Welcome to FOROFOS DEL RUNNING

FOROFOS DEL RUNNING

Eventos Vinculados

  • [2018] MARATON DE EMPURIES: 29 abril, 2018

Autor Tema: [2018] MARATON DE EMPURIES  (Leído 1237 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

02 abril, 2018, 21:49:44 pm
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11

      
MARATON DE EMPURIES

Domingo, 29 de Abril de 2018
Hora: 08:30
Pais: ESPAÑA
Provincia: GERONA
Población: EMPURIES
Lugar de la salida:  Museu d'Arqueologia
Lugar de la meta: Museu d'Arqueologia
Distancia: Maratón
Web oficial: www.maratoempuries.com
Cuota de inscripción: 30 € (incluído 1€ por el chip)
Enlace a inscripciones: http://www.fotoinstant.com/index.php?controlador=events&accion=inscripcions&id=99&lang=es
Otros datos de interés: Otros datos de interés: También prueba de 10 km y media maratón. Más un 5km el sábado por la tarde.
Tiempo límite 6 horas. Avituallamiento cada 5 km hasta el 20 y luego cada 2,5 km.
Homologada. A nivel del mar.
De bellos paisajes y por trozos de costa.
02 abril, 2018, 21:52:00 pm
Respuesta #1
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Inscrito al maratón. Y además al 5 km del sábado por la tarde por 1 euro extra.
El sábado por la tarde hay degustación de anchoas en el mismo pabellón donde se recogen los dorsales, con vino, si mi recuerdo es correcto (muy recomendable, si alguien está por allí).
Maratón a dos vueltas, bien atendidos, aunque es uno de esos que son muy solitarios para el corredor.
04 mayo, 2018, 10:49:36 am
Respuesta #2
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Un maratón que haces justo después de Madrid pierde encanto, no puede ser igual, y cualquier comparación es odiosa. Y de comparar lo que yo pueda hacer en unos sí y en otros no, mejor no hablamos. Las piernas acabaron muy, muy castigadas, no ya por el esfuerzo (siempre lo hay y acaban castigadas por ello habitualmente), y sí por lo mal que lo pasaron tanto la trasera de la rodilla derecha (lo peor) como el isquio izquierdo. Así que lunes descanso seguro, martes, veo que es lo mejor, no me hace gracia, pero bueno. Es verdad que el miércoles empiezo a tenerlas menos hechas polvo (ando normal, pero muscularmente dentro están que se dejan notar mucho a cada gesto físico. Así que miércoles mal moralmente ya me he concienciado, que aunque salga a entrenar, lo mejor es no ir el domingo, bueno, he de verme marchar y este miércoles lo dejaré todo para el jueves, y decido parar también. Está claro que esta semana voy a llegar al domingo en una deforma de escándalo.

Así jueves salgo por la mañana a hacer dos horas de elíptica (lo bueno de la elíptica es que no molesta, generalmente), y por la tarde a marchar. Decir que iba lento, sería quedarme corto, no sé si entre la forma y los miedos, pero muy lento, sólo una vez me ha dado más repelús mi ritmo, así que 17 km y algo, y a llorar a casa. Viernes ya viajo a Barcelona. El maratón de Empuries es un poco complicado para mí, paso de cascarme 3 horas y pico en bus desde Barcelona, porque no lo aguanto tanto rato. Así que la mejor combinación es coger un tren temprano el sábado desde Barcelona a Gerona y allí una hora de bus, con lo cual viajo viernes, y aprovecho para entrenar en Barcelona por el paseo marítimo. Me va a tocar madrugón los tres días, viernes, sábado y domingo, pero es lo que hay, además cada día en un hotel y población distintos al anterior. Y el lunes me quedo, porque siempre aprovecho viajes a Barcelona para trabajar en la tienda. Viaje largo y paliza, acabaré el lunes casi a trocitos, suponiendo que pueda hacer el maratón.

Y dije que el jueves muy lento, aunque es cierto que me molestó menos de lo que pensaba, y el domingo tendré (afortunadamente) que ponerme el mono de trabajo para pelear esos 42 km. Mal, porque no pudiendo entrenar, mi forma va a peor y la deformación de mi cintura a mejor (más deformada, que es lo malo, más circular). Bueno, si dije que el jueves fue el segundo día que más repelús me dio mi ritmo, fue valorando a posteriori. Pues el peor fue el viernes por la mañana. Vale que alguna molestia, pero poca, ritmo medio de 7m29s (para correrme a gorrazos), sí que hacía bastante calor, pero muy desmoralizante, como molestias algunas hubo, decido dejar descansar mi cuerpo (y mi mente del ridículo de poder repetir ritmo medio si volvía). Descanso, ceno algo (un par de bocatas) por allí, y bastantes manzanas. Aprovecho esa tarde noche de descanso para más o menos acabar la crónica de Madrid. Hacer un maratón como los hago me resulta duro, pero hacer luego las crónicas como las hago, me es más duro todavía.

Viajo sábado temprano, recojo dorsal y veo que este año además de camiseta nos dan una sudadera con capucha, para mayor envidia de todos los que no habéis venido. Eso, sin contar la estupenda pata de anchoas y una extraña arma arrojadiza que dejo en la habitación sin llevármela el último día, debe ser de un concurso y los porcentajes de victoria, porque pone San Miguel 0,0%. Como una bandejilla de pasta Mercadona (fría, claro, estoy en hotel) y media tortilla de patatas (de los mismos de la pasta), y manzanas y café. Más descanso, y tampoco voy, estaba inscrito, a una prueba de 5km. Decidí ayudar con 44 horas parado a que mis piernas recuperasen más. Por tanto lelgo más descansado y con más parón del que querría al día de la prueba.

Las previsiones son que va a llover toda la prueba, o casi desde la salida, más fuerte al principio, y que habrá fuertes rachas de viento en los últimos km (hasta 58-64 km/hora). De camino a la salida (me quedé dormido, pero como me levanto tantas horas antes es sólo un inconveniente, pues me sobra tiempo igualmente) me encuentro con Goyo, que me consulta el camino, y le digo que por donde voy un km y pico hasta llegar, pegados a la costa. Me cuenta que está preocupado, pues está haciendo un reto de hacer 15 maratones en un año, y lleva un montón de sponsors en la camiseta (parecía la de la I edición del maratón de Burgos, pero con fondo blanco, de tantos sponsors en la camiseta), que dejan una pasta en contribuciones que donar a la lucha contra el cáncer. Está preocupado porque va a hacer dos seguidas, pues el calendario lo tiene apretado, y como perdió Zaragoza, la recupera aquí. Yo, que no soy mala persona, pero no tengo ninguna consideración le cuento las que llevo y las que hice el año pasado. Él se defiende, claro, dice que tarda 3h10m 3h15m en cada una, que qué tiempo creo que haré en ésta (es una guerra sin cuartel esta conversación), le digo que sobre 4h30m si soy afortunado, que estoy castigado porque hice Rotterdam lesionado y Madrid con duendes en mis carnes. Trata de explicar que a esos ritmos es más fácil poder hacer más maratones, y ya contra las cuerdas le digo que no las hago corriendo, que las hago marchando y que seguro que gasto muchas más calorías que él en hacerlas (al enemigo ni agua), bueno en realidad todo broma, pero mientras decíamos eso, pues ya hemos llegado.

Nos deseamos suerte y cada uno a lo nuestro, que en mi caso es dejar ya la bolsa en guardarropa e ir a la salida, pues ya es legendaria mi obsesión por llegar con el tiempo justo. En la cola del guardarropa me viene a saludar Álvaro Pérez el canario, que también tiene reto, el de 25 (el que no está es Edutri3, no es que fuese a venir, pero sé que le gusta salir, aunque sea haciendo un cameo como este en mis crónicas, es un embajador de Mapoma, le diré que me inviten a la siguiente recepción que haya con cerveza sin limón), dice que está mucho mejor, que en Madrid lo pasó mal (no sé si hizo una hora más que yo (había hecho una menos que yo en Las Palmas, lo cual tiene sentido lógico, allí siempre es una hora menos), y me alegro. Hablamos de las futuras pruebas, pues no es fácil encontrar 25, y él al igual que yo estudia mal las carreras, ya le han suspendido dos maratones este año, Zaragoza y la TransVulcania, creo). Siento que no esté Dani Soriano, pues se lesionó esta semana, creo que en 15 días podrá volver a estar operativo, que así sea. Me cuenta Álvaro que ha estado hablando, no sé si se llama Álex, con un chico que tiene un reto de 40 maratones, le digo que de asfalto o es muchimillonario o es imposible, y parece que también incluye las que hace sin dorsal, eso ya es otra peli, no tiene nada que ver, no es lo mismo que tengamos que hacer los 42 km de hoy sí o sí, que salir un día al parque y si no te va bien o llueve, o refresca, ya volverás mañana a hacer los 42 si hace mejor día. Pues nada al lío.

Aquí tenemos que ir andando detrás de unos chicos vestidos de romanos (la zona de salida es en las ruinas de Ampurias), andamos unos 200-300 metros detrás de ellos, que nos dejan en la línea de salida, camino muy estrecho el primer km, pero tampoco somos demasiados, procuro ponerme algo delante, el año pasado lo hice muy parado. Estoy preocupado por cómo responderá mi cuerpo, imagino que al principio ok, pero luego no lo sé. Y además temeroso, pues habrá lluvia (ahora está más bien soleado, a punto de salir) y creo que mi tiempo puede ser muy malo, es una prueba solitaria, y eso es lo peor para mi motivación. Arranca la prueba y ya en ese primer km ya sé porque pretenden que haya tantas restricciones en el uso del plástico, tienen montones colgados por cada palo del camino, y en una calita mona que hay, han reproducido uno de esos cementerios de las películas yanquis donde van a ver al tío Joe que murió en Vietnam, sólo que las cruces son todas amarillas y está el camino, pleno de plásticos amarillos y letreros (parecen de plástico también, no sé), supongo que no se les habrá ocurrido usar papel o cartulina, en un súper en Cataluña no te pueden regalar una bolsa de plástico porque les multan, pero plásticos amarillos, carta verde, digo amarilla. En fin, no sé para qué digo nada, si cualquier día me van a colocar algún injerto en la rodilla y seguro que será de plástico (el color dará igual, porque no soy transparente). Una cosa es lo que piense yo, que poco importa, pero podían usar papel, o cartulina, tenirse el pelo, cortarlo y hacer con él los lacitos (aquí uno deshaciendo amigos).

Efectivamente no creo ir muy rápido, el primer km es favorable y lo paso en 5m50s y ya en 12 el 2ª. Me saluda un chico muy agradable, me recuerda de Laredo, me dice si iré este año, y le confieso que sólo si estoy en mejor forma, allí si te vas a más de 4h30m te echan de carrera, y es un mal trago, tengo que ir en forma y sin dolores, porque si me pasa eso, me da algo (lo peor es que me conozco, y luego soy capaz de ir, no ya estando mal, sino estando peor que mal), eso sin contar que de ir será para pelear el último puesto. También es verdad que luego están los de Runonline que te hace unas pedazo de fotos, que hasta yo las enseño a los demás. En fin, le deseo suerte y tira hacia adelante. Km3 18m20s y ya de los nervios, a ver si lo maquillo para el 5. A partir del 5 y hasta el 7 me iré cruzando con los que regresan por el otro carril, animaré y también me irá bien moralmente. Ntes del 5 ya nos ha empezado a llover, lo recuerdo un momento, pero luego lo olvido, pendiente de mis ritmos. Ese km 5 lo paso en 31m30s y ya mi moral empieza a echar números de a lo que me conduce eso, tendría que mantener este ritmo toda la prueba, y aun así no bajaría de 4h30m. Y si del 2 al 5 pierdo eso, no quiero ni pensar luego.

Hasta el km 10 que pasaremos por la salida otra vez, es todo bastante llano. Intento apretar para mejorar parciales, no mejoro, pero al menos recupero algún puesto (había perdió muchísimos, todos no, porque hay gente que hace la media y van más lentos), pero va a peor, llego desesperado con casi 1h04m al km 10. Dantesco para mi moral, lo único bueno es que la rodilla no ha dado malas señales de vida, si la noto en algún momento, no es la culpable del ritmo. El nivel medio es alto, pues es campeonato de Cataluña, y hay liebres para los tramos de 3h00m a 4h00m para cada 15 minutos.

Nos estamos mojando mucho, la lluvia ha apretado lo suyo. Ya que aquí hay algo de público y es un poquillo sube y baja, aprieto el ritmo, y veo que algo mejora, se acaba ese km y pico de camino que hay en las ruinas y viene una fuerte subida para llegar a L’eEscala y fuerte bajada en la primera calle que pillamos que nos conduce hasta una plaza al lado del mar que siempre está llena de turistas. Desde el 10 al 13, que es poco después de pasar la plaza, ver como mejora el crono (unos 18m10s esos 3 km) y que adelantaba corredores me ha dado moral, está lloviendo fuerte, pero mi guerra es con el crono. En la plaza del paseo marítimo, está todo el mundo en terrazas bien cubiertas y nos animan (otros casi nada o nada), debe darles mucho gusto que hay otros poniéndose sopa y ellos pueden tomar el chocolate y los churros tan a gusto (y bien que hacen).

Paso ese km 13 sobre 1h22m y poco, y sí me molesta algo la trasera de la rodilla derecha (tal vez por haber metido la máxima intensidad que podía), empiezo a pensar que igual debería de bajar ritmo, mientras lo pienso o no, da igual, sólo de pensarlo ya lo he bajado sin pretenderlo, también que ahora llegamos a la zona más llana del circuito, y con lo que está lloviendo está uno pegando brincos para no comerse los charcazos, a veces a izquierda o derecha, o hacia adelante, no hace gracia meter las zapas enteras en un charco profundo. No iría nada mal que aflojase. Los avituallamientos bien, sin problema, los voluntarios nos dan agua, y en algunos puntos aquarius y plátanos. Con lo dicho, llegamos al km 15 que como mencioné se me ha vuelto a ir algo el crono sobre 1h35m pero al menos mejor que en el inicio. Incluso me siento menos pesado (va a ser verdad eso de que el agua encoge), lo malo es que del 15 al17 nos quedamos en familia, los de la media han girado en el 15 y esos 2km los hacemos solos, y cuando regresamos, ya casi no queda nadie de la media (nosotros éramos unos 250 inscritos). Se ha agradecido que dentro de la población también hacemos buenos trozos cruzándonos (del 13 y algo al 15 y algo es doble sentido con los que van del 16 y algo al 18 y algo), me animo con muchos corredores, algunos ya me conocen (“estás en todas”, me dice más de uno, o “tú estabas en Barcelona también, no?”). uno de los que me saluda es Guillermo (o eso interpreto yo), de carreras populares. Álvaro también, hoy está mejor, lleva mejor cara, a Goyo le saludé en el km 6 mío, luego como va muy por delante ya no le volví a ver, o eso creo, porque cegato de normal y con cortina de agua por delante cualquier cosa es posible.

Es también campeonato de Cataluña y eso es razón para que hayan puesto liebres de 3h00-15-30-45 y 4h00. Yo también he participado en campeonatos de Cataluña, dos veces, uno en dictadura y otro en monarquía cuando tenía 12 y 13 años, en 3000 marcha en pista, 7ª las dos veces creo recordar, sin entrenar, pues lo hacían en septiembre, y ni siquiera tenía en ese mes entrenado jugar en los patios del cole. En fin, que ya estoy con otra batallita, tirando a antigua. Aprieto lo que puedo y trato de aprovechar el sube y baja para no darme respiro, es muy gratificante pasar por la plaza del paseo marítimo, porque me llueven aplausos de todos lados, de allí hay que salir machote, pues nada más dejarla se pone el suelo casi vertical, la ventaja es dejas atrás los charcos que son un calvario, empapado es poco como llevo las zapas, aunque la verdad lo sé pero no me preocupo, el crono y mis piernas centran toda mi atención. La verdad es que descaro mucha energía sin problema, ahora hay que apechugar con un cuestión para salir hacia las  ruinas. En 6m muy poco estoy haciendo ahora los km. Lo malo es que los letreros no los paso así, creo tarda algo más. Bajada en dirección a las ruinas (en este punto las rodeamos por carretera), los avit bien, ayuda que la temperatura no es mal (imagino que 14-18, no sé) la lluvia refresca e hidrata (un así me he echado agua más de una vez, la costumbre, o mejor dicho, el vicio que le tengo), en el 21,3 está el 9º avit (nos beneficiamos que hay 3 puntos que los pasamos al ir y volver y los voluntarios no escatiman ofrecernos siempre cada vez, en cuestión de voluntarios no tienen que envidiar a los grandes, nos ponen todo su cariño, se nota y se agradece, vamos tan en familia, que hasta nos da más tiempo para darles las gracias, a veces en las grandes es todo tan de repente que igual te d a tiempo, que igual no). He pasado la media casi en 2h13m. he mejorado mucho, pero bajar de 4h30m con ese paso no lo veo nada fácil.

A mi favor tengo que las fuerzas no me están fallando y sólo me han pasado un par de corredores (alguno más que en poco tiempo vuelve a quedar atrás), eso quiere decir que mi ritmo está bien, ahora hacemos el recorrido de la 1ª vuelta (con 19 km más, casi, 22 lo pasaremos 200 metros después del 3, el 23 lo mismo después del 4 y así). Me está costando, pero llevo desde el 17 más o menos aguantando mejor que peor el ritmo de otro corredor que va pasando corredores y animando a todos los que se cruzan (aquí se conocen casi todos), son buenos km que me suben la moral. Ha dejado de llover y esta  nublado, en carretera es menos problema porque no nos comemos los charcos. Km 25 en2h38m. me gustaría ir más rápido, pero faena tengo con hacer la goma con este corredor al que intento seguir, es el que tiene mejor y más uniforme ritmo de los que tengo cerca. Regreso desde la carretera, camino primero de la zona de salida y meta, cuesta bastante porque es solitario, y a ratos sopla el viento (o igual sopla todo el tiempo, pero lo notas más cuando flojeas). Ya en el 27, cuento los momentos para llegar al 30. Y después de acercarme a mi “liebre”, aunque no me veo sobrado, arranco a tirar delante (si le sirve mi ritmo así correspondo, aunque creo que prefiere ir al suyo, aunque seguro que puede ir más deprisa). Me voy fijando la distancia que le saco, pero por saber si aprieto o se me duerme el ritmo.

Voy con ilusión, porque siento que voy hacia adelante, y no paso apuros de agotarme. Las piernas van respondiendo (un horror las curvas de 180 grados a mi derecha, la rodilla las sufre mucho). Paso el km 30 sobre 3h09m que no está mal. Ahora toca no desfallecer, el paso por la zona salida meta es muy agradable, todo el mundo está animando, así que me voy de allí con la sonrisa puesta, salimos a la carretera con la rampa hacia el pueblo, por carril contrario bajan los que ya están en los últimos 3 km. Espero ir por ese carril pronto, subida bien, más agua en el avit y bajada hasta la plaza del paseo marítimo, rápida y con cuidado (suelo mojado), muchos ánimos allí, la gente ahora que no llueve está más animada, callejeo y ya en busca del km 32. Ahí alcanzo a un corredor que me saluda, Juan Carlos Antón, dice que se lee mis crónicas (y hasta le gustan, o eso creo entender), nos animamos y según pillamos el avit, trato de tirar con fuerza hacia adelante, nos despedimos, creo que me voy más fuerte aún (como me dopan los ánimos, muchas gracias Juan Carlos, un placer, luego sé que él acabó bien y contento). Hay una ligera bajada, llaneo (mejor que en la primera vuelta, no hay charcos ya) y se nota fuerte el viento en contra, ya va a ser así casi todo el resto de la prueba, aunque afloje en algún momento, no deja de soplar. Rampa hacia arriba, ya pasado el 33, un km entero llano, con ilusión de que no flojeo, otro avit (voy servido de agua esta vez, en todas bebo, y también me echo), y después de una rampa, una bajada en la que está el letrero del km 35. Sobre 3h41m.. Si no desfallezco será por debajo de 4h30m pues ningún km lo pico en más de 6m30s y alguno en 6m y poco.

Desde el km 35 todo es vuelta ya buscando la meta, voy muy fuerte de moral, y sin dolor en las patas, parece todo más fácil, km 36 y km 37. Sobre 3h53m ese km 37 ahora sé seguro que bajo de 4h30m. último paso por la plaza del paseo marítimo (como había gente y esta vez pendiente de la carrera, ha sido un gusto, me he venido arriba cada vez con tanto ánimo). E inmediatamente viene lo más difícil en cuestión de crono (subir no me importa, se ve que he traído más fuerzas de las que creía), por la fuerte rampa de salida de L’Escala. Con muchas ganas, paso por la zona de más público con muchos gritos de apoyo, adelanto algún corredor que nos animamos. Y subo la rampa lo más fuerte que puedo. Poco después de llegar arriba, km 38 unos cuantos segundos por debajo de 4 horas. Me lanzo lo que puedo en la bajada, acabo de beber agua, me cruzo con un organizador que va en bici y me ofrece más agua y si necesito algo, le digo que no, que acabo de beber y le agradezco y aprieto hasta poder llegar al km 39 (me sale en 6m ese km) y adelanto con su sorpresa, al único que quedaba por delante de los que me habían pasado después del el km 7, se sorprende porque voy bastante rápido (dentro de lo que puedo ir yo). Ahora lo que queda es durillo, porque además de unas pocas subidas, es carretera completamente solitaria. No importa, es pelea con el crono y de no ceder ritmo subiendo.

Voy bien de moral, y de ritmos, ya tengo claro que por debajo de 6h28m. Muy bien hasta el km 40 sobre 4h12m30s. me ayuda mucho a no ceder ritmo, voy como un niño con zapatos que le caben (para mí eso siempre ha sido más importante que el que sean nuevos o no, ¿para qué los quiero nuevos si sólo me cabe un dedo?). Por encima de 4h19m aunque poco (creo que ese km tenía mal puesto el letrero, yo me he tomado 6m06s), da igual, creo que puedo bajar de 4h27m tiro fuerte, pues por mis recuerdos me hace falta colchón (me suena como es habitual más de 195 metros a meta), voy muy alegre por dentro, aunque imagino que gasolina debe estar ya en reserva, por fin en el camino con un poco de sube y baja, veo una curva que sé que al doblarla está el letrero de km XLII (ruinas romanas, números romanos), miro y 4h2432s, alucino (ese km lo he hecho sobre 6, pero como dije, el letrero del anterior (al menos ese, puede que alguno más) debía estar mal, aprieto porque no me fío de los 195 metros (que han sido unos cuantos más) y meta.

4h25m59s neto (calculo que 250 metros habré hecho desde el 42). Satisfecho de cómo ha salido. No esperaba me molestara tan poco la trasera de la rodilla en especial y también el isquio contrario. Y con falta de entreno y no muy allá de peso, un cromo. Y sin embargo ha salido mejor de lo esperado (y con un comienzo espantoso), habré doblado o casi (algo menos de 2h13m la media). 43.04 en el gps, 4434 calorías y 151 ppm. 185 de 215 llegados a meta (en km 7 tenía sólo 5 por detrás, y sólo que gané puestos), no sé si habrá habido pocos o muchos abandonos (muchos no creo). Ya post meta me encuentro con Álvaro que ha hecho 4h08m largos y está contento, hasta 6 minutos le remonté, me sacaba 23, supongo que alegre por olvidar los problemas de Madrid (él es de bastante menos de 4h). Mientras está conmigo y espero a que me toque con lo fisios (también hay aquí de eso, están en todo lo que pueden), vemos como sale volando una carpa de Powerade (ya he dicho que el viento soplaba, y a ratos, con su mala leche), vemos cómo va hacia un carrito de bebé que tiene un hombre (a 15 metros de donde estaba la carpa), lo ve venir, y hace lo imposible por esquivarlo, creo que lo ha movido muy bien, pues además el vuelo era irregular, y costaba saber hacia dónde se dirigiría, ha quedado algún hierro apoyado en el cochecito, que el padre ha evitado a medio camino que cavase de volcar, y el bebé está bien. Qué alivio. Me ha hecho recordar el angelito que sufrió la caída de un árbol en el Retiro hace unas semanas. Las desgracias las carga el diablo. Me imagino este hombre yendo a casa, contento porque su niño está bien, y temblando,, sólo de pensar lo que le podía haber pasado. Pasado el sustazo, hasta nosotros nos sentimos mejor, el alma en un puño, este viento tiene peligro (hace dos años se suspendió el maratón por tramontana). Ahora como todo ha acabado bien, se nos ha iluminado la cara, y con los fisios y demás corredores que están allí no paro de soltar de las mías, que de alguna manera relaja.

Vuelta al hotel (me lleva Álvaro en coche), ducha y bocata para llevar, lo como en la parada del bus a Figueres y allí me encuentro con Goyo, comentamos la carrera y hablamos de futuro maratones, tanto con Goyo como con Álvaro compartiré próximo maratón en Vitoria. Voy a ser casi el único sin retos.

11º maratón del año (12ª prueba de 42km) y 85º en total (92 de +42 km). Muy buen trato de organización y voluntarios, que se agradece mucho, por ahí no había excusa para flaquear. Poco urbano y poco público (que ya sabía), pero cuando había público sí que animaron, y mucho, y eso siempre ayuda y se agradece. Los dos días después muy bien las piernas, aunque acabo descansando más por el sueño (ni 12 horas en 4 días, sin 2 seguidos en la misma cama). Muy contento con las patas (aunque ya no sé si no me molestaron, o más bien no me molestaron lo suficiente), hasta que el jueves hago un entreno y sigue asquerosilla la trasera de la rodilla. Veremos si acepta el buen rollo del último maratón. Ganas de más, cuando me veo bien, aumenta la ilu por hacer más y por mejorar en cada uno lo que pueda, pero si no puedo mejorar, no dejar de lucharlos a tope, eso por supuesto.

« Última Modificación: 04 mayo, 2018, 11:03:42 am por Julián11 »
12 mayo, 2018, 00:16:16 am
Respuesta #3
  • Novatillo
  • *
  • Mensajes: 1
  • 0
Un maratón que haces justo después de Madrid pierde encanto, no puede ser igual, y cualquier comparación es odiosa. Y de comparar lo que yo pueda hacer en unos sí y en otros no, mejor no hablamos. Las piernas acabaron muy, muy castigadas, no ya por el esfuerzo (siempre lo hay y acaban castigadas por ello habitualmente), y sí por lo mal que lo pasaron tanto la trasera de la rodilla derecha (lo peor) como el isquio izquierdo. Así que lunes descanso seguro, martes, veo que es lo mejor, no me hace gracia, pero bueno. Es verdad que el miércoles empiezo a tenerlas menos hechas polvo (ando normal, pero muscularmente dentro están que se dejan notar mucho a cada gesto físico. Así que miércoles mal moralmente ya me he concienciado, que aunque salga a entrenar, lo mejor es no ir el domingo, bueno, he de verme marchar y este miércoles lo dejaré todo para el jueves, y decido parar también. Está claro que esta semana voy a llegar al domingo en una deforma de escándalo.

Así jueves salgo por la mañana a hacer dos horas de elíptica (lo bueno de la elíptica es que no molesta, generalmente), y por la tarde a marchar. Decir que iba lento, sería quedarme corto, no sé si entre la forma y los miedos, pero muy lento, sólo una vez me ha dado más repelús mi ritmo, así que 17 km y algo, y a llorar a casa. Viernes ya viajo a Barcelona. El maratón de Empuries es un poco complicado para mí, paso de cascarme 3 horas y pico en bus desde Barcelona, porque no lo aguanto tanto rato. Así que la mejor combinación es coger un tren temprano el sábado desde Barcelona a Gerona y allí una hora de bus, con lo cual viajo viernes, y aprovecho para entrenar en Barcelona por el paseo marítimo. Me va a tocar madrugón los tres días, viernes, sábado y domingo, pero es lo que hay, además cada día en un hotel y población distintos al anterior. Y el lunes me quedo, porque siempre aprovecho viajes a Barcelona para trabajar en la tienda. Viaje largo y paliza, acabaré el lunes casi a trocitos, suponiendo que pueda hacer el maratón.

Y dije que el jueves muy lento, aunque es cierto que me molestó menos de lo que pensaba, y el domingo tendré (afortunadamente) que ponerme el mono de trabajo para pelear esos 42 km. Mal, porque no pudiendo entrenar, mi forma va a peor y la deformación de mi cintura a mejor (más deformada, que es lo malo, más circular). Bueno, si dije que el jueves fue el segundo día que más repelús me dio mi ritmo, fue valorando a posteriori. Pues el peor fue el viernes por la mañana. Vale que alguna molestia, pero poca, ritmo medio de 7m29s (para correrme a gorrazos), sí que hacía bastante calor, pero muy desmoralizante, como molestias algunas hubo, decido dejar descansar mi cuerpo (y mi mente del ridículo de poder repetir ritmo medio si volvía). Descanso, ceno algo (un par de bocatas) por allí, y bastantes manzanas. Aprovecho esa tarde noche de descanso para más o menos acabar la crónica de Madrid. Hacer un maratón como los hago me resulta duro, pero hacer luego las crónicas como las hago, me es más duro todavía.

Viajo sábado temprano, recojo dorsal y veo que este año además de camiseta nos dan una sudadera con capucha, para mayor envidia de todos los que no habéis venido. Eso, sin contar la estupenda pata de anchoas y una extraña arma arrojadiza que dejo en la habitación sin llevármela el último día, debe ser de un concurso y los porcentajes de victoria, porque pone San Miguel 0,0%. Como una bandejilla de pasta Mercadona (fría, claro, estoy en hotel) y media tortilla de patatas (de los mismos de la pasta), y manzanas y café. Más descanso, y tampoco voy, estaba inscrito, a una prueba de 5km. Decidí ayudar con 44 horas parado a que mis piernas recuperasen más. Por tanto lelgo más descansado y con más parón del que querría al día de la prueba.

Las previsiones son que va a llover toda la prueba, o casi desde la salida, más fuerte al principio, y que habrá fuertes rachas de viento en los últimos km (hasta 58-64 km/hora). De camino a la salida (me quedé dormido, pero como me levanto tantas horas antes es sólo un inconveniente, pues me sobra tiempo igualmente) me encuentro con Goyo, que me consulta el camino, y le digo que por donde voy un km y pico hasta llegar, pegados a la costa. Me cuenta que está preocupado, pues está haciendo un reto de hacer 15 maratones en un año, y lleva un montón de sponsors en la camiseta (parecía la de la I edición del maratón de Burgos, pero con fondo blanco, de tantos sponsors en la camiseta), que dejan una pasta en contribuciones que donar a la lucha contra el cáncer. Está preocupado porque va a hacer dos seguidas, pues el calendario lo tiene apretado, y como perdió Zaragoza, la recupera aquí. Yo, que no soy mala persona, pero no tengo ninguna consideración le cuento las que llevo y las que hice el año pasado. Él se defiende, claro, dice que tarda 3h10m 3h15m en cada una, que qué tiempo creo que haré en ésta (es una guerra sin cuartel esta conversación), le digo que sobre 4h30m si soy afortunado, que estoy castigado porque hice Rotterdam lesionado y Madrid con duendes en mis carnes. Trata de explicar que a esos ritmos es más fácil poder hacer más maratones, y ya contra las cuerdas le digo que no las hago corriendo, que las hago marchando y que seguro que gasto muchas más calorías que él en hacerlas (al enemigo ni agua), bueno en realidad todo broma, pero mientras decíamos eso, pues ya hemos llegado.

Nos deseamos suerte y cada uno a lo nuestro, que en mi caso es dejar ya la bolsa en guardarropa e ir a la salida, pues ya es legendaria mi obsesión por llegar con el tiempo justo. En la cola del guardarropa me viene a saludar Álvaro Pérez el canario, que también tiene reto, el de 25 (el que no está es Edutri3, no es que fuese a venir, pero sé que le gusta salir, aunque sea haciendo un cameo como este en mis crónicas, es un embajador de Mapoma, le diré que me inviten a la siguiente recepción que haya con cerveza sin limón), dice que está mucho mejor, que en Madrid lo pasó mal (no sé si hizo una hora más que yo (había hecho una menos que yo en Las Palmas, lo cual tiene sentido lógico, allí siempre es una hora menos), y me alegro. Hablamos de las futuras pruebas, pues no es fácil encontrar 25, y él al igual que yo estudia mal las carreras, ya le han suspendido dos maratones este año, Zaragoza y la TransVulcania, creo). Siento que no esté Dani Soriano, pues se lesionó esta semana, creo que en 15 días podrá volver a estar operativo, que así sea. Me cuenta Álvaro que ha estado hablando, no sé si se llama Álex, con un chico que tiene un reto de 40 maratones, le digo que de asfalto o es muchimillonario o es imposible, y parece que también incluye las que hace sin dorsal, eso ya es otra peli, no tiene nada que ver, no es lo mismo que tengamos que hacer los 42 km de hoy sí o sí, que salir un día al parque y si no te va bien o llueve, o refresca, ya volverás mañana a hacer los 42 si hace mejor día. Pues nada al lío.

Aquí tenemos que ir andando detrás de unos chicos vestidos de romanos (la zona de salida es en las ruinas de Ampurias), andamos unos 200-300 metros detrás de ellos, que nos dejan en la línea de salida, camino muy estrecho el primer km, pero tampoco somos demasiados, procuro ponerme algo delante, el año pasado lo hice muy parado. Estoy preocupado por cómo responderá mi cuerpo, imagino que al principio ok, pero luego no lo sé. Y además temeroso, pues habrá lluvia (ahora está más bien soleado, a punto de salir) y creo que mi tiempo puede ser muy malo, es una prueba solitaria, y eso es lo peor para mi motivación. Arranca la prueba y ya en ese primer km ya sé porque pretenden que haya tantas restricciones en el uso del plástico, tienen montones colgados por cada palo del camino, y en una calita mona que hay, han reproducido uno de esos cementerios de las películas yanquis donde van a ver al tío Joe que murió en Vietnam, sólo que las cruces son todas amarillas y está el camino, pleno de plásticos amarillos y letreros (parecen de plástico también, no sé), supongo que no se les habrá ocurrido usar papel o cartulina, en un súper en Cataluña no te pueden regalar una bolsa de plástico porque les multan, pero plásticos amarillos, carta verde, digo amarilla. En fin, no sé para qué digo nada, si cualquier día me van a colocar algún injerto en la rodilla y seguro que será de plástico (el color dará igual, porque no soy transparente). Una cosa es lo que piense yo, que poco importa, pero podían usar papel, o cartulina, tenirse el pelo, cortarlo y hacer con él los lacitos (aquí uno deshaciendo amigos).

Efectivamente no creo ir muy rápido, el primer km es favorable y lo paso en 5m50s y ya en 12 el 2ª. Me saluda un chico muy agradable, me recuerda de Laredo, me dice si iré este año, y le confieso que sólo si estoy en mejor forma, allí si te vas a más de 4h30m te echan de carrera, y es un mal trago, tengo que ir en forma y sin dolores, porque si me pasa eso, me da algo (lo peor es que me conozco, y luego soy capaz de ir, no ya estando mal, sino estando peor que mal), eso sin contar que de ir será para pelear el último puesto. También es verdad que luego están los de Runonline que te hace unas pedazo de fotos, que hasta yo las enseño a los demás. En fin, le deseo suerte y tira hacia adelante. Km3 18m20s y ya de los nervios, a ver si lo maquillo para el 5. A partir del 5 y hasta el 7 me iré cruzando con los que regresan por el otro carril, animaré y también me irá bien moralmente. Ntes del 5 ya nos ha empezado a llover, lo recuerdo un momento, pero luego lo olvido, pendiente de mis ritmos. Ese km 5 lo paso en 31m30s y ya mi moral empieza a echar números de a lo que me conduce eso, tendría que mantener este ritmo toda la prueba, y aun así no bajaría de 4h30m. Y si del 2 al 5 pierdo eso, no quiero ni pensar luego.

Hasta el km 10 que pasaremos por la salida otra vez, es todo bastante llano. Intento apretar para mejorar parciales, no mejoro, pero al menos recupero algún puesto (había perdió muchísimos, todos no, porque hay gente que hace la media y van más lentos), pero va a peor, llego desesperado con casi 1h04m al km 10. Dantesco para mi moral, lo único bueno es que la rodilla no ha dado malas señales de vida, si la noto en algún momento, no es la culpable del ritmo. El nivel medio es alto, pues es campeonato de Cataluña, y hay liebres para los tramos de 3h00m a 4h00m para cada 15 minutos.

Nos estamos mojando mucho, la lluvia ha apretado lo suyo. Ya que aquí hay algo de público y es un poquillo sube y baja, aprieto el ritmo, y veo que algo mejora, se acaba ese km y pico de camino que hay en las ruinas y viene una fuerte subida para llegar a L’eEscala y fuerte bajada en la primera calle que pillamos que nos conduce hasta una plaza al lado del mar que siempre está llena de turistas. Desde el 10 al 13, que es poco después de pasar la plaza, ver como mejora el crono (unos 18m10s esos 3 km) y que adelantaba corredores me ha dado moral, está lloviendo fuerte, pero mi guerra es con el crono. En la plaza del paseo marítimo, está todo el mundo en terrazas bien cubiertas y nos animan (otros casi nada o nada), debe darles mucho gusto que hay otros poniéndose sopa y ellos pueden tomar el chocolate y los churros tan a gusto (y bien que hacen).

Paso ese km 13 sobre 1h22m y poco, y sí me molesta algo la trasera de la rodilla derecha (tal vez por haber metido la máxima intensidad que podía), empiezo a pensar que igual debería de bajar ritmo, mientras lo pienso o no, da igual, sólo de pensarlo ya lo he bajado sin pretenderlo, también que ahora llegamos a la zona más llana del circuito, y con lo que está lloviendo está uno pegando brincos para no comerse los charcazos, a veces a izquierda o derecha, o hacia adelante, no hace gracia meter las zapas enteras en un charco profundo. No iría nada mal que aflojase. Los avituallamientos bien, sin problema, los voluntarios nos dan agua, y en algunos puntos aquarius y plátanos. Con lo dicho, llegamos al km 15 que como mencioné se me ha vuelto a ir algo el crono sobre 1h35m pero al menos mejor que en el inicio. Incluso me siento menos pesado (va a ser verdad eso de que el agua encoge), lo malo es que del 15 al17 nos quedamos en familia, los de la media han girado en el 15 y esos 2km los hacemos solos, y cuando regresamos, ya casi no queda nadie de la media (nosotros éramos unos 250 inscritos). Se ha agradecido que dentro de la población también hacemos buenos trozos cruzándonos (del 13 y algo al 15 y algo es doble sentido con los que van del 16 y algo al 18 y algo), me animo con muchos corredores, algunos ya me conocen (“estás en todas”, me dice más de uno, o “tú estabas en Barcelona también, no?”). uno de los que me saluda es Guillermo (o eso interpreto yo), de carreras populares. Álvaro también, hoy está mejor, lleva mejor cara, a Goyo le saludé en el km 6 mío, luego como va muy por delante ya no le volví a ver, o eso creo, porque cegato de normal y con cortina de agua por delante cualquier cosa es posible.

Es también campeonato de Cataluña y eso es razón para que hayan puesto liebres de 3h00-15-30-45 y 4h00. Yo también he participado en campeonatos de Cataluña, dos veces, uno en dictadura y otro en monarquía cuando tenía 12 y 13 años, en 3000 marcha en pista, 7ª las dos veces creo recordar, sin entrenar, pues lo hacían en septiembre, y ni siquiera tenía en ese mes entrenado jugar en los patios del cole. En fin, que ya estoy con otra batallita, tirando a antigua. Aprieto lo que puedo y trato de aprovechar el sube y baja para no darme respiro, es muy gratificante pasar por la plaza del paseo marítimo, porque me llueven aplausos de todos lados, de allí hay que salir machote, pues nada más dejarla se pone el suelo casi vertical, la ventaja es dejas atrás los charcos que son un calvario, empapado es poco como llevo las zapas, aunque la verdad lo sé pero no me preocupo, el crono y mis piernas centran toda mi atención. La verdad es que descaro mucha energía sin problema, ahora hay que apechugar con un cuestión para salir hacia las  ruinas. En 6m muy poco estoy haciendo ahora los km. Lo malo es que los letreros no los paso así, creo tarda algo más. Bajada en dirección a las ruinas (en este punto las rodeamos por carretera), los avit bien, ayuda que la temperatura no es mal (imagino que 14-18, no sé) la lluvia refresca e hidrata (un así me he echado agua más de una vez, la costumbre, o mejor dicho, el vicio que le tengo), en el 21,3 está el 9º avit (nos beneficiamos que hay 3 puntos que los pasamos al ir y volver y los voluntarios no escatiman ofrecernos siempre cada vez, en cuestión de voluntarios no tienen que envidiar a los grandes, nos ponen todo su cariño, se nota y se agradece, vamos tan en familia, que hasta nos da más tiempo para darles las gracias, a veces en las grandes es todo tan de repente que igual te d a tiempo, que igual no). He pasado la media casi en 2h13m. he mejorado mucho, pero bajar de 4h30m con ese paso no lo veo nada fácil.

A mi favor tengo que las fuerzas no me están fallando y sólo me han pasado un par de corredores (alguno más que en poco tiempo vuelve a quedar atrás), eso quiere decir que mi ritmo está bien, ahora hacemos el recorrido de la 1ª vuelta (con 19 km más, casi, 22 lo pasaremos 200 metros después del 3, el 23 lo mismo después del 4 y así). Me está costando, pero llevo desde el 17 más o menos aguantando mejor que peor el ritmo de otro corredor que va pasando corredores y animando a todos los que se cruzan (aquí se conocen casi todos), son buenos km que me suben la moral. Ha dejado de llover y esta  nublado, en carretera es menos problema porque no nos comemos los charcos. Km 25 en2h38m. me gustaría ir más rápido, pero faena tengo con hacer la goma con este corredor al que intento seguir, es el que tiene mejor y más uniforme ritmo de los que tengo cerca. Regreso desde la carretera, camino primero de la zona de salida y meta, cuesta bastante porque es solitario, y a ratos sopla el viento (o igual sopla todo el tiempo, pero lo notas más cuando flojeas). Ya en el 27, cuento los momentos para llegar al 30. Y después de acercarme a mi “liebre”, aunque no me veo sobrado, arranco a tirar delante (si le sirve mi ritmo así correspondo, aunque creo que prefiere ir al suyo, aunque seguro que puede ir más deprisa). Me voy fijando la distancia que le saco, pero por saber si aprieto o se me duerme el ritmo.

Voy con ilusión, porque siento que voy hacia adelante, y no paso apuros de agotarme. Las piernas van respondiendo (un horror las curvas de 180 grados a mi derecha, la rodilla las sufre mucho). Paso el km 30 sobre 3h09m que no está mal. Ahora toca no desfallecer, el paso por la zona salida meta es muy agradable, todo el mundo está animando, así que me voy de allí con la sonrisa puesta, salimos a la carretera con la rampa hacia el pueblo, por carril contrario bajan los que ya están en los últimos 3 km. Espero ir por ese carril pronto, subida bien, más agua en el avit y bajada hasta la plaza del paseo marítimo, rápida y con cuidado (suelo mojado), muchos ánimos allí, la gente ahora que no llueve está más animada, callejeo y ya en busca del km 32. Ahí alcanzo a un corredor que me saluda, Juan Carlos Antón, dice que se lee mis crónicas (y hasta le gustan, o eso creo entender), nos animamos y según pillamos el avit, trato de tirar con fuerza hacia adelante, nos despedimos, creo que me voy más fuerte aún (como me dopan los ánimos, muchas gracias Juan Carlos, un placer, luego sé que él acabó bien y contento). Hay una ligera bajada, llaneo (mejor que en la primera vuelta, no hay charcos ya) y se nota fuerte el viento en contra, ya va a ser así casi todo el resto de la prueba, aunque afloje en algún momento, no deja de soplar. Rampa hacia arriba, ya pasado el 33, un km entero llano, con ilusión de que no flojeo, otro avit (voy servido de agua esta vez, en todas bebo, y también me echo), y después de una rampa, una bajada en la que está el letrero del km 35. Sobre 3h41m.. Si no desfallezco será por debajo de 4h30m pues ningún km lo pico en más de 6m30s y alguno en 6m y poco.

Desde el km 35 todo es vuelta ya buscando la meta, voy muy fuerte de moral, y sin dolor en las patas, parece todo más fácil, km 36 y km 37. Sobre 3h53m ese km 37 ahora sé seguro que bajo de 4h30m. último paso por la plaza del paseo marítimo (como había gente y esta vez pendiente de la carrera, ha sido un gusto, me he venido arriba cada vez con tanto ánimo). E inmediatamente viene lo más difícil en cuestión de crono (subir no me importa, se ve que he traído más fuerzas de las que creía), por la fuerte rampa de salida de L’Escala. Con muchas ganas, paso por la zona de más público con muchos gritos de apoyo, adelanto algún corredor que nos animamos. Y subo la rampa lo más fuerte que puedo. Poco después de llegar arriba, km 38 unos cuantos segundos por debajo de 4 horas. Me lanzo lo que puedo en la bajada, acabo de beber agua, me cruzo con un organizador que va en bici y me ofrece más agua y si necesito algo, le digo que no, que acabo de beber y le agradezco y aprieto hasta poder llegar al km 39 (me sale en 6m ese km) y adelanto con su sorpresa, al único que quedaba por delante de los que me habían pasado después del el km 7, se sorprende porque voy bastante rápido (dentro de lo que puedo ir yo). Ahora lo que queda es durillo, porque además de unas pocas subidas, es carretera completamente solitaria. No importa, es pelea con el crono y de no ceder ritmo subiendo.

Voy bien de moral, y de ritmos, ya tengo claro que por debajo de 6h28m. Muy bien hasta el km 40 sobre 4h12m30s. me ayuda mucho a no ceder ritmo, voy como un niño con zapatos que le caben (para mí eso siempre ha sido más importante que el que sean nuevos o no, ¿para qué los quiero nuevos si sólo me cabe un dedo?). Por encima de 4h19m aunque poco (creo que ese km tenía mal puesto el letrero, yo me he tomado 6m06s), da igual, creo que puedo bajar de 4h27m tiro fuerte, pues por mis recuerdos me hace falta colchón (me suena como es habitual más de 195 metros a meta), voy muy alegre por dentro, aunque imagino que gasolina debe estar ya en reserva, por fin en el camino con un poco de sube y baja, veo una curva que sé que al doblarla está el letrero de km XLII (ruinas romanas, números romanos), miro y 4h2432s, alucino (ese km lo he hecho sobre 6, pero como dije, el letrero del anterior (al menos ese, puede que alguno más) debía estar mal, aprieto porque no me fío de los 195 metros (que han sido unos cuantos más) y meta.

4h25m59s neto (calculo que 250 metros habré hecho desde el 42). Satisfecho de cómo ha salido. No esperaba me molestara tan poco la trasera de la rodilla en especial y también el isquio contrario. Y con falta de entreno y no muy allá de peso, un cromo. Y sin embargo ha salido mejor de lo esperado (y con un comienzo espantoso), habré doblado o casi (algo menos de 2h13m la media). 43.04 en el gps, 4434 calorías y 151 ppm. 185 de 215 llegados a meta (en km 7 tenía sólo 5 por detrás, y sólo que gané puestos), no sé si habrá habido pocos o muchos abandonos (muchos no creo). Ya post meta me encuentro con Álvaro que ha hecho 4h08m largos y está contento, hasta 6 minutos le remonté, me sacaba 23, supongo que alegre por olvidar los problemas de Madrid (él es de bastante menos de 4h). Mientras está conmigo y espero a que me toque con lo fisios (también hay aquí de eso, están en todo lo que pueden), vemos como sale volando una carpa de Powerade (ya he dicho que el viento soplaba, y a ratos, con su mala leche), vemos cómo va hacia un carrito de bebé que tiene un hombre (a 15 metros de donde estaba la carpa), lo ve venir, y hace lo imposible por esquivarlo, creo que lo ha movido muy bien, pues además el vuelo era irregular, y costaba saber hacia dónde se dirigiría, ha quedado algún hierro apoyado en el cochecito, que el padre ha evitado a medio camino que cavase de volcar, y el bebé está bien. Qué alivio. Me ha hecho recordar el angelito que sufrió la caída de un árbol en el Retiro hace unas semanas. Las desgracias las carga el diablo. Me imagino este hombre yendo a casa, contento porque su niño está bien, y temblando,, sólo de pensar lo que le podía haber pasado. Pasado el sustazo, hasta nosotros nos sentimos mejor, el alma en un puño, este viento tiene peligro (hace dos años se suspendió el maratón por tramontana). Ahora como todo ha acabado bien, se nos ha iluminado la cara, y con los fisios y demás corredores que están allí no paro de soltar de las mías, que de alguna manera relaja.

Vuelta al hotel (me lleva Álvaro en coche), ducha y bocata para llevar, lo como en la parada del bus a Figueres y allí me encuentro con Goyo, comentamos la carrera y hablamos de futuro maratones, tanto con Goyo como con Álvaro compartiré próximo maratón en Vitoria. Voy a ser casi el único sin retos.

11º maratón del año (12ª prueba de 42km) y 85º en total (92 de +42 km). Muy buen trato de organización y voluntarios, que se agradece mucho, por ahí no había excusa para flaquear. Poco urbano y poco público (que ya sabía), pero cuando había público sí que animaron, y mucho, y eso siempre ayuda y se agradece. Los dos días después muy bien las piernas, aunque acabo descansando más por el sueño (ni 12 horas en 4 días, sin 2 seguidos en la misma cama). Muy contento con las patas (aunque ya no sé si no me molestaron, o más bien no me molestaron lo suficiente), hasta que el jueves hago un entreno y sigue asquerosilla la trasera de la rodilla. Veremos si acepta el buen rollo del último maratón. Ganas de más, cuando me veo bien, aumenta la ilu por hacer más y por mejorar en cada uno lo que pueda, pero si no puedo mejorar, no dejar de lucharlos a tope, eso por supuesto.

Excelente tu aporte
Hubieron muchas carreras durante elDesarrollo de la primera guerra mundial
14 mayo, 2018, 14:26:46 pm
Respuesta #4
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.174
  • 49
    • @julianigle11
Gracias cacostam1
 

Información corredor

 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Corredores en linea

  • user Google (4)