Bienvenido a FOROFOS DEL RUNNING

FOROFOS DEL RUNNING


Eventos Vinculados

  • [2018] MARATON MARTIN FIZ VITORIA: 06 mayo, 2018

Autor Tema: [2018] MARATON MARTIN FIZ VITORIA  (Leído 1849 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

26 noviembre, 2017, 06:19:15 am
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.185
  • 50
    • @julianigle11

      
MARATON MARTIN FIZ VITORIA

Domingo, 6 de Mayo de 2018
Hora: 09:00
Pais: España
Provincia: ALAVA
Población: VITORIA
Lugar de la salida:  POR DECIDDIR
Lugar de la meta: CALLE DATO ?
Distancia: Maratón
Web oficial: http://www.maratonmartinfiz.com
Cuota de inscripción: 35€ para maratón
Enlace a inscripciones: https://www.maratlon.com/eventos/23/edp-vitoria-gasteiz-maraton-martin-fiz/#tab_evento
Otros datos de interés: También 10 km y media y para niños. Y 10 km y maratón de patines. Descuentos para grupos.
HASTA EL 31/12/2017   35€ + 2€ "palabra censurada" de día
DEL 01/01/2018 AL 28/02/2018   40€ + 2€
DEL 01/03/2018 AL 31/03/2018   45€ + 2€
DEL 01/04/2018 AL 29/04/2018   50€ + 2€
FERIA DEL CORREDOR*   60€ + 2€

26 noviembre, 2017, 06:21:35 am
Respuesta #1
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.185
  • 50
    • @julianigle11
Inscrito este fin de semana con 15% de descuento. 29,75 euros (más 2 de licencia de día, que si eres federado o tienes carnet de corredor, te los devuelven el día que recoges dorsal).
El circuito será nuevo, aunque a fecha de hoy no hay detalles en su web.
07 mayo, 2018, 19:46:57 pm
Respuesta #2
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.185
  • 50
    • @julianigle11
Muchas Felicidades a Cheve por su cumple, que lo celebró ayer disputando este maratón de Vitoria.
08 mayo, 2018, 19:52:42 pm
Respuesta #3
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 6.528
  • 84
Muchas Felicidades a Cheve por su cumple, que lo celebró ayer disputando este maratón de Vitoria.

Julián, fue, como siempre, verte en la carrera.... No te pierdes un maratón, mákina!!!!!!
66 maratones y 4 ultras... soy sub 3 y tremendamente feliz corriendo con mis amigos!!!
11 mayo, 2018, 10:18:46 am
Respuesta #4
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.185
  • 50
    • @julianigle11
Muy bien empecé la semana con las piernas, ni molestias ni nada, aunque no entrené para darle descanso al cuerpo ni martes (había dormido menos de 12 horas en 4 días), y al final tampoco miércoles. Jueves salí a marchar, hice 19 km pero con molestias, y después las seguía teniendo, así que al final no ha habido ni un entreno más, a ver si la trasera de la rodilla recupera bien. Lo malo es que se juntan varias semanas de poco entreno y mínima pelea por el peso. Pero primero es intentar que no haya dolor.

Viaje sábado por la mañana (viendo las pruebas de 50 la madrugada antes, al final me fui sin dormir), como con Álvaro en el FrescCo y ya he tenido que discutir por la licencia de día, que se supone no tenemos derecho a su reintegro los participantes con carnet del corredor plus, carnet cuyo único uso es el de validarlo como licencia de día, no sé qué haya otro uso para este carnet sacado por la federación y según la organización es la federación la que no lo acepta. Curioso, que sea en este maratón y no en los no menos de 15 federados que hago por esas extrañas tierras llamadas España. La chica me lo devuelve (eran dos euros) pidiéndome que haga una carta, conforme me quejo o no estoy de acuerdo y eso, al final me siento como si pretendiera ir de gorra a todas partes, arañando hasta el último céntimo (que lo araño, pero cuando me corresponde, no por quitárselo a nadie).

En fin, descanso el resto del día, y a ver cómo se comportan las piernas, y cómo puedo comportarme en la prueba, un poco desmoralizado por mi falta de competitividad (la que preveo), me estoy imaginando ya más lento que el caballo del malo, y con calor en los km finales, que no andando sobrado este maratón de puntos de avituallamiento, se puede hacer más duro.

Me vuelvo a quedar dormido como la semana anterior, pero tengo la ventaja de que me sigue quedando tiempo para despertarme, y sé que la vejiga no me dejará llegar tarde a la prueba, tenía que despertarme a 4h45 y la vejiga me da un meneo a las 6h10. Me fastidia, pero no pasa nada grave. Descanso despierto un rato más, me pongo todas las cremas (incluida la solar, porque me voy a poner morado, perdón, quería decir moreno). Quedo con Álvaro y vamos al guardarropa y la salida, allí buscamos y saludamos a Goyo (reto lucha cáncer con 15 maratones en 12 meses en menos de 3h20m cada uno). Vamos a nuestros puestos y se da la salida. Sé que salgo lento, será una tontería, pero en los últimos maratones salgo algo desmotivado, sé que mis pretensiones e ilusiones y mi peso no se llevan bien, espero ir recuperando moral.

Casi el primer km entero e en bajada, así que más fastidio ver que voy lento. Algo me sube la moral el saludo de muchos corredores, ese es alimento del bueno para hidratar la moral. Vero que voy a casi 6 minutos en plena bajada e intento acelerar en lo que pueda, poco después del km 1 me alcanza una chica, no estaba segura, pero me reconoce, es Mar, nos veíamos bastante antes, pero entre las pruebas de Madrid a las que ya no voy y ella que en lugar de maratones hace trails nos vemos poco (la última fue en valencia 2016), me dice que está fastidiada con problemas en la planta de los pies y que ha venido acompañando a Mario un amigo, que va a ritmos mucho más rápidos que los nuestros. Le comento que no estoy para muchos cohetes, y que imagino que con suerte pelearé por 4h30m (lo de con suerte no lo digo, por vergüenza o por no parecer tan flojo, no sé). Me dice que ese tiempo le parece bien, y que se viene conmigo. Al poco, dice que si no vamos muy rápido, mi respuesta es que estaré por ahí, pero probablemente no con ritmo uniforme, creo que se ha sorprendido más por ver el ritmo en su reloj, que por el esfuerzo, se le olvida rápido.

Seguimos comentando lo que hemos estado haciendo, y no deja de sorprenderse de la gente que me saluda, Mario Luis, Cheve, y varios más que no recuerdo sus nombres o no conozco, me dic que me saludan tanto como a Manuel, un amigo común invidente al que muchas veces le ha hecho de guía (la última en el maratón de Madrid). Me regala el oído diciendo el mérito de hacer tantos maratones  cuando le digo los que llevo este año (y no le he dicho los de 2017), y me anima todo el rato, nos pasa 7 que me saluda y le comento a Mar que le hizo de guía a Manuel aquí hace dos años. Se lamenta de tener 42 años (cumplió el mes pasado), no sé si meto la pata haciendo pública su edad, pero le quito importancia porque yo doblo el 5.

Hemos pasado el km 2 en 11m38s y es mejor de lo que yo pensaba, pero debe ser la cháchara o algo, que el 3 lo hacemos en 18m02s y digo que nos hemos de poner algo las pilas, está de acuerdo. Aparte la conversación (no estoy nada acostumbrado a tener conversación en las pruebas, pues siempre voy solo) de cosas, le voy explicando el recorrido, alucina lo tristón que parece, carente de público, en la recta del km 3 al 4, me saludan otra vez bastantes corredores, uno me pregunta si iré a las 6 horas de Ponteareas, le digo que estoy inscrito, y luego le explico a Mar qué prueba es esa. Pasamos en algo más de 24m10s y el 5 en 30m00s. Pienso que vamos mejor, aunque luego comprobaré que una cosa es que la prueba tenga los 42195 metros y otra que los letreros de los puntos kilométricos los pongan donde corresponde.

Primer avituallamiento, y aunque vamos juntos las tres carreras (10km la MM y nosotros), no hay agobios para coger botellas, y menos en mi caso, que me la coge Mar, me da algo de vergüenza, porque va castigada del pie y también le toca chuparse el maratón. Me dice que más adelante tendrá que parar, en el 12 o 13, para quitarse las zapas por el pie, y volvérselas a poner. Ahora nos acercaremos al centro, que es la zona por donde hay algo más de animación, Mar se encuentra con unos amigos y para a saludarlos, no es un problema alcanzarme a mí, pues además hemos hecho los 3 km más lentos hasta ahora, pasamos en 49m00s el 8 (19m para 3km), trato de que apretemos algo, para que no vaya a peor, nos acercamos a la zona de salida, y nos cruzamos con el grupo de animación de Aefat, que están esperando el paso de su grupo, unos 20 voluntarios que están llevando sillas de ruedas con afectados por la enfermedad ( Ataxia Telangiecasia, enfermedad neurodegenerativa de las consideradas raras). Han estado animando la carrera todo el tiempo empezando detrás de todo y acabando con parones y todo por jolgorio, en un tiempo muy decente.

Llegamos ya al km 10 en 1h01m18s que quiere decir que al menos hemos parado la sangría de ritmo fofo y segundos perdidos. Enseguida se separan los del 10 que ya giran a la derecha a Eduardo Dato, la recta de meta, ellos harán 10,5 km (y muchos poco contentos porque creían que era un 10km y homologado, y ni lo uno ni lo otro). Seguimos un poco más solos, y sobre todo camino de sitios más solitarios, en el 11 el segundo avit, como ya conocía donde estaba no le pilla de sorpresa a Mar, cogemos los dos, y yo incluso remato lo que le sobra a ella. Giro a la derecha y una larga avenida de ida y vuelta, al principio en el medio hay un punto de animación, speaker con música, está animando por el lado de los que ya salen de la larga avenida buscando ya el km 15.

No voy muy cómodo ahora, y como Mar me dijo que tendría que parar, le digo que no me espere, que vaya tirando, así cuando pare ya tendrá un tiempo hasta que llegue yo. Antes me dijo que no me ve con ningún kilo de más, y le comenté que para la vida normal no, pero para chuparme maratones, como que bastante, y aunque me veo bien de fuerzas, es un esfuerzo extra levantar esos michelines que rodean el ombligo, no es coña, se nota en cada paso su peso. Se va alejando y yo trato de pillar mi ritmo, apretando pero sin vaciarme, me voy saludando con bastantes corredores que vuelven ya del giro, casi al final vuelve a estar el grupo de animación de Aefat. Me animan y les saludo y sonrío, en especial a los chicos con la enfermedad, que están en silla de ruedas. Llego al final y vuelta ya, casi llegando al km 13, ahora me cruzo con cola de carrera, veo con los corredores de Aefat a NovatilloTotal (Guillermo), creía que hacía la media, pero se ha debido enredar con ellos con mucho gusto. Luego a Idoia que me saluda y finalmente, siempre en la cola, a Santiago hitos que ya va por más de 260 maratones. Continúo ya sin tener que mirar quién más viene por el otro lado. Paso por el punto de animación, la persona que está allí me mira (voy solo, nadie por delante ni por detrás), pero parece que no quedan ánimos ya por dar (he pasado muchas veces por este punto, y nunca he recibido una palabra de ánimo, ni pasando en solitario, tendré que comprar Rexona que dicen que no abandona).

Subida a buscar el 15 (poco después nos separaremos de los de la media), por el otro carril vienen los de la media y también los rápidos del maratón, que ya están por su km 21. Llega el avit y cojo botella de agua y vaso de Aquarius, acabo de tomar el segundo gel. El calor , aunque aún no son las 11, es notorio, y sé que no habiendo llegado el verano, con el cuerpo menos acostumbrado a altas temperaturas el organismo lo recibe peor. Pero de eso no voy mal. Sobre 1h33m el km 15. Sé que he de mejorarlo en los próximos km. Giro ya al separarnos de los de la media, y ya es la soledad, el que está delante de mí, me saca más de 100 metros, así que en calles cortas no veo a nadie por delante. También por aquí me cruzo, con los que vienen ya pasado su km 20. Hay subidas y bajadas, y espero me ayude a reaplicarme en el ritmo, ya en el 16 en un giro, viene un chico a cruzar la calle en bici y veo que no se frena ni acelera, me lo como, así que al llegar a él le sujeto el cuerpo para no embestirlo (ningún impacto, él iba despacio) y me dice el mongolo (lo siento, me sale del alma) que no le toque y mientras me alejo le contesto. Algo debe fallar, pues había voluntarios cerca que están en los cortes de tráfico, pero parece que algunos no se enteran mucho (luego he leído que por problemas de la poliçia local con ayuntamiento había pocos efectivos de la policía, y se notó).

Adelanto a Mar, que está parada arreglando su pie (está esperando que le terminen de hacer unas plantillas, a ver si deja de sufrir con el pie) y dudo entre apretar todo lo posible, para que así tarde más en llegar a mí, y no se le tenga que dormir el ritmo, o aflojar y esperar que me alcance, decido llevar el ritmo sólo pensando en el crono, pero controlando que me vaya alcanzando. En algún giro hay dudas, porque parece que tengamos que saber por dónde girar, mejoro algo los ritmos, sobre 1h52m el km 18. Aunque también me doy cuenta que (ya tengo en cuenta que no coincide el gps igual que los letreros de km) los letreros no deben estar puestos equidistantes, después de dos km a 5m55s-6m me sale uno a 6m40s y por mi gps no estoy variando los ritmos. Me alcanza Mar, dice que le ha costado un montón cogerme, no le voy a decir que muy poco le va a costar soltarme, en breve. Seguimos juntos, ya casi llegando al 20, antes de tomar una curva, dice que ya le ha dado su gps y le comento que estará al volver la curva, efectivamente, allí está, pasamos en algo más de 2h04m y allí mismo está el avit y sorpresa, para no tener que beber a morro ya empezamos con los vasos, no muy llenos (nada contra los voluntarios, están muy atentos), me gustaría saber qué arcángel se le aparece a los de la organización, mandándoles que no falten botellas para el 10 y la media, y que cuando se queda solo el maratón cualquier cosa vale, que son tipos muy duros. Jode, porque es peor y porque te sientes ninguneado.

Toca un trozo de subida, y para que Mar no se frene ni que el reloj se me vaya muy allá en la media aprieto fuerte, en un par de rotondas hay voluntarios que me conocen (uno creo que es de Madrid por lo que me dice, que no ha podido correrla este año, pero que está de voluntario), siempre me animan mucho, lo que viene bien por la escasez de público. Del 15 al 20 había mucho sube y baja, y casi nada de público, por lo alejado de todas partes que estamos (muy de agradecer a los pocos que estaban por allí, recuerdo en especial a un grupo de varios padres con peques chiquitines que animaban al final de la peor cuesta). Se acaba la subida poco antes de pasar por la media, no muy por encima de 2h11m y ahora he de intentar recuperar que viene un km favorable. Bajamos pasando por el lado contrario del avit del 15, pero aquí no hacen como en otros que dan botellas al pasar de vuelta (como era un avit de la media sí había botellas), mar me dice si quiero agua y le confieso que sí, y busca alguna de las que quedan en el suelo en la que algo quede, me da una y al menos me sirve para intentar refrescarme con lo que ya está cayendo.

Pasamos el 22 en 6 o algo menos, y pasamos por el hotel donde está Mar alojada con Mario, el NH (no es publicidad, no me han pagado nada desafortunadamente, sólo es un dato, además por 130 la noche y 17 de parking se va a escapar de muchos bolsillos), y a la puerta está todo el grupo de animación de Aefat que nos alegra el paso. Tanto a la ida como a la vuelta me ha dejado impresionado este paso, porque el año pasado había bastante gente y este estaba muy desierto. Ahora toca subida buscando el paseo de Maite Zúñiga, llegamos al paseo y hay un punto de animación entre los dos carriles (es ida y vuelta), con música, me recuerda mucho al que está en el cruce de km11-14 (no nos animan ni a la ida ni a la vuelta, aun pasando en solitario). Casi en el 24 le digo a Mar que se vaya hacia adelante, tenga o no que parar otra vez, yo espero mejorar luego, la subida me cuesta más, y ya llevo toda la boca seca. Espero poder beber bien en el 25 y aprovechar la bajada para alcanzarla, llego castigado al avit y horror, también es en vasos, ya imagino que debería aprender a vivir con ello, pero me faltan manos para coger varios vasos (pues en principio te dan uno, no se les ocurre que puedas querer más, varios se los arranco con los dedos que me quedan libres, es un incordio, que además me mina la moral. Al punto del 25 (sobre 2h36m) llego casi alcanzando a Mar, estoy echando cuentas porque creo que puedo luchar por mejorar las 4h26m como sucedió el domingo pasado, el circuito se hace duro, porque la mayor parte de animación está en cruzarte con otros corredores y darte ánimos.

Vuelvo a decirle a Mar que tire sin miedo hacia adelante y yo comiéndome el coco con los números. Con 6m40s de ritmo bajaría de 4h30m y con 6m25s de 4h26m lo veo factible porque sé que al final puedo apretar. Estoy haciendo parciales sobre 6m20s por mi crono, pero por los números salen mayores por los pasos de cada km de los letreros. En el 27,5 adelanto a Mar que se ha vuelto a parar. En el 28 me quedo fatal, el parcial es muy malo (pero es que me ha dado 1080 metros, los letreros están puestos donde lo están, alguno incluso en menos de 1000 metros de gps y otros en 1100). Sigo por delante, ya estamos en pleno centro, quiero decir en pleno centro de la nada, lo más cerca que tenemos con algo de vida es alguna autopista que pasa cerca. Y glorietas, glorietas las tenemos todas, no sé quién importo aquí las glorietas, pero fijo que se forró.

Pues después de una larga bajada y rodear otra glorieta, al inicio de una subida paso el letrero del km 30 en 3h09m y algo. Estoy súper seco, pero sé que tengo ahí mismo el avituallamiento del 30. Un cachondo, es lo que soy, sí que hay un punto de la organización, y con voluntarios (a los que no culpo), como estamos en medio de la nada, en todo momento estamos mejorando el moreno de piel. No es que dan agua en vaso de chupito (son vasos de powerade), es que la dosis es así también, voy a coger algún otro vaso porque sólo quieren dar uno, paro y me quejo, me dicen que es que no va a llegar el agua (5000 participantes según la org y para unos 560 que pasamos por ahí en km 30 no llega el agua, lo debe tener estudiado la organización, pero muy mal estudiado), alguno dice algo, y creo que otros callan por la sorpresa, casi todos parados, después de soltar la bronca, la chica (voluntaria, que me había dado el agua) no sé si me va a contestar o decir algo, y le digo que ya sé que no es culpa de los que están allí, y que por favor les den todas las quejas a la organización. No puede ser un maratón con un calor (24-26 grados me dijeron luego) fuerte, que ni aún lo hemos ni podido vivir en entrenos y con problemas de agua en la mayor parte del recorrido, pero luego ha sido un éxito por todos lados (y si los de 4 horas no dicen nada en voz alta, más que mejor). Después del tiempo perdido en quejas, hay a unos 20 metros unos chicos en el suelo (se han puesto allí por su cuenta) y dan agua y algún isotónico, creo, cojo dos vasos uno de beber y uno de echarme, se lo agradezco, y me imagino que alguno de los que vienen por detrás aún más.

Trato de aprovechar la bajada y y la continuación  del paso de un puente por abajo a ver si recupero algo de tiempo, después de la subida del paso subterráneo del puente giro a la derecha, serán casi 2km de ida y vuelta rodeando dos o tres glorietas. Tierra de nadie, que con este calor y secos se sufre más. Nada más empezar están allí volcados el grupo de animación de Aefat, están en todas partes, mientras esperan a sus corredores, nos animan mucho a todos lo que pasamos. Es ya pasado el km 31 que me alcanza Mar, que también viene contenta por la abundancia de líquidos en el avit del 30. Está alucinada. Salimos por fin de esa agónica lengua de ida y vuelta que nos metimos, y giramos a una recta larga, estoy aguantando el ritmo, pero cuando recibo un ánimo, sólo pienso en si podría hacer un cambalache y cambiarlo por agua, el calor me está haciendo mella (necesito beber y echarme, y eso no va a pasar hasta el 35, queda un mundo), pasamos a una nueva avenida de ida y vuelta, hay una speaker, que esta sí, nos anima a todos los que pasamos, es otra avenida larga y sin refugio alguno del sol (como todas por aquí en las afueras), en el regreso le digo a Mar que tire, que le debo estar haciendo perder tiempo, sigo deseando acabar esa avenida y volver al circuito del principio, sobre el km 34. 3h28m y algo el km 33. No he perdido ritmos (6m20 a 6m35s los últimos km) pero é que puede ser muy difícil hasta el final.

Llego a una rotonda, paso delante de un voluntario que está dirigiendo el tráfico (en muchas rotondas, coincidíamos con los coches, separados por pivotes, algunas las hacíamos por dentro y otras por fuera, incluso pensé que algunas de las que hacíamos por fuera, a los primeros igual los llevaban por dentro), cuando la estoy rodeando por el interior, una mamá con su hijo que estaba animando me grita, que no es por ahí, que tenía que girar por donde está ella, no pierdo apenas metros, pero tengo que parar y dar media vuelta para ir por allí (era por donde estaba la voluntaria y ni se me ocurría, que tapando el carril y no diciendo nada tuviera que ir por ahí, lo malo de ir descolgado del resto, no está el de delante para saber por dónde ir, al menos a dos que vienen detrás les ha servido, pues ya se iban detrás de mí). Supongo que es porque están peleando con los coches por dónde pueden ir y por dónde no, pero ya ha habido puntos que al llegar a un cruce tenía que preguntar hacia dónde debía girar (no me puedo saber cada cruce o giro de memoria para saber por dónde ir). Me voy fastidiado (sí, ya me fastidia todo, ya no el 34, sólo pienso en el avit del 35 y beber). Km 34 creo que fue en 3h35 o poco menos, habrá que ver cómo puedo hacer los km que quedan, tal como está la situación no descarto nada, ni bueno ni malo.

En ese km 34 está un speaker, que me ve llegar y ya me anima y me deja por las nubes, incluso deja de hablar para aplaudirme al pasar por delante, sonrío muy agradecido, y tentado de preguntarles si tienen agua, ya queda poco para el 35, sólo un esfuerzo más. Se ha agradecido mucho esos ánimos. Este tramo que lo hicimos hace 30 km es ahora muy distinto, las piernas están jodidillas, y el calor no tiene que ver el de las 9 y media con el de las 12:40 y en solitario, Mar está unos 150-200 metros por delante. Rotonda y km 35 en 3h42 aprox (no se me quedaron esta vez los números exactos, y los del gps no coincidían en nada, como es habitual (el gps había pasado el 35 en 3h36m53s). Llego al avit, veo que me ofrecen vasos, pero busco agua, es el mismo del 5 y tienen botellas, no sé las que cojo ni las que me echo, todas las que puedo, ni recuerdo si fueron 3, 4 o 5. Salgo de allí chorreando y algo más cerca de Mar que va con otro corredor y debió parar en el avit imagino. Pienso que luchar por pillarla es bueno, porque lo haga o no me mejorará el ritmo. Paso la glorieta siguiente al avit y el voluntario (que deduzco me conoce) me hace foto, no tengo ni idea de dónde irán a parar tantas fotos que me hacen y nunca veo luego cuando las busco para poner en los tweets del #dorsal32 y la crónica. En esta foto tampoco sé si se me verá, pues debo aún llevar una cortina de agua con lo que me he echado, paso el 36 y se me ha ido a 7 minutos, supongo que aparte de lo que me cueste moverme, algo he perdido en el avit.

Ya está olvidado conseguir las 4h26m y a ritmo de 7 minutos, tengo que recuperar lo que tarde en hacer los 1195 metros para, estoy deseando llegar al km 37, otra recta larga, y debo ir peor que antes, porque Mar ha desaparecido de mi campo de visión (también es cierto que tengo una vista penosa), me adelantan dos chicas, y no sé si es que viene con ellos, un padre y su hijo en bici con , una vez me han pasado, se gira el padre, me mira y me pregunta si quiero agua (la pena que debía estar dando, que se me leía sin mirarme), le digo que sí y me pasa un bidón, doy sorbo, me echo un poco y otro sorbo, se lo agradezco (ya me lo habría gastado todo). Pero al llegar al 37 y querer ponerlo todo, se me junta lo peor, cada vez que intento apretar el ritmo sufro un parón, llevo las piernas agarrotadas y con calambres y ya han llegado al límite. Intento apretar y los gemelos dice que se le hinchan las pelotas, eso noto yo que se hinchan más allá de su capacidad de volumen, y aparte el dolor, me frenan en seco. Además del sol, el hecho de ir pegado a los coches aún da más sensación de temperatura.

Como soy muy tozudo insisto una y otra vez. Ni que decir tiene que en la larga avenida de ida y vuelta va a tocar el sol en todo momento, refugio ninguno. Consigo bordear los 7 minutos, pero no sé con las piernas así, cómo podré hacer algún km por debajo para recuperar tiempo. Estoy agobiado del sol, entiendo que llevaré cansancio, pero con los calambrazos que me da cuando aprieto y las piernas al límite de agarrotamiento no sé cómo hacer para mejorar ritmo, más bien sé que poco puedo hacer. No me veo tan mal de fuerzas, pero todo lo de abajo está muy castigado. Ya camino del 38 veo a mar al otro lado, nos animamos, ya me saca un buen trozo, creo que 3 minutos o más. Paso por el speaker que estaba también en el km 7 y pico, y aunque pase solo, este es de los que seleccionan a quien animar (en la primera vuelta daba igual, porque pasamos muchos, pero en la segunda oyendo cómo anima a otros, al llegar solo me da un poco de risa que me mire y se quede en silencio) Doy la curva para buscar el 38 y cuando lo alcanzo ya tengo claro que es imposible bajar de 4h30m. Lo he intentado muchas veces en el último km y los calambrazos de los gemelos, además de torturar no me lo han permitido de ninguna manera, ni siquiera he podido mantener el ritmo de 7 min/km. Ya estoy por 4h y casi 3 minutos, y dudo hasta de mantener el ritmo.

Al menos moralmente no me voy a martirizar por los nervios de bajar o no de 4h30m. pero no dejo de luchar igualmente, supongo que lo mejor sería parar y andar para que dejaran de sufrir las piernas, pero eso no me sale, no me gusta hacerlo y no me lo acepto, sé que tocara mucho sufrimiento hasta meta, pero bueno, hoy y aquí es lo que hay. No puedo ni aprovechar una ligera bajada que hay, pues con cada vez que aprieto, las estrellas se acercan a mi campo de visión, además de frenarme. Hay momentos con esos latigazos que temo que tropiecen mis pies y me caiga, pero eso no pasa. Adelanto incluso algunos corredores que van andando y muy castigados, prefieren no martirizarse más (lo de la hidratación y el calor le ha pasado a más gente).

Km 39 sobre 4h10m. De hecho si no estuviera mal, aún sería posible haciendo lo que queda entre 6m20s-6m25s el km. Pero no, da igual que ya hayamos girado, buscando el 40, todo es calor, lo único agradable es que hay algo más de público, y sus ánimos ayudan a seguir peleando (por dentro uno se queda más triste cuando por lo que está peleando es por un ritmo mucho más pobre, da igual que sea con excusa o no). Adelanto a dos chicos (que nos adelantaremos varias veces, cuando se ponen a correr me pasan, y luego al andar yo a ellos) y pasamos un gran letrero del 40. Es un fake, lo pasamos en 4h14m y algo y es imposible, además me sonaba que estaba en el cruce por debajo de un puente, que aún está ahí a lo lejos. Efectivamente, llegamos a la bajada para pasar el puente por debajo, y los dos chicos flipan, por los dos letreros del 40 (este como los otros, mucho más pequeño), y discuten por saber la razón de que haya dos y tan separados. Ya voy por 4h17m largos. Al subir el puente está el último avit, debo beber bien.

Aquí ya hay gente como en el bar, que se han quedado a pegar el último respiro, y a beber lo que les permita llegar a meta. Y sí, también en vasito, voy a coger uno y otro (no le caben a uno vasitos en la mano) y un voluntario que me ve echarme me pasa la botella grande (1,5 o 2 litros debe ser) con la que rellenan vasos y me dice que me eche de ahí, lo hago y bebo y le agradezco y me llevo 2-3 vasos, que bebiendo y echando me duran nada. Ahora, sorpresa, es una larga recta con 3 glorietas (ya conocía el tramo) que con el calorazo se hacen eternas, entre lo que he parado, lo que duran esas rectas y lo moreno que me debo estar poniendo, voy encantado de la vida, y de los calambres que me están dando, cada vez ya más fijos. Giro de subida y km 41, es el más lento de toda la prueba (por el parón del avit9, se va a 7m50s de gps. Sobre 4h26m veo que ni de 4h35m.

Al menos el último km es con cierta bajada y hay más público, ni eso, la calle que lleva a Eduardo Dato (la recta de meta) está vacía este año (no así los anteriores), sólo me encuentro un señor que como ánimo me da un gran consejo que mi cuerpo desconocía, “venga, que no hay dolor” también me dice que lo que importa es llegar, y que ya está hecha, que el tiempo es lo de menos (será el del crono, porque el meteorlógico un poco sí que importa). Durante la prueba (desde el km 12 he oído multitud de veces, el “venga, ánimo, que ya está hecho, que ya lo tienes”, ni lo voy a comentar. Muy forzado voy, tengo hasta miedo de caerme de lo que me cuesta mover las piernas, pues como soy todo tozudez no he dejado de tirar para ir lo más rápido posible. Hoy parece que la recta de meta está más lejos que nunca, y voy sorprendido por no ver nada de público, pero por fin llega, está toda vallada. Cómo ha cambiado la peli desde que pasé en el km 10. Giro y como ya hay público aplaudiendo voy sonriendo y levantando ambos pulgares, y me siento un poco funambulista al llevar los brazos levantados en equilibrio, mientras mis pies intentan seguir paralelos al suelo. Está también el grupo de Aefat que siguen animando siempre y les sonrío lo mejor que puedo, el chico que me reconoció en la feria, de Aefat, está más adelante haciéndome alguna foto, y también me lanza algún piropo agradable, continúo a meta que ya está allí, menciona el speaker que llega el primer marchista (dudo que haya un segundo, ni siquiera un primero en la próxima edición), es más agradable entrar así, hay gente, aunque también ahí, creo que menos que el año pasado, al menos voy a bajar de 4h35m de algo ha servido aguantar los dolores ese último km.

Y ya en meta, 4h34m48s me da (aunque luego sale 4h34m16s en el neto oficial, algo que siempre pasa aquí y no entiendo, acaban dando entre 20 y 30 segundos menos de lo que uno ha tardado). 158 ppm 8º 159, pues hay dos km al principio que no puede ser hiciera a 125). Desde el 27 por encima de 160 y los últimos 6 a169 ppm de media. Al menos sé que el esfuerzo lo dejé todo. 43.08 km y 4829 calorías (por encima de 1000 la hora) 507 de 560 llegados a meta, aunque no lo sabré, imagino que hoy si habrá abandonado más de uno (del paso de la media a la línea de meta me adelantaron 3 y adelanté a 26, se notó el castigo del calor). Sonrío post meta y me ponen la medalla (lo que ha costado la jodida, que por cierto es la misma que el año pasado, y además, creo, que es la misma que dan a los del 10 y la media, todo un detallazo). Está Mar allí, me da una botella de agua, nos sonreímos y con su permiso me la echo por encima y me apoyo en la valla a recuperar fuelle y si pudiera moral también. Me parece que trae Mar una o dos botellas más y me las echo también, tengo mucha tensión por dentro, no me quedo más rato ahí a recuperar fuelle y llorar mis penas porque hay demasiado público, y por no asustar más a Mar. Le pregunto cómo le ha ido, creo que acabó sobre 4h29m y poco por debajo de 4h29m con el descuento del cronometraje. Así que ella ha cumplido bien, con los parones y todo.

Le digo que voy par el fisio y ella me dice que se queda allí, porque Mario no ha llegado. Me sorprendo, pues era de 3h y pico, me dice que pasó en 1h48m la media, y luego sabré que llegó en 4h40m (le debí adelantar yo también, claro), la hidratación también le pasó buena factura. Le digo que ok que luego nos llamamos, voy a pedir turno al fisio y volver mientras a ducharme, lo pido y los de avit en meta me hacen un bocata de tortilla de patata (tienen trozos sueltos para coger y también pan, y lo preparan con mucho agrado), otros años lo comía volviendo al hotel, pero este no hay hambre y lo guardo para luego. Vaya vuelta al hotel, no puedo casi dar un paso, las piernas están que no quieren casi sostenerme, y mi fuelle está en las últimas, mucho he dejado en ese final. Y lógicamente ahora tocaría haberme quedado en cualquier rincón tirado en el suelo (no, no sería un drama, sería un descanso gozoso de alto nivel) y recuperando, pero el Timing no permite.

De camino al hotel, me acerco a la valla de la recta de meta, pues llega en plan festival total de alegría el grupo de Aefat (también está Abel, que hace los maratones vestido de Spiderman, y yo he sido incapaz de verlo ni una soola vez, eso da una idea de que si la vista es la que trabaja, yo debo ser un vago), para animarles en esa recta disfrutona que se están pegando, veo que se paran, imagino que para que alguno de los chicos en silla entre de la mano de alguien especial para él o ella. Ya sigo mi camino, porque hace rato que estoy detrás de las penúltimas, y mejor llegar al hotel cuanto antes. Llego, no sin dificultades al anexo del hotel y llamo por el móvil a Alvaro que tiene que abrirme la puerta de la calle, ha de bajar a hacerlo, creo. Mientras espero se me acerca un agente de seguridad viendo lo sobradísimo que estoy de fuerzas a preguntarme si estoy bien o necesito algo, se lo agradezco y le digo que no, que espero que me abran la puerta (a mi cuerpo se le hace eterno esperar en la calle de pie), para que se quede tranquila de que no estoy tan mal. No baja, no baja, al final, aunque no quería (han debido pasar más de 5 minutos, que me han parecido 10 km cuesta arriba), decido que me desparramo en el suelo, no lo he hecho antes, porque no se me ocurriría como poder levantarme. Es truco que no falla, como cuando era fumador y esperaba un taxi y no venía, no me quedaba más remedio que encender un pitillo para que viniese alguno. Sale Álvaro, me dice que pase y le digo que primero me levante, al final lo conseguimos (bajo la mirada atenta de la agente de seguridad en la acera de enfrente).

Subimos, ha tardado porque estaba en la ducha, y me sorprende al decirme que ha hecho 4h26m. también él lo ha pasado mal al final, somos unos cuantos en esa situación, cada vez sé de más. Me cuesta un mundo prepararme para ducharme, pero lo consigo. Cuando acabo, no sé qué hacer, porque no puedo ni opinar de mis fuerzas, no opino de lo que no tengo. Aunque tengo prisa he de tumbarme algún minuto en la cama, me vuelvo a esparramar sobre la cama, como menos me duela, me dice Álvaro que lo mejor es boca arriba con patas en alto, lo intento, pero se me agarrotan a base de bien la mitad delantera de los pies, y paso del ventajoso sistema, porque es casi peor. Hay alivio tumbado en la cama, pero no puedo estar mucho tiempo más, he de ir a los fisios. EL plan era ya irme con la bolsa, a pesar de que Álvaro, que se va ya, me dice que como tiene la habitación hasta las 6 que me quede descansando o cuanto menos deje la bolsa. Veo que la bolsa, que no pensaba hacerlo, la voy a dejar. No me veo capaz de ir con ella hasta los fisios. Sí, así estoy de fastidiado, darlo todo, todo, cansa mucho, calambres como ya no fuerzo no tengo, pero piernas agarrotadas aún creo que tengo 5 o 6. Nos despedimos, y me voy solo con la mochila, ya volveré por la bolsa.

Voy mal, aunque ya no tan fatal hasta los fisios, se me ha pasado el turno, pero la voluntaria muy amable dice que me pasará enseguida. Y lo hace. Ya en la camilla, veo el cielo abierto por estar tumbado. La chica que me trata, me está dando la sensación de que lo hace muy bien, de hecho nada más tumbarme que se me ha vuelto a agarrotar la mitad delantera del pie izquierdo lo ha meneado hasta que se ha quitado el agarrotamiento (y no ha vuelto después). El chico que hace el masaje al lado está muy contento de un maratón que hizo la semana pasada, en el que bajó de 3 horas, en Ampurias comenta que fue. Le digo que también estuve por allí, y al decirle que marchador sí le suena verme (porque tumbado en la camilla boca abajo, suelo ser poco reconocible), no había bajado de 3 horas, y su próxima guerra será en el de Valencia. Finalmente acaba la chica el masaje, no ha sido corto, ni me ha parecido nada malo. La sección de fisio de aquí, no tiene nada que ver con los avituallamientos en carrera. Al salir, mientras saludo a Santiago Hitos, a mí me saluda un corredor, que me ha visto varias veces en el trofeo Edwards (desde 2014 que no lo hago, un año se suspendió y ya el resto estaba maratoneando por ahí), es agradable que se acuerden después de tanto tiempo (yo no, ya va camino de ser legendario la poca capacidad de reconocimiento que tengo, de hecho hay días que ni quiero reconocer a ese que veo en el espejo cuando me lavo los dientes, porque en lo de peinarme tampoco es que me mire mucho al espejo). Ya estoy mejor, mucho mejor, sólo muy cansado, pero con clara facilidad para más o menos moverme por mí mismo.

Me voy más tranquilo, intento por teléfono por si quedo con Mar y Mario, pero no están operativos (el tlfno de Mar, ellos supongo que sí). Voy al bar que suelo ir, porque me sale bien de precio la cerveza, tienen kubo. Está a reventar, incluso más que el año pasado, deben tener menús de domingo aceptables (no me parece demasiado barata la carta de comer), además de ser el día de la madre. Pero hay taburete con respaldo y me pongo en la barra (corta, pues el resto de barra tiene las mesas hoy pegadas a ella), suelo pedir una ración de rabas que por 5 euros está bien, pero sigo sin hambre, 6 botellines de Mahou por 5 euros (no, no saco nada por esta publi, ni siquiera he dicho el nombre del sitio), está muy bien, e incluso apto para mi economía (rácano, con muchos gastos, de la vieja escuela de mirar hasta la última pela cuando los números no dan –y cuando daban, casi que también-). Me lo tomo tranquilo y estoy muy a gusto, aunque toda mi compañía sea yo mismo, de la cual suelo recomendar huir. Ya son más de las 4 y sí, me pido algo más, un café. Me voy a la habitación, lo recojo todo, ya estoy mucho mejor, recojo las cosas, paso por el súper y me llevo una cola de 2 litros fría para el tren, allí voy a comer.

Pillo el tren, y con la cola, me como el bocata tortilla con embutido que llevaba, más un tapper de aceitunas y una bolsa de chips, toda el hambre saciada y sin prisas. Mientras voy recordando la prueba y todo lo que ha pasado. Me duele mucho que haya ese trato al maratoniano, precisamente en el maratón que lleva el nombre del probablemente más importante corredor de maratón en la historia de nuestro país. Se ha hecho muy duro, pero es lo que uno se puede encontrar cuando está dispuesto a pelearlo hasta el último metro.

12º maratón del año y 86º en total (93 pruebas de más de 42 km). Todo ese agarrotamiento ha desaparecido y el miércoles puedo volver a entrenar “sólo” con el hándicap de la trasera de la rodilla, que me suele doler cuando más fuerzo. Pero quiero hacer más entrenos esta semana, para poder quitarme el espinazo clavado en Copenhague, que además después puedo estar unas cuantas semanas sin, y le fastidia mucho eso a mi moral. Lo siento si alguien ha sufrido con la crónica, para lo bueno o lo malo, trato de contar cómo lo he vivido, y no me voy descontento de lo que he hecho, así que hasta el sufrimiento al final, puede ser algo relativo. Parece que me echan a patadas del País Vasco, y funcionando igual, botellitas para las carreras cortas, y en el km 30 vasos de agua, y poca, que es que no quedan, luego salen diciendo que cuidan al maratoniano, plc (por los cataplines). Y que no me digan que es que no soy de Bilbao y soy un flojo, porque los maratonianos de allí no hacen su maratón ni locos (más del 90% que hacen maratones en Bilbao no hacen el suyo, para dar una idea de lo bueno que es).

Yo lo he pasado mal, porque no me rindo y no me gusta, si ya en el 30 y poco me hubiera puesto a andar rápido, o algo similar, habría llegado mucho mejor, pero para mí, el maratón que yo vivo es luchándolo siempre a mi máximo, aunque no me guste el resultado final (sea por culpa mía o no, aunque siempre, siempre, hay culpa de uno, en mayor o menor grado), al menos sé que pasé de la prueba y puse todo lo que pude para enfrentarme a ella, y haciendo eso, a mi modo de ver, la prueba no me derrota. Es mi forma de verlo, ni mucho menos la que tengan que tener otros, pero así la veo, porque así es como la siento y la vivo. Tengo hándicaps, pues no me sobra tiempo para quedare a recuperar en meta, eso lo haría más fácil en días como estos. Además me temo que cada vez haré menos maratones, porque ya tengo unos cuantos a los que no creo que vuelva, porque eso sería masoquismo (aunque como Sean Connery Nunca digas nunca jamás), entre eso y que luego les encanta coincidir fechas unos con otros, me van quedando menos en España. Y fuera hay pocos que me pueda permitir. Veremos, porque ya hago el cuento de la Lechera, y hay que ir día a día, que además de mi bolsillo, mi cuerpo tampoco es eterno. Gracias por haberte molestado en leer esta colección de desventuras, yo trato de sacar lo positivo de ellas, que creo que lo hay, ojalá que tú, si has sido capaz de leerla también.
11 mayo, 2018, 13:12:02 pm
Respuesta #5
  • Abuelo
  • ****
  • Mensajes: 175
  • 9
Qué máquinas son y qué fortaleza mental tienen algunos aunque no les guste reconocerlo...
MMP 10K: 45:35 (Derbi de las aficiones 2017)
MMP 1/2: 1:51:24 (Mapoma 2018)
MMP Maratón: algún día... :)

"You don't stop running because you get old, you get old because you stop running." (Chris McDougall)
14 mayo, 2018, 14:15:08 pm
Respuesta #6
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.185
  • 50
    • @julianigle11
Aunque no lo veo igual, se agradece el comentario, raj
 

Información corredor

 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Corredores en linea

  • user Yahoo
  • user Google (5)

Estadísticas

  • stats Total de Usuarios: 3.153
  • stats Total de Mensajes: 211.498
  • stats Total de Temas: 9.230
  • stats Total de Categorías: 6
  • stats Total de Foros: 96
  • stats Máx usuarios conectados (a la vez): 948

  • averages Mensajes promedio: 56
  • averages Temas promedio: 2
  • averages Usuarios promedio: 2
  • averages Media de conexión: 220

Los 10 más charlatanes

Bounce Bounce
8.030 Mensajes
runningbox runningbox
7.427 Mensajes
cheve cheve
6.528 Mensajes
Admin Admin
5.743 Mensajes
Amadablam Amadablam
5.333 Mensajes
yonhey yonhey
4.443 Mensajes
noclearpath noclearpath
3.563 Mensajes
brad brad
3.487 Mensajes
NACHO_COOPER NACHO_COOPER
3.292 Mensajes
Patxi Metxas Patxi Metxas
3.180 Mensajes