Bienvenido a FOROFOS DEL RUNNING

FOROFOS DEL RUNNING



Mensajes recientes

Páginas: [1] 2 3 4 5 6 7 8 9 10
1
AGOSTO / Re:[2018] SUBIDA INTERNACIONAL GRANADA - PICO VELETA 50 KM
« Último mensaje por Julián11 Hoy a las 11:07:44 »
Primera prueba larga desde las 6 horas de Ponteareas. Me perdí el maratón de Chaves por lesión y he estado un cierto tiempo de entrenar, sólo un 10km falto de entreno, que espero ayudase a mejorar algo. Los últimos  9 días son los que he intentado reflotar la forma, el peso no ha sido posible. Marchar he vuelto a entrenar la misma semana, con tres tiradas de bastante calor, lunes, miércoles y jueves (22,23 y 23 km). Y el martes un equivalente apaño a mi estilo con 4h32m de elíptica dura (25/25), en la que aunque no fui con pulsaciones altas, sí que creo mejoré resistencia. Mucho me pensé si entrenar el viernes y al final no lo hice para llegar algo más descansado.

La subida al Veleta no es una prueba cualquiera, es de lo más duro que me puedo encontrar, dentro de las pruebas que yo puedo hacer. Que la distancia sean 50 km (o casi, por gps siempre me da cerca de 48) es casi lo de menos. La inacabable subida, y la altitud que llegamos a alcanzar son lo peor (el calor también, y mucho, aunque yo diría que algo menos que el desnivel y altitud), ninguna de ambas cosas estoy (ni la mayoría de participantes) acostumbrado a entrenarlo, el calor sí lo he entrenado algo estos días. Miedo, no ya a pasarlo mal, sino a tener rampas y otros problemas que no surgirían en una carrera normal.

Además, creo que hay dos formas de afrontarla, sin presiones de hacer una prueba a tope, regulando, no forzando, sin buscar una marca sería una y la otra, sería como muchos hacen sus maratones cuando llevan unos cuantos, con toda la intensidad y buscando el mejor tiempo (y/o puesto) posible, esta opción te deja fundido, pues son muchas horas de darlo todo, aunque regules. De esta manera es como he hecho las dos anteriores (6h33m06s y 6h31m55s) y como haré esta, aunque dudo mucho que mejore marca, pues no llego como quisiera. He de hacer la carrera como el año pasado, que vigilé mucho las pulsaciones, llegué hasta Hoya De la Mora sin hacer ningún km a más de 154 y los más cercanos sin pasar de 152. Eso sí, para no pasar la flojedad final del primer año, paré en muchos avituallamientos, lo cual supuso 6-7 minutos de pérdida, pero me hizo llegar con un mínimo de fuerzas al infiernillo final. Sólo después del 45 por darlo todo para rebajar el crono de 2016 hice a 162, 166 y 177 los últimos 3km.

La ilusión no falta, pero el respeto a esta prueba es tremendo. A todo lo que puede pasar en cualquier prueba, hay que sumarle la extrema dureza de esta y que suele ser en distintas condiciones de las que uno está acostumbrado. Pero también el tenerle muchas ganas puede ayudar. En principio mi carrera es aguantar sin perder nervios los 10 primeros km en los que me pasa todo el mundo hasta quedarme muy atrás, y cuando empieza la subida dura y empiezo a adelantar tengo miedo de venirme demasiado arriba. Calor y viento también pueden ser importantes, bueno, lo son. Ahora mi exigencia ha de estar centrada, no puedo salir a lo loco, lo bueno es que lo sé.

Hasta me he leído mi crónica del año pasado (no suelo hacerlo, las crónicas de tipos raros me cuestan de leer), y he recordado cosas desagradables, como el infinito dolor de espalda de los últimos 11 km (no sé el motivo de que se me olvide cada año, con lo que duele en ese desolador tramo final. Y además hizo mucho viento, no sé si ha sido buena idea leerme la crónica del año pasado porque me quedo más acojonado, aunque también es posible que me ayude ir mejor al baño, me quedo cagado conmigo mismo de recordar cosas, pero bueno, ¡quién dijo miedo siendo mudo!

Otra mañana más yendo a la salida, es la del Veleta, pero como voy justo de tiempo para lo que quería (tumbarme en un banco y escuchar un par de canciones, ninguna en especial), rápido a dejar bolsa, pis y salida. He ido nervioso porque no funcionaba el ordenador, se descargaba, y a ver cómo lo soluciono, pues no vuelvo a Madrid hasta 8 días después y lo necesito cada día para trabajar. Me encuentro con habituales, Alberto Costilla (y su sombrilla, de gorro), Juanjo Amate que organiza el maratón de Jaén, Manolo Rico y más jóvenes que esperan la salida, que este año se da sólo con 6 minutos de retraso.

Salimos, está oscuro aún, se supone que están Ana y Rubén, pero no los veo (han de estar allí, porque irán con los buses que pone la org para el público). Hemos arrancado con la música de Rocky (la original, no el ojo del tigre de la 3ª entrega), porque poner el Highway to Hell con lo que nos espera habría sonado a cachondeo.
Damos una vuelta más el pico al parque, salgo rápido y luego ya con calma me van pasando todos los corredores, Capi, Roberto Correbirras y más y más. Al acabar esas dos vueltas, aunque sea ligeramente en inicio (hasta el km 10,5), ya empezamos a subir, para que nos vayamos acostumbrando, y empieza a clarear el día, llevo en mente los parciales de los dos últimos años (el último fueron peor todos los parciales hasta el infierno final, que conseguí hacer 1m11s menos en meta) Voy más lento que en 2016 y algo mejor que en el 17. No he de cebarme, las pulsaciones han de reflejar poco gasto, en 2017 (que las llevé muy bien) hice los primeros km sin sobrepasar las 140. Aunque he visto que en algún momento iban a 150 y algo he conseguido estabilizarlas a 140 y poco, que ya me parece aceptable. Siento alguna molestia en la trasera de la rodilla derecha, leve, pero me hace temer que cuando lleve mucho rato subiendo se pueda hacer muy intensa. También en alguna rampa molestias en la espalda, lo recordé esta semana, leyendo la crónica pasada (en esta prueba me veo obligado a leer mis propias crónicas –¡a lo que tiene que llegar uno!- para prever todo lo que pueda suceder en la prueba), que en ese tramo infernal desde la Hoya de la Mora hasta meta, el dolor de espalda fue muy intenso e impedía ir al ritmo que quería.

En el 8 se empieza a subir con algo más de inclinación y es donde creo debían estar los autocares, pero aunque veo alguno estacionado no hay nadie fuera de ellos animando, alucino entre un poco y mucho, y de paso me quedo sin ánimos de los míos y sin isotónico que tenían que darme, pues nada, ya sabré qué ha pasado más tarde. Toca rematar esos dos km de relativa tranquilidad, para empezar con lo serio.

Ya he pasado el 10 en 1h05m53s (11 segundos menos que en 2017) y no sé yo, esperaba haber sido capaz de ir minuto y algo por debajo. En el 10,5 empieza lo serio, llevo por delante de mí a una chica y dos chicos, e intento ir a su ritmo, las pulsaciones se me van algo más de lo que querría, y son de en el 11 y 12 de 148 y 153, por ahí las dejo estabilizadas, pero las veo lejos del año anterior, 146 y 151, pero luego regresando claramente a estar debajo de 150. Ya empieza a irse notando el sol, sí adelanto a corredores, pero menos que el año pasado, lo que me deja intranquilo, voy con peores agobios, no sé si con razón, porque esté peor o por ser pesimista (al saber lo que puede hacerte esta prueba), al final la chica dejó atrás a sus compañeros de viaje, sólo seguía yo a su ritmo, y decidió parar a esperarles, yo no paré, claro.

Hasta el 14, mantengo 152, y el 15 a 155 ppm. Lo paso en 1h44m07s. 29 segundos mejor que en 2017. En contra es que temo no ser tan regular, a favor, creo que con ayudas en algunos avit, igual no pierdo tanto en paradas para repostar como el año pasado. Ya el calor es más notorio. Del 15 al 20 fui el año pasado entre 148 y 150 ppm (89 a 90% de  mi máximo teórico) de media en cada km pero este no, de 156 a 160 que es bastante más (95 a 97%). Al 20 llego (me habría gustado pillar algo de agua del público, pero al menos en estos tramos hay pocos acompañantes), vuelve a estar como el año pasado animando en muchos puntos Ainhoa Pinedo (sólo hace 5 días era finalista en el eurpeo chicas de 50 km) y Carmen, tienen la carrera repleta de amigos y chic@s al@s que entrenan, y de paso nos animan a todos, saben mi nombre, lo cual suena mejor cuando me animan. El 20 lo paso en 2h23m37s, mejor por 1m14s que el año pasado, aunque a 4 minutos de hace dos.

Desde poco después del km 13 estamos en tramos de carretera, y lo cual hace que haya menos sitios con sombras, que se agradecen mucho. Km 22 toca también parar, pues es avit con sólidos, cojo sandía, y bebo el agua que puedo (también voy consumiendo de los geles que llevo). La ventaja es que en km 23 sobre todo, y algo el 24 pillamos dos bajadas que pueden permitir darte un respiro (aunque si bajas, quiere decir que al tramo que llevas subido, hay que volver a subir lo último por segunda vez). Km25, lo paso en 3h03m22s 59 segundos menos que en 2017, algo he perdido, en especial bajando (cuesta mucho recuperar rapidez bajando después de tantos km de continua subida, al menos a mí). Y pulsaciones mal, el año pasado medias entre 148 y 154 en estos km y 157 a 162 este año(ya es más del 98% y aún no ha empezado el cachondeo.

Lo único bueno es que sí estaban poco antes del 25 Ana y Rubén, un poco negros (no ya por el sol), pues al muy poco de pasar los primeros por el primer punto, les hicieron subir a los autocares, porque ya debían irse (y además ni se fueron, me vieron pasar desde el bus sin poder animarme ni darme isotónico, y lo mismo todos los de su autocar), cuando se supone que son 3 autocares, que van por previsiones de tiempo (uno de 4 a 5 horas, otro 5-6 y el nuestro de 6 a 8). Es flipante que los acompañantes de los que podamos tardar de 6 a 8 horas, los suban a autocares, para tenerlos de público a los corredores de menos de 5 horas y alguno más (en ese primer punto les habían hecho subirse cuando aún no habían pasado los que iban a más de 5 min/km (aunque poca, era subida toda la primera parte, y de una carrera de 50 km). Aún me contaría más luego. También estaban en esa zona (están en muchas del recorrido Ainhoa y Carmen, que tienen ánimos para todo el mundo, se agradece y sube la moral). Poco isotónico y bastante agua bebí y me eché, lo cual no quita que nada más pasar el control del 25 parase a beber y echarme más en el avit, lo que queda es duro, y más y más duro a cada km que pasamos. 3h01m56s es el paso (337º de 422 veré luego que pasé, aunque no como el año pasado, sí que adelanté desde el km 10,5  unos 70 corredores, lo que no puedo saber es los que se retiraron antes de ese punto y en hombres 301 de 373).

Empieza la segunda parte, haré lo que pueda, pero veo jodido mejorar la marca del año pasado. El calor, la cuesta (sólo hay una, pero que dura toda la prueba), las pulsaciones, las fuerzas, el cansancio, la altitud (eso es tremendo, es lo que más pánico me da por el tema pulsaciones, sobre todo a partir del 37) juegan en contra, a favor sólo tengo mucha ilusión y saber que aquí no soy tan inferior a otros, como en muchas pruebas llanas. En mi mentalidad, he de pensar que el siguiente paso es llegar a la Hoya de la Mora, en teoría con el menos gasto posible, pero es que esto último no va a ser así, ni de lejos, gasto está alto, a más de 160 ppm ya a mitad de prueba. No me siento mal de fuerzas, pero  tengo la sensación que voy más lento que el año pasado, más que el crono, estoy pendiente de las pulsaciones, intento bajarlas, debe ser por eso que veo que pierdo algunos segundos. 3h30m02s el km 28 (21 menos que en 2017). Pero a partir de aquí, no sé si por alguna rampa más dura o qué, las pulsaciones me sugieren que hay un problema grave, sobrepaso por muchos momentos las 170 y aún estoy a 20 minutos de meta, y faltan los km más duros y a mayor altitud. Entiendo que no puedo seguir así (no debo) tantos km. Sólo hay dos opciones, o lo dejo y me retiro, o me busco la vida para bajarlas, y bajarlas mucho. Lo último es dar opción a que sigan subiendo.

Siendo como soy, la única opción que sé intentar es bajar las pulsaciones, para eso no sirve bajar el ritmo (el movimiento de marcha, al menos en mi caso, implica mucho gasto de energías), he de ponerme a andar, y dejar de bracear. Al principio, pruebo a hacerlo y vuelvo a marchar, pero como enseguida vuelven a subir las pulsaciones, debo sólo andar. Moralmente me resulta muy duro, yo no siento mayor cansancio. Sé que lo de las pulsaciones es porque estoy haciendo un gasto importante y en altitud me suben (ya sé, a todo el mundo) con mayor rapidez, al principio ando y marcho, en cuanto veo que bajo las pulsaciones, pero a partir del 30 sólo ando (esa es mi intención). Llego al km 30 en 3h47m59s sólo 1 segundo por encima de hace un año, aunque creo que ahora vendrá el chorreo. Las pulsaciones mal, a la que me pongo a marchar se disparan (yo molestia ninguna, sólo el ponerme de los nervios), el km 30 a una media de 167 (picos de más de 180) y sólo 152 un año atrás.

Se me hace muy duro ir andando, pero lo asumo, hay momentos que no sé dónde poner los brazos, para no bracear y gastar más y que suban, el izquierdo lo pongo a menudo en jarra, sobre la cadera, para que no lo mueva por inercia sin darme cuenta. Ese 31 ha salido 174 y obviamente he pegado un brusco cambio, para que bajen del todo, el ritmo se resiente, pues  i siquiera puedo andar a tope, ya que se vuelven a disparar, el km 32 a 165, incluso yendo a menos, por debajo de 160 al final del mismo. Eso me tranquiliza, ahora llegamos al 2º avit de sólidos, pero justo, poco antes me adelanta Ruben Piñol , nos saludamos y se va de inmediato, su ritmo es espectacular, llego a pensar que está haciendo la subida por relevos y que por eso está fresco, porque lleva 7 km (luego sabré que no es así), voy lento porque ando, pero su ritmo no creo lo aguantase (convencido de que no podría) de estar bien, me parece brutal (¡qué envidia!), se va como un rayo, incluso veo que no para en el avit (que me parece suicida), luego me dijo que cogió naranja sin parar (o algo así), ya llegando al avit vuelvo a marchar algo.

Sí, porque hay gente, familiares, público y voluntarios, y aunque la mayor parte de corredores anda, a mí me da mucha vergüenza, vergüenza de que me vean andando, o de saber yo que me ven andando. Ya llegando al avit, una mujer se lanza a abrazar a un familiar (supngo familiar por el tipo de abrazo) y cuando acaba se gira completamente ignorando que la carrera sigue después de allegado, y me la como de bruces casi, si ya venía poco contento, con eso menos, no entiendo que se metan en medio de la carrera, y luego ni se preocupen por si obstruyen o chocan con otro corredor. Llego al avit, cojo cosas y al salir decido que marcho un poco, con el parón para beber y comer, han bajado pulsaciones y si no me pico, a lo mejor se mantienen aceptables. Hay una curva amplia al salir, y veo delante de mí al abuelo caracol, se le ve fácil, porque ha decidido hacer una línea recta para atravesar la curva por el interior de la misma, así que tardo más en alcanzarle y se lo recrimino de coña. Me dice que este año he tardado más en alcanzarlo y le contesto que dudo de ganarle. Ahora trato de buscar sombra, pues con ella mis pulsaciones son menos peores, he tenido que ponerme a andar (a 175 me había puesto) y al final me alcanza y se va el abuelo caracol, vuelve a correr, y ya no le veré de cerca.

Sigo no sabiendo donde meter la mano izquierda mientras ando, y me fastidia no poder andar a tope la mayor parte del tiempo, me aguanto y llego al km 35 en 4h35m35s casi 2m20s peor que en 2017 (y no es nada, con lo que queda), pero al menos he hecho una media de 161 y 156 ppm en los km 34 y 35. Es un buen dato, me confirma que puedo llegar a meta controlando las mismas, al andar y no poder hacerlo al máximo, ni siquiera tengo un pico de ritmo por debajo de 9 min/km (es subida). Llego un poco desmoralizado al avit del 35, me da palo llegar andando, no puedo evitar ser así de tontuelo. Sólo son dos km hasta Hoya de la Mora. Paro en ese avit más tiempo, a ver si cojo fuerzas mientras dejo que bajen las pulsaciones, porque Hoya de la Mora la voy a pasar marchando, no quiero que se preocupen Ana y Rubén, cuando la haya pasado si se han disparado las pulsaciones, ya las bajaré. Además entre este avit y el 38 también me avituallarán ellos, y así igual sobre llevo mejor las pulsaciones, al ir más hidratado (parece que yo mismo olvido que cada km que avanzo estoy a mayor altitud, y eso las pulsaciones sí lo saben, y como la altitud, ellas también van subiendo). Con el parón ese km 36 es más de dos minutos más lento que en 2016, y más de uno el 37 al hacerlo andando

Otra vez por allí Ainhoa y Carmen, están en todas partes, poco antes de las primeras duras rampas que dan a esa Hoya de la Mora, marcho y así me ven Ana y Rubén, creo que bebo y me echo 1 o 2 botellas, y le pido otra para llevarme. No, nunca llevo una botella marchando, pero ya he visto por pulsaciones que no podré marchar, y andando sí que puedo llevar una botella. Paso la barrera que te adentra en esos infernales 11 km. Todo lo dejado atrás no cuenta, ahora es infierno a palo seco. Sigue haciendo mucho calor, a pesar de la altitud, más de 2500 metros, y nada más dejar atrás la barrera, corto la marcha y ando, Aunque las pulsaciones siguen bastante altas, sufro porque bajen durante un rato, sé que es normal que lo estén porque ha ssido un “ratillo” marchando, trato de no bracea, y aunque un par de veces vuelven a subir, acaban quedándose abajo, las pulsaciones han sido un festival, voy hasta lejos de mi mejor ritmo caminando, he conseguido recuperarlas, pero ha sido tremendo (salen 183 ppm de media ese km), andando me suben picos a 180 y pico (con breves instantes de más de 200), cuando me suben tanto las pulsaciones andando creo que es por pillar rampas más duras (y los breves que suben tantísimo por ponerme nervioso al verlas, esa es mi deducción, sea mejor o peor), así que a andar, es cierto me pasan algo, pero también, a pesar de andar, paso corredores, supongo que eso lo hace más llevadero. En el avit del 38 me rellenan el agua (en loa avit de esos 11 HellKm hay siempre algún voluntario, avanzado unos metros para rellenar las botellas de agua que hagan falta, inmensos), paro a refrescarme y beber, y cada vez que paro me cuesta bastante arrancar, pues no marchando me cuesta más, moralmente, seguir. Pero no pienso renunciar, no me vale renunciar. Cada km en esta carrera es un mundo, y cada km del tramo final es un universo (o varios).

No me gusta, pero tengo muy claro que sólo debo andar, lamento no poder hacerlo a tope, he conseguido estabilizar las pulsaciones, que cuando pegan una subida, es porque cambia el porcentaje de las rampas (que alguna hay que tenía una madre que debía vender su asfalto por dinero, hijas de prostiputa). Km 39 y 40 a157 y 159, sobre 10m35-40s cada uno, duele no ir más deprisa, porque creo que al menos un minuto más rápido, podría ir andando. Pero es lo que hay. Estamos en una zona, que si levantas la vista ves multitud de alturas que siluetean a los corredores que van por delante, y mirando abajo a los que van por detrás. Todo muy seco, muy árido. Mientras en caminillos de tierra muy verticales van bajando algunos corredores, que supongo deben tener acompañantes esperándoles en la Hoya de la Mora, realmente bastantes, que yo recuerde más que otros años. Ese km 40 lo paso en 5h26m42s 9m23s peor que en 2017, normal que vaya perdiendo tiempo. La botella la voy cambiando de mano, para que al menos se distraigan los brazos, algo me he ido echando y bebiendo, y ya deseando llegar al próximo avit para rellenarla y beber.

Da igual que lo haya dicho antes, en esos malditos 11, cada uno de ellos se hace eterno, inacabable, la única ventaja es que aliento tengo, paro en el siguiente avit, para beber, no me gusta, pues cuesta lo suyo volver a arrancar, eso sí, con botella para otros 3 km y dosificarla. Lentos, lentos pasan los hectómetros (ya los km no digamos), tengo la ventaja que puedo mirar con claridad (por la velocidad que voy y porque no me hace perder ritmo) el crono, más bien las pulsaciones, verlas a 155 o similar compensa el agobio de no apretar al máximo. El 41 en 159 y 155 el 42, que tener altitud y parar en el avit se va casi a 12 minutos (12m30s peor que en 2016).

No sé en qué momento fue, pero deja de apetecerme echarme agua, en algún momento que hemos pasado a sombras (no es que haya muchas) noto frío en los brazos, no es preocupante , es más que nada sorprendente, llevo 6 horas achicharrándome, para acabar teniendo frío, bueno, puede que me haga subir con menos sufrimiento de pulsaciones o cansancio. Aunque no me gusta mi ritmo y me alcanza gente que anda más rápido (yo no puedo ir a tope), también adelanto yo, que algo a favor me ha de quedar. Sale el km con menos pulsaciones de media, 147 lo cual me anima a apretar algo el ritmo de caminar, son menos de 5 a meta según mis cálculos (creo que el gps me dará entre 47,65 y 47,80 en meta). 6h01m ese km 43. Las 6h50m van a estar por ahí, poco más o menos. Queda lo más duro, más altitud, más cansancio, incluso diría que muchas de las peores rampas. Y aunque estés cerca de la cima, relativamente, levantar la cabeza y ver la silueta de corredores por encima de ti, te hacen pensar si llegarás a donde están ellos (uno supone que sí), y cuándo sería eso (ahí no se atreve uno a pensar cuándo llegará). Pero al menos, el paso es firme, que menos que si ando y no es a tope, pueda ir bien.

En el km 44 es el penúltimo avit, en dos km hay otro, el agua me dura más porque ahora no hay huevos de echarse por encima, igual llegarían cubitos al cuerpo y me dolería el choque, que las fuerzas no sobran (sí, efectivamente, exagero 100 gramos o algo más). Como me he ido comiendo el coco mucho y las pulsaciones me han acompañado, decido que el último km lo haré marchando (no me planteó dudar de mis fuerzas), marque lo que marque el reloj en pulsaciones, me tengo que dar ese lujillo, y un solo km que es el final no va a hacerme daño. Lo malo, es que no sé si por la emoción de pensar eso o porque en ese km 44 ya hemos rebasado los 3000 metros (esta carrera sí es un 3000 metros  -hacia arriba- obstáculos), la media me ha subido a 162, imagino que le he imprimido tal vez algo más de ritmo. Ver que siempre tengo corredores no demasiado lejos supongo que me ha hecho pisar con más ímpetu hacia arriba.

Y km 45 ya casi cuento las curvas y giros que me faltan, sé que en cuanto vea el último avit que está a mitad de un rampón (en el que además empieza a estar el asfalto roto), sé que me quedará poco para dar el ataquillo final y coronar ese peñón en lo alto, por el que tantos y tanto suspiramos durante toda la mañana. También en 162 ppm ese km 45 y en más de 11 minutos (normal, pues en el avit paré a beber y me rellenaron la botella). En 2017 no pasé de 155 de media hasta este km 45 8152 44 y 45), y sí gasté el resto hasta el final por pelear (y conseguir) mejorar el tiempo de 2016, con 162, 166 y 177, nada que ver con las que llevo hoy. Y llegué muy, muy cansado.

Km 46 claramente por debajo de 11 minutos, y voy pasando algunos corredores, que le deben dar entusiasmo a mis pies, pues por excitación, altitud y cansancio ya  a 166 ppm (mi máximo son 165 en teoría), más de 19 minutos que el año pasado, claramente no bajaré de 6h50m. Sí, ya sé que se fue de vacaciones la marca hace rato, pero cualquier marca que termino haciendo es peleándola hasta el final, ni me gusta, ni me sale de otra manera, aunque sepa que he de conformarme con lo que salga. Ya veo enfrente y después de un giro izda y dcha en medio de la rampa ese avit, tengo planeado, pues me queda agua seguir bebiendo hasta allí y entonces dejar la botella sin parar y a marchar.

No he llegado y ya estoy en 174 pulsaciones, no sé el motivo, pero si me pongo a bajarlas para cuando quiera marchar ya será cuesta debajo de regreso, después de haber pasado la meta, no me sirve, sin haber empezado a marchar, Llego al avit (deber ser 46,6 o 46,7), ya con la botella vacía, la dejo sobre la mesa y acojonado (más de 175 ppm) me pongo a marchar, con unas ganas terribles y sus dificultades, el suelo parece que haya servido de cancha para todos los partidos que he jugado en mi vida, está destrozado (ya lo sabía), pero no quita que tire a tope, las pulsaciones van para arriba, pero me falta muy “poquito” (faltar poquito en esta prueba es un chiste, ni a 20 metros de meta parece que falte poquito), aunque he adelantado a gente cuando andaba, ahora realmente adelanto alguno y me acerco a un par de grupos algo numerosos, voy mentalmente como una moto, imagino que visualmente mucho menos, al final de esa rampa hay un par en zigzag más corta, he pasado el km 47 con los últimos 500 metros (en los que aún anduve algo) a 184 de media y 5m01s de parcial.

No sé en qué momento es, pero el asfalto destrozado pasa a ser tierra con piedras desiguales (uno de mis sueños de niño, ese y el del coco, que nunca acababa de venir), aparte que en uno de los giros de 180 grados hay una pendiente que parece importada del Angliru (la cuña de las cabras o algo así) que podían poner una barandilla, para subir esos escalones sin caerte para atrás, no me importa, sólo me apetece alcanzar y adelantar lo que pueda, para consolarme algo conmigo mismo y sentirme corredor válido para la prueba (sí, supongo que vuelvo a a exagerar, o engañarme a mí mismo, o ambas cosas). Alcanzo un grupo y en el segundo va Roberto que me pasó en el 40 y poco (y yo a él en el 30 y poco en el que él iba caminando con bastones nórdicos (hay bastantes que los llevan en todo el tramo final), antes de la rampa sisina (sisina es asesina con alevosía, si no aparece en el diccionario de la RAE, debe venir en el libro de “carreras criminales y los tontos que se apuntan”), no la recordaba tan pa’rriba, además es terreno de piedras, del que salgo un par de veces rebotado, procuro no mirar el reloj, pero lo hago de reojo, cuando no me vigilo, y las pulsaciones no empiezan por 1 (por 2, y no es que sean 23 ppm), pero bueno, ya no tengo nadie cerca por delante, y he pasado a unos 15 desde que me puse a marchar, trato de no aflojar, porque sé que me pasa factura ese rampillón final.

La recta anterior tiene tapada la meta la montaña que uno lleva a la derecha, y si no hizo nunca esta carrera, no la ve hasta que casi ha de girar, el que la hecho recuerda donde girar porque es el punto donde te encuentras enfrente a los que hacen cola para bajar el bus y tú giras a la derecha. Bueno, girar a la derecha es un eufemismo, giras hacia arriba, ganas de hacerlo a 4 patas, corriendo será más leve, pero marchando es ciencia ficción, Roberto que se coge los palos en una mano corre y me pasa con facilidad y un par más que la hacen corriendo. Pero ojo, lo difícil y tremendo, está superado, ya estoy en meta. Para dar una idea de esa rampa, deben 30-45 metros, no más Roberto que la empezó detrás de mí me ha sacado 10 segundos en meta. Y los otros que me han pasado iban a 200 metros a más de 20 metros de mí (que en subidón es un mundo).

Meta, meta, meta, en 6h51m52s (194 ppm del km 47 a meta a ritmo de 9m30s), es tiempo bruto, no hay tiempos netos. 47.72 km me ha dado. A la mayoría les da similar, me sorprende que sé que a algunos sí les da 50 km. 159 ppm de media, alucino, porque andando casi 20 km las calorías pasan de 7000 (7023 por el polar, y más de 7300 habiendo pasado los números a Endomondo), no sé qué habría pasado si lo hago todo marchando en calorías, llego cansado, muy cansado, muy mucho cansado, pero, con modestia creo que me he enfrentado como debía al problema de las pulsaciones (dolores no había tenido en ningún momento, pero entiendo que las pulsaciones hay que controlarlas), no creía que era por un problema mío, pero el esfuerzo (siempre me esfuerzo mucho es una frase que suena normal, pero es que me esfuerzo muy mucho de verdad en las pruebas) y la altitud hacen normal que las pulsaciones se disparan, si hasta en la feria del corredor en un mapa alertaba sobre la subida de las pulsaciones por la altitud, mezclada con el esfuerzo. Yo que lo más en altitud que estoy es de pie en una piscina, a 2000-3000 metros, pues me apaño como puedo o sé. Eso sí, unas ganas de tomarme la revancha, y de estar peleando como mínimo 10 minutos mi MMP, hacer sobre 6h20m o menos tremendas. Sé que para ello necesito dos cosas, fondo para aburrir y ligeresa sin mayonesa, es decir perder peso, que algún ganadero de la zona me ha querido fichar para su equipo vacuno al verme.

Creo que sí habría sido de ayuda que como comentaban a partir del 25 a 30 hiciese peor tiempo (no un temporal), pues esos km habrían sido menos duros, menos altas pulsaciones, incluso los km precedentes algo más benévolos, pero el tiempo es el que es. El meteorológico y el de fechas, hace el tiempo que haga el día que toca y en ese momento es tiempo de maratón, de Veleta o lo que te hayas apuntado, y si no estoy mejor, estaré peor, pero estaré que es lo que más me apetece, y el clima. Hoy he pillado el Veleta con adversidades y eso en una putada como un piano (la verdad es que no sé qué tiene que ver una putada con piano, he intentado ejecutar una ecuación para ver qué salía, pero no he pasado de que el  piano sea de cola y al pajarito del cliente se le llame cola, casi seguro que por ahí no va la analogía), pero la he superado con un tiempo malo, pero mucho menos malo de lo que pensaba por hacer bastantes km andando (y no a tope), es cierto que mucha gente hace muchos km de esta carrera andando. Me han dicho que incluso menos de 10 corredores son los que no andan en ningún momento. Hace dos años tuve que marchar algún km del final por pulsaciones, pero el año pasado sí la hice entera marchando.

Puesto 265 de 406 llegados a meta (497 pasaron por km 25) 238º de 357 en hombres y 6º M55 (vale, confieso que éramos 12 M55 y no 60, pero había que estar ahí). Son datos que han ido variando, por mal funcionamiento de chip o similar. Pues con todo gané más de 70 puestos de mitad a meta, y mira que no pude ni andar al máximo, de haber hecho 6h18m hasta habría sido podio M55 (lo que tiene la edad, lo que no consigues por calidad, lo consigues por viejo). Y ganas de revancha conmigo mismo y mi actuación, muchas, muchas. No sé si puedo o no recomendar esta prueba, es una pasada, un sueño, un lujo, pero también una matada. Hay dos maneras de hacerla, muchos escogen la de hacerla sin matarse para nada (por eso gano a mucha gente que es claramente sub 4h en un maratón, porque aquí van a hacerla, que ya bastante faena es), no quiere decir que así ea fácil, y los que tengan el nivel que tengan, buscan su mejor rendimiento en la prueba (sí, ahí es donde estoy yo, hacerla por hacerla no me apetece, tal vez cambie la opinión con el tiempo, a saber).

En meta veo al abuelo Caracol (6h40m) que llegó con Manolo Rico 8sí, me anaron los dos, pero con peor marca que yo otros años, en los que coincidimos les gané (me he de dar algún consuelo en la crónica), Roberto que hace 3h40-50 en maratón me ha sacado 10 segundos sin poder yo marchar, y el que más me sorprende es Rubén Piñol, que me dice Manolo que se quedó algo fundido en el 41, y ha llegado menos de dos minutos delante de mí, dice que no volverá a hacerla (nunca os creáis lo que promete un marchador de fondo de los de verdad, somos de los de donde dije digo, digo Ferderico), me sorprende, porque no sé cómo pasó de ir tan fuerte a quedarse fatal (y ya sé cómo son de infernales esos últimos 11 km). Veo a Ainhoa a lo lejos, que ha debido subir hasta meta a estar con sus amigos y pupilos (los y las a los que entrena), la saludo de lejos y le doy las gracias por los repetidos ánimos de ella y su amiga durante tantos tramos de la prueba (reo que hoy había menos público que otros años).

Nada más llegar, en cuanto he podido he bajado a la cola del bus (un infierno, porque es ese rampillón de piedras pero en bajada, que con las zapas es tortuoso para mí), a que me guardase la cola el último de la fila (no me refiero a Manolo García, ya bastantes retales de mi vida me han pasado por el coco durante la prueba), y vuelvo, mochila con esparrame en el suelo, que mi cuerpo ha de descansar algo. Qué dura es la jodida. Gusto charlar con algunos que nos conocemos de otras ediciones, también veo a Lauri que esta vez hizo la mini subida (es decir los 11 km del infierno), aunque es cuando voy a reservar sitio en la cola, y al volver ya no la veo. La trasera de la rodilla y la espalda sólo me volvieron a molestar ligeramente antes del 20, supongo que el tanto andar al final (cada vez que recuerdo que no sabía qué hacer con las manos, pues no debía bracear) evitó que fuera a más. Las palabras de muchos corredores me enorgullecen, siempre de ánimo y cariño, me gustan, a la vez que me dan mucha vergüenza.

Esta vez es más rápida la bajada, hay menos cola para el bus, y además me guardaron el sitio antes, la bajada es con mucho frío, especialmente en el telesilla, puro congele para mí, me abrigué bien con una chaqueta y toalla-bufanda, pero las patas al aire en el telesilla (que ya de por sí no me gusta ni poco, ni mucho, no me gusta nada), ya para el siguiente paso, el telecabina (hasta Pradollano se baja en autobusillo, telesilla y telecabina, allí te duchas y comes y un autocar te baja luego a  Granada) ya me he tapado con la toalla que llevo para la ducha. Tengo frío y estoy cansado, pero las patas no están destrozadas, es lo que tiene haber caminado un buen puñado de km. Allí nos dan un plato de paella y una bebida, que para los últimos ya no será cerveza, se les acaba poco después de pasar yo (es una por corredor). Me esperan Ana y Rubén, la pongo al día de lo que me ha ido pasando (incluido que pase marchando delante de ellos para no preocuparles) y se queda muy satisfecha lo que he hecho, de haber sido capaz de ponerme a andar, aunque no me apeteciera cuando me vi en tan elevadas pulsaciones. Además, me ha visto llegar en algún maratón mucho más destrozado de lo que me ha visto ahora (que solo he llegado cansado, incluso en el telecabina con la toalla ya me quité el frío de las piernas).

Me entero luego por Ana de todos los problemas de buses del público, ha sido un show, en el segundo punto, a los 25 minutos de pasar el segundo ya querían que se hubiese marchado el último autocar (no había pasado ni un solo corredor de los familiares que iban en él), no habrían pasado ni 50 corredores. Suerte que la que lo organizaba se fue en un bus anterior. Fue de cine. Les dicen que se han de ir (ya no les dejaron animarnos en el primer punto), pues con los buses van también los corredores de la mini subida que van a la salida llevados por la organización, y han de estar en el tercer punto a tiempo para la salida. Parece lógico, también parece lógico que vayan en el bus que sigue a los corredores más rápidos. Alguien que vive conmigo le dice a la chica de la org que si se han de ir lo normal sería en alguno de los buses que siguen a corredores más rápidos (una tontería, vamos), y que deje a los familiares que han venido a ver a sus familiares ( y no han venido para ver a los familiares que corren, de los familiares del primer bus, esto lo añado yo), que han animado encantados cuando pasaban los primeros, pero ni siquiera van a compartir con ellos comida o cena luego. Ana, digo, la familiar que más protestaba (se unieron muchos encantados, algunos había que no se ilusionaban porque habían vivido lo mismo años anteriores) dice que lo normal es que esos corredores vayan en el primer bus (no puede ir muy lleno un bus que es para los sub5h del Veleta, pues muchos además iban con familiares en coche que les siguen en muchos puntos por sus avits personales –no todos, claro-), pero ese tipo de matemáticas no deben ser normales. Bueno, pues la de la org dice que no sabe si podrá ser y pide que se levanten los corredores del tercer bus (esos que van a llegar tarde al salida por culpa de los egoístas familiares de los que tardaremos de 6 a 8 horas, que parece que lo único que pretenden es vernos) de la mini subida (así verá si pueden cambiarlos a todos a uno de los semivacíos -o al menos no muy llenos- buses con familiares de 4-5 o 5-6 horas), pues no se levantó nadie, y la mujer dijo, “no se levanta nadie”, aquí no hay corredores de la mini subida (los poderes de deducción del señor y de muchos seres humanos, son inescrutables), Ana contestó “ya”. Pues aun así se quiso que se fueran del km 25 sin que hubiera pasado ningún corredor familiar del tercer bus 8porque se iban a cortar carreteras y no podrían pasar más tarde (sé de gente en coches que pasaba más tarde). La suerte es que la chica de la org se fue en el segundo bus, y convencieron al autobusero del tercero a que esperase nuestro paso. Resultado, que al menos pudieron estar, medio de los nervios, en ese segundo punto. Ese tema, debería aclararse mucho. Tiene importancia, tanto para corredores, como para sus acompañantes, muchos de los cuales se llevan un chasco mayúsculo. Por clasificaciones, buses de hasta 5 horas (22 corredores en meta), de 5 a 6 (105 corredores en meta) y de 6 al final (279) no es el bus de 6 horas al final el que debería ir acompañando a los primeros clasificados en todos los puntos, algunos consideraron muy feo el hecho de bajarles en el primer punto, y una vez que hubieron pasado los primeros meterlos en el autocar sin darles opción a animar a los suyos (y sí a los más rápidos), y ver cómo pasaban por el mismo punto que los primeros sin una palabra de ánimo.

Eso es un comentario aparte, aunque esté relacionado. Ya en Pradollano buses al momento de acabar de comer, y sin problema abajo, en Granada al poco rato. Las piernas muy bien, no acabaron tan cansadas, porque aunque la prueba sea muy dura, no es lo mismo marcharla entera que con bastantes km finales andando. Lo malo, pues que otra vez, una vez más acabo jodido y lesionado, el lunes sin querer (puedo jurarlo si es necesario, que es sin querer) le di una patada a un bolardo de piedra en Córdoba y el dedo gordo del pie se ha dado unos cuantos días de vacaciones. Pero él, con el resto del cuerpo escombro tiene ganas, muchas ganas de hacer un I’ll be back. Sí que estaría muy bien poder ir con coche, creo que aparte de cómo llegue, mi actuación mejoraría pudiendo beber y echarme en los km de más calor (en realidad estoy pensando del 12 al 37). Gastando más de 7000 calorías, no me debe llegar con lo que bebo, y me mojo en los avit.

Algún día no podré hacer esto, no sé si falta mucho o poco, pero mientras puedo, no me lo quiero perder, me da la vida. Y no quiero lamentarme luego de intentar hacer lo que quiero. Y en mi opinión aún no sobro aquí, y más o menos correcta, mi opinión es el mayor influencer que tengo. Más o menos satisfecho, porque siempre que he dado mi máximo lo estoy, los resultados pueden ser buenos o malos por la marca, pero mi actuación es buena o mala, según las circunstancias que tocan ese día de carrera.
2
DICIEMBRE / Re:[2018] XIX MEDIA MARATON DE GUADALAJARA
« Último mensaje por Julián11 Hoy a las 10:43:06 »
Salvo que me surgiese un maratón agradable o esté lesionado, supongo volveré a hacerla.
Es a dos vueltas, con fotos de Run Online, que siempre son una pasada y cerveza (con alcohol) y migas en meta.
Suele hacer bastante frío y se sube y baja durante toda la prueba, con un par de rampas un poco canallas. Duchas allí mismo en las pistas de atletismo o en el pabellón (en 2017 estaban las de atletismo en obras).
3
DICIEMBRE / Re:[2018] 38 Maraton de Valencia
« Último mensaje por Purasangre Ayer a las 22:52:47 »
No lo pensare mucho cuando llegue el momento de hacer las tiradas, pero hasta dicho momento le daré vueltas jejeje
La cosa esta que si no hago esas tiradas no podré saber como responde cuerpo y cabeza a dicho tiempo de sufrimiento, porque para mi correr eso es sufrir por peso y por cabeza. Pero si las hago y no van bien tengo claro que enfrentarme a dicha distancia sin prepararla es una temeridad que por mucho que yo vaya a contracorriente no tiene sentido afrontar!!!

Gracias por vuestras respuestas chavaleria!!! Que grandes sois.
4
AGOSTO / Re:[2018] V CARRERA ALCOLEA DEL PINAR
« Último mensaje por Mat Ayer a las 18:31:06 »
Bueno, pues poco mas se puede decir ya.

Buena mañana echamos en Alcolea con esa carrera "llana" donde las haya :diablo: con esa temperatura glaciar que acompaño la misma :beach:, con ese pedazo de pilon que bendito sea en estas epocas del año ;DD, con esa gente volcandose con la carrera CHACHI, con esos minis que entraban solos (gracias Esther y Chusso)  :drinks: con esa paella tan generosa :nyam:, con esos forofos y sus gentes :friends:, en fin, que si no fuese por lo que sufri en la p..... subidita con todo el Lorenzo de frente, hubiese sido perfecta :)))

Lo dicho, un placer.

Nos vemos.
5
OCTUBRE / Re:[2018] V Carrera de Montaña Reino de Patones
« Último mensaje por yonhey Ayer a las 18:16:40 »
Supongo que si buscas en wikiloc podrás encontrar el recorrido. En cualquier caso la carrera sale de Patones de abajo, junto al frontón cubierto y se dirige directamente por el camino a Patones de arriba, desde allí continúa hacia el Cancho de la Cabeza, punto más alto y con unas vistas espectaculares del embalse del Atazar, desde allí ya se vuelve a Patones de Arriba, y de ahí a Patones de Abajo pero subiendo y bajando el pequeño monte que los separa.
La carrera está muy bien, tiene su dosis de dureza preo al no ser excesivos kms se lleva bien, desde el Cancho ya toida la vuelta es sendero cuesta abajo o llano salvo la mencionada cuesta tras Patones de Arriba.
6
DICIEMBRE / Re:[2018] 38 Maraton de Valencia
« Último mensaje por dabenar Ayer a las 17:26:29 »
Chavalería, viendo el plan que hay colgado para valencia sub 4:30 hay tres tiradas que me parecen igual ahora muy difíciles de 30 y 32 kms en las semanas 7/9/10
Eso a mi ritmo (6:35/6:25/6:25) cada tirada se convierte en cada salida hacer  3h00/3h15/3h00) a groso modo y me parece una burrada.
En este caso tengo que variar el hacer 2h30 a esos ritmos como mucho. Mi pregunta: esa reducción temporal se verá en la merma física para la preparación de la maratón?

Desde mi punto de vista y experiencia...es una barbaridad hacer 3h.
Lo hice en mi primer maratón y no lo he vuelto a repetir...es mas lo que aporta psicologicamente, que fisicamente, que en lugar de ayudar, en mi opinion desgasta en exceso.

A mí tb me parecen muchos kms y sobre todo muchísimo tiempo pero para correr un maratón no queda otra q meter kilómetros, o bien los repartes durante la semana o no te queda otra q meterlos a “cholon”.
Yo creo q si el plan pone que hay que hacerlo te toca hacerlo, se supone q esta bien estructurado y q es necesario según ese plan.
Ármate de paciencia y de ilusión y si puedes “engaña” a alguien para q te acompañe, si son 2 y puedes hacer una mitad con cada uno...., lo bordas :bienhecho:
Después, si q te diría q buscaras la forma de recuperarte bien porque la paliza va a ser la leche.
Pero bueno, esto es el maratón, si lo preparas bien, el día D no te quedará nada mas q disfrutar con su correspondiente ración de “sufritar”.
Animo y al lío, y tampoco lo pienses mucho, te pones y lo haces  CHACHI
7
DICIEMBRE / Re:[2018] 38 Maraton de Valencia
« Último mensaje por demian666 Ayer a las 14:31:49 »
Chavalería, viendo el plan que hay colgado para valencia sub 4:30 hay tres tiradas que me parecen igual ahora muy difíciles de 30 y 32 kms en las semanas 7/9/10
Eso a mi ritmo (6:35/6:25/6:25) cada tirada se convierte en cada salida hacer  3h00/3h15/3h00) a groso modo y me parece una burrada.
En este caso tengo que variar el hacer 2h30 a esos ritmos como mucho. Mi pregunta: esa reducción temporal se verá en la merma física para la preparación de la maratón?

Desde mi punto de vista y experiencia...es una barbaridad hacer 3h.
Lo hice en mi primer maratón y no lo he vuelto a repetir...es mas lo que aporta psicologicamente, que fisicamente, que en lugar de ayudar, en mi opinion desgasta en exceso.
8
OCTUBRE / Re:[2018] V Carrera de Montaña Reino de Patones
« Último mensaje por demian666 Ayer a las 14:29:00 »
¿alguien sabe donde puedo ver el recorrido? solo encuentro el perfil.
9
DICIEMBRE / Re:[2018] IV Carrera Matallana de Torío
« Último mensaje por Matallana Ayer a las 13:50:26 »
Bastantes cambios respecto de la edición anterior, todos en la primera parte del recorrido, el resto es igual.
30,3 km. y Wikiloc nos da 2230 metros de desnivel positivo, Google Earht 2.460 metros positivos. Muy pronto colgaremos el track definitivo, nos faltan unos pequeños retoques.


10
OCTUBRE / [2018] V Carrera de Montaña Reino de Patones
« Último mensaje por patonessemueve Ayer a las 12:10:53 »

      
V Carrera de Montaña Reino de Patones

Sábado, 6 de Octubre de 2018
Hora: 10:00
Pais:
Provincia: Madrid
Población: Patones
Lugar de la salida:  Fronton municipal
Lugar de la meta: Fronton municipal
Distancia: 18 Kilómetros
Web oficial: http://www.patonessemueve.es
Cuota de inscripción:
Enlace a inscripciones: http://www.patonessemueve.es
Otros datos de interés: Inscripción:
        Distancia corta:
            Hasta el 31 de agosto: 16,50 €
            Desde el 1 de septiembre: 18,50 €
        Distancia larga:
            Hasta el 31 de agosto: 17,50 €
            Desde el 1 de septiembre: 19,50 €
    Limite: 400 corredores entre las dos distancias.
Páginas: [1] 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Información corredor

 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Corredores en linea

  • user raj
  • user Google (AdSense) (3)
  • user Google (6)

Estadísticas

  • stats Total de Usuarios: 3.153
  • stats Total de Mensajes: 211.508
  • stats Total de Temas: 9.231
  • stats Total de Categorías: 6
  • stats Total de Foros: 96
  • stats Máx usuarios conectados (a la vez): 948

  • averages Mensajes promedio: 56
  • averages Temas promedio: 2
  • averages Usuarios promedio: 2
  • averages Media de conexión: 220

Los 10 más charlatanes

Bounce Bounce
8.030 Mensajes
runningbox runningbox
7.427 Mensajes
cheve cheve
6.528 Mensajes
Admin Admin
5.743 Mensajes
Amadablam Amadablam
5.333 Mensajes
yonhey yonhey
4.444 Mensajes
noclearpath noclearpath
3.563 Mensajes
brad brad
3.487 Mensajes
NACHO_COOPER NACHO_COOPER
3.292 Mensajes
Patxi Metxas Patxi Metxas
3.180 Mensajes