Welcome to FOROFOS DEL RUNNING

FOROFOS DEL RUNNING

Eventos Vinculados

  • [2017] 14ª Maratona do Porto: 05 noviembre, 2017

Autor Tema: [2017] 14ª Maratona do Porto  (Leído 2228 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

28 mayo, 2017, 20:37:09 pm
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 3.169
  • 109
  • Corriendo... y disfrutando
    • 1660369200
    • perjudicadosdeserie
      
14ª Maratona do Porto

Domingo, 5 de Noviembre de 2017
Hora: 09:00
Pais: Portugal
Provincia: Oporto
Población: Oporto
Lugar de la salida:  Parque da cidade
Lugar de la meta: Parque da cidade
Distancia: Maratón Kilómetros
Web oficial:
http://maratonadoporto.com/
Cuota de inscripción: 45
Enlace a inscripciones:
https://goo.gl/8qMxVP
Otros datos de interés: Precio de inscripción

Maratón

Hasta el 31 de julio - 45,00€
Hasta el 31 de agosto - 55,00€
Hasta el 31 de octubre - 65,00€
Última hora en Expo - 85,00€
Maratón VIP

• 31 de octubre - 100,00 €
Con su membresía VIP tendrá las siguientes ventajas:

• Dorsal Sub-Elite
• Salida de la primera line
• Parque en la zona de llegada
• El acceso a la Zona VIP
• Armario en el área VIP
• Bolsa de almuerzo en el área VIP
• Resultados SMS
Αγωνίστηκα με τον μαραθώνιο. Κέρδισα και με χτυπούν. Αλλά εγώ θα αγωνιστεί και πάλι
28 mayo, 2017, 20:43:41 pm
Respuesta #1
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.175
  • 49
    • @julianigle11
Creía que había ya hilo, me inscribí después del maratón de Sevilla, que dieron un código descuento para hacerlo por 25 euros.
Tiene varios km de empedrado, fatal para mí. Pero por lo demás muy satisfecho del año pasado, camiseta normal (feucha) en feria del corredor, más otra manga larga (más chula) en meta de finisher, cerveza fría en meta, tratan de animarla bastante. bastante llana. Y los billetes de avión salían muy baratos (89 euros 2 personas i/v desde Madrid).
22 julio, 2017, 19:22:28 pm
Respuesta #2
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.175
  • 49
    • @julianigle11
Pillado vuelos desde Madrid, ida sábado y vuelta el lunes por 106 euros para 2 personas, con Ryan Air.
Si alguien se lo está pensando y se decide el vuelo por 52-54 euros persona es buena ocasión ahora.
09 noviembre, 2017, 03:47:35 am
Respuesta #3
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.175
  • 49
    • @julianigle11
Otro maratón sin tregua, el 6º. Además, ya noté hace tiempo, que los viajes que me duran 3 días (de sábado a lunes), acortan aún más los plazos para todo lo relativo al siguiente. Como suelo decir, la logística se me hace siempre dura. Esta semana (bueno, de martes a viernes), parte por mi culpa, parte por otros problemas, acabo entrenando nada, puede que no sea malo para la forma, con el ritmo que llevo, pero cuando no entreno, sigo comiendo, y no lo mismo, no. Como más. Este ha sido el caso, ni me he acercado a la báscula, no me he atrevido, ya una vez se encerró en el baño y me dijo que no volviese hasta dentro de 300 km.

Voy al maratón de Oporto, este viaje es con mi viuda (futura viuda, que si no especifico ya me han dado el pésame varias veces a mí, se llama Ana) y a Oporto. La hice el año pasado, saliendo de los orines colorados, y estando 3 semanas enfermo en cama, el tiempo fue malo, pero la alegría enorme. El trato de la organización me gusta, camiseta (fea el año pasado, este más normalita, mucho mejor), sudadera finisher, manga larga, muy bien los dos años, más una bolsa de deporte pequeña, otra de esas para zapas (en meta, con powerade, batido chocolate y aguas), una riñonera pequeña para llaves y algo más, más alguna otra cosilla. Había comida de la pasta, que no usé. La feria del corredor no está mal, sin que sea como las de las majors españolas. Dan aguas, batidos de chocolate, plátanos, y seguro que algo más de lo que no me entero. Hay bastantes stands con ropa y calzado (deportivo, claro). Veo los stands de Sevilla, BCN, Castellón y Vitoria. Hablo con César, que está en el de Praga (uno a valorar en el futuro, ya la ciudad bien merece un viaje), y hablamos de mis penurias y de los viajes a las majors a través de agencia.

Agradable paseo de vuelta al apartamento donde como y ceno pasta, y descanso el resto del tiempo. En lugar de desayunas por la mañana lo hago a la 1 de la madrugada, para tener muy hecha la digestión. Duermo algo más de 3 horas, lo cual está bastante por encima de mi media de las vigilias de maratón. Tengo que salir con tiempo (sobre las siete y media), porque hay un trozo hasta allí, tengo suerte que cojo el metro una parada antes de donde sube todo el mundo y puedo ir sentado. Desafortunadamente, es un punto flojo, el ayuntamiento no pone ni más vagones ni más metros, sí que ida y vuelta puede tocar esperar e ir luego en vagones repletos, la organización no puede hacer nada (eso me explicaron en una feria del corredor española). Una vez más, el viaje es emocionante, porque son muchas ilusiones compartiendo camino hasta llegar a nuestra primera meta, que es la línea de salida. El guardarropa está en el recinto de meta, donde hay unas cuantas carpas, incluyendo zonas de juegos para peques. Hay alguna en la que dan café o té antes de la carrera. Dejamos la bolsa en guardarropa, todo el mundo está con los pis y demás. A los 200 metros ya está la cola de la salida, pero el arco casi a un km. Hay mucha gente, pues es salida conjunta con el 15k (2842 llegados de esta distancia, y me imagino que con gente andando, pues casi un centenar de llegados a más de 9 min/km).

Bueno, ha costado avanzar desde muy atrás (yo siempre con el tiempo justo, ya me tocará en alguna salir el último, ratillo después, veremos). Se da la salida (yo no la oigo, y salgo minuto y medio después, con 4/5 partes detrás de mí, a ojo). La salida es lenta, porque a los 50 metros rodeamos una rotonda 270% e iniciamos una subida (creo debería ser por las dos direcciones y sólo se sube por una), estrecha para digerir tanto corredor recién salido (no es que andemos calientes, es que llevamos 150 metros de prueba). No me he de cebar con los tiempos, porque la subida es larga, algunos suben a la acera para poder avanzar, y los demás vamos más encajados en el ritmo. En algo más de 6 min el primer km y casi 12m20s el segundo, ya hemos girado, y ahora se mezcla el subir con llano en algún momento, tercero es más favorable, justo por debajo de 18 minutos (y hasta aquí, las similitudes entre los letreros y mi gps), poco después del 3 una larga avenida de ida y vuelta en que se baja y sube (en la subida, al final me empieza a molestar la trasera de la rodilla, pero como queda poca subida se pasa rápido), giro y hay avit y km5 justo enfrente del recinto de meta (37 km faltan para pasar por allí, a 20 metros de donde estamos ahora). Bajada que intento aprovechar. El 5 lo he pasado por debajo de 29m30s y el sexto es favorable al empezar en bajada y luego mantener el ritmo, a partir del 6º es de dos carriles (aunque más estrechos que los del km1, son más llevaderos, pues ya nos hemos ido estirando, no hay problema para adelantar o ser adelantado, oigo justo detrás de mí a unos que hablan de mí, alguno me debe tener visto de otra prueba, y oigo un calificativo, que no es cierto, pero me emociona, siento unas ganas locas de girarme para verles, pero no me atrevo, se me ha puesto la cara a juego con el color de la camiseta de España que llevo. El calificativo, ni me atrevo a ponerlo aquí (repito que me daría vergüenza y además no es cierto), me lo guardo para mí, sólo decir que me ha emocionado, además de alimentar mis piernas y mi ilusión y mis ganas.

Con tanto cruce, empiezo a cruzarme alguno que otro que nos saludamos de habernos visto, y mientras a aprovechar la bajada, llego a ir por 41m en el km7 que está muy bien (del 6,5 al 10 no hay público, prácticamente). Ya en el 8 y algo hacemos el giro para regresar. Ahí entre empedrado, subida bajada y giro, debo perder algo. Me cruzo con Carlos Revuelta, sabía que probablemente la haría (es de Orense), incluso dos chicas marchadoras, que aunque van más atrás (saldrían casi en cola) las veo a muy buen ritmo, nos animamos (creía que hacían el maratón, pero como ya no las volveré a ver, debían hacer el 15). Aquí se usa mucho la palabra forsa (o força), subidilla y paso del km 10 ya poco debajo de una hora, 59m45s. Lo malo es que tengo mucha sensación de pis, y dudo si esperar a más adelante, o hago ya una parada rápida, veo un hueco donde puedo, y aunque tarda en salir, no tardo más de 25-30 segundos (pero temo que si he parado en el 10 lo haga más veces). Aunque aprieto, en el paso del 11 se nota y ya lo hago en más 66m20s. Bueno, hay que apretar, no decaer, pues se hará en breve más solitaria y monótona en cuanto nos separemos para ir al centro.

Al pasar por la zona cercana a la salida, vuelve a estar muy lleno (supongo muchos familiares y amigos), y nos separamos casi en km 14, en la rotonda de la salida, parece que nos quedemos solos, pues además de los corredores, ya casi sin público, queda un largo trozo hasta llegar en el 20 al centro. A mí me cuesta, pues aunque hay alguna ligera bajada y subida, se me hace difícil. Paso en 1h31m21s el km 15. Y creo que si aprieto, sin cebarme, voy a llegar bien de posibilidades a la media. Los ánimos, si los hay del poco público, y mucho entre los corredores. De los pocos que hay animando por allí está Pablo Villalobos, que debe estar con algún grupo de corredores que lleva, animándoles por el circuito. Le saludo y me da ánimos (nos vemos bastante por el Retiro). En estos tramos vienen por el otro carril (casi todos estos km desde el 13 al 19 y mucho, son de doble dirección (luego del 33 al 41, más o menos), vienen por el otro carril muchos corredores entrenando, o incluso por la acera de nuestro lado. Y vienen de repente varios marchadores (la mayoría chicas) que deben ser de la élite, por lo bien y fácil que marchan, me ven y me animan (habrán echado las risas luego) y les saludo, me da moral y trato de reforzar el ritmo. Ya voy como dos minutos y medio por encima del ritmo de 6 min/km. Voy a intentar pasar por debajo de 2h10m que sería muy buena noticia, me daría muchas (casi todas las opciones de bajar de 4h30m. No es que me guste, pero en estos momentos es la  marca de referencia). Me adelanta Pedro (Abeledo), habíamos coincidido en algunas pruebas de marcha (ctos de España de veteranos) hace pocos años.

Ya pasado el 19, está Ana esperándome, multitrabajo le toca, me inmortaliza con el móvil, me da un gel (he tomado dos, guardo este para km22) y agua, y mientras animándome, una paciencia que tiene avec moi (se ha ganado el cielo para varias vidas ya), llega una ligera subida con avits, y a continuación, nos metemos bajando por calles estrechas, de losas  grandes y mojadas (por el agua de los avit), es un poco vertiginoso, y algunos intentamos ir rápidos, y otros andando, por el riesgo de darse un porrazo. En total no es largo, puede que unos 150 metros de callejeo estrecho, salimos, pegados al río, y ahí hacemos un tramo de 200 metros hasta el puente de Luis I. En ese tramo pasamos el km 20 (2h03m19s no está mal), puedo estar sobre las 2h10m en la media. Acercándonos al puente hay más público y animación, puesto que además de turístico, arriba es cruce de km 20,2-28,8 y 32,2 aprox. La rampa no es larga, pero si pronunciada, el público anima mucho, escucho varios gritos de Julián (alguno me conoce, pocos, los demás lo leen en el dorsal), los franceses no fallan nunca, sea en la carrera que sea si hay franceses vas a oír sus ánimos, muy agradecido, pues hoy ya les he oído en muchos puntos, y lo que me queda. y se hace muy fácil subirla, incluso arriba con tantos ánimos, sigue uno el inicio del puente con mucha fuerza (en el puente se sube, pero muy poco), han sido momentos chulos, porque de repente nos llevábamos un baño de masas, al llegar a la mitad del puente (tiene dos alturas, nosotros lo pasamos por abajo, la de arriba está unos 50 metros por encima de la que pasamos nosotros), llevo tanta fuerza, que siento raro el pie, pues ya inicio bajada suave, al acabar rampa de descenso pronunciada, pero que hay que hacer con cuidado porque es de adoquines.

Se acaba ese trozo de adoquines y ahora estamos en la otra orilla, yendo en dirección contraria a la que veníamos antes de cruzarlo, así será hasta casi el km 25. Después de unos 200 metros de asfalto retomamos el empedrado, es un coñazo, para mí más, además de costarme más esfuerzo, tengo más riesgo de tropezar al llevar los pies casi a nivel de suelo. Pero estoy apretando mucho, intentando llegar por debajo de 2h10m y de paso sufrir el menor tiempo posible el empedrado. Antes del arco, me menciona el speaker que hay, y me anima. Aún más animado salgo del paso por la alfombra, 2h09m45s. Está muy bien, pero aún queda mucho empedrado, le tengo mucho respeto a los km que vamos a hacer a este lado del río. Aquí hay público en algún tramo, pero poco, porque incluso la mayoría de los que están es por pasear, no por la carrera (en los otros puntos, familia y amigos suman mucha animación). Pero sí que nos animamos a menudo lo corredores.

En algún momento, cuando es posible, nos subimos a la acera, para evitar el empedrado, pero son pocos momentos. Para mí son los tramos peores, cuesta aguantar la tensión, aunque visualmente es bonito pegado al Duero, llevas 22 km te quedan 20, así que cuesta lo suyo. Hay una chica que me ha pasado varias veces (se para junto a otro chico a ratos, y siempre que nos pasamos me dice Vámonos, como ánimo. También me preguntan otros la chica y ellos, todos portugueses, lógicamente aquí son mayoría), por la camiseta que llevo si soy de Barcelona (en coña) y les digo que sí, que efectivamente, que soy de Barcelona y de España, pero de cuál de las dos insisten, y les digo que de las dos (deben también creer aquí que si uno es de Barcelona es que es independentista). Unas risas, en fin.

Pues mejor de lo esperado, aunque me cuesta aguanto hasta el km 25 2h34m42s. El avit del 25 es un poco caos, porque es de esos que paran muchos como si fuera un bar y se quedan en la barra bloqueando el repostaje. Voy bien. Cuesta, pero bien. Seguro que el regreso se me va  a hacer más duro (8en el giro he cojeado unos metros por culpa de la trasera de la rodilla, pero al poco ya no molestaba nada). Volviendo voy animando a los que todavía están de ida, animo a Carlos R que va con un grupo, todos misma camiseta (me parece la del Veleta, supongo que no lo es), debe ir 10-13 minutos por detrás de mío. Vamos haciendo km pero estos me cuestan, en mi casa el tema empedrado lo lleva mi mujer, y yo siempre que puedo lo evito. Voy más lento, y estoy deseando que acabe, se hace durillo. Aunque aquí lo haga en tres líneas allí tardo un mundo en llegar al puente, pero llego, hago fuerte la subida, adelanto a unas chicas francesas a las que están dando avit sus amigos en la entrada del puente, en los últimos km nos hemos adelantado varias veces, ellas corriendo, y yo cuando han parado en avit o alguna fuente a repostar. En el puente sigue habiendo mucha gente (algo menos, eso sí), vuelvo a notar esa sensación rara en los pies, y al final del puente, mucho griterío, pues es el punto por donde pasamos en 3 momentos (aunque del 20 no debe quedar nadie, o menos de 5). Aquí vuelvo a oír mi nombre, sé que en algún punto por aquí me pareció ver a César con su hijo (que hablamos en la feria), pero ya no recuerdo en cuál. También creo que una family que me anima es la de Carlos R (pero me equivoco tanto que no me atrevo a decir nada con seguridad). Yo suelto las sonrisas que puedo y pulgar arriba.

El inicio de la bajada (es como si continuáramos, por el lado inicial del puente alejándonos de él, la rampa del km 20,1. Se baja más o menos, pero no voy a toda velocidad, estoy pendiente de ver a Ana, que se ha debido poner más abajo porque esto está lleno, no voy lo rápido que debiera y echo cuentas que debe ser por estar pendiente, al final sólo cojo agua, sin gel (lo cogeré a la vuelta), intento apretar en la bajada, pero no voy bien, me cuesta mover las piernas, así toda la bajada, pierdo más tiempo del que quisiera, y creo que i bajando voy así, al  final llanea (el 30 lo paso en 3h08m29s) que me tiene en tiempo aún de bajar de 4h30m pero me temo que mal. Ya en el llano, me veo lentísimo, de vuelta (era tramo desde el giro del puente de sube y baja) me cruzo con el globo de 4h30m. Le debo llevar un par de minutos. Estoy yendo a 7 minutos, eso me deja fuera de todo. Hago una prueba como si fuese a arrancar a correr y compruebo que ni podría. Tengo los gemelos como piedras y los isquios no están mejor, lo más que puedo es tirar hacia adelante, sea al ritmo que sea. A ver si al llegar al 32 y acabar la subida mejora. Me cruzo también con Carlos R y sus amigos, nos animamos, ellos van de excelente humor. Yo voy negro por dentro. Ya en el 32 Ana me da el gel y agua, no los desprecio, pero creo que me van a ayudar poco.

Muchos ánimos, que hacen que igual recomponga algo el ritmo, oigo muchas voces francesas, son de mucho cariño y se agradecen, más ahora que voy jodido moralmente (el que me duelan las piernas me importa menos). También los portugueses, más en especial los corredores, me han animado mucho. Y los españoles que hay siempre, así que la moral que me viene de fuera es positiva. Ahora me dirijo al túnel del 32. El año pasado molaba mucho, sonaba eye of the tiger de Rocy 3, y un montón de teles dan imágenes de Rocky (la primera), pero ya al entrar veo que este año no es la misma música. Más épica, o más atlética es, los Carros de fuego de Vangelis. Y cómo explico yo lo que me emocionaba esto. Me la ponía los domingos por la mañana, antes de ir a trabajar al mercado de San Antonio (allí, me había tocado ates cargar coche, incluso empujarlo para que arrancase, luego estaba vendiendo en nuestra parada hasta la hora que me toase irme a jugar el partido de basket), antes de salir de casa, me ponía mientras me preparaba, varias veces el video del principio, yo lo usaba para jugar a basket, y es aún a lo que me recuerda. Esperanza en el corazón y alas en los pies, aún me pone la piel como la del gallo Claudio. Pues eso, más lo que sientes muchos como corredores es lo que me pasa por dentro al oírla (y verla). Así que jorobado por ir como no quisiera (pero sin ninguna intención de dejarlo, no me impide seguir, sólo me impide ir rápido –que ya me duele bastante que así sea-), me paso el tramo final del túnel frotándome con dorso de la mano y antebrazo por debajo de las cejas, ya lo sé, soy de momentos emotivos.

Recuperando compostura e intentándolo con el ritmo, nada más salir tenemos 300 metros de empedrado, junto con algunos otros intentamos ir por encima de la acera, para evitarlo (bastante martirizado me tiene), en esa zona hay público aún, que abandonaremos en breve (salvo casos aislados) hasta el último km. Acabado el empedrado recibimos avituallamiento extra (el de el km 19,7 que nos dan de todo lo que sobró), procuro aprovecharlo por si me da fuerzas, pero no me fío mucho. Aunque viene una ligera bajada, no la aprovechan mis piernas, me cuesta hacerlas avanzar. Y no es que vaya más cansado (cansado seguro que estoy), mis pulsaciones han bajado, de 154-160 han bajado a 150-154 de momento. El ritmo está por los 7 minutos, aunque sabiendo cómo voy, trato de no mirar el reloj. El km 35 ya me tiene más que desahuciado de la 4h30m, 3h43m30s aprox. A pesar de algunos momentos a 6 y algo el promedio ha sido de 7 minutos, y las piernas no me van a permitir ni mantenerlo.

Aunque todo suene negativo, son circunstancias de carrera, y no me gustan, y aunque me trate yo a mí mismo como si fuera un derrotado, es porque funciono así y trato de dar lo máximo en lo que queda, simplemente con llegar a meta, aunque fuera andando habría cumplido, mi error, tal vez, es que eso nunca me basta. Desde hace rato que hay mucha gente andando, y aunque a mí me pasa gente, también yo adelanto a otros, que prefieren llegar andando más tranquilos, porque las razones que sean les impiden completar la carrera como querían, y tampoco van tristes. No sé si a los demás, será el empedrado, el calor, la humedad, lesiones que hayan surgido. Pero sí que es cierto que hay muchos fastidiados, andando o a trote muy lento. Los kilómetros se me hacen eternos, no sé si porque me cuesta avanzar las piernas, por los minutos que tardo en llegar al siguiente o tal vez otro motivo.

Efectivamente, desde el 35 todo es peor, creo que no avanzo demasiado indignamente, no dejo de intentar marchar en algún momento (llego a pensar que si me pongo a andar tal vez avance más, o al menos sufra menos con las patas, que están como piedras), se hace duro, si me olvido y me pongo a 10 minutos andando será más llevadero, pero no sé hacerlo, no me loa cepto a mí, aunque me parece bien si otro cree oportuno hacerlo así. Ya hago los km a 7m30s que es pena total, en el ámbito moral, y tardan en llegar. Mal el 36 pero el 37 y 38 peor, mucho peor, sobre 8 minutos cada uno, me sorprende que me he seguido adelantando con las chicas francesas, pues iban a un ritmo muy fij, es verdad que van parando a andar, al final ni me entero si es que las dejé atrás o fui yo el quedó detrás de ellas (nos dijimos mucho Allez mutuamente. Las pulsaciones van a 140-146 y me cuesta mover las patas

Estos tramos recuerdo tanto la prueba del año pasado, que aunque me fue peor, no me molestó, pues venía de estar 3 semanas en cama. Pero ambas han transcurrido de forma similar, llego a pensar que el año que viene si vengo, será lo mismo. También recuerdo que no pudiendo, la semana pasada en Dublín (y he escuchado camino de la salida rato antes Wild Colonial Boy, que siempre me viene bien como ayuda), seguía manteniendo ritmos que tenían mi moral en una nube, que hoy se ha pinchado bastante. En fin, que también llega el km 39. A todo el mundo le está costando, la poca gente que nos encontramos nos anima con cariño, y ya en breve llegaremos al 40, donde aunque no sea mucho, hay algo de público, que siempre estimula el alma. He llegado en algún momento a chutar botellas de agua, y al notar una con líquido, me la he echado por encima (no podía beber, pues por la temperatura, era puro caldo.

Llegamos al 40, el tiempo es dantesco para lo que yo me exijo, 4h22m08s (38m38s aprox el último 5, lo dice todo), trato de animarme, pensando que con lo exigente que soy el ni plantearme dejarlo a esos ritmos también es difícil, y algún mérito debo darme. El que tenga las piernas así no sé por qué es, pero entiendo que siempre es culpa de uno, falta de entreno, falta de fuerza en las patas, cebarme en el empedrado, o cualquier otra cosa que ni he tenido en cuenta. Pues eso, speaker que anima (ya había pasado dos que me animaron, en cambio los puntos de música me parecían muy sosos –opinión muy personal-, de entrada eran siempre canciones portuguesas, y diría que de no mucho ritmo) y avituallamiento en el que pillo agua y un vasillo de powerade por si me ayuda algo, ritmo flojo, cuesta horrores avanzar las piernas, unos suizos me animan desplegando su bandera, me gusta, y les sonrío, noto que al menos la sonrisa no está lesionada. Espero ya el km 41 porque estaré oyendo la zona de llegada y sus ruidos (km 41 es en la rotonda que girábamos en el inicio de carrera).

Se va acercando, aunque no rápido, y voy agradeciendo las palabras de ánimo, no quiero pensar que me vean por fuera como me veo yo por dentro (y por motivos opuestos, además), llego a la rotonda, voy lentísimo, y eso que en la rotonda hay bajada, a la ida, km casi 14 iba fuerte y sólo preocupado de que no me volviese a venir el pis (también es normal, creo yo, que no viniera con el calor que ha hecho). Con más de 4h31m me gustaría echar el resto, y creo que lo intento, pero no me lo noto. Sólo que lo hiciese a 7 min/km bajaría de 4h40m pero ni de coña, da igual que quiera esforzarme, me lo estoy oliendo, y voy a acertar, voy a sobrevivir hasta que falten 400 metros, y precisamente al iniciar una subida de 200 podré recomponer el ritmo. Está vallado el tramo, pero porque era el de la salida, un par de peques ponen mano y como se las choco corren otra vez para esperarme y chocar otra vez (el niño quería seguir, pero la hermana se cansó, supongo. Me cuesta mover las patas, sufro para avanzar y ya estoy más nervioso y emocionado al acercarme a meta.

Doy la curva, para iniciar la rampa, a 400 metros, y ya hay público animando, creo que hay franceses que por cómo me animan, me han debido ver en varias tramos de la carrera (normal, si están esperando a los suyos, que debían pasar siempre después que yo). Inicio la subida y mucha gente que estaba callada o casi me anima mucho, algunas banderas españolas hay. Al poco de iniciar a subir, aunque sé que voy más rápido, la trasera, creo, me duele y me hace cojear, aunque evito que se note claramente que cojeo, respiro con dificultad, muy nervioso y sonriendo con pulgar en alto, parece que sólo llegue yo, y ya km 42(con más de 4h39m imposible bajar de 4h40m), y giro para entrar al recinto, ahí está todo el mundo apoyado en vallas, y aparte de oír mi nombre, por la reacción, me parece que gente me ha visto en puntos de la prueba (incluso que alguien me conozca), yo que no me considero rey del postureo, he recuperado la postura digna, y el ritmo también (luego veré que las pulsaciones a 160 y más), incluso una chica me empuja y anima (bueno, me parece que me toca las nalgas, no quería presumir quí de lo erótico), no he reconocido la voz, pero está claro que la única que tiene valor (y estómago) de hacer eso, debe ser mi viuda, no falla. Sé que la recta de meta va a ser emocionante (porque aquí en Oporto lo es, casi merece hacer el maratón sólo por vivirla), hay cheerleaders a izquierda y derecha nuestra y un speaker (luego oigo que dos), el speaker empieza a comentar que hago toda la prueba marchando, en portugués, claro, y la speaker lo va comentando también en español (mencionan que hago la prueba toda en marcha en 4h42m –es el tiempo bruto- y le dan mérito, se agradece mucho), oigo muchos aplausos y mola, hace pensar que vale la pena el esfuerzo de no ceder en ningún momento (al final no he andado ni un solo metro, será mejor o peor, pero siempre marchando). Y llego a meta con los nervios y emociones al máximo de revoluciones.

Es curioso que está siendo en los últimos maratones cuando llego emocionado a meta, antes me podía emocionar durante la prueba, pero la llegada era la consecuencia de haber hecho los 42 km. No era el momento puntero. 4h40m32s al final. 153 ppm. 4593 calorías. Puesto 3836 de 4552 llegados a meta. 43,23 km me ha dado (aunque hay unos 200-300 metros que sí se los comió un solo km.). Pues ahí estoy emocionado en meta, paro y agacho el cuerpo un poco, me ha costado lo mío llegar, no sé si eso es bueno o no, pero es lo que ha sido. Lamento la marca, no me preocupan las patas porque van a recuperar seguro. Pero también me alegro de haber completado el maratón, sé lo que me ha costado, el 25º del año (28ª prueba de 42 o más km) y 70 en total (76 de 42 o más). A pesar de lo sufrido, no estoy descontento, no me culpo (aunque haya tenido culpa, que no lo sé), y estoy contento de este maratón. Supongo que volveré más veces, no sé cómo lo pasaré, pero lo que sea, lo aceptaré.

Enseguida nos dan la medalla, no me la bebo, pero la saboreo, hago que me acaricie las mejillas, y en el corto trozo que vamos andando, voy parando constantemente para recuperar y resoplar, nos dan una bolsa (comenté al principio) de esas de zapas, con dos aguas, un batido, un powerade, y no sé si galletas o algo más, pero es que a continuación viene el momento 5 estrellas, un remolque con las cervezas. Este año hay cola, la cual me sirve para ir resoplando cada paso (es cola de menos de un minuto), dos de la cola me llaman y me saludan y felicitan, y yo igual, no se´si habrán legado más rápido que yo a meta, pero a la cola de las cervezas sí.. Hay varios grifos, el primero es uno de colas, me parece muy bien, porque no todo el  mundo quiere cerveza (y así si tienen colas, tocamos a más cerveza), luego hay 3-4 grifos, uno de cerveza negra y otros no veo bien, uno pone blanca y otro no sé, cojo un vaso de cada de uno de estos y con la vista consulto al que está poniendo las negras si no hay problema en coger dos, con un gesto muy amable me dice que ningún problema, y me dan ganas de darle un morreo, pero entre que hay desnivel y obstáculos entre los dos y que no me atraen los hombres, opto por seguir mi camino. También podría decir que a él no le gustan los hombres (y que yo tampoco le gusto), pero no voy a preguntarle si le gustan, después de haberme dado yo mismo dos motivos por el que no nos vamos a besar.

En fin, que andando con más dificultad que las muñecas de Famosa con las pilas agotadas, llego a un banco a ver como hago para sentarme, está más abajo que mi trasero y no es fácil. Al final lo consigo, todo con el que me encuentro la mirada me sonríe, aunque todos estamos cansados, yo debo tener aspecto que me lo he dejado todo en los 42 km (todo no, los kilos de más los llevo conmigo). Muy emocionado y nervioso, me siento un poco como Lina Morgan, emocionado y agradecido, sólo puedo decir gracias por sonreír.  Están aún siendo unos minutos muy intensos, a ver si ya me puedo relajar, disfruto todas las cosas que puedo de la prueba, creo que hasta de lo que me emociono con el maratón, supongo que eso recarga las pilas para los siguientes.

Después de acabarme las dos (gracias Super Bock, es la marca), pienso si en coger otra, y una cola (de beber quiero decir) para Ana (aún no estoy seguro, no sé por qué, de si fue ella la que me tocó llegando a meta, por tanto no estoy 100% seguro de que haya llegado ya), pero entre pereza, desgastado que voy, y que si me reconocen cogiendo dos vasos más, no me quedarían fuerzas para defenderme, pues no voy. Ya, para salir, lo hacemos por los pasillos que hy para cada talla de camiseta finisher que nos van a dar, es chula, eso me parece, negra y letras amarillas. Salgo, no veo a Ana, voy a mil por hora (mil metros, quiero decir). Pillo la bolsa del guardarropa y me acerco por donde hay gente buscando a los que salen, y al final está allí mi viuda, me ayuda a que me calce las chanclas y vamos a los bancos a acabarme una cerveza (no me la había acabado), chandalearme y tal vez estirar un poco. Justo allí está Pedro A y charlamos un poco, como es de La Coruña, ha venido en coche (mucho gallego). Después de un rato, marcho ya para pillar el metr en una estación donde pueda sentarme en el vagón, luego irá muy lleno. Por el camino se ríe (o me dice, egún se mire) Ana lo mucho que resoplo, pues sí, después de un maratón, lo hago mucho, tengo mucho fuelle que recuperar. Ducha en el apartamento. Y a comer, ya sentado como un ser humano, ternera y pollo asados con un  par de cervezas (soy agradecido, todas Super Bock), devuelven mis tripas a la vida (y si ya lo estaban, pues a la buena vida). luego descanso en la cama, pero hay baile continuo, cuando no son los gemelos son los pies, parezco el Robocop, con golpes secos al aire, con cada tirón, nada que no lleve pasándome 35 años después de durillas jornadas. Al final, como era de esperar, se cansan de bailar y se relajan.

Por la noche las patas mejor, y aún más mejor a la mañana siguiente. No estoy nada de acuerdo con eso de que el roce hace el cariño. Los lunes después del maratón siempre tengo claro que el roce hace rozaduras (de hecho ya lo tengo claro el domingo por la tarde). Regresamos lunes, y ya es un re empezar de nuevo, pues el sábado hay viaje a maratón. Esta semana sí he de entrenar, no creo que sea capaz de perder peso. Pero afianzar el fondo. Van a ser pocos días, pocas ganas, y bastante más frío del que me gustaría, adaptaré lo mejor posible, para mejorar algo. Y hará calor en Tenerife, que será lo que menos entrenado lleve. Pero se peleará, nunca puedo perder las ganas de pelear, por hacerlo lo mejor posible,
,
Un maratón especial, no es uno de los grandes, pero mejor que muchos catalogados así y debe tener sus defectos, pero le tengo bastante cariño, la organización hace esfuerzo, se porta bien con el corredor, eso sumado a siempre hay vuelos a buen precio (106 euros, i/v los dos, ésta vez) y que Oporto es una ciudad agradable de visitar y al alcance de mi bolsillo. Seguro que por mí repito, aunque siempre puede depender con qué me coincida. Siempre que pueda seguir haciendo maratones, que nunca se sabe cuál será el último, y espero tardar mucho en averiguarlo. Aunque mis piernas han pasado un rato molesto, la verdad es que aguantan más de lo que me imaginaba, yo me hago el fuerte, pero esto durará mientras ellas puedan.
« Última Modificación: 09 noviembre, 2017, 04:25:54 am por Julián11 »
10 noviembre, 2017, 11:20:39 am
Respuesta #4
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.679
  • 79
El otro día le comentaba a un amiguete el caso de Julián, que durante largas temporadas corre un maratón a la semana, y me preguntaba que cómo le daba tiempo a prepararlo. Yo le respondí que lo que me causaba más curiosidad es de dónde sacaría el tiempo para hacer un maratón y una crónica espectacular cada semana...
Buenísima crónica y suerte en Tenerife!  choca!
5K: 19:19 - ParkRun Gladstone 2016
10K: 38:58 - Corre por Siria 2016
Media Maratón: 1:24:26 - Media Maratón de Getafe 2017
Maratón: 3:08:01 - Maratón de Madrid 2017
12 noviembre, 2017, 20:07:08 pm
Respuesta #5
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 253
  • 11
  • No guts, no glory!
enhorabuena Julián, tienes más aguante que el conejito de Duracell!!!!!!!!!!!
sls y nos vemos en breve
MMP 5K 19' 40'' (16/06/18) San Juan
MMP 10K 40' 58'' (18/06/16) San Juan
MMP 21,1K 1h 27' 11'' (25/03/18) Valencia
MMP 42,2k 3h 11' 01'' (11/03/18) Barcelona


No guts, no glory!
13 noviembre, 2017, 11:46:38 am
Respuesta #6
  • Abuelo
  • ****
  • Mensajes: 103
  • 8
Felicidades Julián por Acabr otro más y por la gran crónica ( como siempre)
 Un placer leerte.
Saludos
15 noviembre, 2017, 13:35:47 pm
Respuesta #7
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.175
  • 49
    • @julianigle11
Efectivamente Kike, es muy duro aguantar este ritmo. Si encuentro un negro que lo haga por mí, prefiero que haga la crónica, que no el maratón, me ahorrará más faena.

Alex, gracias, es lo que me queda, ilusión por competir, entrenar y con frío, es un muro actualmente para mí.

Gracias Raúl, y por leerte la crónica.

 

Información corredor

 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Corredores en linea

  • user Google (Image) (2)
  • user Google (3)