Bienvenido a FOROFOS DEL RUNNING

FOROFOS DEL RUNNING



 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
  • stats Total de Usuarios: 4.108
  • stats Total de Mensajes: 216.476
  • stats Total de Temas: 9.746
  • stats Total de Categorías: 6
  • stats Total de Foros: 96
  • stats Máx usuarios conectados (a la vez): 1.853

  • averages Mensajes promedio: 49
  • averages Temas promedio: 2
  • averages Usuarios promedio: 2
  • averages Media de conexión: 231
Bounce Bounce
8.198 Mensajes
runningbox runningbox
7.493 Mensajes
cheve cheve
6.544 Mensajes
Admin Admin
6.038 Mensajes
Amadablam Amadablam
5.333 Mensajes
yonhey yonhey
4.553 Mensajes
brad brad
3.587 Mensajes
noclearpath noclearpath
3.563 Mensajes
Patxi Metxas Patxi Metxas
3.378 Mensajes
NACHO_COOPER NACHO_COOPER
3.292 Mensajes

Eventos Vinculados

  • [2017] MARATON EDP BILBAO NIGHT MARATHON: 21 Octubre, 2017

Autor Tema: [2017] MARATON EDP BILBAO NIGHT MARATHON  (Leído 5189 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

25 Octubre, 2017, 22:38:11 pm
Respuesta #8
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.379
  • Aplausos: 74
    • @julianigle11
Vuelta a Bilbao y a la nocturna, no mucho tiempo para intentar mejorar estado físico, entrené miércoles tarde, jueves mañana y tarde y viernes por la mañana. Me llegaron las NB 1500v3 y me gustaron porque son más ligeras, aunque me chocaban los dedos del pie derecho, las estrené en dos sesiones de 22 km. Decido arriesgar a estrenarlas el sábado. El peso volvió al nivel de las dos pruebas anteriores, así que me adjudico el deber de pelear las 4h30m y poder rondar las 4h28m (sin renunciar a nada, o aceptando que vaya peor, saldré a por todas, aunque esas todas puedan ser en ocasiones unas pocas). También quiero sacarme el mal gusto del año pasado, cuando hacía pis rojo, muchas ganas de sacarme esa espina, revancha conmigo mismo, no por la prueba en sí.

Ojo, que me gusta bastante este maratón, pero siempre tiene fallos importantes, de las duchas ni hablo, lejos y por lo que sé cerradas ya para los lentos (parece que sea cosa de ellos/nosotros, que si están cerradas, ellos habían dado tiempo, haber corrido más, yo lo traduzco por el “si eres lento, tienes alma de guarro”), además como cambia el tiempo, no podrías dejar todo lo que llevarías para ducharte en la bolsa de guardarropa (la obligada, así que lo que no cabe no lo aceptan en guardarropa), tampoco es agradable (aunque lo consideran un gran éxito de organización un cambio muy acertado para todos esos maratonianos que están inscritos al  10k –pirata se le llama aquí- y la media, los del maratón somos un mal necesario para ponerle nombre internacional a la carrera). La salida es una locura, y un tapón, muy estrecha (este año lo cambian, se supone que para mejor). Tampoco me gusta, que según ellos, tenga uno que salir en una posición 12000, aunque en meta seas el 500 y pico, y más teniendo en cuenta, que a la hora que llegas te lo juegas todo, que los fisios estén chapando (debería ir hasta el guardarropa y volver), que hasta el kebab esté cerrado para cenar, etc. Joroba mucho más perder 7-13 minutos en salida, pues luego a la 1 y pico, todo toca hacerlo contrarreloj, también músicos que habían recogido ya, cuando pasas delante de ellos después de las 12 y pico, avituallamientos en los que empiezan a faltar cosas, sólido o isotónico. Para mucha gente, se hace muy duro la diferencia que hay entre primera y segunda vuelta, en la primera está petado de público, y nadie en la segunda, sólo los colgados del maratón (lo peor para mí, no es eso, es que presuman los organizadores que el público se vuelca con la carrera, está montado que el único vuelco es con la media y el 10). Entonces, con todo lo que lo critico, ¿para qué coñe voy? El público me gusta, acepto el de la primera mitad, porque están allí y animan, y gusta, pero los “4” que animan en la segunda, son de Bilbao, se les oye y se agradece mucho, ya sea que estén de público a pie de carrera, los menos, o en las puertas de los bares, que se les oye y se agradece. Los voluntarios también son de agradecer, además de su labor, no cesan de animar. El circuito me gusta, no tengo capacidad de opinión de si podría ser mejor circuito o no. Y la compañía de esos 500 y pico que también están haciendo el maratón, además de ver a varios txokeros (de cara me conozco a muy pocos).

El viaje es el mismo sábado por la mañana (otro viernes que me hincho a dormir poco), antes de las 6 en pie, desayuno en sala club de Chamartín (las ventajas de tanto maratón, tener tarjeta Renfe de plata, con acceso a eso, yo que los pocos accesos que tengo suelen ser al metro, por las escaleras de las bocas que da a la calle), incluso como en el tren pasta y bocata, aunque sean fríos, gano más tiempo para descansar patas y cuerpo (el alma no descansa, la tengo agobiada a tiempo completo), recojo dorsal (aquí para el de maratón no hay colas), y tomo café con un amigo vasco (Iñaki, ya que tienes un amigo vasco, que no haya dudas que lo es), y a descansar al hotel (dentro de ciudad, en Bilbao me sale caro siempre, al menos viaje en tren preferente -20 euros- y vuelta bus -15- sale barato). Con ganas de ver si soy capaz de hacerlo como quiero.

Llega la hora y al guardarropa, las calles llenas de corredores y acompañantes que se dirigen a zona de salida. La temperatura creo que estará bien para los que buscan marca, otro cambio brusco para mí, pasar de la insolación de Palma a esto, no frío durante el día, pero ya chaqueta obligada aquí, eso sí, favorecido para la opción de marca. Dejo la bolsa, me pongo las zapas nuevas, nervioso por ellas, y también porque viene otro maratón, me dirijo a San Mamés, es fácil, siguiendo la riada de gente. Queda poco, un último pis en los meódromos móviles descapotables (eso es un acierto, despeja para mujeres y los que tienen otras urgencias las colas de los clásicos baños portátiles), que muy pocos maratones usan en España. Está montado muy raro la salida, veo un montón de arcos, donde no debe haber salida, pues no están allí los corredores, salen élite y hasta cajón 2 bastante aparte, y hay 4 arcos (de colorines , distintos de los típicos de salida-meta) para entrar en cajones paralelos (no uno detrás de otro), y alguno de ellos petado, como el 4 que es de donde me entero ha de salir mi dorsal. No quiero, porque me imagino que eso ralentizará mucho el inicio de carrera (temo que otros también, pero mal menor), ya es la hora, y trato de entrar en el 3, hay 3-4 voluntarios controlándolo, y uno me dice que no puedo, que el mío es el 4 (de hecho fue en ese momento cuando confirmé el cajón que me correspondía). Es complicado, porque supongo todo el que le intenta le cuenta algo. Yo no soy más que nadie, pero no estoy en cola de 12000 maratonianos, tengo que salir detrás de 6000, 9000 o 12000 de los cuales ni un 5% hace el maratón, me parece injusto. Además como es nocturno, ese retraso para cuando llega uno a meta penaliza triple, no se lo digo pero tengo miedo claustrofóbico al post maratón de Bilbao, tengo miedo a los espacios cerrados, que esté cerrado el espacio de los fisios, que esté cerrado el espacio donde pretendo cenar. No es nada agradable a la 1 y pico, después de 42 km ir con prisas a todo, para además ni siquiera conseguir objetivos (como el de cenar), pero eso explicado, llevando un dorsal, como todo el mundo y a las 8:30 suena a excusa chorra (me sonaba a mí cuando lo decía, a pesar de que estoy completamente de acuerdo con lo que pienso, aunque sea el único en estar de acuerdo conmigo en eso). El chico me lo deniega repetidamente (sin ningún mal gesto ni nada parecido), pero yo le insisto repetidamente (de colarme por las bravas, ni me lo planteo, aunque me funcionase sería una falta de respeto, tal como veía la situación), me sabe mal porque se debe estar sintiendo como el que lleva una vaca en brazos el tenerme allí), le insisto y le doy mis argumentos (no soy guionista, salvo para estas crónicas), le digo que como igualmente el cajón 4 está petado (no cabe una pulga), me esperaré pidiéndole que me deje pasar hasta el final, pasa rato y rato con el monotema, y no sé si por caridad, o sorprendido de tanta insistencia al final me deja pasar (ya se ha dado salida de los primeros), se lo agradezco mucho, el mal será algo menos malo. Sé que todos o la mayoría no están de acuerdo conmigo en eso, sé mis razones, las podré haber explicado mejor o peor, pero así es cómo me afecta y cómo trato de apañarlo.

Avanzo lo que puedo, hay un poco de parón antes de cruzar la línea de salida (alguien me dijo antes que hay dan salida, pero que los cronos los ponían en marcha en uno de los arcos que vi, típicos de salidas y metas), avanzo un poco lo que puedo, desde la cola de los del cajón 3. Y paso la salida, el inicio es rodeando el estadio de San Mamés, curva todo el tiempo, se avanza medio bien, y a los 100 metros o así, al desaparecer las vallas de la derecha mucho mejor, cuando enfilamos la serie e arcos que me decían eran salida, se frena un poco, (es una bajada pronunciada) y al final cerca de 200 metros los hago andando (los demás al mini trote), hacer salida ancha, pasar por sitios anchos, para luego tener que pasar por arcos estrechos (estrechos para ser salida de la prueba), en otros sitios ponen 2, si la salida es tan numerosa, yo por lo menos no comprendo la ventaja de una salida algo más ancha, para volver a pasar por el tubo estrecho. Por fin giramos a la izquierda, y ahí ya es ancho y empezamos a poder movernos todos bien. Como es de noche hace rato, ver el reloj lo llevo fatal, ni encendiendo la luz lo veo bien. Pero las dos o tres veces que lo intento en los dos primeros km me marca menos de 5m30s así que parece que bien, voy cómodo con las zapas nuevas (aunque temo sea cuando acumulen km que me fastidien los dedos).

Siento que no puedo mencionar todas las calles de paso, pero Gran Vía, que fue la siguiente que cogimos fue tremendo, es ancha, no íbamos mal. Pero vallada y llena de público, como siempre voy superpegado a un lateral, y veo que está de chavales a tope, de todas las edades, pero con muchos pequeñines y casi todos con la mano extendida para chocar. A ello vamos, intento no perderme ni uno, la mayoría de las veces son entre 4 y 10 chavalin@s seguid@s, y trato de chocarlos todos, la verdad no sé si lo hago muy bien, regular o muy mal, pero poniendo toda la buena intención, cada vez vuelvo a recuperar la verticalidad y no sé si lo va a notar mi cuerpo, que se agacha bastante. Nuestro paso, creo que es un  momentazo para el público, y puede que aún mayor para todos los corredores. Es una recta ancha y larga que se hace larga y corta por momentos, muchas voces de ánimo, muchas manos chocando (pero muchas, incluso de adultos), pienso que tendré que ponerme en el lado derecho en otra calle, pues por el izquierdo ya llevo desequilibrado todo mi cuerpo del chocamaning, pero contento con ello. Acaba la larga Gran Vía, creo que mi ritmo va bien, ahora toca rodear la glorieta e ir por calle en bajada a cruzar el puente de la ría, en un intento de ver qué ritmo llevo, me da que paso en 11 y poco el km2 y me parece muy poco tiempo, por lo que perdí en la bajada andando del primer km. No veo letreros de los km (estaban en el otro lado, tapado por todos los corredores a mi derecha, eso lo veo después, en la 2ª vuelta).

Mucha gente en todo momento, llegamos al puente, y así de público hasta casi la mitad, no me veo lento, oigo que me llaman por detrás, es Free que me alcanza y saluda, no me dice nada de mi look (en cambio él se parece cada día más a la foto de su avatar, es una foto de Guti), y no sé si es que no voy horrendo, o que lleva la vista nublada, pues no me dice nada de mi aspecto, intento seguirle no muy de cerca , para que no sepa que lleva nadie detrás, y lo consigo, porque enseguida ya le tengo lejos para para tanto no me da el ritmo. Acabamos el puente y hay giro a la izquierda, aunque la calzada es grande, la mayor parte está separada para que continúe la circulación de vehículos, y el tramo para corredores está repartido en dos, pues por ahí regresamos también en el km 9, se ralentiza un poco, pero enseguida nos ensanchamos algo, pues los de vuelta sólo coinciden ese centenar de metros (llegan ahí por otra calle), larga calle, recta y casi llana al principio y que al final si tiene una subida más notoria.

En el km 3(de mi gps) creo que vi que iba por debajo de 17 minutos y eso estaría bien, me preocupa que veo el letrero del km 25, pero no el del 4 a continuación (el circuito es el mismo desde el primer km o km y algo en las dos vueltas). Cuando acaba la subida, llegamos a una glorieta (en la que hay un hombre mayor animando tocando el tambor como un descosido, muchos corredores le animan a él, por el esfuerzo, yo también, pero casi ni me oigo de lo mucho y muy alto que le animan los demás) que nos dirige a una bajada pronunciada primero y luego más suave, donde además está el primer avit. Como era de esperar, mucha aglomeración en la primera mesa de cada lado, cojo botella de agua un poco más adelante, se baja rápido, pero con algo de cuidado, suelo mojado, por nuestras aguas derramadas y que los corredores vamos en general un poco más descontrolados de movimientos al pasar por el avit. Veo el letrero del 26 con 28 y algo en mi crono, y deduzco que debo ir sobre 29 en el letrero de 5 (que no veo), eso quiere decir que he bajado ritmo, y trato de aprovechar la bajada para recuperar tiempo, sigue habiendo bastante chocamaning y procuro ir siempre muy por el lateral (incluso encima de la acera si es el caso) para evitar molestar y ser molestado. Giramos, para dar la vuelta a una calle paralela que es de subida, y mi sorpresa es ver ahí el letrero del 5. Como poco han pasado 300 metros del letrero del 26. No tiene sentido, toca spoiler para explicarlo, así sucederá durante muchos km sobre 250-300 metros de diferencia siendo mismo circuito, no tiene sentido, pues si a 195 de meta pasamos el 42, el letrero del 21 tendría que estar unos 100 después de meta (ahí recuerdo que esta peli y la viví el año pasado en un maratón nocturno en octubre, sólo que estaba menos preocupado por eso y más por el color rojo que estaba obsesionándome). Milagrosamente siendo mismo circuito, el letreo del 21 sí está situado a esos casi 10 metros aprox. El problema es que no sabe uno si el mal puesto es el de los km de maratón o el de los de media. Ni lo averiguaré, supongo, eso va en el lote de los múltiples geles que nos dan (como tengo duda si serán 4 o 5, yo ya llevo encima todos los que puedo usar).

Se inicia la subida, y aunque la calle tiene algo de anchura, con coches aparcados a ambos lados (en uno en batería) no sobra espacio, vamos subiendo y al llegar al km 6 (ahora sí voy viendo ya letreros, al estar a mi lado, o en el otro, pero sin tanta distancia y no estar tapados), voy ya por algo más de 36 minutos y el gps marca 6,32 que me parece mucho (me llego a preguntar si es verdad lo que me dijeron que el crono empezaba en alguno de aquellos arcos de la bajada del primer km, a pesar de que no recuerdo ver alfombra alguna allí). Creo que va a ser cierto eso de que muchos no nos adaptamos a hacer maratón de noche, mi reloj debe ser uno de ellos. Intento apretar, también soñando en que sea una mala colocación de los carteles (mala seguro, quiero decir que estén puestos más tarde de lo que deberían).

Aunque son calles con menos gente, en la mayoría sigue habiendo gente que nos anima, al final de esa subida giro y descenso, llano, descenso, cuento con recuperar algo para el km 7, mientras algún corredor que me conoce me anima y me suelta cumplidos que son mejor oír de noche, porque me pongo colorado al oírlos (por lo gratificantes, nada porno) y así no se me ve lo vergonzoso que me pongo. Pues km 7 y rondando los 43 minutos, moralmente mal, pues voy cómodo, no me siento lento, las zapas ni un pero por ahora, no me siento lento y no me pesa la panza. Espero que hasta el 10 mejore, última subida y larga recta llana hasta el avit del 8 y pico, que es un poco crazy porque es nada más hacer un giro y para muchos que no la hayan hecho es encontrárselo de golpe, esta calle llana bastante llena de público y peques, hay sus chocamaning y al girar al avit vuelve a haber tapón, tratando de pasar por el centro, cojo luego la botella de agua, beber y echarme, en ese momento no sé si me echo por costumbre o por necesidad (supongo que algo de ambas), teniendo en cuenta que antes de llegar al 10 se separan las dos carreras de la pirata, igual debería ser después, para una carrera de 10 montar avit el 9 es innecesario, y tal como está montado contribuye a más jaleo y barullo. Supongo que no todos, pero muchos de la pirata cogen botellas de agua, los 100 metros de doble sentido en los que regresamos al puente producen algo de parón, y con más ojo, pues el suelo está mojado. También daban unos vasos de agua que parecían muy pequeños y de ahí debía caer bastante al suelo.

Atravesamos el puente y ya hay la primera separación, se descongestiona mucho la prueba para nosotros, aunque sé que por poco tiempo. Muchos ánimos al volver por el centro, callejeo y a la vuelta, por el lateral de Gran Vía otro avit. Siguen muchos tramos a top, vuelvo a ver (ya no recuerdo si era un chiqutín o chiquitina) un peque con la camiseta de beer runners, por segunda vez, antes en km 2-3 debió ser, le choco otra vez la manita y le digo aúpa ese beer runner (ya no recuerdo si me lie y ke dije beer o drinking, o cada vez una cosa), imagino que está esperando que pase papá (pues creo que está con su mami). Los voluntarios animan en todos los puntos, pero aquí me animan aún más (ya estaban animando al pasar en el km 1-2, cuando estaban esperando que recorriésemos 10 km para darnos de todo y con cariño). El km 10 lo he pasado sobre 62 minutos, lento y relativamente inexplicable, porque no me he visto lento (pero lo he sido). Voy bien, mis piernas también, así que a intentar apretar del 10 al 20, a ver. Vamos a pasar cerca de meta, tras una pronunciada bajada, me cruzo con el voluntario que me dejó pasar al cajón, se sorprende (seguro que por mi desbordante belleza masculina) y nos saludamos, ahora toca ese raro trago de coincidir unos 500 metros con  la carrera pirata, por el tramo más estrecho (eso no es casualidad, tiene que estar hecho así para fastidiar), y además cruzarnos, porque luego nos separamos en la dirección contraria de la que nos habíamos juntado. Se oyen los altavoces porque ya han llegado los primeros de la media 8h04m y pico, al menos los dos primeros), a nosotros nos queda poco para llegar al 11, algo de callejeo, y muchos ánimos al acercarnos en subida a la estación de Abando, e inmediatamente bajada corta para cruzar el puente.

Ahí viene el tramo más llano y con menos público, primero un ida y vuelta corto hacia un lado y luego más largo hacia el otro, paralelos siempre a la ría. Aquí nos podemos ir viendo y saludando, animando o contemplando como otros van mejor o peor que uno mismo, creo se me están yendo los tiempos más de lo que quisiera, pero no me atrevo a forzar aún más la máquina quedando dos tercios de prueba, me adelanta 7 y nos damos ánimos y creo que también me cruzo con un par de txokeros, pero como no les conozco la cara, no sé quiénes son. No estoy seguro de como pasé el km15 (seguíamos con cerca de 300 metros de diferencia entre letreros de los pasos del maratón y la media), posiblemente en 1h34m o similar. Ya de vuelta después de ir a lo más lejano (donde nos desviaron para hacer un corto zigzag que no habíamos hecho otros años, sólo puedo suponer que antes girábamos más al fondo -no puede ser por hacer un distinto comienzo porque la segunda vuelta creo no cambia del año pasado y haríamos más metros en ese caso en la 2ª-), al pasar por un puente, después de hacerme una foto me anima un txokero, aunque tampoco no sé quién es en ese momento, Zelko (lo siento, no ha podido hacer la media por lesión, ojalá pueda estar en Valencia) me dijo luego que Victorlns. Me hizo sonreír y me chutó un poco de adrenalina por vía hoyuelos de las mejillas, para ir tirando en la vuelta al puente para cruzar y km y algo hasta la media. Es un tramo que se hace largo, y si faltan las fuerzas interminables, encima en algún avit, por lo que sea sólo nos han dado agua en vasitos de plástico tipo chupito, y poco llenos (en carreras no se pueden llenar porque se caen ya antes de beber), trato de coger 2-3 al menos cada vez, aunque ahora no recuerdo, yo diría que en alguno de estos puntos también había botellas (que debí coger, claro, eso no lo perdono si hay), de hecho ya me habían dado en puntos sin avit, no sé si era de la org, alguna botella que por eso me despreocupo cuando me dieron vasos, iba servido (diría que en km 9 y pico y 15 es donde alguien daba algunos botellines). Antes de llegar al puente, cruzo con los últimos de carrera y me saludo con Santi Hitos y Pepe Caballer (no me fijo en el dorsal de Pepe, por si está haciendo el maratón o la media). El tramo del 15 al 20 es mucho más lento que los anteriores, y eso que es llano, y la rodilla no me ha molestado nada, si la había notado y me había molestado en subidas anteriores, pero ni acordarme de ella en el llano.

En el puente siempre hay gente animando fuerte y se sube más fácil así, curva a la derecha y bajada corta y pronunciada, ahí hay algunos bares, y además de recibir ánimos me demuestran que son fieles clientes del bar (me dicen que ya me animaron el año pasado), es un trozo que recibo especialmente más animación personalizada (recordarme de otro año, o su disposición a animar a esas cervezas de la noche, da igual, se agradece). Trato de reacelerarme en todo momento, pero con miedo de gastar antes de tiempo todo lo que creo que tendré que gastar, mi paso por la media, va a ser malo, peor de lo que pensaba, por encima de 2h14m (21,70 y poco marca el gps. En la recta de meta, muchos ánimos, soy el único que va por el lado derecho y llamo más la atención, el speaker me ve y se acerca al pasillo para el maratón, recordando que suelo participar todos los años y dándome, y pidiendo ánimos para mí, se oye montón de griterío (para mí, y para los bastantes que están entrando en meta), y ahí viene lo malo, pasar pegado a la ría, muy solitario, se oye algún ánimo de los corredores que van hacia el guardarropa por la rampa a nuestra izquierda.

Pasando ya el guardarropa giro ascendente a la izquierda para ir a buscar el centro, corredores que acaban de pillar la bolsa del guardarropa o están estirando nos animan a los pocos, y espaciados, que pasamos por allí, hay un avit que va bien, cojo naranja y un par de botellas de agua, ahora es, aprovechando la fuerza que he tenido que imprimir a la subida, cuando creo que he de cambiar el ritmo. Continuamos la subida, hasta llegar a gran Vía, desde el paso de meta es un trozo desangelado. En cambio ahora me deja ante un momento muy distinto, muy especial.

En Gran Vía (creo que se llama así, que yo con tal de meter la pata me equivoco en todas partes) estoy, ya pasamos en km 1-2 y luego vuelta por un carril lateral, pero ahora está ese carril latera, por donde van algunos chicos en su km31, pero a diferencia del gran momento de público y corredores en la primera vuelta, este es un momento Gran Vía a lo Eduardo Noriega en abre tus ojos, voy completamente solo (me acababa de adelantar un corredor, que ya se alejaba) y siento toda la calle mí, seguro es una sensación imposible de conseguir a propósito, público no queda, más que algunos paseantes y gente en la puerta de algún bar, y aunque voy alejado de la acera les oigo perfectamente animar, paso incluso por el avit de dirección contraria (están para dar en km31) y no sólo me animan, los voluntarios primeros me ofrecen powerade, que rechazo diciendo que sólo agua (últimamente los isotónicos me sientan peor, prefiero tirar de agua y naranja, y geles no muy pastosos), les pegan un vozarrón a los últimos pidiéndoles que me den agua, mientras me van animando toda la fila de voluntarios, los últimos no les oyen bien, y solo se giran para animarme, pero es tan grande la buena sonrisa de ánimo, que me alimenta igual, sigo marchando fuerte y remoralizado hasta la glorieta que hará terminar esos momentos muy especiales que han sido el disfrutar para mí solo el centro de tan principal calle.

Rodeada la glorieta empieza la bajada (con otra glorieta en medio) hasta el puente, estoy llevando el tiempo mejor, apreté el ritmo, y uso la referencia que tengo de unos 100 metros sobre un corredor que me adelantó en km21. Llegar al puente, más ánimos de la gente que queda, siempre que puedo los respondo con sonrisa y pulgar, he empezado a echar cuentas, yo era muy bueno en números, y cuento que para bajar de 4h 30m tengo que llegar en 2h38m30s al 25 y desde ahí mantener 6m30s por km a meta. Muy fácil de decir y rato complicado de hacer, primero, es que sé que seguro que no llegaré en ese tiempo al 25 (tendría que haber ido a poco menos de 6 min/km desde la media. Efectivamente he llegado al 25 como 1m11s después, que tampoco está mal, pues me he librado de esos km del 21 al 25 un poco odiosos porque llevas mucho maratón y no te acercan nada al final. Además ahora viene la subida de después del puente (que luego se compensa con bajada), y temo perder ritmo ahí. Mucho menos público, pero algo queda, también algunos ánimos desde los coches. A pesar de mi ritmo de la media al 24 me pasaron 3 y yo a nadie, pero aquí empiezo a remontar. Después de la bajada (más botellas de agua, de bebo / me echo)  en que nos encontramos el 26 ya voy 5-5 (adelantados y adelantado), giro y preocupación porque la subida no me haga perder tiempo. Ya estoy en km27 y llevo 2h52m30 y pocos segundos, es verdad que esperaba recuperar algo más por la fuerte bajada, pero algo he recuperado.

Debo arañar más, aprovechar algún km tonto, pues aunque creo que del 40 a meta puedo aprovechar (es último esfuerzo, los bares de público, 3 bajadas y 1 subida), me hará falta algo más. Del gps sólo me fío del tiempo al pasar por los letreros (no sé si en algún momento eran más largos en los km de la 2ª media o eran más cortos los de la 1ª, de 300 metros pasaban a solo 100 en km 21/42) para echar números, el 28 en más de 2h59m. Una subida y larga recta con curva final para el avit del 29, allí me dan vasos, no sé cómo apañarme para coger varios (el equivalente a una sola botella deben ser 6-8), me parece fatal que sólo queden vasos y se estuviera dando botellas en km 8,5 (ese mismo punto) a la carrera de 10 km. Es como que los del maratón somos un mal necesario para darle nombre a la prueba. Y lo que es peor leer a mucha gente de lo que les ha gustado y lo bien organizado que está el Bilbao Night marathon, cuando ellos se han parado en el km 10 (o 21 si hacían la media) y no tienen ni puñetera idea como ha sido el marathon, eso lo sabrán mejor los que sí han hecho los 42 km. Sé que en algún momento un corredor me dio una botella de agua, en este punto de carril estrecho antes de llegar al puente, pero no recuerdo ya si fue en esta segunda vuelta o en la primera.

Pues ya puente del 30, aquí había un punto de animación con música en la primera vuelta (sonaba esa de Bruce “Que el ritmo no pare”, bueno, igual no era de Bruce ahora que lo pienso), en la segunda vuelta en los dos pasos no había música, diría que en el segundo estaban recogiendo ya (les habrán informado que ya no quedan participantes del Bolbao Night marathon del 10 y 21 por pasar). Letrero del 30 en 3h12m y algo (cuesta verlo a oscuras), deseo hacer un tramo rápido. He ido adelantando más corredores, llevo ya casi un 10-6. Callejeo y vuelta en Gran Vía por el carril lateral, no puedo fiarme de pasar corredores, porque puede ser que hayan pinchado mucho y no sea el mío un mega ritmo. Llego al avituallamiento y se nota, los ánimos en este punto de l@s voluntari@s son totales, además, entre lo que me echo y bebo gasto 3 botellas, pienso que me vienen muy bien, ahora tocará poner fuerza extra en la bajada que pasa al lado de meta.

He pasado el km 31 en 3h18m 40s no he recuperado, pero tampoco pierdo sobre los 6m30s de ritmo, no sé si seré capaz de apretar más fuerte, lo que no puedo es bajar el ritmo. Da rabia pasar por ahí, porque vas desgastado, oyes que otros llegan y a ti te queda un mundo de pelearte por la marca. Ya el km 31 y muy poco me suena el gps el paso del 32 (para valorar el caso que le puedo hacer hoy al gps). Hago la bajada al mejor ritmo que puedo, paso muy cerca de la meta donde se oye al speaker animando a los que van entrando poco a poco, recibo ánimos porque ahí hay algo de público y al km 32, callejeo para acabar en la subida, casi en la estación de Abando y giro para cruzar el puente ya pasado el 33 (sobre 3h32m. mejor o peor, manteniendo similar ritmo a los 6m30s). Y ya en unas 3h44m  y pico el km 35 (llevo 23 o24 a 6 en adelantamientos y adelantado). Creo sí se me va a ir las 4h30m y acabaré entre 4h30m y 4h32m salvo golpe de calidad, que no debo llevar (no me he sentido lento, en especial con las zapas nuevas, pero mirando el crono está claro que sí), ahora tengo enseguida el avituallamiento, que estoy deseando beber agua, y cogeré naranja si hay. Y llega el avit del 35 y un palo gordo, sólo vasos de agua, medio paro para coger alguno más, pero van fatal, están poco llenos (porque son pequeñitos, algún lumbreras debió decidir de poner botellas para los valientes del 10 y ya si no se han traído cantimplora los del maratón, que espabilen), me joroba, no entiendo lo de los vasos, que además tienen divinamente desplegados sobre la mesa, con un hueco para cada uno en muchas de ellas, sí cojo la naranja y me voy jodido, he bebido poco y mal y me he echado poco y peor. Ya no sé si es que me como el coco, o que lo necesitaba imperiosamente, lo cierto es que mi ritmo se va al cuarto oscuro, a partir de aquí hasta el 40 toca spoiler, bueno aún no. Aspiro a rehidratarme mejor en el siguiente, he hecho un km de horror, no está demasiado lejos a proporción (unos 2 km puede ser), llego y también solo vasos, ya lo veo de lejos, aunque hay voluntarios ofreciendo (ofrecen uno, para mojarse los labios), decido parar, y coger yo, bebo y me echo, pero no bebo sorbos cortos como en carrera, y lo que me echo moja regular. Mientras me quejo de que no haya botellas, y un chico (parece el que dirige en ese avit) me dice que había botellas en el anterior, le digo que de eso nada, y ya me ha metido en una discusión tonta, él no estaba allí y yo acabo de pasar pero la razón la tiene él, en fin que me largo para no seguir discutiendo, porque no conduce a nada (como yo, que no tengo carnet de  conducir).

Pero voy jodido de moral, recuerdo que hubo un punto en la primera vuelta con alguien dando botellines y sueño con ello, aunque incluso he pasado a alguno, ya me han pasado varios también, y con el mosqueo del agua se me ha pasado llevar cuentas de adelantamientos (además ni podía contar los que me pasaban parado en el avit, de espaldas a ellos). Pasamos paralelo al que será luego el otro avit, y no dan agua a nuestro lado, ni tienen pinta de que les sobre, y por supuesto en vasos. Mi moral por los suelos, va paralela a mi ritmo, no bajo de 7 más que escasos segundos de rabia. Capacidad de acabar no es problema, pero llevo afectada la moral, luego me dicen que tengo voluntad de hierro, más bien solo hierro o algo que pesa mucho en la tripa, y serrín en forma de ilusiones en la cabeza.

Ya pasado el 37, el ritmo no cambia, algún kilómetro es de más de 7m30s (sin contar que eso es por gps, y ya llevo más de 1,30 km de diferencia con el paso de letreros. En el avit siguiente paro para beber y echarme lo que puedo, pero da para poco más, al poco hay un escenario con músicos, y el que está cantando para al verme el #dorsal32 y me pregunta si soy asturiano, como no me lo esperaba digo que no, luego rectifico, y le digo que cuente como si lo fuera, que ese dorsal es de un amigo asturiano, pero me jugaría 11 a 1 que esto último ya no pudo oírlo. Recordando el último maratón miro al suelo por si veo alguna botella, y que pueda tener agua, nada, son todo vasos de plástico vacíos. Sobre el km 34 adelanté a otro chico, que luego con mala cara, me pasó a mí, a pesar de haberme adelantado no va muy bien, y confirmo que está igual de contento que yo con las botellas de agua. Al pasar por el carril contrario del avit donde me dijeron que sí había botellas en el anterior veo como el chico que me ha pasado pide y le dan un par de vasos de agua, me alegro por él, si me dan los cojo, pero si no, no voy a acabar por pararme a discutir con el chico que ve más botellas que yo. Cuando paso no hay ya ninguno por mi lado (no porque pasen, van dando en su carril, y si hay hueco y viene alguien por el nuestro le dan). En ese avit el año pasado pedí plátano o naranja que no quedaba y un voluntario me ofreció de su bolsillo una manzana o una barrita energética. Que quede claro, que no me quejo de los voluntarios, sino de lo que la org pone a nuestra disposición.

Ya pasado el km 39 y no mejora la cosa, a ver si con los últimos sorbos del 40, voy dando ánimos a los últimos del otro carril, cuando veo una botella de litro y medio en el suelo, la toco flojo y noto que hay agua, me agacho, la cojo, empiezo a echarme y también acabo bebiendo (si lleva algo dentro, lo que no mata engorda, y de eso mi cuerpo ya tiene costumbre, de engordar), me da ánimos cuando acabo ((habrá sido medio botellín de agua o poco más lo aprovechado), y sea por eso o por otra cosa se me acelera el paso, miro un par de veces el crono y el 7 (de los minutos, por el ritmo que llevo) ha desaparecido y es un 6, aprieto, enseguida paso al otro chico, y me fijo en los que no hace mucho me pasaron, están a 100 metros, y aunque ya no les reduzco distancia tampoco la aumentan y me sirven de referencia. Km 40 que paso en 4h23m y algo, fatal, pues a 7 minutos acabaría rozando las 4h39m. Incluso claramente peor que en Palma. A ver si el esfuerzo que estoy haciendo sirve para evitarlo.

Último avit sólo pillo agua, los voluntarios muy dispuestos. Otra cosa mala de los vasitos de chupito, es que si no preguntas no sabes hasta pillarlos si llevan agua o powerade, fruta creo que no queda (no pensaba coger), pillo todo el agua que puedo y a intentar aprovechar la bajada que lleva al puente.  Ya ha pasado por el otro carril el vehículo escoba, pero detrás sigue habiendo corredores (como Santiago Hitos, que va tranquilo y sin prisa, nos saludamos, él siempre lleva la sonrisa puesta, y una bolsa blanca en la mano), también va un hombre (de varios cientos de maratones completadas) con todo el aspecto de un faquir, barba blanca y muy larga, turbante y la camiseta es completamente la bandera inglesa, luego me dijeron es paquistaní (será de origen, pues sino, dudo llevara así la bandera inglesa en la camiseta), Mohade se llama (ver imagen http://www.festak.org/fotoeve/2968/MAXHD/329451282.JPG ), es M60 y pasó último en la media, pero no al final. Giro ya en el puente, ánimos de los que quedan por allí, lo cruzo y me lanzo en la bajada, se van oyendo aplausos y muchas voces de ánimo tipo ola según me ven pasar, es un bar que debe estar muy bien porque está toda la noche petado (vete a saber, incluso igual pinchan a Bruce y Los Rebeldes), me recuerda más gente que ya me animaron el año pasado (y eso que hoy me he peinado distinto). Un chico que me suena (que vuelve del maratón, corredor) me recuerda que este año no he estado en Río Boedo. No me da tiempo a decirle que por tierra evito ir (pasé miedo, temiendo torceduras y tropezones, aparte de marchar a trompicones). Llega una corta subida, que debe molestar a estas alturas, pero ahora que he recuperado la moral (o las fuerzas, o ambas cosas), ni caso, la subo fácil, y a continuación vendrá otra bajada corta, que trato de aprovechar, ya he pasado km 41, y ahora si toca larga recta y llana.

Se oyen a veces voces de ánimo desde lejos, pues a la izquierda por rampas y escaleras se asciende enseguida a cierta altura, es algo que he oído muchas veces durante la prueba bien por esto, o por gente desde sus balcones y viviendas, y gritan fuerte, pues por la distancia no se les oiría a volumen regular. He podido adelantar a algún corredor (no a los que llevo de referencia, ellos y se ve que van a ritmo fijo), me alcanza un chico de los que me ponen pelo nervioso, no hace nada malo, es de los que llevan mochililla trialera a la espalda con bebida, y lo que me pone nervioso es que no entiendo que la lleven y lleguen con agua a meta (hace ruido claro de estar no poco llena), aparte de beber, la habría vaciado cuando no fuese a beber más. Pero eso es una visión mía, a mí me pesan hasta los imperdibles del dorsal. Ya vamos a pasar por el puente que tiene el letrero del km42, he mirado el reloj y creo que estaré por debajo de 4h38m. Ánimos de los que aún quedan, imagino esperando a los suyos, la mayoría (el año pasado no quedaba nadie cuando llegué). Y último giro, con el letrero de 21km (lo dicho de 300 metros casi todo el circuito ha pasado a estar a menos de 100). Están entrando los anteriores a meta, y en la recta ya oigo los ánimos del speaker, último esfuerzo de metros, y por fin en meta.

4h37m41s. 153 ppm (luego veo que los km de 7 y pico los hacia a 145 y similar) 4552 calorías y 43,73 km que me da el gps (lo dicho, con este gps me van a convalidar los maratones como ultras). Puesto 506 de 582 en meta (tiempos netos). Pero la noche no ha acabado. Primero un juez me dice que vuelva a la alfombra, creo que han debido tener problemas con los chips, las clasificaciones salieron tarde y mal, a posteriori, aunque no pasa nada agradezco al speaker los ánimos. Y recibo medalla (aunque por como cuento lo que peleo la marca, el llegar a meta también cuesta lo suyo, hay ratos que se ve lejos, que mis piernas me dicen “déjalo ya por hoy”, pero saben que lo dicen para nada, no me veo parándome). En la bolsa del corredor hay un powerade, 2 o 3 barritas, un agua que me echo ya por encima y una cosa de esas que denominan cerveza isotónica 0,0%, esta última la dejo en una mesa por ahí por si alguien necesita un arma defensiva de noche).

El guardarropa está lejos, y aquí está la zona de masaje (no, no tiene ningún sentido, porque para las otras distancias ponen la carpa al lado del guardarropa, pero nosotros a la 1 y pico hemos de arrastrarnos hasta el guardarropa, al ir andando así, empiezo a sentir frío, coger allí las cosas y volver, para ver como ya están recogiendo). Hay una barra con grifos de coca cola, y para los que hemos tardado más, de los 5 grifos que hay podemos disfrutar del de fanta de limón, del resto no queda nada. Si hay naranjas y plátanos. Decido irme ya para el guardarropa, que es un long and winding road, a estas horas con maratón encima, sin poderme aún quitar las zapas y sintiendo el calor de la hora en que estamos. Aunque parezca increíble, acabo llegando al guardarropa, loco por quitarme las zapas y taparme. La recojo, los voluntarios aquí muy amables también. Veo que la carpa de los fisios no está cerrada. Entro y pregunto a un corredor que está esperando, sólo quedan 3 dando masajes y serían dos en cola delante de mí. Decido quedarme. Tardan bastante en hacer masaje a cada uno, pero bastante. No es que sea malo para mí sólo, retarda a los que están esperando y también a los chicos que lo dan para poder irse (no sé qué horario les han dado en ese momento). Al final no me voy, aunque temo se me haga muy tarde para cenar. Cuando ya estoy en la camilla, me entero que se tenían que haber ido hace rato (lo que no estoy seguro, si a casa o a la carpa de fisios de meta), pero al llegar corredores continuamente seguían quedándose –imagino que casi todos al principio, y ya ellos 3 al final-). Le digo que conmigo esté menos rato, y así más opciones de irse temprano sin que aparezca nadie más. Se han portado muy bien, y espero tengan un merecido descanso, que ya llevan su buen rato (tal vez no para maratón élite, pero para el resto lo lógico es que estuviese aquí la zona de masajes). Salgo que ya son más de las 2. Al hotel, ducha rápida y a cenar. Llevo otra camiseta, cortavientos, braga y una toalla de bufanda, además de pantalón de chándal, pero tengo frío, bastante, intento ir rápido, tampoco sé 100 el camino más corto del hotel (estoy tratando de volver más directo de cuando vine) y suerte de una chica que le pregunto en el momento adecuado, con una calle en diagonal acorto un montón.

Deprisa no es mucho lo que puedo ir, no dan las estalactitas para más, llevo las patas con frío. Hotel, por fin. Ducha rápida, ropa limpia y chaqueta más potente y a por el kebab (lo que conocía abierto y al alcance de mi bolsillo). Sufro por la hora, llego a las tres menos cuarto, o así. Y ya sólo dan comida para llevar. Ok, pero mientras la preparan puedo beber una cerveza, me dice que no me dará tiempo, bebo dos, y cuando acabo me da tiempo  una tercera. Me dan el plato, salgo y me voy a la acera de enfrente que hay bancos. Me siento y me como la carne esa con patatas y pan suyo, parecerá una miseria, pero sentado, sin frío, sin prisas (bueno, en 5 horas me levanto), estoy a gusto, sí preferiría dentro del bar, y haberme tomado con menos prisa las cervezas, pero estoy bien, veo como llegan coches de policía varios, que aparcan allí mismo (pocos veo para quitarme de las manos mi cena). Entiendo que quedan allí para tener que dirigirse a donde les llamen por sus radios. Posiblemente por eso el kebab no admitía sentarse (pues aún veo como atienen comidas para llevar). Acabo sin prisas, bien conmigo mismo, sin frío, satisfecho de alimentar mi cuerpo con algo caliente (no me preocupo de qué animal vendrá la ternera que me han vendido) y ya regreso al hotel. Tengo bastante sed. Como la situación lo permite, al llegar (antes de eso me lo he pasado de largo, la calle es en diagonal y según de donde vengas no se ve el hotel, y me he cascado casi un km extra gratis) pido un café incluido sin coste, lo subo y con el ordenador y demás, me acuesto casi a las 6. Muy poco rato, pero mis piernas tienen poco menos que un orgasmo (estaba acostumbrado a que fuera otra parte de mi cuerpo, pero es que están tan revolucionadas con el brexit que me quieren montar), sólo estarán algo menos de dos horas, pero que a gusto, un lujo, si tuvieran móvil ellas se habrían hecho un selfie para que las vieran disfrutar. Seguro mucho mejor haber descansado en cama 8-10 horas. Pero esas dos horas han valido un mundo para ellas.

7:45 arriba, ducha y preparar bolsa y al desayuno, a pesar de las bromas de comérmelo todo, la sed de anoche me hace beber entera una botella grande de agua con gas, y desayuno normal. De ahí a estación de buses, puedo sentarme al fondo de todo (no había asientos libres para comprar, pero no más de un tercio están ocupados y ninguno detrás). Y para Madrid. 23ª del año. 68º en total. 50º con el #dorsal32 desde enero 2016. Veremos que me trae la nueva semana. Las zapas respondieron bien toda la prueba, la trasera de la rodilla sigue igual, mis kilos de más también, ganas de entrenar y problemas de otra índole siguen ahí. El cuello me molesta algo (cosa que empeora y creo ya está mejorando). Y veremos qué más. Ahora mismo el maratón es el único rato libre para mí, por ganas y demás cosas, me cuesta (y/o no puedo) salir a entrenar. Así que ya le tengo ganas al siguiente, este no habrá sido brillante, pero sé que no podría haber hecho más. No me quedan muchas ganas de volver, no creo que vuelva, pero en un año y conmigo de por medio, todo es posible.

Hoy me ha dicho un amigo que cada vez le gustan más mis crónicas. Que el día menos pensado se lee una.
« Última Modificación: 26 Octubre, 2017, 01:19:46 am por Julián11 »


26 Octubre, 2017, 11:37:26 am
Respuesta #9
  • Novatillo
  • *
  • Mensajes: 7
  • Aplausos: 0
Hola Julian,

Totalmente de acuerdo con tu cronica.

El caos en los cajones de salida es inexplicable. Con decirte que sali en el cajon 4 y creo que te he pasado casi a los 2 km (el primero lo hice en 5:22 y el segundo en 4:52) da para tener una idea de lo mal que se podia correr al principio...

Lo de los vasitos y que se gasten todos los botellines en la carrera de 10km no tiene nombre.

26 Octubre, 2017, 22:37:15 pm
Respuesta #10
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 281
  • Aplausos: 13
  • No guts, no glory!
bien luchado!
Deberían las organizaciones poner un poco más de interés y cuidado en los avituallamientos; es normal que te cabrees.
Un abrazo y a por la siguiente!
MMP 5K 18’35”
MMP 10K 39’35”
MMP 21,1K 1h23’50”
MMP 42,2k 2h58’51”


No guts, no glory!
03 Noviembre, 2017, 00:13:46 am
Respuesta #11
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.379
  • Aplausos: 74
    • @julianigle11
Gracias Alex, ya he tenido otra para quitarme unas cuantas espinas, afortunadamente.

Bart, es que todo es descuido para la maratón, cas¡da cosa que mencionan que ha mejorado, el comentario está hecho por alguien del 10 o la media, alguno incluso, por los que tardáis 3h y poco. Pero los de 3 horas largas y más de 4h, sólo los voluntarios nos tratan bien (y el público que nos pille, pero no me quejo, aunque lamente, que no haya público).
Y muchísima suerte en Nueva York, que la disfrutes a tope.
Hoy a las 22:39:02
Respuesta #12
  • Visitante

También te puede interesar:



 

Temas relacionados

9 Respuestas
4030 Vistas
Último mensaje 27 Septiembre, 2012, 21:17:52 pm
por cheve
3 Respuestas
3377 Vistas
Último mensaje 02 Mayo, 2013, 09:59:19 am
por Gandalf
10 Respuestas
4092 Vistas
Último mensaje 15 Septiembre, 2014, 12:15:27 pm
por pabloch
21 Respuestas
3748 Vistas
Último mensaje 15 Octubre, 2014, 17:23:50 pm
por Admin
18 Respuestas
7105 Vistas
Último mensaje 26 Octubre, 2016, 17:39:30 pm
por Juancarcoslada