Bienvenido a FOROFOS DEL RUNNING

FOROFOS DEL RUNNING



 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
  • stats Total de Usuarios: 3.552
  • stats Total de Mensajes: 215.195
  • stats Total de Temas: 9.545
  • stats Total de Categorías: 6
  • stats Total de Foros: 96
  • stats Máx usuarios conectados (a la vez): 948

  • averages Mensajes promedio: 53
  • averages Temas promedio: 2
  • averages Usuarios promedio: 2
  • averages Media de conexión: 230
Bounce Bounce
8.184 Mensajes
runningbox runningbox
7.467 Mensajes
cheve cheve
6.542 Mensajes
Admin Admin
5.956 Mensajes
Amadablam Amadablam
5.333 Mensajes
yonhey yonhey
4.520 Mensajes
noclearpath noclearpath
3.563 Mensajes
brad brad
3.562 Mensajes
Patxi Metxas Patxi Metxas
3.312 Mensajes
NACHO_COOPER NACHO_COOPER
3.292 Mensajes

Eventos Vinculados

  • [2018] 40.ª Zurich Marató Barcelona: 11 marzo, 2018

Autor Tema: [2018] 40.ª Zurich Marató Barcelona  (Leído 7687 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

15 marzo, 2018, 19:32:50 pm
Respuesta #36
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 280
  • Aplausos: 12
  • No guts, no glory!
BCN2018
Han pasado 3 meses desde la maratón de Valencia. He intentado prepararme un poco mejor para intentar superarme y lo he conseguido pero he pagado un precio.

Llegaba a Barcelona con más kms que nunca en mis piernas pero a la vez con dudas porque con el tapering no había conseguido bajar esa sobrecarga de kms en las piernas.

Paso por la feria del corredor el sábado por la mañana. La recogida del dorsal es ágil pero la bolsa del corredor bastante escasa y aprovecho para desvirtualizar a algunos conocidos en las rrss, visitar stands, apuntarme a algún sorteo (concretamente el de la Behobia, el cual no me ha tocado) y saludar a asiduos como Julián11. Quedo también con Mangli, a quien tenía muchas ganas de ver porque hemos estado siguiéndonos los entrenos durante la preparación y por “h” o por “b” teníamos a priori objetivos parecidos. Como salimos del mismo cajón quedamos en intentar vernos por la mañana para al menos no estar solos y salir acompañado.

Día D hora H. Llego con tiempo y Mangli ya estaba por allí por lo que nos encontramos a la salida del guardarropa fácilmente. Nos bajamos a calentar aunque, a decir verdad, el par de vueltas que dimos por una calle adyacente fue corto y creo que nos sirvió más para soltar nervios que piernas.  Un breve paso por los aseos y nos dirigimos al cajón. Entramos enseguida y sin agobios; no sé si quedaban 15 ó 20 minutos para la salida. Buena temperatura, charlamos un poco, foto por aquí, saltitos por allá, algún estiramiento y ponemos el gps. El cajón ya está completito. El speaker anuncia los pocos minutos que quedan y ponen The final Countdown de Europe y al poco anuncian la salida de las sillas de ruedas. Cuenta atrás, suenan Freddie Mercury y Montserrat Caballé. confeti al aire y dan la salida!!!!!!

Nos deseamos suerte, chocamos las manos y empezamos a andar hasta el arco de salida.
Mi idea es ir a 4’28’’-4’30’’ lo cual no es fácil por la altimetría de la prueba. Mangli se adelanta unos metros, va un poco más rápido pero alcanzo a verlo. Como es normal los primeros kms están llenos de público y aún hay mucha gente alrededor y no es fácil progresar. No me preocupa porque poco a poco van habiendo huecos y se corre cómodo y mirando el reloj veo que no voy lento sino todo lo contrario, entre 4’20’’ y 4’25’’.

Al principio, muchas calles iguales y voy pendiente de llegar al km 4 y ver a mi familia. Entre mucho público me gritan y alcanzo a verlos. Subidón! Paso por el km5 en 22’06’’ y a comenzar una subidita hasta el Camp Nou. Se pone a chispear un poco pero es sólo una nubecilla y para enseguida. Al poco alcanzo a Mangli más o menos sobre el km 7. Empezamos a bajar juntos y voy bastante cómodo.  Los parciales mejoran un poco y procuramos echar el freno (lo cual no es fácil) porque me pongo a 4’15’’ sin apenas darme cuenta. Seguimos juntos y paso por el km 10 en 44’02 (21’56’’ en estos 5). Un poco más rápido de lo deseable, pero teniendo en cuenta que predominaba la pendiente negativa entraba dentro de lo posible. Vuelvo a ver a mi familia en el 10,5 y pulgar en alto!

Del km 10 y 15 lo recuerdo muy monótono y vuelve a haber otra subida por Paseo de Gracia, pero con el ritmo crucero que llevo no la acuso demasiado. Los avituallamientos están muy bien, muy numerosos (cada 2,5k) y con muchos voluntarios. Me tomo el primer gel en el 11 y las sales con el agua que pillo en el km15. En este punto paso con 1h06’18’’ (22’17’’ en ese parcial de 5k).

Sigo a buen ritmo acompañado de Mangli. Entre el 15 y el 20 pasamos por la Sagrada Familia y pillamos la av Meridiana en el tramo que pica un poco hacia arriba. Es una avenida en las que nos cruzamos con los primeros (los que llevan dorsal amarillo) que van como motos pero me da moral verlos relativamente “cerca”; sólo me llevan 4kms …!!! A la vuelta empiezo a notar el aire en contra pero no le doy mucha importancia, ya me lo habían avisado. El km 20 lo paso (pasamos) en 1h28’26’’ con un parcial de 22’09’’ en estos 5km.

La media la hacemos en 1h33’22’’. En su momento pienso que puedo estar cerca de la mejor de mis previsiones porque voy por debajo del 1h35’ que tenía grabado en mi mente cuando imaginaba la carrera los días previos. Vamos hacia la costa y el terreno es prácticamente llano o en ligera bajada y en el km 22,5 me tomo el 2º gel aprovechando el avituallamiento. Llegamos al km 25 en 1h50’41’’ haciendo este parcial en 22’15’’.

Entre el km 25 y 30 llegamos a otro punto donde recorremos la Diagonal arriba y abajo, pero esta vez no veo a los de enfrente porque estamos bastante separados. Lo peor que llevo es que el viento empieza a castigar de nuevo y sufro bastante. Busco cobijo tras algún grupo de corredores pero a mitad de avenida les pierdo comba; van unos segundillos más ligeros, pero lo justo para descolgarme. No veo a Mangli hasta que llegamos a la zona de giro, está ahora justo al lado pero supongo que habrá tratado de protegerse del mismo modo. La vuelta me da un poco de vidilla al soplar el aire a favor.  Al km 30 llegamos en 2h13’04’’ habiendo hecho 22’24’’ en los últimos 5.   

Me tomo la 2ª cápsula de sales en el 30 y vamos camino de la zona litoral. Zona peligrosa porque sigue soplando el aire (en menor medida, la verdad) pero sobre todo por el cansancio que voy acumulando. Ya empiezo a ver parciales de 4’3s’’ altos pero Mangli me tranquiliza diciéndome que vamos bien. Le insisto que si tiene más gas que tire para adelante pero continuamos juntos. Pega el solecito y la temperatura es buena. No recuerdo el punto exacto pero, por esa zona, hay una cuesta que a lo mejor no tiene ni 50 mts pero parece una p… rampa de garaje! Se me atraganta a base de bien; me pone en mi sitio de un estacazo! Me cuesta horrores recuperar el aliento y trato de no perder comba. Me tomo el último gel y trato de no pensar ni mirar el reloj. Cada vez vemos mas gente andando, supongo que tanto por lesiones como por el tío del mazo (a mí con la rampa esa ya me ha dado un aviso…!). Este parcial lo hacemos en 23’20’’ y pasamos por el km 35 en 2h36’24’’.

Dejamos la zona costera y volvemos al centro. Me llama la atención la cantidad de gente que se cuela en el recorrido y en este punto se acentúa. Desde corredores con dorsal de otros años que van a acompañar  en este último tramo, como otros sin ningún tipo de pudor ni dorsal y con menos pinta de corredor que Espinete que además estorban (si no lo hiciesen tanto me daba, cada cual allá con su conciencia).
Pasamos por el Arco de Triunfo con mucho ambiente, pero voy más centrado en conservar lo que me queda de ritmo que de agradecer los ánimos. Hay una calle que vuelve a darme un respiro que nos lleva a Colón. Rodeamos al gran marino y encaramos la última recta, pero qué recta! Mas de 2 kms y picando hacia arriba. A mí ya se me ha encendido la reserva y tengo que tirar de corazón. Alcanzamos el km 40 en 3h00’03’’ habiendo necesitado 23’40’’ para estos 5kms.

Cojo agua, aire y me centro ya en pequeñas metas. Busco el 41 con la mirada; no llega nunca! Lo alcanzamos. Mangli se me va unos metros y nos buscamos con la mirada. Hay muchísimo público que anima sin descanso a los que van andando y a los que seguimos tirando de orgullo hacia el final. Es muy emocionante y ansío poder ver de nuevo a mi familia. Sé que estarán entre el km41 y 42 pero no exactamente dónde y trato de no mirar al suelo y buscarlos con la mirada hasta que, casi antes de la última curva oigo los ánimos a gritos desde la derecha; la pizca de adrenalina que me faltaba para alcanzar mi objetivo. Última curva y ya veo el arco de meta, estamos a la misma altura. 100 mts, 50mts, 25 mts, busco la mano de mi compañero de fatigas, quiero entrar junto a él, brazos en alto y METAAAAAAAAAAAAA.

Tomo aire, paro el gps y nos fundimos en un abrazo. Estoy muy contento! Sorprendentemente, una vez paso la meta me encuentro coj*nudamente bien, despierto, lúcido y feliz a pesar de que me ha costado muchísimo mantener el tipo y quedarme muy cerca de alcanzar el objetivo.
Finalmente no consigo el 3h10’ que buscaba, pero si un 3h11’01’’ que pasa a ser mi nueva MMP.
Nos avituallamos, pillamos medalla, masajito sin cola, recogemos la ropa y nos vamos a por una merecida cerveza.

En frio ya analizaré la carrera. Hay varias cosas que claramente debo mejorar de cara a Madrid y, en general, al resto de maratones que pueda participar. Al principio decía que había pagado un precio y es que una vez en frio mi pie izquierdo me duele cada vez que doy un paso. Llevo parado toda la semana recuperando y este finde volveré a trotar (espero no resentirme). El fisio no le ha dado mucha importancia.
En fin, así fue mi maratón; satisfecho con las cosas que hice bien y deseoso de mejorar las que hice mal.
No puedo acabar la crónica sin agradecer a Mangli su compañía durante casi toda la carrera, no nos ha hecho falta ni hablar (habremos cruzado 5 o 6 frases en las 3 horas y pico), nos entendíamos con la mirada. Ha sido mi gran cómplice en este pequeño atraco al crono!!!

Me mola este rollo!
En Madrid más.
MMP 5K 19' 40'' (16/06/18) San Juan
MMP 10K 40' 08'' (29/09/18) El Altet
MMP 21,1K 1h 27' 05'' (28/10/18) Valencia
MMP 42,2k 3h 11' 01'' (11/03/18) Barcelona


No guts, no glory!
16 marzo, 2018, 06:40:39 am
Respuesta #37
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.343
  • Aplausos: 67
    • @julianigle11
Barcelona. Barcelona, toca un maratón muy especial. Podrá ser épico o no, eso ni importa, ni es lo buscado, cuando se habla de épica, se habla de dificultades extra, pasarlo como el culo y demás. No, no me interesa, y además tengo la colección completa. Lo que toca es disfrutarlo y vivirlo e intentar, llegue como llegue, hacerlo lo mejor posible. Y a eso voy.

¿Qué cómo llego? Pues después de Los Alcázares, un 50 km normal que tuviera que dejar que el cuerpo me pida algo de descanso. A pesar de eso el lunes hice 2 horas de elíptica por la mañana, intentado afianzar fondo y limar peso. Pocas pulsaciones (aunque siempre hago la elíptica al más alto nivel que permite la máquina, 25/25), con lo cual pensé que entreno poco aprovechado (cuando he descansado más días sí que me salen más pulsaciones). Así que por la tarde, y finalmente martes también no hago nada (de ejercicio, quiero decir). Miércoles salgo a marchar por la mañana, fresco el día, pero soportable, algo más insoportable mi tripa, muy pesada, acabo bajando ritmo y pulsaciones, y con esa reducción, mejor lo dejo, no aprovecho, sólo 12 km. Por la tarde dudo, considero que me molesta y no salgo. Toca jueves, último día en Madrid, toca urgencia de ponerse pilas (aunque la báscula pegó una bajada sorprendente de lunes a miércoles, agradable, eso sí), así que aunque me duele la cabeza algo, salgo por la mañana y hago 19 km lentillos, pero con desgaste de pulsaciones, y por la tarde repito, otros 22 km que no son más ni más rápidos, porque de noche me cuesta bastante. Me voy casi satisfecho de lo que he podido salvar, teniendo que ir sin entrenamiento específico a este maratón.

Viernes por la mañana viaje (menos de 2 horas dormí, tren a las 5:50), dejo las cosas en el hotel, y voy a la Barceloneta a entrenar, intención de hacer 22 km (no me daba tiempo para más) y ya veríamos cuántos por la tarde, y sin saber los que haría, si hacía, el sábado por la mañana. Empecé algo lento, molestias en las puntas de los pies, y como era de ida y vuelta al primer giro de 180 grados, me di cuenta que había ido lento con viento a favor, con viento en contra, mucho más lento, y entre ritmo, pocas pulsaciones, dedos del pie que parece vayan a peor y mis retorcidas comeduras de coco, ya estoy planeando dejarlo, pues así no me interesa. Sigo más rato, porque rodar en la Barceloneta es algo que echo de menos todo el año. Al final con todo el esfuerzo que puedo, hago 17 km y algo. Pero decido que no entreno por la tarde ni sábado, recuperar mejor para el domingo (también supongo que pulsaciones y ritmo eran flojos por el esfuerzo de ayer. Así que pienso que el balance no es tan malo y podré descansar más.

Paso por la feria del corredor, en maratones como éste, siempre es especial. Veo a César, al que conocí en Oporto (bueno, como siempre, me ve él, me acuerdo de él perfectamente, pero no le había reconocido, un desastre con piernas, y vaya piernas, es lo que soy), en la feria, pues siempre está en algún stand, de maratones extranjeros, pero él es de una agencia que organiza los viajes a los maratones, Running Travel. Varios stands más de gente que conozco, Castellón, que será el 25 de febrero, Oporto, que me ven allí a dónde van, me encuentro en el de Pamplona, con Julián, don Julián, para distinguirnos mejor. Parados no nos habíamos visto nunca, él va a hacer medio maratón con los de Egoísmo Positivo y charlamos algo. Diría que este año hay algunos stands menos, Madrid, Sevilla, alguno alemán o italiano. Puede que me equivoque, eso se me da bien.

Al hotel y descansar, antes compro algo en el súper, incluyendo Betadine y sal gorda, para poner los dedos en agua caliente y luego desinfectar algo y cuidarlos un poco, con lo mal que tengo esos dedos, golpeados y martirizados por las zapas y mis kilometrajes sin fin, sólo salgo a cenar cerca. Pero vaya salida, miro algún sitio cercano, para comer algo, y tropiezo en un pequeño bordillo, cuando iba a mirar la carta de bocatas de uno, me he hecho daño y me sabe mal, pero noto que en poco rato se me pasa bastante el dolor. A los cinco minutos (voy en chanclas, ni calcetines, para que respiren y tengan espacio los pobres dedos, algo que hago siempre que puedo, y no me riñe mi superiora –la madre, la de mis hijos, quiero decir-), noto como si hubiera pisado chicle, pero en la chancla, en el pie, miro y aquello parece una peli Jesús Franco, todo como sanguiñolento, con pinta de tener "palabra censurada" sangre decorada, está hecho un poco un asco, por decirlo suave. Es una herida debajo del dedo gordo del pie izquierdo (siendo el gordo de un pie mío, estamos hablando de 2 o 3 hectáreas, por la superficie que ocupa, ya veo que me estoy jorobando el domingo yo solo, sin ayuda de nadie). Lo único bueno es que ya no parece que sangre. Lo malo es que es después de las diez de la noche, y ni una farmacia a mano, hasta un chico miró en su móvil las que estaban de guardia, todas súper lejos, como mínimo.

Llego al hotel, y les consulto por el botiquín, muy amables, consigo agua oxigenada y gasas. Subo a ver si soy capaz de desinfectarlo, aún tengo la silla en el baño, que usé para poner antes los pies (a plazos, son grandotes) en agua caliente con sal n el bidet. Me ayuda una amiga, María José, conocida por algunos como Enfer (no, no es profesora de latín en un colegio). Y lo desinfecto como mejor puedo, con lo torpe que soy, y en lugar de agua oxigenada con betadine (para algo me tenía que servir tener los dedos fatal), y también tengo esparadrapo, lo traía de Madrid, por si me tocaba vendarme los dedos, cosa que he tenido que hacer en multitud de ocasiones. Lo que viene siendo un mini hospital que llevo encima siempre, los males que no tengo, los complemento con accidentes varios, o cualquier indisposición que pueda estar a mi alcance. Lo tapo, y luego pongo calcetín para que esté más protegido (sí, salgo a la calle sin calcetines y me pongo a dormir con uno (en el otro pie no, claro, salvo que salga alguna serpiente por el grifo de la ducha y me muerda en el otro pie, que todo es posible, no me gustan nada las serpientes, ni comerlas ni confraternizar con ellas, me da igual que digan que soy un tiquis miquis, o que hay que comer de todo, en esto, no es no), bueno, lo de dormir es rato más tarde, entre ordenador (trabajo, más algo de twitter) y que me cuesta arrancar para todo (casi toddo, basket y maratón, los he procurado empezar siempre al 120%).

Aunque me pongo despertador a las 9, a las 7 ya no me vuelvo a dormir, decido ir a la feria, pues varias buenas personas han dicho que pasarían y que si iba a estar, y aunque ya no pinto nada (antes tampoco, el dibujo ha sido una de mis grandes No pasiones). Voy, y hay me encuentro con mucha gente, con el pie así, como al primero que veo es a Yotomocafésolo, me quedo ya en el bar con él, y luego aparecen un montón por allí, Xavi Crespo, alex front242, Javier Mangli, Sandra y LuisMi (ella es el monito a remojo en Bruselas), BlogMaldito (el alma que describe como nadie, de bien, de claro y de extenso, el maratón de Barcelona en su blog, y todas las carreras de Cataluña en general), al que no reconozco en principio (no iba disfrazado, pero ya he dicho mis virtudes), Fede, Dani Soriano y Miguel Ángel (uno hará de liebre, y el otro correrá como un galgo, curiosa combinación), Sergio Payá y seguro que alguien más, pero no iba yo a recordarlos a todos. En fin, yo muy a gusto todo el rato, y mi pie medio estirado también, aunque sea un pie, ya le duelen los oídos, pues nota que todo el rato estoy hablando de él. Me dicen que con el pie así ya tengo preparada la épica para mañana. También que estando así no podré correr el maratón, les confirmo que no, que con el pie así no lo correré, que tendré que hacerlo marchando. Me dicen que está contadordekm hablando, no como yo, él con micrófono (siempre ha habido clases), pero el pie está tan bien, que no me acerco a oírle, a ver si se va a poner nervioso al verme, y alarga la charla (y luego me culpan a mí los oyentes).

Al final se hace tarde, y aunque habían dicho que iban a comer muchos por allí, parece que de eso nada. Yo me voy al FrescCo, al lado de mi cole, que hay bufet de pasta. Como tranquilo y vuelvo andando al hotel (así veo cómo va el pie), descanso un rato, y el pie también. Molesta, pero no mucho, otra cosa va a ser mañana, son 42 km e incluso podría molestar poco al principio y luego convertirse en un infierno. Vuelvo a cenar al FrescCo (eso supongo no debería haberlo hecho, supongo que error mío, pasta había comido bastante, y con un par de bocatas suaves cerca del hotel, habría bastado), voy con Roberto y su mujer Nan, que se apuntaron a última hora al maratón. Lo harán llevando el carro del peque de dos años, ya lo hicieron en Sevilla. Estamos muy bien, y aunque como bastante, intento no pasarme. Además regreso con ellos parte del camino, y así también yo bajo la cena. Muy bien todo el rato. Llego al hotel y ya está Ana , lavamos y desinfectamos la herida y ya deja un vendaje hecho hasta mañana. Con la tontería, hoy he acabado haciendo unos 12 km andando, con molestias, pero no grave, veremos mañana con la deportiva y exigiendo lo máximo.

Duermo poco, dos horas y poco (como siempre), y porque me despierta Ana, que no había oído el despertador yo (también del oído he ido a menos en este viaje, no me oigo ni las ideas, como no las piense muy alto), pero no es grave, porque me levanto con mucho margen. Ya estamos en el día ese, el que uno espera todo el año, aunque uno haga más maratones, hay algunos que ese día es único, que llevas pensando y soñando con él 12 meses, te conjuras en cómo vas a llegar, para hacerlo como nunca, vas a perder peso, vas a llegar más en forma, mucho más animado, más descansado, para  el recorrido ya memorizado cómo afrontarlo para sacarle lo mejor y así todo lo que uno ha planeado. Y al final llega el día, y piensas, menos mal que voy a poder llegar a las salida, que nada me impida acabarla, y ya el año que viene si eso, haré todo lo que había planeado para este año. Así es más o menos como funciona, o al menos como me funciona a mí. Me pongo con el twitter, pues ya están algunos con los nervios, algunos ya la han hecho y otros se estrenan, aunque todos conocen casi todo de ellas, sólo que les falta vivirlo. Pongo un tweet a recordarles a los que se estrenan, que la salida va a ser mágica que escuchar cuando vas a salir el Barcelona del señor Mercury y la señora Caballé son palabras mayores y emociones aún más mayores. Aunque yo diga mucha tontería, o parezca que exagero cosas (yo exagerado, por Dios!), esto es cierto ciento por ciento.

Llega el momento de salir, varios han quedado para hacerse foto, pero quedan tan temprano que soy incapaz de ir (mi fama de ir a las salidas con el tiempo justo es legendaria), informo que yo estaré a las 8 y 10 junto a la fuente, enfrente mismo de entrada al guardarropa, y que soy consciente de que nadie irá (con lo cual no sé para qué informo). Pues me pongo los cascos (no las herraduras, me refiero a la música, que me encanta me acompañe a la salida, ya que luego me suele dejar muy solo durante la prueba) y voy. Ando a 8 minutos y algo el km, rápido, pero sin forzar. Son 2 km y algo, y al llegar estoy encantado, porque las molestias en el dedo herido han sido cero, aunque mejor no cantar victoria, pues después del castigo de muchos km y a nivel frenético, habrá que ver como se porta). Me pongo vaselina en donde quedé conmigo.

Ese sitio, arriba de las escaleras, donde vamos a dejar la  bolsa en el guardarropa, es para pararse y mirar y fotografiar el que quiera. Ves todo un maratón a tus pies, con tu Barcelona enfrente, y ya tienes inyección de adrenalina para la salida, y recuerdo importante que guardar. He de recordar, sea cual sea mi plan, venir 5 minutos antes sólo para estarlos ahí contemplando lo que está a nuestros pies. Es una vista que te llena el alma. Acabo dejando la bolsa y a la salida, hago un par de veces pis, para salir sin una gota, de lo otro no he hecho nada desde que me he levantado, y no me gusta, pero ha sido así hoy.

Llego hacia el cajón, y se inicia la salida de élite, con el Barcelona del sr Mercury y la sra Caballé, y supongo que desde arriba debe parecer una reunión punk, con todo el mundo con los pelos de punta. Sí, hay que vivirla, no es cualquier cosa. Ya pone tus sentimientos enredándose con tus piernas, en mi caso da igual, pues con lo enredado que voy siempre no se nota tanto, pero otros no deben dejarse llevar, y lo que deben es salir al ritmo que tienen planeado, sin sprints iniciales ni pulsaciones extras. Vuelve a sonar en cada oleada de corredores que inician la prueba, Salgo, está muy petado siempre además, tanto los primeros 200 metros hasta llegar a plaza España (ahí me saluda Alvaro, el canario que tiene el reto de hacer 25 maratones este año, y que ya nos saludamos en la feria de Sevilla, va con cámara, para filmar lo que le parezca, o contar cómo van las cosas, ¡anda que si llego a llevar yo cámara todo el camino! menuda película trash me habría salido, sorry por el spoiler), que haciendo curva nos dirige a Cruz Cubierta, también muy a tope esa plaza, pero más anchos, y tocan ahora 2 km recto, casi siempre en subida, rozando el bordillo de la acera, ya empezamos a oír nuestros nombres, a ver banderas de todos los países (supongo que de todos no, pero sí de muchos).

He salido por la izquierda, pero en algún momento he de pasar a la derecha, pues sé que en plaza de Sants tendré algún amigo viéndome, como ya lo he hecho antes, para lo torpe que soy lo bordo, no creo problemas a ninguno de los que me cruzo, procuro hacerlo en el mejor momento posible, y al menos eso lo hago bien. Llego al km 1 por debajo de 5m30s que me sorprende para bien. En el km 1,1 paso por mi tienda (30 metros a la derecha está la tienda).

Y enseguida ya plaza de Sants, mucha gente, están allí Peque y Ester (con él jugué a basket, hace ya 30 años), animando mucho. Aunque hay bastante gente el público está más espaciado, y puedo a veces verlo mejor, veo una chica que lleva lazo amarillo (yo voy con la equipación de la roja, como siempre en los majors españoles), y me aplaude y anima a rabiar, me da subidón, entiendo que pensamos muy distinto, pero no lo ha parecido, me voy de ahí con subidón (yo por supuesto sonrisa y pulgar arriba, cuando me salen las palabras suelo decir gracias, merçi o algo parecido, a veces no habrá reacción rápida, incluso suelto algún aúpa). Lo que cada persona muestre y opino creo que es dentro de la libertad (otra cosa es lo que pienso que hacen los políticos, pues no tienen derecho ni a mentir ni a hacer o promover nada ilegal, pero mejor no sigo por ahora). Veo también que hay dibujados bastantes lazos amarillos, dibujados en el suelo, no sé si me sabe mal o me da igual, pero con la de visitantes que hay en un día así, el propósito no debe ser una manifestación que a los extranjeros, que hay muchos, poco les interesa, han venido a disfrutar del maratón. Más bonito habría sido molestarse en dibujar las banderas de los países representados, o haber escrito su nombre (un poco como vemos en los puertos de las grandes etapas de montaña en Giro, Vuelta y Tour).

Seguimos carretera de Sants (soy un antiguo, llamo a las calles como se llamaban antes, como las conocí). El km2 ya lo paso más lento, pero por debajo de 6 minutos. Llega el giro y avenida Madrid, que será más amplia y bastante llana, mi tiempo se estabiliza sobre 6. ´Me pasa el globo de 3h45m (antes el de 3h30m salí bastante delante), y es una pasada la de gente que va con cada globo, llego a pensar que el de 4 horas irá con mil corredores, porque son muchísimos con cada grupo de liebres los que van. Bastante público animando, y también otros corredores, algunos en especial contentos por verme con la vestimenta de la roja, casi me felicitan más que animar. Llegamos al giro de Numancia, que está siempre petado de público, hoy también, curva a la izquierda y todo subida ya. Km 4 es en menos de 23m por gps pero el letrero en algo más, ya se empiezan a separar los letreros del gps, espero contar poco de ellos, porque serian protagonistas en ese caso. Esta subida es más corta, pero pica más que la inicial, pendientes todos de no perder ritmo, hasta llegar a travesera de las Corts, en giro a la izquierda, que llanea e incluso baja ligeramente. Procuro no perder tiempo con la subida.

Ya en Las Corts, veo que se me está deshaciendo uno de los nudos de las zapas, años los tendré casi todos, pero sigo siendo un juvenil (ni a junior llego, bueno, además no debe existir nadie que recuerde cuando yo fui junior, yo sí, ¡qué energía tenía! jugaba a basket). Creo que se va desatando poco a poco, ya lo veo seguro (en movimiento y con mi visión de Rompetechos láser me cuesta apreciarlo), esperaré una ocasión de encontrar algún sitio para apoyar y atar, sin tener que agacharme. Pasamos el km 5 en 29m34s. Esperaba algo menos, pero siendo casi todo subida, tiene su aceptación. Antes de la curva para la última subida inicial, paro en unos escalones y me lo ato (dos veces, las prisas no son buenas), reanudo todo lo rápido que puedo y ya subiendo intento que no se me vaya el crono, me pasa Xavi Crespo, contento que esta vez no ha tenido que esperar a calle Valencia, nos deseamos suerte, estamos detrás del campo del Barça, pero haciendo deporte. Km 7 sobre 42 km (ya más de 1 minuto con gps), y últimos metros de subida (tomo el primer gel), y ya enfilamos Diagonal, algo llano al principio y en bajada después. Vuelve a haber público (no suele haber casi desde que dejamos las Corts hasta llegar a Diagonal), es más estrecho, e incluso hay un avituallamiento, pero esta vez no he visto problemas para adelantamientos.

Km 8 y por aquí es donde empieza a bajar con más claridad, puede que por el avit, me ha ralentizado, pasando en 48m20s que me parece fatal, a apretar. Hay más público, o eso creo, en el tramo final, no muchas, pero de vez en cuando se ven pancartas de apoyo a los políticos presos (en ese orden leo yo las palabras), no es el sitio, cualquier corredor que ha venido aquí a vivir un maratón especial no creo sueñe la noche antes en disfrutar en plena carrera con ese tipo de letreros. Una cosa que hacen con todo, es que da igual qué tipo de evento se haga, todo vale para hacer su publicidad, menos mal que no me invitan a ninguna boda en Cataluña (bueno, ni fuera de Cataluña, tienen miedo de verme bailar. Y no digamos si me pusieran de padrino, “que hable el Padrino” y me levanto y empiezo, Subida al Veleta, la previa..), con letreros de cualquier invitado, o alguien que pasaba por allí, de fondo en todas las fotos. Al menos los que llevan el lazo, es una forma libre de opinar sin inmiscuirse en eventos ajenos.

Sobre 54 minutos km 9. La verdad es que esperaba pasar entre 57 y 58 y poco el 10, y faena tendré para bajar del minuto. Voy bien, pero algo pesado del estómago, sé que no estoy yendo a tope, y ahora toca aprovechar hasta el km 12 que es terreno favorable, vamos a ver si soy capaz. Giramos en plaza Calvo Sotelo (lo dicho, soy un antiguo) muy llena de público, y bajamos Urgel, aquí estamos en un tramo corto, pero con bastante desnivel. No bajo todo lo fácil que quisiera, me peso un poco, todo yo. Ganas no faltan, finalmente giro a calle París (es la misma que av. Madrid, que cambia el nombre un par de veces, la otra es Berlín), aquí es llano, y también bastante gente. Ya se ve el arco, ni me acercaré a bajar de 59 minutos. 59m36s. A ver si soy capaz de restar más y más segundos hasta el km 12. Voy bien por un lado, pero pesado por el otro. Eso sí, la sensación de que no voy a tope, y por tanto llevo menos desgaste.

Al pasar por Entenza está mi viuda para animarme (teníamos el hotel cerca), dice que siempre le doy muy bien mis opciones de paso (aunque yo siempre pienso que llego con retraso). Pasada Infanta Carlota (lo dicho, nombres de mi época), está el avit del 10. Muchos ánimos en todos de los voluntarios, lo agradezco siempre que puedo (las más de las veces a los que están más delante de donde cojo el agua, a los que me la dan también, pero creo no me deben oír, por lo rápido que me largo), tengo la sensación que esta vez se fijan más en mí (ya sabía yo que era buena idea haber pasado por la pelu unos días antes), dan mucho Powerade del rojo, que es al que menos cariño le tengo, no lo cojo. Y volvemos a Numancia, el mismo cruce del km 4 pero ahora usando las otras dos esquinas, ni qué decir que está petado, hasta algún trozo de la curva vallado, aquí con tanto público e iniciando descenso, si no te vienes arriba del subidón es que tienes algún problema más raro que los míos. Mucha sonrisa y agradecimiento, aunque hacemos como un km de bajada, es tan rápido todo que pasas el 11 sin darte cuenta (cruce con avenida Roma, están otra vez el Peque, Ester y su hija, animando mogollón) y llegas a consejo de ciento donde está otra vez vallado. Por aquí oyes tu nombre hasta en los balcones (es exagerado, porque no hay balcones en este tramo, es el parque del Escorxador -o de Joan Miró-). Momentos de esos tremendos, no es normal en un maratón que esté el km 11 con 300 metros de vallas, da una idea de cómo está de público. Sensación de que hay muchos que te conocen, por cómo suena tu nombre. Tan vertiginoso y lleno, que no te da tiempo casi de ver las caras que te animan, pero sonrisa y pulgar siempre.

Giro muy cerrado a la izquierda (por las vallas), y pillamos por Diputación la parte de abajo del parque, también muy llena, desaparecen las vallas que no el público. Desde que empezamos Diagonal, ha sido un in crescendo, y ahora ya estamos en lo más alto, es tremendo, sin vivirlo no se puede explicar. ¡Vaya con la entrega de público! Muchos familiares o acompañantes llevan la bandera de su país, me sorprende a proporción las muchas, muchas que veo de Portugal (en Sevilla es más normal, aquí no tanto), finalmente se acaban (muy rápido) los 200 y algo metros de Diputación y giro derecha de una sola calle, para pillar Gran Vía, mucha gente también para esa curva, en la que hay Drinking Runners, pero que no los veo porque están en el exxterior y doy la curva muy cerrada por el interior. Paso km 12 algo por debajo de 1h11m. No he rascado todo lo que quería, pero también voy pensando en lo que queda, y creo que de fuerzas voy a ir bien o muy bien. Ahora son dos largos (y cortos, según si se miran desde la mente o desde el corazón) km por Gran Vía, a ritmo procuro ir, al principio ligera bajada y luego llano (o eso creen mis piernas). El 14 me ha debido costar más, pues lo hago algo por encima de 6 minutos. Hemos cruzado Urgel, el cine Dorado (ahora creo es multi salas Aribau), Plaza Universidad (siempre me pareció pura Historia la Universidad de allí, para chicos ya muy viejos, tenía yo 7-8 años cuando así pensaba), cine Coliseum (donde estrenaban los Harry de Clint Eastwood y mi primer recuerdo de cine, con Mary Poppins (aunque ni sé si es un recuerdo "palabra censurada"), y ya llegamos a Paseo de Gracia, un poco estrechos en la última calle, porque se estrecha el carril y giro.

Paseo de Gracia, es muy ancha. Tantas veces paseando por las aceras, hoy por el medio, eso sí, toda de subida, por el esfuerzo no importa. No voy mal de ritmo, pero tampoco para tirar cohetes, con el rollo de lo emocionante que es, no me estoy haciendo cargo de que llevo algo de molestias en las tripas. Igual pienso que con los km y el gasto físico, la pesadez se irá.  Este año no tengo tanta suerte al pasar por Aragón, el año pasado tocaban Cadillac Solitario (palabras mayores, oírla en Barcelona). Pero el público sigue invitando a que quieras darlo todo, no hay palabra de ánimo floja (ya dije que muchas personas con lazo me animaban igual). Trato de apretar al ver que el reloj en algún momento marca ir a 6 y medio o así, no puedo perder tiempo, además, luego vendrá hasta Meridiana terreno más favorable. Me adelanta 7 que me dice que ha tardado más en pillarme, seguramente porque hemos salido con más diferencia de tiempo que otros días. Y se acaba Paseo de Gracia, giramos a Rosellón (todos los giros están siempre petados, es tremendo el llegar a cada uno, porque ya deduces que lo va a estar y lo vas viendo al acercarte. Antes de cruzar Diagonal, el letrero y arco del 15. 1h29m37s (en ese crono, mi gps lleva ya 10,5 km, es otro mundo el joío Polar). Como acabamos de dejar Paseo de Gracia, Rosellón da sensación de velocidad, cruzada Diagonal, están tocando Dire Straits con la casa de las Punxas detrás, imagino que más de un corredor que va haciendo fotos de todo, las hará aquí también, porque es espectacular (Barcelona no sólo es Gaudí, que ya es). Continuamos y otro avit. En los maratones grandes los avituallamientos son espectaculares, por lo largos que son y por la de gente que pasamos en un momento, pero que ese conjunto de momentos son muchos minutos y según el punto kilométrico hasta varias horas. Y los voluntarios no dejan de estar allí todo el rato. Sin descanso nos abastecen y sin pausa nos animan (no pretendo que sea un poema, aunque merezcan uno, y de los buenos).

A la altura de Bailén está Ana (mi mujer, mi viuda, sin descartar ninguna otra posibilidad), animándome, vaya como vaya, siempre me dice que voy fenomenal (es una bien queda, no como yo). El siguiente cruce es con Paseo San Juan (a esta sí que le acepto el cambio de nombre más fácilmente, antes era General Mola, un tipo que generalmente no molaba nada), donde vivía Ana, y hasta hace poco sus padres. Después una ligera subida, y ya continuar hasta calle Cerdeña, allí giro en bajada (otra que la siente uno como vertiginosa). Muy emocionante también, y petado, hay vallas, speaker, música, se pasa emocionante y a la vez a tope, un suspiro (pero que ahí dentro nos queda), finalmente giro a calle Valencia. Voy más incómodo, me tomo el segundo gel, pero no voy muy bien del estómago, a ver si se pasa y puedo apretar bien a partir del 27, porque por las molestias al no ir a tope, siento que las piernas están menos castigadas. Llegamos a Meridiana y me pongo por el lado derecho, pegado a los que vienen en dirección contraria (mi km 18 por el 22 suyo). Lo primero que me pasa es ver como un corredor de los que van por el 22, se abalanza rápido en dirección a mí, para saludarme, es Edu3, que habíamos intentado vernos antes de la carrera con escaso éxito (culpa mía, que apuro hasta el límite llegar a las salidas), que buen rollo, debía llevar rato pendiente (supongo que de mí y de alguno más). Así voy pegado dos largos km de recta, que sube ligeramente, para ver y saludar, animar a los que me voy cruzando (lo he hecho así cada año), me saludo con muchos, eso es lo más agradable del tramo, porque no he ido cómodo del todo.El 18 un poco, y el 19 un más se me ralentizan, voy con más molestias cada vez.

Paso el 20 en 2h00m51s que tampoco es mucha pérdida, empiezo a pensar que en la media habrá algún baño y tal vez deba parar. Damos un rodeo, para volver a Meridiana por el otro carril, y con una bajada corta y otra subida igual, antes de entrar en Meridiana no tengo dudas, ya rezo para que no estén ocupados los baños. Ya poco antes de la media los veo, acudo raudo, hay que rodearlos, se entran por detrás, y sí hay uno libre. Hace uno allí todo lo que puede, y pierdo algo más de un minuto, salgo con rabia, por el tiempo perdido, y esperando haber dejado atrás (¿o no?) esas molestias. Veo a Nan, que la alcanzo, va con el carrito y me dice que Roberto también ha ido a los baños (gran acierto este año, que también han puesto meódromos para los chicos, eso lo hace más rápido a muchos, y deja menos colas para los baños portátiles). Como he perdido tiempo, tiro hacia adelante, el agua del último avit me ha dejado el dorsal hecho polvo, y medio paro a engancharlo, creo que me saludan varios a los que no veo, pues estoy centrado en acertar con los imperdibles, camiseta y dorsal mojado (eso en mi caso es muy laborioso), estoy llegando a la media, y oigo una voz, es don Julián, que me anima, hoy corre con egoísmo positivo, en teoría media maratón (eso creo), siempre tiene una sonrisa de ánimo y una palabra agradable, recompongo posturas y pongo mi mejor sonrisa (o así la siento), hasta alguna foto me hace. Que moral da ver caras conocidas, y personas que te animan. Paso la media en 2h08m41s en teoría mal tiempo, pero con lo que sufrí antes de i al baño, más el tiempo de parones (con los cordones y el baño cerca de 2 minutos), no está tan mal. Creo que bajo de 4h20m seguro, y si los dolores aflojan no me veo incapaz de hacer la segunda media más rápido y pelear por 4h15m.

Mientras, creo que estoy aprovechando la ligera bajada y la falta de molestias, voy por el lado derecho, porque quiero saludar a todos los que vea que conozco (alguno me saluda antes), los Danis con el globo de 4h30m Pepe Turón, Idoia Esnaola, a mí me ven todos, supongo me estoy dejando alguno, porque soy pelo olvidadizo (pelo largo). Al final se nos acaba la calle y giramos hacia izquierda la continuación de calle Valencia, parece mucho más estrecha, estoy yendo a 6m y poco, aquí cojo el primer gel, pero le doy un sorbo y lo escupo todo, no sé si porque no me gusta, o porque no me sienta bien, llevaba una pastilla de sales, y me la tomo.
Es estrecho el carril y se siente más cerca el calor del público y de los voluntarios. La moral va bien, viene un pequeño repecho, y nada más pasarlo, el km 23, allí está mi cuñado Jordi, haciendo fotos (luego sabré que era filmando vídeo), me anima y le saludo, ahora un poco de llano y giro para bajar por Bac de Roda (esta calle sólo la conozco del maratón, y no será porque no es ancha), cojo una botella que nos ofrece alguien del público, el agua no me sobra, bebo y me echo (aunque para echarme me doblo exageradamente para intentar no mojar el dorsal). Giramos en Gran Vía, es algo más de un km que se hace solitario. Pero ya antes de girar las cosas no van bien, empieza a molestar la tripa otra vez, y esa recta se me hace eterna, bajo el ritmo por el dolor, por fin se acaba y giramos (a Rambla de Prim, otra que tampoco conocía de joven, para mí son barrios nuevos, que aunque llegaran en el 92 o antes, me pillaban lejos de la parte de ciudad que usaba), todos buscando el avituallamiento, pero yo busco otra cosa, algo portátil y que espero me sea útil y no haya cola. Otra vez hay que parar, estoy fatal, esto va a ser un desastre, tardo, porque la cosa tarda (y eso que no es sólido lo que pierdo), paso el letrero del 25 y alucino, 2h33m15s es mucho menos de lo que puedo esperar con los parones que llevo y con las molestias. Si esta ha sido la última parada y los dolores y molestias pasan de mí, puedo seguir haciendo muy buena marca, me veo por debajo de 4h20m casi seguro (en ese caso), y no sé cuánto más.

Trato de hacer esta Rambla con alegría, voy regular, más nervioso que otra cosa, pasamos el km 26 y entramos en la ida y vuelta de Diagonal mar, serán casi 5 km entre ida y vuelta, se pueden hacer muy largos, voy con algo de esperanza, pero puñalada rápida, primero molestias, que van yendo a más, llego al km 27 y están Ana y Olga, fui el padrino en su boda (no sé para qué, porque luego se separaron, para una vez que hago de Padrino, así es normal que no me guste demasiado la peli), les digo que estoy del estómago como de cortijos, fatal, rechazo la barrita y el gel que le había pedido a Ana. Al poco ya no puedo esperar, otro baño please, es lo que grita el cuerpo, a pesar de todo, me sigo viendo sobrado para bajar de 4h30m por el tiempo que llevo y sabiendo que en las piernas queda mucha fuerza. Aunque no lo comente, los ánimos del público no han cesado, ni tampoco los saludos con otros corredores (ya me pasó antes del 26 el globo de 4 horas). La cuestión que en el 27 y medio hay unos baños, voy, como siempre se entra por el otro lado, pero esta vez, maldición, están ocupados los dos (y tal como soy, me fastidia doble, por los segundos perdidos para nada). Toca seguir, llego al km 28, con dificultades, el dolor me impide ir más deprisa, allí están de nuevo Peque, Ester y su hija, muchos ánimos, yo con mi mejor cara, y pensando que en cuanto gire en km y algo tengo nueva ocasión de poder parar en el baño. En el tramo final antes del giro hay más público, lamento no poder ir lo rápido que querría, pero agradezco los ánimos. Por fin el giro, intento apretar (creo la vuelta es en ligera bajada), por unos momentos casi tengo que parar del todo, porque el dolor es importante, pero puedo seguir sin llegar a parar, más lento eso sí (miro los ritmos, pero no mucho, para no mortificarme). No llegan nunca los baños, que lejos están, pienso. Ya los veo a lo lejos, me desvío para tenerlos enfilados (están en el centro de una rambla, y los carriles de ida y vuelta son los laterales), pero cuando casi llego, sé que están ocupados, hay cola fuera.

Esto es un horror, creo que igual al llegar al km 30 sí habrá otros, y ya va faltando poquito. El gps ni caso, pues ya lleva más de un km de lo que marcan los letreros. Ya entiendo que esta crónica no es para tomar con el postre, lo siento, que más me gustaría que fuera distinta. Al acercarme al 30 (lo paso en 3h08m22s), esprinto como puedo al ver los baños, sí está libre, tardo un poco, e incluso al acabar en lugar de salir, espero, porque creo que tengo para más desalojo. Mientras espero hago pis, y la guinda de la tarta de postre, sale marrón también, en esa espera ya sé que cualquier opción de tiempos se fue al carajo al ciento por ciento, a ver si me permite continuar a meta este dolor. Vuelvo a hacer de lo otro, y lo único bueno que está saliendo de esta carrera es que tengo amortizado el dorsal, con la de papel de baño que llevo usado, salgo, creo que han sido dos minutos o casi, ahí mismo están Ana y Olga, ya les aviso que los ritmos serán los que puedan, no sólo voy más lento, sino que además las paradas son impredecibles. Y aunque quisiera que no, creo voy a seguir mal.

A pesar de ello, nada más pasar ese avit del 30, vuelvo a pensar y alucino que lleve 3h08m en el 30 con la que me está cayendo. Sé que estoy más fuerte, mejor de piernas que en otros momentos, pero no lo puedo demostrar hoy. Hago unos 200 metros voluntariosos, pero cuando ya vamos a salir de Diagonal, noto todo fatal, de hecho, creo que ya aparte el dolor, está toda la zona dolorido de la variedad entre los dolores y los esfuerzos que realizo a solas en los baños. No tiene sentido ni pensar en marca, veo lejos, muy lejos llegar al 35, que era precisamente el punto en el que pensaba que podría tirar con todo en esos dulces km hasta meta. Dulces, que ahora pintan envenenados, si llego a ellos. He pasado el 31, y para llegar al 32 me pasa un mundo de tiempo (y de metros por gps, también). Paso en 3h24m y algo (han debido ser a 7 los dos últimos o así, pues 2 de los minutos son el tiempo en el baño), incluso ahora, ssin dolores, estaría a tiempo de bajar de 4h30m pero es una quimera, no ya el bajar, el pensar que se vayan. No se van a ir hasta que pare y no quiero pararme hasta que no esté en meta. He empezado la recta del 32, y toda mi ilusión es que no haya cola en el siguiente baño. Por el camino, ni siquiera puedo plantearme soltar algún gas piadoso, porque seguro que resbalarían los que vienen por detrás, y aquello parecería la escena de los Goonies, cuando Gordi explica el regalo que llevó una vez al cine y las consecuencias para el resto de espectadores.

Finalmente lo veo, ahí trato de hacer un sprint, más que por urgencia, para que no llegue antes que yo nadie. Tengo suerte, al menos el segundo que pruebo está libre. Otra vez a resguardarme de la lluvia que no cae (en algún punto del 30 y poco llegaron a caer unas mínimas gotas, pero nada más), tardo un poquillo, minuto y pico, estoy fatal, sigo meando marrón, me sabe fatal, pero estoy convencido que si parase eso se iría. Es la batiddora que llevo en el estómago, cuando pare se relajará. He pensado en parar por algunos segundos o un minuto o dos (nunca me he parado en una prueba, sólo por baños, cordones o avituallamiento, nunca por descansar o recuperar (menos en la Galarleiz, que como iba sin pies útiles el problema no era parar, sino moverlos, pero eso es otra historia). Son 10 km que a 6m24s me habrían permitido bajar de 4h30m (de no haber habido problema, no sé qué marca habría hecho hoy, pero por lo que veo, claramente por debajo de 4h20m). Pero aún en el baño, pienso que al diablo la marca, es imposible hacer nada por ella, sólo intentar llegar con las mínimas pérdidas posibles (incorrecta expresión, teniendo en cuenta de lo que estoy hablando), ni prisa por salir tengo, aunque acabo saliendo a enfrentarme lo mejor que pueda con lo que falta, a llegar lo más dignamente que pueda si llego, me planteo si abandonaré, pero como el que se plantea ir de Barcelona a Madrid volando sin avión, no lo veo. Sé que debería abandonar, porque cuando lo haga una vez ya habré abierto la veda, y siempre será más fácil abandona. Pero no, me aguanto y a pringar. Ojo, que aunque sufra, recibir ánimos y sonrisas de público y corredores también me estimula, y me ayuda a seguir. Si abandonase, iba a ser peor, lo iba a pasar muy, muy mal después, estaría moralmente hundido, sé que nadie me lo reprocharía, pero yo sí. Para que quiero críticos, teniéndome a mí mismo.

Nos metemos ya pegados al litoral, y cae el km 33 y pienso que sólo son 9, y no me quiero imaginar cómo va a ser de Arco de Triunfo (36 y algo) hasta meta. He pasado muchas veces por grupos de Beer Runners, de varias provincias, todos siempre animándome, no sé si alguno me conocía, sus sonrisas y ánimos también ayudan. También hay algunos grupos con las pancartas para los políticos presos, cuando paso algunos aplauden, y otros miran hacia otro lado, me parece mal lo de las pancartas, pero animar o no, cada uno es libre de hacer lo que quiera (nadie me dijo una mala palabra en toda la prueba, bueno yo sí, varias veces, todas estando dentro de los baños). Voy todo lo rápido (que poco me parece) que mis tripas me permiten, ya creo que el dolor es de tanto esfuerzo en la zona en la última hora), sigo avanzando, y a pesar de lo mal que voy, adelanto (me adelantan bastante) a otros corredores que les está costando bastante, a trote lento o andando. Mucho alemán, y en especial siempre ánimos de todo tipo  de público que sea francés, les reconozco porque no paran de animar en toda la prueba. Más pequeños, pero muchos grupos de portugueses, de pocas personas, siempre con la bandera. De Ecuador muchos también, pero tiene su lógica, pues son muchos miles viviendo aquí. Y al final llego al km 34, en breve dejaremos el litoral, para ir a buscar la calle Marina.

Hay momentos que las molestias obligan a ir más despacio, los metros se hacen lentos. En el avit no bebo más que agua, y un trozo de naranja. El km 35 que lo he pasado en 3h48m29s. Me hace ver que si fuese a 6 minutos aún estaría cerca de las 4h30m. Sólo lo pienso como dato curioso, porque soy reo de mi cuerpo, y este debe estar festejando en una montaña rusa alguna cosa que se me escapa. Km 36 hasta el momento de lo más duro, me ha pasado otro marchador, que no iba muy rápido, de hecho tardo en verle alejarse. Lo digo porque yo iba a 8 min/km o casi, y he tardado casi un km en perderle de vista. Me da rabia, mucha, no poder ir más rápido, siendo capaz de ello. Pero hoy no es posible, y ya faena tengo para ir avanzando y acercarme a meta. El parcial del 30 al 35 ha sido de más de 40 minutos, pero con las paradas y el padecer no hay para haber tardado menos. Al menos no he parado en el 35, aunque ya ni sé si porque lo podía sobrellevar, o para no pasarlo más rato mal.

Mal trago ahora, con lo que deseaba llegar pletórico (o algo así) a Arco de Triunfo y estoy más por parar que por llegar a tope (lo pienso, lo de parar, pero no es una opción). Ha habido algún trozo de subida, que no me preocupa, pues más no puede ralentizarme. Ya llegamos pasado el 36 (que lento se me hace, a pesar de que en momentos sin dolor, cuando aprieto bajo rápido de 7 minutos, incluso en momentos de 6) al Arco de Triunfo, me sorprendo porque hay poco público antes de llegar, y es que sobre todo en el lado de mi izquierda están todas las vallas por el suelo, las ha tirado el viento (hoy el viento ha ido creciendo en fuerza al mismo ritmo que la prueba avanza), como yo estoy por otras cosas, ni me he fijado en él, lo siento si ha perjudicado a otros, y en especial al público que estaba en zonas valladas del final. Por la derecha hay algo más de público y nada más pasar por debajo del arco (lo hago con mucha tristeza por dentro, pero orgulloso al menos de aguantar hasta aquí, no sale todo como a uno le gustaría) sí está petado a ambos lados, entiendo que el arco protge bastante del viento, y desde ahí a plaza Urquinaona será una ligera subida, que puede pesar a quien vaya castigado. Yo la hago al principio con molestias, al final hecho polvo de dolor, rezando por pillar vacante.

Llego a plaza Urquinaona, el año pasado llegué aquí con la emoción a flor de piel, por los recuerdos que me tiene, en esta me zambullo a toda pastilla en el primer baño, que otra vez es con la puerta atrás, eso le da más emoción y miedos de saber si estará libre o no, está ocupado, pero el de al lado no. Entro a lo que ha sido mi hogar hoy, y ya puedo ceder en el rostro la tensión que llevo, qué más da el rato que esté dentro (no por ello me lo tomo sin prisas), hago otro pis ya que estoy allí, y, vuelve a salir marrón. No sé si estoy desesperado o resignado, en fin, salgo pitando, porque en la misma plaza me esperan Ana y Olga, les digo que voy parando mucho, no puedo ir rápido y que llegaré cuando pueda, sigo hacia plaza Cataluña, me adelanta un chico, que lleva la misma camiseta de España que yo. Voy a sufrir no pudiendo ir nada rápido en un punto tan especial, y cuesta abajo, giro izquierda ya en plaza Cataluña, mucha animación, aunque más por el lado derecho (no sé si será por el viento y las vallas), y enseguida giro izquierda a Fontanella, es sólo una travesía hasta regresar a la parte de abajo de plaza Urquinaona, y giro para pillar Vía layetana hasta el paseo de Colón, primero pasaremos el 38, y parece que sí he aumentado el ritmo desde el 37 y medio (del 35 al 37 el promedio era de 8, más la parada). Me veo bajando, incluso por debajo de 6 minutos, no es que tire fuerte, es que cuando no duele las piernas pueden ir más rápido.

Es de bajada y llaneo Vía Layetana, pero también se me hace muy larga, no duro muchos segundos sin molestias. Me hago la idea de que aguanto respiración y tiro a meta, pero no me convenzo, algo así me salió en Castellón y sobre todo en Sevilla, pero hoy no da para ello mi cuerpo, son otras condiciones. Tardando, pero también alcanzo el paseo de Colón y por fin el km 39. Ha habido bastantes ánimos, una señora que dice “a ese le hemos visto antes”, otra vez alguna felicitación por la camiseta de otros corredores, y yo sonriendo y pulgar arriba, pensando sólo en llegar ya al Paralelo. Pasamos el arco del Mundo Deportivo, que está ahí cada año. Por el dolor ni veo el monumento a Colón, siempre cautivaba mi atención de pequeño cuando bajaba con mis padres por las Ramblas. Y después de Atarazanas ya el Paralelo, veo el arco del 40 al fondo, el tiempo ya está echado a perder hace mucho, pero en lo que se pueda, intentaré sea lo menos espantoso posible.

Pensando en ello, me saluda a mi izquierda David (mítico BlogMaldito, leyenda del correr aquí, siempre entregado a informar, fotografiar y lo que se tercie, cualquier día viene el tito Floren y le hace una oferta para que se encargue de las carreras de su fundición, perdón, quería decir Fundación), él ya ha hecho el maratón (sobre 3 horas) y luego se lanza al paralelo a fotografiar y animar a todo el mundo. Me alegra verle, pero me sabe fatal, por la pena que debo estar dando, me anima y corre a mi izquierda (a mi ritmo no es un trabajo duro) adelantándome para fotografiarme al pasar. Le agradezco con una sonrisa y fijo que algo le digo, ya ni recuerdo qué (alguna disculpa por lo mal que lo estoy haciendo). Me alejo, a la velocidad de la luz (la luz de una vela llevada por una persona muy mayor). Y paso el km 40 en 4h29m04. A 7 y pico largo el km más 195 metros no voy a hacer ni la marca del año pasado, 4h45m (no recuerdo el pico, como siempre, sabía que hoy ni de coña podría andar por estos tiempos, pues estoy por estos tiempos y no es de coña). No puedo apretar más, al menos creo que hasta meta no visitaré más lavabos (aunque al frenar el cuerpo al llegar, igual ya no hará falta).

Lo siento, el que haya tenido la paciencia y moral de llegar hasta aquí, debe estar más deseando que yo el llegar a meta. Aunque parece todo hecho, en esos momentos toda sensación es de que lo que queda es inacabable. Y eso que aunque muy lejano veo a la izquierda el arco que debe estar en plaza España, o a menos de 100 metros. Ver como paso con más pena que gloria por el Regio, el Nuevo cinerama y el Arnau, me traen recuerdos y me duele verlos yendo yo tan chimi churri. Oigo unas voces a mi espalda, aunque no las reconozco, por el tono sé con claridad quienes son, los Danis con sus globos de 4h30m. (salieron 12-13 minutos después que yo), tanto ellos como una chica que hace también de liebre (muy animosa, dicho con buena fe), me animan a seguirles, les digo que no es problema de ritmo, que no puedo ir más rápido por el dolor, a Dani Cejacana no le conocía, sólo de tweets y me da palo que sea así la primera vez (la primera vez que nos vemos, no por nada porno, pues para pornos estoy yo, con este cuerpo), me animan y siguen tranquilamente alejándose. Enseguida se han ido unos cien metros, y veo el letrero de 41 km (sobre 4h37m). Por ahí, los ánimos que no he dejado de oír, parece que caigan en mayor medida y por todas partes, me están emocionando. Pienso que no puedo llegar sin al menos algún esfuerzo digno, ya están a más de 100 metros, pero me pongo a tirar a ver si soy capaz de alcanzarles, no para llegar antes que ellos, para intentar entrar en meta con ellos, que estaría guay, no puedo con todo lo que me animan (muchos corredores que regresan dese meta).

Me pongo a apretar fuerte, la primera vez en toda la mañana que lo hago sin tener que estar dentro de un baño, y a ratos creo que me acerco a ellos, lo que sí empiezo a pasar a otros corredores, intento no respirar especialmente, para que el estómago no se entere de lo que hago, al menos el sufrimiento por apretar el ritmo es mucho más agradable, y los ánimos me tienen en una nube moral (porque lo de llevarme en volandas no cuela, han de hacerlo las patas), estos están siendo los momentos de la carrera, cómo estoy disfrutando (y mis oídos ni te cuento) de esos ánimos, mira que lo he pasado entre muy mal y fatal, pues todo vale la pena por estos cientos de metros en los que me siento orgulloso de que me regalen así los oídos. No sé cómo va el estómago, me cuesta, pero no porque las piernas no puedan más. Alguno de los ánimos sí vienen de algún corredor que me conoce y eso gusta más, ya hay el pequeño giro a la izquierda en breve y ahí veo que su distancia ha vuelto a ser de 100 metros, aunque yo no he decaído en el intento (el sólo ir a su ritmo ya es ir sobre un minuto y medio más rápido que un km atrás (estamos subiendo, ya casi en el 42). Giro yo también ya está claro que no les alcanzo, pero no quiero ni pensar en desistir, con todos los ánimos y el Paralelo que me están dando.

Este tramo final del Paralelo, por el lado izquierdo está vallado, pero parece que el viento ha castigado bastante (lo siento, no sé si nos ha castigado o no a los corredores, no estaba yo por la labor), y a la izquierda no hay casi público, pues las vallas están tiradas en el suelo. Por la derecha sí, y veo gente medio subidas y agarrándolas para que no caigan, entiendo. Sigo acercándome a plaza España, yo creo que mucha gente debe conocerme, porque en el tono que me hablan, me llega su cariño como si nos conociéramos de siempre (anda que si abandono antes y me pierdo esto, ¡mendrugo!). La sonrisa ya no la tengo que poner, va puesta fija, y supongo que aunque con el sufrimiento del esfuerzo por ir lo más rápido posible, ahora se me debe ver bien. Es cierto que todos los años y para todos los corredores este tramo es brutal, ya no queda nada y sigo apretando (que gusto apretar sin mencionar la palabra baño ni dolor más que en paréntesis), la curva es brutal por los ánimos, te hacen sentir como si estuvieras disputando la victoria a algún chico africano. La doy, viendo como varios voluntarios están a mi lado de la valla pendientes de todo tipo de problema (tiene pinta de que suelen surgir, el año pasado mismo estaban atendiendo a un chico desfallecido), y ya enfilo la recta de meta, veo que paso el km42 en 4h43m55s así que no creo baje de 4h45m, eso sería ir a 5m15s el km. Al menos como estoy fuerte tiro todo lo que puedo, ya está ahí y se va a acabar todo el sufrimiento, casi un minuto me han sacado los Danis, pero en parte me han ayudado a hacer un final que me devuelva el ánimo. Llego ya, el speaker dice algo de que llega otro marchador (ya hará minutos que llegó el chico que me pasó en el 35). Y acabo, paro a los 3 metros de entrar de golpe. Se acabó el sufrimiento de estómago o tripas (eso espero), se me acerca un voluntario por si es que no eestoy bien, digo que sí e interpreto que mejor que avance, aunque estaba un poco a un lado.

4h44m59s me tomo (4h45m00s oficial), seguro que al menos mejoro la marca del año pasado. Estoy cansado y agobiado por todo el esfuerzo, pero he conseguido acabar y, para lo que he pasado, dignamente. Veo a los Danis, y espero que se están acabando de hacer fotos con las otras liebres y algun corredor que está muy contento con su labor, nos saludamos y la otra chica liebre, Mayte pone en su dorsal, también me saluda un poco más desde lejos (ahí la cago, porque ya rato después relaciono su forma de saludarme con algún recuerdo, y había una chica que me saludaba así y así se llamaba en el maratón de Castellón, cada vez que nos cruzábamos. Lo lamento, porque si no la he saludado ha sido por corte, y ella va a pensar que o ni me acuerdo o ni me molesto en saludarla bien. Repito que lo siento, si me conociera más sabría que soy un mal queda. Tendré revancha de eso). Nos hacemos fotos los Danis y yo (luego creo que ella también venía a hacerse la foto. Y arrancan hacia adelante, ahora los powerades agua y todo eso.

En la cola de al lado, choco manos con otro corredor, siempre es agradable, veo también que cada dos colas hay un chico sentado miándolas y apuntando la marca de zapas de cada corredor. Y nada más darnos el agua me llama otro corredor, un chico (bueno, algunos años menos que yo solamente), Juan. Y me habla con (no sé, esa sensación me dio), con algo de respeto por lo que le pueda contestar, me dice que ha hecho varios maratones, y en todos me ve (Valencia, lleva la camiseta puesta, y antes Pamplona o Vitoria, creo no menciona ninguno más), y que si podríamos hacernos una foto juntos, no sé si sabéis como son las madalenas por dentro, pues yo en ese momento por dentro lloro como una, menos mal que por fuera no. En esto siempre hay algo que no espero y que me deja, no sé cómo decirlo, es que me hace un Harry el Sucio (que me ha alegrado el día). Yo que no soy nadie y que alguien que no me conoce, venga y me diga que quiere hacerse una foto conmigo, pues es espectacular, no hay medalla que convalide momentos así. Es ahora escribiéndolo, y tengo que secar el teclado si acerco mi cabeza. Por fin continuamos, me dan la medalla y es el primer maratón aquí que no me cuesta subir las escaleras hasta el guardarropa, las piernas están cansadas, pero como si hubiesen hecho 25 km. Yo sí voy más aplastado por el sufrimiento físico y la tensión. Aquí, salir del recinto de corredores es mucho más rápido que en cualquier otro maratón de alta participación que he hecho, sea en España o fuera.

Pillo la tensión y me dirijo con masajes a la emoción y a la bolsa (o igual esta frase no se construía así, ya me lío). Debería pararme, sacar la cámara y hacerle una foto a Barcelona desde arriba de las escaleras, pero como con sol no veo un pijo (Pedralbes pilla lejos de plaza España), sigo respirando con emoción y tratando de rebajar la tensión hasta el guardarropa). Veo a los corredores que siguen llegando y me congratulo de haber podido llegar sin rendirme, qué difícil me lo pongo para no llegar a meta en un maratón (tarde o temprano pasará, supongo). Llego y pongo mensaje ya dentro a Ana y Olga de donde estoy. Coña con otros corredores esperando. Por fin me tocan y son dos chavalinas jovencitas (siempre son jovencillos, pues son de las escuelas de fisio de las universidades).

Alucinan cuando hablamos y les digo los maratones que llevo este año, en total, y los del año pasado, al hacer el masaje, que se levanta un poco el pantalón, ven que las piernas tienen un moreno tremendo (ven la piel del color original, la que tapa el pantalón) y alucinan, que cómo lo hago, les digo que eso, haciendo maratones al sol, y ellas dicen que van a tener que empezar a correr. Tengo hasta que beber agua porque se me está volviendo el interior de la boca de plástico y el habla se me pega. Luego viene otra chica que se pone a mirar alrededor de la mesa, me mira más que de abajo a arriba, todo por abajo (no, mal pensados, mucho más abajo, los pies concretamente), y viene a ficharme. No, no es una ojeadora de los Spurs que necesitan otro hispano que sustituya el carisma de Pau Gasol para cuando se retire. Viene de los podólogos que están junto a la entrada de la zona de camillas de fisios y está buscando alguien que pueda tener problemas en los pies. Vamos, que ha encontrado su grial.

Cuando las chicas acaban conmigo, me voy con mi descubridora (a podología), y cuando llegamos a su zona de camillas llama a todos para que vean un pie del 50 (les informo que el otro también es un 50, mal iríamos de no ser así). Me pregunta un chico si realmente tengo un 50 de pie y le confirmo que sentado también (a chistes malos no es fácil ganarme). Alucinan bastante, un poco de coña, y más o menos entiendo que me curan el pie. Les agradezco la atención y la simpatía (no lo digo en coña) y me voy. Con la sensación de que se han quedado con las ganas de hacerse un selfie (con el pie, no conmigo). Ya salgo y me esperan Ana y Olga, nos vamos con calma a comer, donde incluso luego aparecerán Dani Soria y Miguel Angel (que le vi en la feria, sí, uno de esos impresentables que van destruyendo nuestra reputación haciendo 3 horas y poco). Comemos tranquilos y a gusto. Yo más, no he vuelto a ir al baño (se nota que si no es portátil el baño, no tengo apretón), y de pis se acabó el color marrón, solo con apretones en portátiles).

7º del año (8º de +42km), todos seguidos y 81ª en total (88 ya de +42km). Ha costado. El gps 43.99 sin comentarios, acabarán convalidándome maratones como ultras con los resultados del gps. Puesto 11505 de 13541 en tiempos netos (podrá haber cambios, por dqf o recalificaciones por chips). A pesar de haber ido cojo las 36 horas anteriores, el dedo del pie se ha portado fenomenal, no me ha molestado en ningún momento. Contento de acabarlo, quería más pero cuando desde el 26 no te deja nada de nada el estómago no hay épica, ni milagros. Muy Inolvidable el Paralelo, ese último km que a otros le cuesta ha sido la gloria bendita para mi espíritu. Doblo la ganas de volver a hacerlo mejor en la próxima ocasión, pero si lo que toca es pelear por 5 horas y pico, volveré igual, esa ilusión y esas ganas no me las quita nadie. Volveré tantas veces como pueda. Que nadie me pregunte por qué hago tantos maratones (bueno, que pregunten lo que quieran), igual no se puede entender sin vivirlos como tengo la fortuna de poder hacerlo.

Veo en las clasificaciones gente con 6h30m netos y me alegro, yo estoy seguro que si oficializasen un tiempo límite de 6h30m o 7 horas podría ganar más participación, al menos foránea. No lo puedo demostrar, y puedo equivocarme, pero apostaría por ello (en los 4 majors españoles).

Lo siento por si alguien ha sufrido o le ha dado tirria la crónica, mi intención es contarlo como lo vivo. Y desde luego, si llego a saber que lo pasaría como lo he pasado, lo volvería a hacer, sin duda. Algo triste porque  tenía la ilusión de mejorar Barcelona, pero también orgulloso de lo bien que me ha tratado mi ciudad. Menudo final de Paralelo, no creo que aquí haya podido o sabido explicarlo. Ha sido desagradable, duro y también apasionante para mí. Y menudo garbeo especial por las paredes de mis primeros 40 años.

« Última Modificación: 16 marzo, 2018, 23:15:41 pm por Julián11 »
17 marzo, 2018, 01:12:05 am
Respuesta #38
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 265
  • Aplausos: 14
Ya pasada la resaca de los días posteriores, voy con la crónica de lo que fue este maratón en el cual la preparación no me ha salido como hubiese deseado, primero con una lesión que me tuvo en el dique seco tres semanas, luego con una sobrecarga en el gemelo que me tuvo renqueante varios días con una caída incluida y por último un trancazo la última semana que hacían augurar un maratón nada fácil.
Llegue a Barcelona el sábado por la mañana, fui a la feria a recoger el dorsal en donde había quedado con Alex From242 y lo encontré en compañía de Julián11, estuvimos charlando un rato y decidimos quedar para el día siguiente y luego visité la feria aprovechando para apuntarme a algún que otro sorteo. Como no llegaba con buenas sensaciones decidí salir por la tarde a trotar un poco para quitarme los nervios y la verdad que me encontré con muy buenas sensaciones, esto me hizo relajarme y dormir mucho mejor de lo esperado.
Llegué con tiempo de sobra y quedé con Alex FRom242 a la salida del guardaropa, íbamos muy parejos tanto en la preparación como en el objetivo de cara al maratón así que decimos salir juntos y que luego en carrera ya decidiríamos como ir. Fuimos a calentar un poco y luego nos fuimos hacia el cajón de salida, unas fotos y a esperar el pistoletazo de salida. Cuando empieza a sonar Freddie Mercury y Montserrat Caballé una gran emoción te invade el cuerpo y en una nube de confeti tomamos la salida.
Los primeros kilómetros son una toma de contacto, procuro no perder de vista a Alex pero hay demasiada gente y alrededor del km. 2 le pierdo de vista no sé si va por delante o por detrás y decido poner un buen ritmo hasta que se despeje un poco y luego buscarle.
Los parciales son buenos, paso el km. 5 en 22 minutos clavados y empieza la subida hacia el Nou Camp, las sensaciones son buenas, sigo a buen ritmo y paso el km. 10 en 44’ 03’’. A esta altura me encuentro otra vez con Alex y me da un subidón, le comento que vamos muy bien para conseguir el objetivo y si seguimos así haremos mejor marca de lo esperado.
Seguimos a buen ritmo y paso el km. 15 en 1:06:19 ya terminando casi el Paseo de Gracia que es en ligero ascenso, hay bastante gente a lo largo del recorrido animando y los avituallamientos son cada 2’5 kms. Con lo cual te da más libertad a la hora de cuando tomar los geles y sobretodo para poder hidratarse bien. Pasamos por la Sagrada Familia donde se concentra más gente el ritmo sigue siendo bueno y nos vamos compenetrando bastante bien´
 Al llegar a la Avenida Meridiana tenemos un par de kms. En ligera subida y bajamos algo el ritmo, esta avenida se me hace algo pesada y veo que me estoy dejando llevar así que decido subir un poco el ritmo sobretodo cuando a la vuelta se hace más favorable para pasar la media en 1:33:19 a esta altura oigo un sonoro ¡¡¡¡Javiiiiii!!!! Pero no logro ver quien ha sido.
Seguimos a buen ritmo pero las piernas ya empezaban a dar muestras de cansancio, Alex me comenta que no puede ir a más ritmo pero le digo que tranquilo que vamos muy bien yo tampoco voy como una rosa, pasamos el km. 25 en 1:50:42, en el km. 27 llegamos a la Avenida Diagonal esta parte del recorrido es la que más pesado se me hace, es un ida y vuelta que se me hace eterno pasamos el km 30 en 2:13:04 manteniendo el ritmo hasta este punto.
 A partir de aquí noto que doy un bajón y los parciales ya no salen tan fácil pasamos a hacer parciales por encima del 4’ 30’’,  transcurrimos por la Ronda Litoral con bastantes "palabra censurada" llanos que a estas altura de carrera hacen mella, pasamos el km. 35 en 2:36:25, hago cálculos y pienso que vamos bien para conseguir el objetivo pero las fuerzas están muy justas y Alex y yo apenas ya hablamos, me tomo el último gel para echar el resto en los últimos kms.
Dejamos el litoral por la Calle de la Marina y volvemos hacia el centro, pasamos por el Arco del Triunfo con mucha gente animando, conseguimos más o menos mantener el ritmo no perdiendo muchos segundos, pasamos por Plaza Cataluña para luego coger la Vía Laietana, voy con el depósito en rojo, Alex me dice que me marche si quiero pero no tengo fuerzas casi para contestarle.
 Pasamos el km. 40 para llegar a la Avenida del Paralelo y al fondo se ve los arcos de meta, estos 2 últimos kms. son para mí la épica de este maratón, con 40 kms. en las piernas subir este tramo lleno de gente animando se te pone los pelos de punta, subimos a ritmo para poder terminar, en el último km. vi que me había despegado de Alex unos metros y decidí esperarle para poder entrar juntos, nos lo merecíamos los dos, ahora después de pasar unos días veo el gran maratón que nos marcamos, este maratón no tiene un recorrido fácil y la sensación que me queda es que a pesar de todo no lo gestionamos nada mal.
Entramos en la recta de meta y se olvidó todo el cansancio que tenía, me invadió una gran alegría según nos acercábamos al final y juntos con los brazos en alto entramos en meta para fundirnos en un gran abrazo.
Tiempo final 3:11:02 que me hace estar más que satisfecho. Agradecer a mi familia el esfuerzo que hacen para que yo pueda entrenar, a mi amigo del alma Justo por su apoyo logístico, a Alex por esos kilómetros compartidos que quedaran en mi memoria para los restos y por supuesto a la gran familia forofa por vuestros consejos y ánimos ¡¡¡Gracias!!!
MMP 05 km 19:34 (Medio Maratón de Madrid 2017)
MMP 10 Km 38:52 (10 Km. de Rivas 2018)
MMP Media maratón 1:24:23 (Media maratón de Valladolid 2017)
MMP Maratón 2:59:00 (Maratón de Sevilla 2019)
-------------------------------------------------------
Próximas carreras:
17 marzo, 2018, 20:19:55 pm
Respuesta #39
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 272
  • Aplausos: 14
Mis felicitaciones a todos por esas experiencias, qué máquinas cada uno a su manera.
Julián11, ¿puedes explicarme eso del pis marrón...? ¿A qué se debe y por qué sucede solo durante el esfuerzo? (Si lo dabes, aunque por la naturalidad con la que lo explicas deduzco que sí).
MMP 5K: 21:11 (Carrera Centenario Metro 2019)
MMP 10K: 43:55 (Derbi de las Aficiones 2018)
MMP 1/2: 1:45:56 (Mapoma 2019)
MMP Maratón: algún día... :)

"You don't stop running because you get old, you get old because you stop running." (Chris McDougall)
Hoy a las 11:07:18
Respuesta #40
  • Visitante

17 marzo, 2018, 22:11:02 pm
Respuesta #40
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.343
  • Aplausos: 67
    • @julianigle11
...
Julián11, ¿puedes explicarme eso del pis marrón...? ¿A qué se debe y por qué sucede solo durante el esfuerzo? (Si lo sabes, aunque por la naturalidad con la que lo explicas deduzco que sí).
Siento tener que responder públicamente.
COn todo lo que salía casi líquido por la retaguardia, pensé que por delantehabía cogido el color tambien (sí me sorprendió), imagino que estando así, el cuerpo iba mucho más fastidiado, lo normal debía ser parar, pero salvo el dolor constante y las ganas de amortizar las pelas del dorsal consumiendo papel de wc, de piernas y demás estaba bien, así que lo atribuí al castigo del momento. De hecho post meta ni una cosa ni la otra. Ni problemas para comer (y menos para beber). De haber sido un entreno habría parado, pero en carrera, siendo Barcelona y siendo yo, me sale así, cada uno ha de decidir. No temía por mi salud, sólo pasar un mal rato y ver que la teoría de mi cono daba una marca floja (por más que estuviera justificada). Si lees crónicas mías, que parece que sí (muchas gracias, debo tenerte mareado, si es así), siempre peleo la marca hasta el final, me esté saliendo un buen crono o uno penoso.

Espero haberte respondido que lo entiendas.
17 marzo, 2018, 22:13:46 pm
Respuesta #41
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.343
  • Aplausos: 67
    • @julianigle11
Y gracias a Javi Mangli y Alex, por su rato de compañía en la feria, y enhorabuena por sus carreras.
Sin comentarios a Ale, terreno monótono del 10 al 15... Debías estar visualizando las vías verdes de Arganda!!!!

Si alguno lo lo conoce, en este blog se cuentan muchas e interesantes cosas del maratón.
Y hay links a multitud de galerías de fotos del maratón:

https://blogmaldito.com/2018/03/12/a-examen-marato-de-barcelona-2018/

Y si alguien piensa hacerlo el año que viene, que se mire el blog, no hay información más variada y completa sobre este maratón.
Que haya bajado unos 2500 finishers no quiere decir que sea peor. Es un maratón top total.
 

Temas relacionados

379 Respuestas
40960 Vistas
Último mensaje 12 marzo, 2015, 11:36:35 am
por Lopez de Egea
56 Respuestas
10206 Vistas
Último mensaje 18 marzo, 2015, 23:37:15 pm
por criojeno
24 Respuestas
6088 Vistas
Último mensaje 16 marzo, 2016, 10:25:27 am
por aurelin67
54 Respuestas
9301 Vistas
Último mensaje 22 marzo, 2017, 09:16:40 am
por Blage82
22 Respuestas
2845 Vistas
Último mensaje 23 marzo, 2019, 08:59:10 am
por Bounce