus a la ciudad (me senté al final en el centro, para poder estirar las patas –sin dejar de respirar- y como se llenó el bus, al final en el asiento de al lado, que estaba vacío, llegó una señora muy simpática, probablemente la más ancha de caderas de la isla, y aunque se sentó a mi lado, lo hizo en su asiento y un trozo del mío, pero no podía decirle nada, estaba sentada correctamente, sólo que tenía un diámetro importante), con lo cual, básicamente comí bastante antes de subir al avión, y sándwich y pasta en tapper. Luego de dejar las cosas en apartamento, muy céntrico, a por dorsal. La feria del corredor allí es muy islandesa, había mogollón de puestos que te daban chupitos de isotónicos suyos o bebidas naturales, así como trozitos de barritas y unos batidos de cacao, que lamenté mucho no pudieran disfrutar mis hijos. Eché allí un rato de la tarde, la merienda. La camiseta, no pasará a la historia, sosa, incluso por las que vi a algunos, creí que igual pasaba como en Oporto, que en meta nos daban una muy chula de finisher. Debía esta fumado yo, cuando pensé eso, supongo que alguien las debía vender por allí.

Muy amable todo el mundo, eso sí. Me dio la impresión de ser un evento muy local, por cómo estaban encarados los stands. Habiendo bastantes, creo que de los pocos que había de carreras, eran todos de su isla. No estaban ni Valencia, ni Sevilla ni Oporto, que van a todas las que pueden (un poco como yo, imagino que con algo más de presupuesto). El turismo ya lo hice yendo y viniendo del dorsal, la ciudad es en edificaciones muy llana, no hay edificios altos, aquí crecen a lo ancho y sin prisas. Era bonito, porque casi siempre ves unas montañas muy llanas, como si fueran mesetas, en el horizonte, y eso se me hace raro verlo siempre desde una ciudad. De vuelta paro en un súper, para completar la compra de esa noche y sobre todo comida cena del domingo. Me habían dicho que aquí era muy caro, pero no he visto grandes diferencias de precio con algunos sitios de España, como el Bulli. Joé, qué estacazos te pegan, por el salami (3 euros y pico por 100 gramos), el pavo, ya de la carne ni hablamos. La cerveza, más barata, creo que por el norte en los súper sólo te venden con menos de 3% de alcohol (y por debajo de 1 euro la lata de 0,5 litros) y hay que ir a licorerías a comprarla si quieres de más graduación (y me imagino que muy distinto precio), luego en los bares te cuestan de 8 a 12 euros (no incluye cama ni preservativo).

Ceno la pasta que llevaba y un par de sándwiches, y no sé si al final era mucha pasta. Esta vez, sí me duermo rápido, pues por el cambio horario (podré justificar jet lag, aunque sea por dos horas ¿o no?) a las 12 ya eran las 2 de la madrugada en mi cuerpo. Duermo más de 4 horas, que es casi una novedad en un maratón que se dispute por la mañana. Me levanto, desayuno algo de pan de molde integral con margarina y nutella que había por allí y un par de barritas energéticas. Y a descansar hasta la prueba. Cuando ya salgo, es con el tiempo justo, pues todo es a 600-600 metros del apartamento, me noto pesado, creo que estoy empachado, vamos bien, una vez más, pero es lo que hay, esa sensación no se va a pasar ni yendo al baño. La bolsa la dejo en un cuarto de un edificio cercano, en el que tenemos que pedir que nos la numeren de alguna forma, por ellos, se dejaba allí y punto.

A la salida, saldremos la MM y maratón juntos, y creo (no estoy seguro) que casi una hora después el 10 km. La hora de salida es a las 08:40, un poco rara, pero bueno. Hace un día soleado (10 días antes se preveía lluvia todo el día, pero la previsión fue cambiando a mejor. O eso, o que ya nos echaron todo el agua en Hellsinki y ya no les quedaba), pero fresco (8-10 grados), el circuito lo he mirado poco, porque digamos que al no conocer la ciudad no significa nada ver por las calles que va. Eso sí, hay algo de cuestas, pero son poca cosa, diría que como Barcelona o menos. Pues lo que hay es lo que hay (tantos años estudiando en el cole para llegar a conclusiones tan profundas), la culpa es mía, otra lección que aprendo (esta vez, una más, ya repetida). A ver qué soy capaz de hacer, quería luchar por 4h30m y no sabía si sería posible, o si incluso iría sobrado (bueno, más de una vez sí me parece que sobro). Me acerco a partes relativamente delanteras (a unos 10-15 metros del arco de salida), y estiro, luego veo y saludo a otro español, que lleva la equipación también, en su caso de camiseta blanca, de España. Yo siempre llevo la roja cuando compito en el extranjero, o en los 4 majors españoles. Nos saludamos y deseamos buena suerte. Ya van a dar la salida.

Se da, somos muchos, imagino que debe haber más gente apuntada a la media que al maratón. Salgo pesado, sabiendo que es un hándicap, pero que como ha pasado varias veces, habrá que acostumbrarse, procuro ir rápido, a ver si el primer km me da moral. No nos sobra mucho espacio. Aunque el día está fresco para los que venimos del calorazo, tampoco siento frío, me va saludando algún español que me adelanta, hay pocos inscritos, pero imagino que varios de los que me pasan serán de la media. No muy por debajo de 6 el primer mil, ligeramente ascendente, y el segundo algo descendente algo más rápido, creo que paso sobre 17 el 3. Me saluda primero un italiano, y luego varios corredores, que me preguntan si estaba en HellSinki, les digo que sí (entiendo que igual que ellos, no creo que me viesen en la portada de la Gazzetta dello Sport, L’Equipe u otros periódicos europeos de relieve), nos deseamos suerte y seguimos.

Esos primeros km hay varios puntos de animación, además de gente animando en las puertas de sus casas, están bien, mucha marcha, Eye of the tiger, Carros de fuego tocado en un órgano suena muy chulo, y más música, tirando a pop y rock. Además de muchos ánimos y ruidos que hacen los que nos animan. Con bastante esfuerzo llevo un ritmo penosín, además empiezan a separarse los pasos de gps de los letreros, el 5 lo paso en poco menos de 30, así que ya ni a 6 minutos voy. Los avit en principio son de mesas con vasos de powerade con powerade y a continuación con vasos de powerade con agua 8así toca a veces preguntar por water, y no me refiero para ir a desalojar. Bastante gente animando nos lo hace más distraído, y ya vamos algo menos apelotonados, siempre son calles con casas bajas porque aquí todas las casas son bajas. Sí que hay unos cuantos niños chocando manos y hasta algún adulto, ahí estamos en todos los que vemos.

El km 10 ya lo paso por encima de 61 minutos Intento pegarme a uno que lleva música y está sonando el Born to run, pero acaba de hablar con otro, y pega un esprint que le hace desaparecer de mi vista. En estos maratones nórdicos hay mucho yankee y mucho japonés, me sorprende, que vayan mucho más a estos que a los de España, pero se ve que entre sus virtudes no estaba la de saber escoger los maratones que uno no debe perderse. A los yankees que te adelantan es fácil reconocerlos, 30 metros antes ya les oyes conversando en voz musicalizada y elevada, si oyes dos voces, es que hablan entre ellos, si oyes una, están hablando con alguien de otro país, aunque en ocasiones también es que se hacen el maratón entero hablando por el móvil con cascos, lo vi en HellSinki. Aquí, antes de empezar, entendí que anunciaban por los altavoces que móviles y similares estaban prohibidos (creo que los mp leches también), pues me parece muy bien, no sé en una carrera de orientación con riesgo a perderse o caer lesionado en la nada, pero desde luego en pruebas de asfalto, creo que sobran, aunque pueda parecer extremista en mis opiniones.   Que conste que para entrenar soy incapaz de hacerlo sin música (mis entrenos no son multitudinarios), que acompaña y motiva lo suyo. Además a algunos de estos americanos, por el volumen que emplean, pueden colgar y seguir hablando, le van a oír lo mismo (he de imaginar, que deben hablar con otra persona que no es estadounidense y así el corredor necesita el móvil para oírle).

Muchos ánimos para España me da la gente cuando me ve con la roja puesta, en ocasiones lo oigo habiendo pasado hace varios segundos, no dejo de levantarles el pulgar. Sigue habiendo chiquillos poniendo la mano, y eso es buen síntoma, pienso.

Nos vamos a una calle (o carretera, muchas veces no hay diferencia), de doble dirección, por ahí volverán los de la media, y hasta algún punto nosotros. Llega en el km13 una buena cuesta, espero encontrarme más cómodo en ella, ahí adelanto a un chico, que enseguida se pone paralelo a mí, aprieto algo más el ritmo y sigue de igual forma, no es pique, creo que le ha debido gustar mi ritmo, y trata de engancharse a él, sigue a mi lado, y creo que me ayuda a que el ritmo sea decentillo durante la subida, no sé la razón, pero subiendo llevo a proporción mejor ritmo que en el llano. En un pequeño descanso (después de 1 km a mi lado) veo que se queda, me extraña, pero bueno. Llegamos en el km 16 a un giro de 180 grados y regreso, veo que queda mucha gente detrás de mí, aunque parece que la gran mayoría de los que van detrás son de la media. Incluso, aunque trato de aprovechar la bajada, me adelanta el chaval que había ido a mi ritmo, algunos metros detrás procuro ahora aprovechar el suyo, pasando gente sí que voy, desde luego. El km 15 lo pasé sobre 1h33m eso es malo, pero ahora viene terreno más favorable (por mi gps iba mejor, pero ya se han ido separando los pasos de letreros y de gps, lo malo es que ha sido en kms de golpe, no poco a poco en cada paso, lo cual me lía más). Los tiempos se me van a peor, y con ese parcial podría estar muy por encima de las 2h10m en la media y por tanto ni acercarme a 4h30m. Terminada la bajada, justo después de otro punto de avit (km 18) nos separamos las dos carreras, ellos regresan por donde vinimos (los de la media) y nosotros giramos a la izquierda.

O hay milagro, o en muy pocos segundos veo que la gran fiesta del maratón no es por donde vamos, es por donde se ha ido la media. De los muchísimos que éramos, quedamos bastantes menos, ya más esparcidos, y casualmente nos llevan calle arriba por senderos de estos para peatones y bicis, se ha acabado eso de ir por el centro de las calles, eso es para las pruebas importantes (la media, y supongo que luego los del 10), animación no nos va a faltar, siempre que nos contemos chistes unos a otros. Vamos, que nos han dejado tirados, la carrera importante era la otra, y la nuestra, como pasa en otras, sólo es un reclamo para reclutar corredores, ahora tienen que llevarnos sin que molestemos mucho a completar el resto de la distancia.

Moralmente me quedo jodido, me parece muy injusto, no estoy en contra de que se celebren los maratones con otras pruebas, para que pueda haber participación para todos, pero otra cosa es que parezcamos el hermano delincuente y mejor escondernos de las visitas. Luego eso sí, oiré hablar de los 14000 participantes que nos hemos concentrado en esta fiesta del Running (unos 1300 llegados a meta en el maratón, es decir menos de un 10% de tarados). No me importa hacer un maratón que sea solitario, las Vías Verdes son cojonudas (hago pocas porque casi ninguna es de asfalto), pero no engañan, no te venden la burra. Me huelo que este maratón va a ser como el de Liverpool, excursión por parques y jardines del extrarradio, con la diferencia que aquí no nos hace falta puntos de animación, con rememorar los de los 18 primeros km ya vamos sobrados.

Entre eso y que es un tramo cuesta arriba, me asusto mucho de cómo se pueda quedar reflejado mi ritmo, y más pensando que suelen ser mis peores km del 13-15 al 30. Afortunadamente hay un pequeño grupo de españoles animando, ya estaban en el km13 y animaban mucho a todo el mundo y aun más que me animaron a mí, aaquí me vuelven a animar un montón, y eso sienta muy bien. Vamos por carriles paralelos a los coches, y nos acabamos desviando a un parque, ¡qué raro! Sobre 2h05 paso el 20 y veo que los avit también han cambiado, como ya sólo estamos los parias del asfalto, las mesas se han reducido mucho, para el powerade que viene primero no, pero para el agua he de pararme para coger, te lo pasas de largo (y como es habitual hay algún corredor en el bar, en la barra, y hay que esquivarlo). Para colmo, además de plátanos, dan algo que todos habíamos solicitado repetidamente pero que nunca nos daban, pepinillos, abiertos en vertical, casi pensaba que eran calçots (calsots), alucino, había cogido antes un plátano, pero ya se me han quitado las ganas (luego hay quien me dice que también daban arenques, me lo creo, claro), y luego dicen que yo soy raro.

Justo en la media hay unas chicas jovencitas como punto de animación a lo cheerleaders, personalmente creo que están aburridas ahí donde las han colocado, aunque no paran de hacer cosas y animar. El paso de la media es justo por encima de 2h12m fatal, significa hacer el resto en menos de 2h18m y si he tardado eso en la primera media, más fresco y con mejor circuito está muy negro el asunto, estamos en una zona que nos han llevado hasta ahí para rellenar km. Será parque, pero no hay ni Cristo. Supongo que debo ser un sensible, pero me resulta deprimente.

Damos una vuelta a ese parque y volvemos a buscar, yendo por encima de la acera otros caminos y senderos de peatones (a veces también de bici, a veces los de la bici tienen el suyo), aunque luego no lo era tanto, tenía la sensación de ir parado y a peor. A ver si pasan algunos km más y me remoralizo con el acercamiento a meta. Tengo la sensación que estamos en el culo del pueblo (de la ciudad) en la punta más distante del inicio. Trato de pensar que sobre el km 35 volverá a coincidir el circuito y eso será más agradable y dará más fuerza a esos últimos km. Hay un k m de subida y hay me acerco a los 7 minutos, me asusto y trato de apretar, que en poco más de 10 minutos ya estaré en el km25. Creo que después de cruzar un puente con subida y luego bajada muy fuerte mantengo ritmo de la bajada, y mejoro algo. Alcanzo al español que había saludado en la salida, le pregunto si está bien (no me cuadra adelantarle) y me dice que sí, que por varios esguinces que ya tenía, le ha tocado regular. Otro avituallamiento en el que o no coges casi agua o te paras, en este cojo poca, porque ahora que me veo rápido, no quiere se me pierda el ritmo.

Llego al km 25 en 2h37m y poco. Echo números, eso son 7 minuto por encima del promedio de 6 y me deberían quedar algo menos de 10, por perder del ritmo de 6 min/km) para estar por debajo de las 4h30m. eso sería algo más de 6:30 el km. Con el paso de los km l mirar el ritmo me sirve, aunque en algunos pasos no vale de nada, pues aumenta la diferencia entre mi gps y los puntos de paso. Estamos por otro parque, casi eterno, y alguna persona suelta hay animando, que se agradece, incluso hay puesta en un radiocasete portátil una canción en español, qué curioso, cuando acabo de pasar me doy cuenta que aquí no la han prohibido (creo que sí en un par de países del norte de Europa), el despacito, luego dicen que no, pero es que van a por mí, no es justo.

Salimos del parque y vamos por un camino que coincide con bicis (lo cual es un follón, no las ves llegar por detrás, ni las oyes, y parece que seas culpable de estar en medio), estamos en una zona que ya tenemos el mar a nuestra izquierda, por ritmo no voy mal, pero muy incómodo, pues el estómago me pesa mucho, y ahora creo que si se vacía iría mejor y sobre todo menos molesto. Paso el km 30 en 3h08m40s y aunque cueste sufrir, parece que las 4h30m no se deberían escapar, si hago parada rápida, aún puede ir mejor, pues me está fastidiando ya bastante, a los 500 metros de pasar el 30 hay avit con baños no ocupados (en el inicio de la prueba sé que lo estaban, porque había colas), entro y entre pis y demás se alarga demasiado la cosa, incluso veo que la sensación de empacho no se va a ir. Ha tardado mucho el asunto (esto lo tendré que consultar con algún corredor muy experto en el tema y que me aconseje para futuras ocasiones), sobre dos minutos he perdido ahí, salgo con ganas de recuperar el tiempo perdido, pero el ritmo incluso no es el de antes, moralmente duele, supongo es normal, son ya 30 km en las patas y a pesar de que aguantan lo que les echo, no son hacedoras de milagros.

Echando cuentas, tengo que mejorar bastante el ritmo, pues no puedo esperar llegar al 40 a hacer los mejores parciales, me desgasto todo lo que puedo, si es que me queda algo por desgastar. Animación nula, claro, a ver si ahora al llegar al 34-35 mejora al volver al circuito. Acabaré pasando el km 35 sobre 3h43m y poco y me da que en lo que queda he de ir por debajo de 6.30. Aún es posible, pero ya me ha sucedido en un par de km que haciendo buen tiempo, sobre 6m20s luego eran pasos de 6m40s entre letrero y letrero, así que ni me sirve fiarme del ritmo que me marque el gps. Ya son unos 500 metros de diferencia de más que lleva mi gps que los letreros. El avit del km 34 y pico es decepcionante, es el mismo que en la primera vuelta, ya llegamos a él, en teoría por encima de la acera, pues está el tráfico abierto (cuando íbamos con la media no lo estaba), la longitud de las mesas me parece mucho menor, gente parada en las de powerade, y en las otras voluntarios por fuera, haciendo nada en especial, pero que hay que sortearlos para coger vasos, a veces vacíos y a veces con cantidades enormes, por encima de los 5 milímetros de profundidad, hay una rampa de subida, y me encuentro que la amplia avenida que afrontábamos también será para coches, los del maratón a seguir hasta la derecha a subir a la acera. Al poco tendremos que bajar, puesto que por obras hay que molestar algo el tráfico de los coches.

Los puntos de animación han desaparecido, y todos los ánimos que recibimos son de gente que están en la puerta de sus casas. Oigo por segunda vez el stayin alive, y paso de hacer un chiste por el tema, pues bendito sea comparándolo con el Despacito y con los desaparecidos puntos de animación. La moral va tocada, las fuerzas ni te cuento, he gastado mucho, y sigo intentando gastar lo que pueda, ahora vienen dos km (lo había leído) que se salen del circuito para poder completar los 42, rodeamos por un camino (también compartido con bicis, aunque no hay muchas, eso también hay que decirlo), con lo pesado que voy, y también tengo que llevar la calculadora encima, aunque alguno por gps sí, los pasos de km ya ninguno es por debajo de 6:30 y encima habiendo puesto todo el esfuerzo, me cuesta mucho mantener el ritmo, si pudiera ir a 7m30s que a gusto que llegaría a meta, se hacen duros peleando contra el crono, sobre 3h49m y poco el 36, bufff. 3h55m40sel 37. Y el 38 en poco más de 4h02m. Si mantengo los 6m30s podría bajar, pero es que hay muchos momentos que se me va la marca, o simplemente va aumentando los metros de más que marca el gps con respecto a los letreros. Es una punta de la isla, hay un par de playas, solitarias (no creo que se bañe nadie ni en agosto), el paisaje es bonito, aunque estoy pendiente de otros temas, me cuesta mucho mantener el ritmo, en ese sentido voy asfixiado, si lo relajo llegaré tranquilo, pero supongo que no hago maratones para llegar plácidamente a meta.

Km 39 y 4h09m con algún segundo más, creo recordar, seguimos bordeando la costa, ahora hemos vuelto por donde la primera vuelta, pero subidos a la acera, antes era por el centro, hemos pasado por varios sitios en los que además de público había puntos de animación que ya no están (nunca había visto que los quitasen para los que están haciendo el maratón, supongo que soy radical, pero marranadas de esas son las que hacen duro un maratón, y te quitan las ganas de repetirlo., luego igual no van al de Madrid, porque como hay cuestas es un maratón muy duro, pero si tenemos la Castellana para nosotros solos, que hasta La Cibeles se pone a animarnos, bueno, mejor dejo eso, que me enciendo y yo no soy una lámpara.

Me sale perfecto para hacer 4h30m yendo a 7 minutos, pero al paso del km42, pintan bastos. Y de repente pasamos por un punto de animación, que sí se ha mantenido ahí, como vamos esparcidos o más apropiadamente esparramados por el circuito les da tiempo de animarnos uno a uno, imagino que en un islandés perfecto, sé que me animan y sonrío y levanto pulgar, aunque no sé si me han dicho que me vaya a fornicar por ahí o que soy más guapo que el presidente del gobierno. Me está costando, y voy a sprints en cuestión de ritmo, tiro todo lo que puedo unos momentos, se me afloja el ritmo, vuelvo a tirar. He pasado el km 40 sobre 4h16m y ya no estoy pudiendo con el ritmo de 6m30s y me hace falta ir algo por debajo, los dos km siguientes son de sufrimiento por ver que pierdo el tren de las 4h30m. Pues además en cada paso de letrero de km me suma más del km que marcó el gps. Km 41 no queda nada, exactamente igual que a mí, no me queda nada, no me quedan piernas que mantengan ese ritmo, paso en 4h22m40s o así, voy tan jodido que haciendo números debería pasar en 5 km el siguiente km y luego ya podría a 7 min los 200 metros que quedan. No, no es así, aún queda alguna opción, además he de tener en cuenta que cuando las mediciones difieren del gps alguna vez se alían, si me diera 960m ese km 42 y pudiera ir a 6m y no mucho habría alguna opción, además seguro que habrá más público y tendré más opciones de reponer adrenalina. Aunque con lo que me han costado los dos últimos km (y que he hecho por encima de 6m30s) no hay opciones reales, o esa es la teoría.

Lo que faltaba, un par de rampas, que hacen que el reloj corra más deprisa, y luego sortear algún coche (aquello de calles no cortadas al tráfico funciona hasta el km 41,9), pues intento no hacer metros de más buscando la acera lejana, prefiero llegar a ella en diagonal. Ya estoy en un tramo vallado y veo que al fondo hay curva a la derecha que dirigirá a meta, 4h22m42s creo que veo, está a mi alcance y aunque no puedo más, creo y confío en la posibilidad, esa recta de meta está petada con vallas a los dos lados, me veo fuerte, mucha animación y gritos, al principio de la recta los oigo en español y diría que de alguien que me había visto antes, a la vez que trato de poner todo mi esfuerzo sonrío (es posible que fuese una mueca, con lo forzado que ya iba, aunque luego en fotos sí parece una sonrisa) y levanto el pulgar, no miro a un lado porque debería hacerlo a ambos. El speaker me menciona, y da los últimos ánimos, y joder con la recta, esos 195 metros deben ser completamente legales, porque creo que son 195 más iva y más recargo de equivalencia, me quedan 13 segundos por llegar y creo que tengo que sprintar aún más, no lo voy a hacer. Por fin llego, no soy capaz de parar el reloj, pasan un par de segundos y marca 4h30m03s. Descontando si es que eran dos segundos serían 01s. No he bajado, salvo que hagan algún juego de esos de en qué alfombra han empezado a contar, y han debido hacerlo pero al revés, el neto oficial serán 4h30m05s. No pudo ser, pero no sería porque no lo intenté. Cansado, bastante cansado, las piernas no han tenido un respiro hasta haber pasado la meta, supongo que pongo un poco cara de fastidio, continúo andando.

Voy a una zona de recuperación, allí hay agua, powerade, barritas , unos bollicao chiquitines, plátano y los tan deseados y gozosos pepinillos de los coj, perdón, de los maratones. Antes me he puesto un plástico de esos, pues durante la prueba no, pero con la temperatura que hay, parado puede ser mucho más rápido que coja frío.

La prueba está hecha, me da 42,83 km (unos 50 metros de más me ha dado en los últimos 1.195 metros, desde luego del 42 a meta dudo haya 195 metros, ya me pasa en varias pruebas, que tengo la sensación que van poniendo letreros de cada km y del 42 a meta se hacen los metros que sean necesarios, para que coincida arco de salida y meta), y 150 ppm (llegando a meta a 185 y más de 170 el último km). Me cuesta dar cada paso, creo que suelto ya la tensión de mi mente y cuerpo por el esfuerzo hecho. Sólo pruebo un sorbo de agua y el resto me lo echo por encima, aunque luego cojo otro vaso, veo unos bancos y me siento ahí, medio escondido ya. Y ahí me vengo ya abajo, lloro, aunque ni estoy seguro de la razón, por haberlo conseguido una vez más, por haber luchado hasta el final como siempre, por haber salido entero de la prueba, porque no sé si debería dejar de hacer maratones, que a lo peor no es mi mundo, porque no tiene sentido que para hacer una marca de 4h30m , me pegue el palizón extremo que me he dado porque si en el km 25 o 30 hubiese cambiado el chip habría llegado en 4h45 o 5h muchísimo más fresco, los ánimos no habrían variado, o tal vez porque después de 4h30m y aunque fuese por poco no conseguí el objetivo. No, creo que aunque sean ciertas varias de esas razones (una en especial que me guardo), tengo que soltar toda la adrenalina acumulada, toda la tensión y esfuerzo, hacer el maratón marchando a mí ya no me resulta difícil (incluso ahora que por circunstancias entreno menos), lo que es un muro en uno y otro es salir a hacerlo a tope, estando o no en forma, con dolores o sin, esté para pelear por 4h10m o por 4h45m. Da igual, sobre ese nivel lucharé al máximo cada vez. Y el resultado es que eso tiene un precio emocionalmente, algo que ya noto en todos los últimos maratones (o subida Veleta o 6 horas). Al igual que muchos se emocionan al llegar a meta, a mí me resulta más fácil irme a un rincón y desahogar todo lo vivido, sea bueno y malo y descargar las emociones. Perdón, ya me he puesto triste, o casi nostálgico, que se supone es imposible porque hablo del presente.

Son pocos minutos que me desahogo mientras mis pobres patas (lo que aguantan las pobres, y ni un calambre que llevarse a sus carnes) descansan y tratan de ver si se recuperan, ahora que ya han dejado de tener que sostenerme a ritmos frenéticos para ellas. Estoy así unos pocos minutos, descansando mi cuerpo y desahogando mi sentir.

Me levanto, y me cuesta andar, imagínate una peli de zombis, pero como en el fútbol, a cámara lenta para ver si el escupitajo que le lanza uno a otro le da o no, y si es voluntario o no. Procuro no destaparme, sólo llevo el plástico y debo ir a buscar la bolsa, donde llevo una toalla, cortavientos para taparme algo más, además de las chanclas, pues mis pies están diciendo freedom (aquí en Islandia todo el mundo habla inglés, y yo no voy a ser menos). Vuelvo en dirección al sitio que habilitaron de guardarropa, y me cortan el paso, que hay que dar toda la vuelta (han vallado la zona por donde pretendo ir por ambos lados, y no sé para qué, ahí no hay nada. Y tal como estoy es una hijoputada que me envíen 150-200 metros en dirección contraria, subir una calle y tener que volver (para mí y para muchos, que no irán muy sobrados). Pero es lo que hay, protestar eso no está a la moda de lo políticamente correcto, temo coger frío, pues mi ritmo es lento y además de que hace fresco son 7-8 minutos que empleo en dar la vuelta, paro a veces para agachar la cabeza y respirar , bueno, desahogarme un poco más.

Yo creo que salvo a mí nadie va a leer ni una palabra respecto al servicio de guardarropa tan profesional que han tenido, no como en Madrid que se leyó mucho en España pero también en otros países, de las deficiencias de la edición de 2013 (creo que fue esa), en la que se veían imágenes en meta, con los camiones con las bolsas en el suelo y cada corredor buscando la suya. Pues aquí no, aquí no necesitaban camiones. Ni tampoco etiquetar las bolsas, cuando llegué me dijeron que las dejase en una habitación (íbamos 3 participantes, las nuestras eran las primeras en esa habitación), en cualquier sitio, y cuando dijimos que si no se las numeraba de ninguna forma (parece no les hacía falta), nos dieron una bolsa con etiqueta, incluso fueron tan amables que cuando les pedimos un bolígrafo, nos lo dejaron. Además para que nos quedáramos tranquilos podíamos dejar las bolsas donde quisiéramos de la habitación, aunque yo no comprendía en ese caso, como las iban a encontrar cuando nos fuéramos. Pues eso fue lo que pasó al dejarlas. Al llegar (yo ya había decidido que me duchaba en el apartamento, estaba muy cerca), voy a la habitación y me la encuentro cerrada y nadie por allí, me dirijo donde hay gente, pregunto y es que las han cambiado de habitación, y me señalan un par, afortunadamente desde donde estoy veo la mía, ya dentro de una de las habitaciones, voy a decir que la cojo que es la mía, pero da igual, no hay nadie que les preste atención, podría habérsela llevado cualquiera, igual que me podría yo llevar la bolsa de cualquiera que aún no ha llegado a meta. Pero ellos son los europeos y los que lo hacen bien, y Madrid un maratón con muchos fallos y pesetero (este costó 80 euros o más, y por 5 euros más estoy inscrito al del 18 más el ya hecho del 17). Bueno, pues estoy en lo que llamaban la changing room, que es eso, una room, con mesas apiladas en las esquinas, varias sillas, y donde nos podemos cambiar de ropa, porque lo que viene siendo ducha, como no nos escupamos unos a otros, ahí no va a haber. Me esparramo en una silla para poder llegar a quitarme las zapas, cuando lo hago, sigo respirando agitado, más por los nervios de todo que otra cosa, algún corredor se preocupa por si me pasa algo, le agradezco el interés, es difícil explicar lo de que lo he dado todo, porque se supone que es lo normal que hacemos todos. Al final me tumbo en el suelo, y aprovechando una silla coloco mis patas encima, y trato de hacer movimientos para desestirar, pues este maratón, en vez de tener mesas de masaje como el cutre de Madrid con sus masajistas que te ayudan a recomponer, tiene sillas para un hágaselo usted mismo (Ikea en el norte tiene mucho tirón), que sí es digno de un maratón avanzado. Las caras de algún corredor francés que hay, y algún alemán, me dicen que tampoco están muy satisfechos de tanta modernidad en un maratón. Luego llega otro español, Manel, que me recuerda de Tarragona, debe ser otro inconformista como yo, que le parece que el maratón ha tenido un muy bajo nivel (y no hablamos de marcas).

En fin. Luego tengo que oír en redes sociales, gente que supongo debe ser de allí mismo y que contando este maratón han hecho 1, diciendo que ha sido bestial, que ha molado un montón, once in a lifetime, vamos que si van a Madrid ya se han corrido tres veces antes de llegar a la Puerta del Sol. No lo entiendo, aunque ese debe ser mi problema, pretender entenderlo. En la changing room con la tontería he debido tirarme media hora, ya con el cortavientos puesto y la toalla de bufanda. Al final salgo con Manel, nos despedimos y comienzo la subida al apartamento, el plástico que nos dieron lo llevo de falda, así que supongo que sumado a mis ritmos endiablados (pasito a pasito, cachito mío, ¡uy perdón! esto último es de un cha cha chá) tengo la sensación que en cualquier momento me tiran una moneda. Llego el mismo día al apartamento (a la ida estaba cerca, a 600-700 metros, a la vuelta está bastante más lejos, 600-700 metros), me ducho, tomo unas aceitunas y unas cervezas (comer aquí fuera del apartamento tiene más sobre coste que cualquier obra contratada por gobiernos o ayuntamientos), y eso que he dicho tan rápido, lleva su tiempo, mucho tiempo. Cuando acabo, decido no hacerme comida, tumbarme y taparme, luego ya se verá.

Me quedo dormido, supongo que un par de horas, me levanto, un poco de trajín del ordenador, y salgo a dar una vuelta corta (estoy bastante por el centro), cuando aún llevo poco andado me doy cuenta de que alguien me ha dado el cambiazo mientras dormía, esas piernas no pueden ser las mías, andan con total normalidad, les pregunto si no han hecho un maratón ese día y me miran extrañadas, ni saben de qué les hablo. No me puedo creer que hayan recuperado de esa manera, pobrecillas, con los tratos que les doy y me responden así, estoy muy orgulloso de ellas, sólo yo sé todo el esfuerzo deportivo (y no deportivo, también por trabajo) que han hecho durante su vida y me parece brutal. El centro está animado, a tope (obvio decir que para nada hemos pasado por ahí durante la prueba), hay algún concierto, pero también gente tocando música por multitud de rincones, luego sé que era la noche de la cultura. Tengo que comprar algún recuerdo ( y no van a ser pepinillos), y miro en varios Ali Babás, perdón, quería decir tiendas, es que tiene unos precios que flipas.

Por hacer un resumen. El maratón me pareció una estafa, y presumir de él una vergüenza. Si alguien le apetece ir, y le da lo mismo, que vaya a hacer la media, se irá encantado. Eso sí, visitar Islandia es una experiencia única (yo no salí de Reikiavik, salvo para ir al aeropuerto) y unos paisajes muy bonitos, y probablemente con partes inhóspitas que enseñarán los guías turísticos. Eso sí, los precios muy altos, café cerveza rondan los 10 o 12 euros, aunque a veces encuentres café por 4 o 5 (no siempre), así que los restaurantes no quiero ni pensarlo. Me da risa cuando dicen que los jugadores de su selección no son profesionales, es que si uno tiene un restaurante, otro trabaja en un súper, otro en una tienda de souvenirs, otro en una oficina de cambio, y así el resto, no les hace falta serlo, ganan más que los pros de muchos equipos, con los precios que allí manejan. Yo, ni cambiaría dinero, todo lo que gasté se podía pagar con tarjeta. Y por supuesto o vas en verano o te llevas una cámara de infrarrojos.

63 maratones terminados de otros tantos empezados (18 este año, por ahora), y de entrenar no tengo ganas, pero de hacer maratones todas, y de vivirlos, luego me habrán gustado más o menos, pero no se me pasan las ganas. Como no quiero que quede una mala sensación de boca, al día siguiente en Copenhague (volvía a Copenhague, y desde allí al sur de Suecia en tren de cercanías), emulé mis grandes logros  de la subida al Veleta y volví a dejarme otras zapas con plantillas en un tren, aunque antes de eso pude ver un buen trozo de un iron man, el sector final de maratón, y era espectacular, una pasada, muy, muy recomendable (con más de 2500 participantes), estuve un poco animando, en especial a los españoles que veía. Evidentemente el serrín de mi cabeza no está a la altura de la paciencia de mis piernas, pero la ilusión y las ganas no pueden con él.

Además, después de superar 5 controles metálicos en 5 aeropuertos distintos en 12 días, no puedo presumir de méritos por hacer una subida al Veleta y dos maratones en 13 días, perdería en la comparación.
« Última Modificación: 25 agosto, 2017, 13:08:10 pm por Julián11 »
25 agosto, 2017, 07:36:42 am
Respuesta #3
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 4.438
  • 103
    • yonheyblog
Pues nada Julián, enhorabuena por uno más, creo que este no lo pongo en la agenda con lo que cuentas, además ya conozco ese país en el que estuve de turisteo dando una vuelta a la isla, iría a otra carrera que me consta bastante más bonita, eso sí, tipo montaña. Un saludo y a por la siguiente.
25 agosto, 2017, 08:13:42 am
Respuesta #4
  • Abuelo
  • ****
  • Mensajes: 166
  • 8
Gracias por la crónica, se notaba la intensidad emocional...
Oye, Groenlandia dices?
MMP 10K: 45:35 (Derbi de las aficiones 2017)
MMP 1/2: 1:51:24 (Mapoma 2018)
MMP Maratón: algún día... :)

"You don't stop running because you get old, you get old because you stop running." (Chris McDougall)
25 agosto, 2017, 12:34:13 pm
Respuesta #5
  • Abuelo
  • ****
  • Mensajes: 103
  • 8
Enhorabuena Julian.
Gran Crónica como siempre.
Una muesca mas en la correa del gps...
un placer leerte. saludos.
25 agosto, 2017, 13:10:42 pm
Respuesta #6
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Pues nada Julián, enhorabuena por uno más, creo que este no lo pongo en la agenda con lo que cuentas, además ya conozco ese país en el que estuve de turisteo dando una vuelta a la isla, iría a otra carrera que me consta bastante más bonita, eso sí, tipo montaña. Un saludo y a por la siguiente.
Gracias Juanlu. El turisteo aquí por la isla debe ser una pasada, para llenar carretes digitales de fotos.
Pero hacer la media, seguro sí le gustará al que no le importe aprovechar viaje por una media, menuda diferencia con e maratón de recorrido y trato.

Dejo fotos que he visto en un facebook de la isla:
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10155646275487020&set=pcb.10155646275837020&type=3&theater
25 agosto, 2017, 13:13:16 pm
Respuesta #7
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Gracias por la crónica, se notaba la intensidad emocional...
Oye, Groenlandia dices?
Gracias, me hice la picha un lío pensando en Perú, en el Tibet, en Japón y la isla de Pascua, pensando en que estaba yo como los Zombis. Lo he corregido.
25 agosto, 2017, 13:14:31 pm
Respuesta #8
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Enhorabuena Julian.
Gran Crónica como siempre.
Una muesca mas en la correa del gps...
un placer leerte. saludos.
Muy agradecido quedo, cada muesca es una aventura, y con esas aventuras me quedo, son parte de mí, supongo que por eso siempre quiero más.
 

Información corredor

 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Corredores en linea

  • user Google (4)