Bienvenido a FOROFOS DEL RUNNING

FOROFOS DEL RUNNING


La organización del Trofeo Akiles nos ha cedido 10 dorsales para sortear, desde aquí dar las gracias al Club Akiles, pinchad aquí para apuntaros.
Suerte a tod@s !!!

Eventos Vinculados

  • [2018] XV Maratón de Oporto: 04 noviembre, 2018

Autor Tema: [2018] XV Maratón de Oporto  (Leído 1609 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

18 diciembre, 2017, 20:12:27 pm
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 343
  • 8
    • @jruizdd

      
XV Maratón de Oporto

Domingo, 4 de Noviembre de 2018
Hora: 9:00
Pais: Portugal
Provincia: Douro Litoral
Población: Oporto
Lugar de la salida:  Sealife de Oporto
Lugar de la meta: Queimodromo (Parque da Cidade do Porto)
Distancia: Maratón Kilómetros
Web oficial: www.maratonadoporto.com
Cuota de inscripción: De 30 a 65 €
Enlace a inscripciones: http://www.maratonadoporto.com/es/registro-2018/
Otros datos de interés: - Precio especial hasta el 30 de diciembre: 30 €.
- También carrera de 15 y 6 km.
- Tiempo máximo de la prueba 6 horas.
- Los participantes pueden estar sujetos a realizar un análisis de control de dopaje.
Mejores marcas:
- 10 Km: 23/11/14 "VIII Carrera Popular Ciudad de Arganda" (51:26)
- Media Maratón: 31/01/16 "XVII Media Maratón de Getafe" (1:51:15)
- Maratón: 15/11/15 "XXXV Maratón de Valencia" (3:52:34)
19 diciembre, 2017, 22:28:13 pm
Respuesta #1
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.237
  • 57
    • @julianigle11
Aún no sé si me inscribiré, pero muy recomendable (a pesar de 6-7 km de adoquines) y muy buen trato.
Generalmente buenos precios de avión y más barata que Lisboa la estancia.
23 diciembre, 2017, 11:23:41 am
Respuesta #2
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 343
  • 8
    • @jruizdd
Buenas:
Inscrito al XV Maratón de Oporto por 30 €. Precio hasta el 30 de diciembre.
Esperando que haya puente del 1 al 4 de noviembre.
Saludos.

Jorge
Mejores marcas:
- 10 Km: 23/11/14 "VIII Carrera Popular Ciudad de Arganda" (51:26)
- Media Maratón: 31/01/16 "XVII Media Maratón de Getafe" (1:51:15)
- Maratón: 15/11/15 "XXXV Maratón de Valencia" (3:52:34)
08 noviembre, 2018, 17:35:55 pm
Respuesta #3
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.237
  • 57
    • @julianigle11
Poco explico lo complicado que me resulta cuando hago maratones seguidos la logística y también el corto periodo en casa, casi incompatible con entrenar con normalidad. Primero, los viajes en avión, además de haberse convertido en un tormento, llevan muchas horas tanto el día que salgo de Madrid como el que regreso. Los controles metálicos, equipaje que puedes llevar o no en la maleta y si esta puede ir a la cabina, no separarme de las zapas y equipación de carrera, así como del ordenador (lo llevo siempre, por trabajo, al menos me permite poder viajar sin desatender mis obligaciones y deberes), asientos donde o se cabe mal, o se cabe peor, y casi siempre que es en avión es de sábado a lunes (en tren de sábado a domingo).

Y cuando estoy en casa, ahora 4 semanas seguidas regresando lunes por la noche (3 de ellas), martes trato de que el cuerpo descanse, miércoles entrenaría, pero acumulación de trabajo, molestias  un undécimo sentido me hacen no entrenar. Jueves ha de ser que sí, pero generalmente acabo haciendo un solo entreno, mañana o tarde (esta semana han sido 20 km por la mañana), así que para salvar la situación toca un equivalente a tirada larga o entrenamiento lo más intenso posible. Esta semana han sido 24 km por la mañana y 120 minutos de elíptica por la tarde (siempre la pongo con la mayor resistencia posible, al nivel más alto), al menos suelo salvar el fondo, me gustaría mejorar la forma. Y ya el peso, es una guerra en la que con tanto maratón no puedo defenderme, porque me faltan entrenos y me sobra hambre.

Curar las heridas de guerra es otra cosa de la que poco hablo, y que al menos se ve beneficiada por el parón que tengo desde que acabo la prueba hasta el miércoles o jueves, rozaduras bastantes (casi siempre por el sudor), isquios, o la trasera de la rodilla, o cualquier parte que ha acabado castigada en exceso, los dedos de los pies, muchas veces acaban mal, aunque para martes miércoles han vuelto a la vida.

Pues eso, hechos los dos entrenos del viernes, el sábado toca el madrugonazo, esta semana no tanto, a las 6 (ha habido algunas que a las 3 y media, al final estoy durmiendo menos los viernes que los sábados, y eso que el domingo de maratón me despierto a las 4:45. Con unas ganas escasas de maratonear, el cuerpo destemplado, y preguntándome ¿qué hace un algo como yo en maratón como este? (sea el maratón que sea).

Esta semana es Oporto, un maratón en el que nos tratan bien, o muy bien. Camiseta en feria más otra de manga larga de finisher en meta (mi primera camiseta de finisher fue aquí, en 2016), cerveza (con alcohol y sin limón) en meta, ya es de nota. Circuito alrededor del río en su mayor parte, y para mí lo peor de todo 6-7 km de empedrado, casi todos entre el 20 y 28 (el resto son tramos cortos de 40-100 metros, 5 o 6). Llego con ganas, pero destemplado con el clima, menos entreno del que quisiera, ya he dicho y suponiendo que en reflejo de marca bastante peor que los últimos (4h56m –enfermo, eso sí, saliendo de enfermedad y falto de entreno- y 4h40m son las pobres referencias a mejorar, desearía que bastante). La temperatura prevista es 14-15 grados, pero con lluvia no intensa toda la prueba.

La feria del corredor no está mal, allí hablo en el stand de Madrid con Marta, que me hizo una foto el año pasado con Edu, embajador mapomero, y que creo hace fotos en muchas carreras, y otra chica, speaker con Raúl Gil en Mapoma también. Además del stand de Castellón, que siempre está luchando por conseguir traer a más corredores a un maratón más que digno, y César de Running Travel, que lleva viajes a maratones y la publicidad de varios de ellos en unas cuantas ferias por ahí.

Además la noche antes me llevo la sorpresa de que el gran Santacenero, que hace #caricaturunners ha hecho una nueva cari (es más cariñoso que caricatura) y ha sido sobre mí, afortunadamente ha tenido el detallazo de mejorar el original. No me siento nada bien, va a ser un rato hasta que se dé la salida, que va a ser muy incómodo. Luego ya, aunque vaya preocupado, ya me defiendo lo mejor que puedo. Hay quien de buena fe me dice que con tanto maratón no me pongo nervioso antes de hacerlo, precisamente eso es lo que más entrenado tengo, estar nervioso, me sale de lujo. Y los maratones con frío, le quitan a uno muchas ganas de ponerse de corto y tatuarse un dorsal en la camiseta. Pero la verdad, es que sigo haciéndolo. Salgo del apartamento y no llueve, buena señal, viaje en metro, afortunadamente entro antes de que se llene a tope en la siguiente parada Trinidade, puedo ir sentado (98% somos corredores o acompañantes), es algo que antes y sobre todo después de la prueba me resulta muy importante (mi espalda se destroza estando parada y vertical, por la operación de la vértebra rota).

Cuando salimos del metro sí que está lloviendo, pienso que va a ser así toda la prueba, que lloverá, y tal vez pare unos minutos en alguna ocasión. Llego al guardarropa, inspecciono la zona (ya la conocía) y voy a buscar algún sitio tapado para quitarme chándal y ponerme cremas, lo haga debajo de una marquesina de autobús. Lo hago, decido no ponerme el plástico, pues creo podría hacerme más falta en meta. Dejo la bolsa, me saluda un chico que me dice me sigue en twitter (pude recordar su Nick 15-20 segundos, pero soy un desastre y lo olvidé, aunque no me sonaba). Yendo a la salida me saluda Mario Márquez, nos vemos en bastantes pruebas (lleva 114 o así, de 42 km), también Lola Garrido con quien también he coincidido un buen puñado de veces. La calle de salida parece algo estrecha para tanto corredor (yo creo que debe haber 300 metros de corredores, salimos maratón y 15 km a la vez). Me pongo en el cajón, relativamente delante pero no mucho (pasaré a los 2m08s por la alfombra de salida). Hay speaker portugués y también está la chica que es speaker en Madrid que saludé en la feria.

100 metros y rodeamos una glorieta, no me gusta rodear una glorieta tan pronto, se hacen metros de más (aunque no quedan reflejados en los primeros pasos de letreros de km), y toca subir un km y medio, me saludan varios corredores, sobre todo españoles, al salir no llovía, pero ya lo está haciendo. Cerca de 6m15s el km1 que no me preocupa, entre lo apretados y el ascenso me parece normal, a ver cómo evoluciona, llegando al km 2 alcanzo a Carlos Revuelta (también lleva unos 115 maratones, o poco más), nos saludamos (también estaba en Dublín, pero no nos vimos) y continúo hacia adelante, km 2 en 12m30s y hasta el 2,5 seguimos llaneando y subiendo. El 3 con algo de bajada al final ya en menos de 18m25s, al cuarto llegamos después de un giro y a dos carriles anchos, con más de 1 km entre ida y vuelta, es un poco tobogán, y paso el 4 bordeando los 24m. A la vuelta me cruzo con varios más que conozco (a la ida con Jorge Ruiz dD, de forofos), Álvaro (reto 25 que hace aquí el 21), incluso al final está el grupo de Egoísmo Positivo, que hacen la carrera de 15km y están armando todo el bullicio que pueden.

Desde la salida se ha puesto a llover un par de veces y ha parado, y otra vez vuelve a llover, giro en la bajada del km 5, avituallamiento (antes choco con una mujer) y paso sólo un par de segundos por debajo de 30 minutos. Giro a la derecha, primer tramo, corto, de empedrado, y también ha sido tramo corto de público, era la zona más pegada a la salida, regresaremos en el 11 y pico. Km 6 y 7 (más en este, que tiene más bajada), con algo más de 41m30s, desde el 5,7 es de doble sentido, hasta casi el 11. Antes de llegar al 8 tenemos dos tramos de empedrado (de 100 metros puede, que esquivo cuando puedo subiéndome al borde de la cera, también se repiten a la vuelta, antes del 9. Que paso por encima de 53m40s. Giro izquierda y subida de un km o casi, el 10 lo paso en 60m07s. km 11 sobre 6m10s y volvemos a pasar cerca de la enorme glorieta cerca de la salida, la muy jodida es toda empedrada, que es donde hay bastante público, sienta bien oír ánimos de españoles (los hay de todos, los que mejor suenan son los de españoles y franceses). Enfilamos la larga recta de donde estaba la salida (y por donde pasaremos en dirección contraria del km 41,1 al 41,8 aprox.) y al acabarla nos separaremos de los corredores del 15 e iremos pegados hasta el km 20 al río.

Son km más tranquilos (para mí más sosos), en el que nos hemos quedado con menos compañía de corredores (los del 15) y casi ninguna de público, llueve la mayor parte del tiempo, aunque no siempre. En el río (es el Duero), no llego a ver la orilla, pero se ve el agua chocando con fuerza contra las rocas, está haciendo viento que perjudica, quiero no perder ritmo, porque sé que me va a hacer falta en la segunda mitad que seguro lo pasaré mal con el crono. Hasta el 13 no pierdo mucho, sobre 1h21m e incluso a pesar del viento, el km 15 se me va algo más de que quisiera, pero tengo sensación de que si aguanto debería estar peleando por bajar de 2h10m en el 20. Me empieza a dar molestias el estómago, no voy cómodo, y no es un circuito donde pueda uno encontrar muchos puntos para soltar lastre. Los dos siguientes, 16 y 17 incómodo (he estado pensando en irme detrás de un par de coches, pero mi vergüenza de no quedar muy oculto me lo ha impedido), en más de 1h44m30s el 17. El 18 lo paso algo mejor en 6m20 pero es el único de este tramo del 15 al 20. En el 19 está Ana, que me da un gel (ya he tomado dos), allí hay un grupo tocando, pero por la lluvia están tocando todo el tiempo debajo de la marquesina de un bus, menos mal que son 3 chicos, si llegan a ser la Orquesta Mondragón, menudo show. A los 400-500 metros el avit (cojo un gel que me guardo para el km 25), que da paso una peligrosa bajada (más hoy, con la lluvia), muy vertical de piedra y losa antigua, además algunos la hacen andando y por la zona menos difícil, así que hay que adelantar por las peores zonas, es entre casas también muy añejas también. En total son 100 metros o poco más, pero es para ir con un cuidado absoluto. Ya abajo, es un tramo de paseo con bares, pegado al río, recto y por el que pasamos el km 20 en 2h04m32s.

Se me ha ido el tiempo, y sigo nervioso, ahora por partida doble, por el respeto que le tengo a la segunda media, a partir del km 28-29 y por el estómago que con esas molestias, creo que me impide pueda dar más de mí mismo. Al final de la recta del 20 subimos una corta e inclinada rampa, y al final giramos para cruzar el puente. Ese es el punto donde para mí hay más animación, lo pasamos en el 20,3 de ida, de regreso en el 28,7 para girar a la derecha y bajar y  regresar por el carril contrario y así en el 32,2 para ir a buscar un túnel alejándonos del puente. Cada vez que paso por ahí flipo con los ánimos, e incluso entiendo por el tipo de comentarios. Así paso con mucha energía el puente (de Luis I), al acabar giro a la izquierda con bajada muy vertical en la que los primeros 30 metros (los más inclinados) dan respeto por el empedrado (y por la lluvia, que vaya mañanita nos está dando). Enseguida pasamos a asfalto y a los pocos metros llano, luego otra vez empedrado.

El empedrado aquí (temo equivocarme) creo que era distinto hace un par de años, ahora es nuevo y más nivelado (menos molesto para marchar o correr), creo que el año pasado había algún tramo cambiado ya, y este año, más tramos. Paso el 21 algo decepcionado en 2h11m30s, yo que pensaba ir por debajo de 2h10m. También es cierto que el viento al otro lado del río fastidió bastante, y que sería ideal encontrar una wc portátil  (no he visto en km 20 o en MM, claro que a veces no veo nada). Entre las molestias y el temor al empedrado, que sí va apareciendo el viejo en otros tramos. Intento apretar para no quedarme muerto con el ritmo. Es toda esta orilla con tramo de ida y vuelta, pero con la lluvia que cae, pocos ánimos (algunos si hay) entre corredores, hasta el 24 he hecho parciales decentillos. Pasado el 24 veo dos wc portátiles, uno está en verde, voy a él, paro y lo abro pero hay un corredor expulsando orina, vuelvo a cerrar, y decido esperar porque el pis es rápido, pero pasan segundos y nada, y al final, en lugar de abrirse la puerta pone el cerrojo. La verdad es que no le conozco de nada, pero no puedo evitar acordarme de su madre, si lo usa que ponga pestillo de inicio, total que medio minuto perdido y mi cuerpo que se las prometía felices hecho polvo por no poder soltar lastre. Lo bueno es que en menos de un km pasaré de vuelta. Km 25 rozando las 2h37m. Cuando pasamos el avit, me siento fatal, quiero parar en algún sitio, pero no veo donde y

Y así lo hago, y en esta ocasión siguen los dos con el rojo en la puerta, fatal, debo seguir y es un palo, veo que no puedo aguantar, o me iré a más de 5 horas y padeciendo (ya imagino que más de uno se habrá ido a buscar unos pastelillos para disfrutar más a gusto en este punto de la lectura). Antes de llegar al 26 pasamos por detrás de unos chicos que están tocando (es encima de la acera, pues el tramo de calle es empedrado de adoquín, y encima es más apañado el suelo, aunque algún metro de más hacemos), venía pensando de un coche aparcado en una esquina, pero no me he atrevido a meterme detrás, y ya me estoy arrepintiendo. Se baja un chico del grupo musical por la parte de atrás del escenario y al pasar yo me tiene puesta la mano para chocar, la choco y me quedo perplejo, mientras vuelve arriba al escenario (si supiera la música que me gusta, igual no me da ni los buenos días), se agradece, por  mi parte.

Casi en el 27 veo un rincón tapado y ya no puedo esperar más (no porque no pueda, sino porque el ritmo ha bajado mucho, apretado por la situación), allí procuro quedarme descargado de molestias y vuelvo a la carrera, he perdido tiempo (no sé, puede que 40-50 segundos), pero creo que compensará ir más rápido a partir de ese momento. Mientras estaba en tareas de desalojo me ha adelantado el globo de 4h30m que creo va realmente rápido, pues habiendo salido además después que yo (salí con el de 4 horas a mi altura) me parece que va a ritmo de 4h25m o menos (lleva muy pocos corredores, en este tramo había visto algunos, como los de 3h15 o 4h con más de 50 corredores (diría yo), y el de 4h30 lleva 5-6. Aprieto pero con miedo a machacarme en exceso, pero como ahora voy más suelto, o mejor dicho, ya no voy suelto, no tengo problema en acercarme, estoy a 30 metros o así. Paso el km posterior al parón en 6m05s lo que me da un buen toque de moral, hacía más de 10 km que no pasaba en estos ritmos un km. Además nos estamos acercando al puente y deseo dejar atrás este lado del río. Cuando voy por el empedrado en cada apoyo me queda la sensación de estar castigándome mucho las piernas, en especial los isquios (no puedo asegurar si es real o sólo la sensación), y pienso que qué caro lo voy a acabar pagando.

Pues ya regresamos al puente, en el último tramo un camarero de un restaurante (esta zona está llena) me anima como español, y cuando ya me alejo me pregunta si soy catalán, lo siento imposible responderle a esa distancia (supongo que le habría dicho que medio más o menos, puesto que no hubiera podido pararme a más), iniciamos la dura subidilla que antes bajamos, aquí ya van, por la subida, bastantes andando, al ser subida el tramo de adoquín me molesta menos, y giro al puente, para volver al otro lado del río. Al final del puente, como ya dije está animando mucho todo el público que hay, y parece que me reconozcan, paso por allí con todo el mejor aspecto y disposición que puedo, ya que me animan, intento ir lo más rápido posible, pues aparte la sonrisa y el pulgar, es mi manera de agradecerlo. Y más con la que está cayendo. Km 29, después del puente en 3h03m50s. Voy echando cuentas de ritmos desde hace unos km y estoy en 6m30 y poco que con lo que queda me da pavor. Está Ana que me da agua, aunque ya bastante hidratado me tiene el cielo, me tomo el 4º gel, de la org, aquí (son de esos que ya llevan agua y la cantidad de gel en sí, no es tan tanta). Paso el km 30 en 3h10m03. Y serían unos 390 segundos para lo que queda, 12 km, el margen para 4h30m. Lo veo mal, y para mayor alegría las tripas han generado más mal rollo para mí, y es que no hay donde parar. Ahora que había hecho un km en 6m13s me subía la moral, pero fastidiado, alcanzo a Álvaro, que está haciendo fotos en el puente del Infante (bueno, debajo, pasamos un montón de metros por debajo), inicia la carrera y me adelanta (al rato andará y será al revés, y luego volverá a correr y me pasará definitivamente), desde que me molesta de nuevo, el globo de 4h30 se me ha alejado (lo tenía a 40-70 metros) y en menos de 1 km está a 200 o más. Voy incómodo hasta en el estilo de marcha. Me cruzo con Jorge RdD, pongo buena cara, pero no es muy real, nos animamos y seguimos. Paso km 31 y antes del km 32 desesperado ya (que penita escatológica que debo estar dando), veo un coche con maleza detrás y allá voy a intentar que quede todo vacío y no haya más.

Casi 19 minutos en esos 2,5 km desde el 30. Así que cuando salgo de ahí, voy escopeteado intentando no perder más. Ya llegando al puente de regreso Ana me da más agua, bebo y me echo (a veces me echo agua, llueva o no, no sé si porque quiero, o por inercia). Y paso junto al pie, especiales ánimos de una española (creo que es la mujer de Carlos Revuelta) y de varios aficionados franceses, me abruma cómo me animan los franceses, un honor. Y el paso del túnel del 32. Es especial, lo he hecho dos veces. Llenan el túnel 8de 150 metros o algo así) de pantallas mientras suena música, en 2016 con imágenes de Rocky el “Eye of the tiger” de Rocky 3 en 2017 imágenes del comienzo y música de Carros de fuego y este año las imágenes eran de Kipchoge en Berlín y sonando el “We are the champions”. Además siempre hay gente allí animando y se hace un paso muy especial, dudo que lo olvide algún corredor.

Pero pasa enseguida el túnel (ya llevaba unos 500 metros de diferencia el gos, y en el túnel y salida se descontrola unos 250-300 metros más) y a la salida giro izquierda y nos 200-300 metros de empedrado, cuando es posible nos subimos a alguna acera para librarnos, no he podido ver el letrero del km33 y trato de tirar fuerte hasta el 34 que hay tramo de bajada, lo paso en algo menos de 3h36m y veo que tendría que ir a 6m32s hasta meta, me miedo, porque aparte el desgaste y el estómago es un tramo muy vacío para poner un ritmo fuerte (en mi caso). Sigo con miedos, aunque es verdad que hasta aquí he respondido bien, pero el año pasado del 35 al 40 (cerca de 39 minutos) hice los peores parciales. Trato de seguir con el ritmo, hago un sprint especial en cada km para poder verme con ventaja. Km 35 3h42m20 algo segundos, confiaba en haber tardado menos.

Km 36 en 3h49m20s a pesar de que el gps me dio un buen km en el que tiré mucho, ya no queda otra que ir a 6m30s de letreros (no de gps), sin fallar ni un km salvo que pueda hacer algún km en 6m10s o similar, que sería gloria. Pero vuelve a molestar el estómago, esto es un infierno, bueno, llamas no hay, pues con ahora está lloviendo más que nunca y si había algún tipo de llama, la lluvia ya la habrá apagado. Y además llevamos un par de km con mucha molestia de viento, a nuestra izquierda en el río el oleaje que choca contra las piedras de la orilla lo hace con mucha furia. Lo mejor es pasar y no dar inútilmente las fuerzas que seguramente no tenga, para no conseguir el objetivo. Como no puedo parar tiro pensando que va a ser inútil, deseando llegar a meta, para acabar con el esfuerzo baldío, molesta el aire, pero creo que a pesar de eso estoy haciendo un buen km. Re esprinto varias veces por km y además cuando veo el letrero del siguiente, aún más para hacer un paso que me pueda dar moral. Km 37 en 3h55m38s. El viento ha sido duro este km pero el esfuerzo ha sido bueno. Estoy volviendo a pasar a mucho corredor, algunos que vi al cruzarnos en km 31 que me sacaban 400-500 metros (y no van andando), así que esperanzado. Trato de sortear lo mejor posible un tramo de más de 200 de empedrado, por el filo liso de la acera en la mayor parte, todo inconvenientes. Hasta un km con más subida que bajada.

Km 38 en 4h02m30 y poco. Con lo que he tirado y el crono no lo refleja, y no voy a parar (bueno, eso lo sabía desde hace un ratillo), así que a tirar con todo, ando tan preocupado en lo mío, que me olvido del vientre, e incluso veo que hay más viento por el choque contra las piedras que porque me afecte. Km 39 ya sí es una única opción, peleando ganar segundos a cada km sobre 6m30s y en el peor de los casos, no tardar más. En el último km hay una rampa favorable, pero luego 200-300 metros de subida hasta el 42 que pueden hacer daño al segundero. Subida más larga que bajada antes de pasar el 39 que lo paso en 4h09m. Seguimos en ese promedio, no consigo bajar de 6m30s pero ni con la subida he perdido tampoco. Al menos, creo que con solo 3 km el vientre no se va a atrever dar más guerra. La lluvia se ha puesto pesada y la sensación de frío aumenta, pero en ese momento son sólo gajes del oficio. Ahora viene una larga recta hasta el 40.

Suena repetitivo, pero sobre todo porque es lo que hago repetidamente, no parar de adelantar corredores (andando o corriendo van) ayuda, da moral el pensar que hoy sí estoy aguantando fuerte con un clima fastidioso, y vuelta a re esprintarme, ya está ahí el letrero del 40 (me parece que el speaker que hay habla de mí, pero voy tan desesperado por ver si me hago un favor con el crono, para no sufrir tanto en lo que me queda hasta meta. Pero no, 4h15m31s (aunque de gps me dio 6m11s). Lo único positivo es que si soy capaz de mantener 6m30s (no de gps, porque con 6m11s de éste, me ha dado el paso en 6m30s) con esa subida final creo que sí me apaño para bajar. Bebo los últimos tragos de agua, mientras cae mucha agua de arriba. Y otra vez a re esprintarme, tengo un par de veces la sensación, ahora, de ir con viento a favor (al menos en contra no lo noto), se acaba la recta y llegamos a la rotunda de la salida, y en la mitad de ella está el letrero del 41 tiro fuerte e ilusionado de que sólo faltará 1 km y lo paso en 4h21m41s (esta vez también mi gps daba 6m10s), por fin tengo colchón, ahora se sube un poco y luego en la recta donde estaban los cajones de salida se baja, tengo que aprovechar esa bajada para rematar.

Ya empieza a haber algún público, aunque sea poco, sigo pasando corredores, y la lluvia no se apiada nada de nosotros. Acabo la bajada, giro en la rotonda a la derecha y esa subida, que otros días estaba llena de público, pero con este tiempo no hay nadie (algún corredor que la baja porque ya se marcha), giro a la derecha para entrar en el recinto y luego a la izquierda, la meta a menos de 100 metros y apenas he pasado las 4h29m. Hay cheer leaders, y las pobres están enfundadas en plásticos, del tiempecito (de hecho, casi no las veo, perdón), y sí a los dos speakers, el portugués que no para de hablar y la speaker española rocandrolera de Mapoma, que en cuanto me ve, en español me deja por las nubes (que hoy no debe ser dejarme muy arriba, porque están todas justo encima nuestro descargando sus aguas mayores y las menores sobre nosotros), sonrío y levanto pulgar. Dice que siempre voy marchando con el #dorsal32 y con la equipación de España, y levanto el brazo hacia atrás (están 15-20 metros antes de meta) de agradecimiento, ya estoy en meta.

La verdad que no creía que bajaría hoy de 4h30m y mucho menos con todo lo que se me ha sumado a la fiesta. 4h29m28s neto 43,29 km de gps 4300 calorías. 3826 de 4857 por tiempos brutos ( del 15 km hubo casi 2800 finishers). No esperaba este resultado y es una grata sorpresa, y tercera carrera seguida bajando de 4h30m.

Trato de soltar tensión en una valla, pero con este tiempo ni eso apetece ni sienta bien. Me dan la medalla y continúo hasta el interesantísimo punto importante, el de la cerveza, cojo un vaso, y veo a Álvaro, comentamos, él está muy contento porque ha acabado bajando de 4h21m (me ha sacado desde el km 31 más de 5 minutos, y yo no he hecho mal), al poco llega Carlos Revuelta, que ha tardado 4h33m que también le deja muy contento. Tomo cerveza (Álvaro trae otra), pero parados hace mucho frío, hay que salir de allí y ponerse algo rápido, ha aflojado un poco la lluvia, pero calado y con frío, lo necesario es taparse ya. Antes de salir nos dan la camiseta de finisher, para mayor alegría de un servidor (y me imagino que de los demás corredores). Salgo de la zona de corredores, pero no veo a Ana (tampoco la vi en meta) y voy al guardarropa.

Mucho se habla de la dureza de los 42 km y más en un día como hoy. Pero hay mil imponderables, situaciones no esperadas, que llevan la dureza al sufrimiento puro y duro. Hay un poco de cola, bueno, una cola larga en un lado y luego otras varias muy anchas de corredores completamente apiñados, esperando sus bolsas. No sé qué habrá pasado pero conseguir la bolsa lleva mucho tiempo y sufrimiento, además no daban poncho o similar en meta, y con lo abrigado que voy durante la prueba, dudo que pille una insolación. Me acerco hacia la parte de mogollón que está frente a la numeración de bolsas que me corresponde. Intento adelantar alguna posición (no es una cola, somos una masa que se menea entera, de forma especial, cada vez que un héroe que ha conseguido su bolsa intenta salir de allí entre todos los que se lo impedimos involuntariamente), no sé si para pillar cuanto antes la bolsa o para estar más en el centro de la melé y poder recibir calor humano, para ver si así me descongelo.

Todo esto lo digo rápido, y con coña (allí también hablaba con coña), parece que la melé  no avance nada. Ya los que coincidimos allí nos conocemos porque pasan minutos sin que avancemos nada, o casi nada. Hace rato que no dejo de echarme el aliento por brazos y hombros, para intentar entrar en calor, o al menos no seguir congelándome cada vez más. La lluvia, por supuesto ya ha vuelto a apretar. Una chica gallega que está intentando recoger la bolsa de su marido me deja su chaqueta de chándal, mil gracias, el tapar algo ayudará a retrasar una hipotermia o lo que me vaya a pasar. Aunque la mayoría van algo o mucho más tapados que yo, el frío y las ganas de irse de allí no es menor que el mío. Después de mucho rato, llego casi a primera fila, parece que hoy no se dice el número del dorsal, te lo has de arrancar y lo das, y además decirles de qué color es la bolsa (me da que esto último es lo más importante), así que me arranco el mío, y sacando ventaja de mi estatura (ya sabía que ser algo alto en esta vida, tendría una ventaja algún día) lo doy enseguida, y le digo el color gray (me lo pregunta en inglés), por fin, sólo de pensar que en un minuto o dos me taparé bien (ya he devuelto la chaqueta a la chica, pues ya consiguió bolsa de su marido y se fue, quería que me la quedase, aunque se la diese en el maratón de Coruña o nunca, pero me sabía fatal, bastante servicio me ha dado un buen puñado de minutos). Tieso como un palo, pues si me relajo me penetra el frío más adentro. La chica que ha pillado mi dorsal sigue allí, está intentando (creo que la mayoría de voluntarios lo hacen) llevarse 3-4 dorsales a la vez. Al final los consigue y se va, llega Álvaro y de medio lejos me da el suyo y que lo pida. Lo hago digo que es yellow (el 80-90% son yellow, pues es la mochilita que nos dieron en la feria del corredor), el mío no lo han traído, y por fin me traen el de Álvaro, se lo doy y sigo esperando el mío.


De momento lo único que me traen es agua, y en cantidad y por el único sitio que podrían mojarme con lo protegido que estoy con mis alrededores llenos de otros sufridos corredores, por arriba. Vuelve a llover con fuerza y es precioso (por los cojones, he escrito precioso porque me pidieron que pusiera algo que rebajara la tensión, y no tenía pastillas). Menos mal que no es una boda, porque menudo plantón me está dando mi bolsa. Pasan los minutos, lo que no se pasa es el frío, trato de quitármelo de encima, supongo que con escaso éxito. Finalmente reclamo a una chica (resulta que es la misma a la que lo pedí, ya la había olvidado) por mi dorsal y me enseña que lo lleva en la mano. Me dice de qué color es la bolsa (como que no la encontraba por eso), le repito que gris, gray, y se lleva la mano a la cabeza recordando que le había dicho eso antes (y seguramente estuvo buscando bolsa de otro color). No al momento, pero en 3-4 minutos me trae la bolsa. Salgo de allí lo más rápido que puedo, y me voy a un árbol a taparme cuanto antes. Casi ya tapado aparece Ana que andaba ratazo buscándome (imposible verme en el guardarropa con la de gente enmarañada que éramos), me pongo sudadera, chaqueta de chándal, braga y el plástico por encima y salimos de allí pitando porque cae con fuerza y cada vez estoy bajo más mínimos (luego he leído que mucha gente estaba jodida, jodida (incluso los que no tenían hipotecas en España). Hasta Ana, vestida, con abrigo y paraguas dice que está hecha una sopa (yo la verdad es que no le veo ningún fideo colgando).

Salimos hacia el metro y bajo unas columnas nos escondemos del temporal (luego resultaba que era un recodo perdido, pero con corrientes de aire) y me pongo el pantalón de chándal y un guante (el otro no, para tener sensibilidad en la mano y poder manejar el plástico que uso de capa y caperuza). Increíblemente llegamos al metro y viene uno enseguida, espectacular, por fin sale algo bien. Ya dentro abro la bolsa y me pongo la toalla de bufanda. Mucho frío todavía, unas corredoras francesas se ríen al ver que tengo más frío que ellas, me ofrecen desde sus asientos (hasta en eso lo hemos bordado, en la parada que hemos ido, casi siempre hay sitio seguro, en la posterior ya casi ni de pie) al mío una barrita energética de las que comen, les digo que no y saco de la bolsa una botella de agua, pero con cerveza (la rellené del vaso al ver que tenía que irme a buscar la bolsa y no había acabado el vaso de cerveza). El sufrimiento se relaja un poco. Llegando a la parada se sienta enfrente otro corredor de por ahí (alemán u holandés diría yo, sin descartar cualquier otra posibilidad europea), y parece que me reconoce, me dice que si yo soy el Walker (pienso que sí, que Luke Skywalker) y que hago marathons all around the world, nos echamos las risas, al final resulta que él lleva 22 este año y yo 24 (como siempre le digo que además 3 más largas, que me fastidia que no cuenten, como si fueran más facilonas de hacer), como estamos en noviembre me ha dado tiempo a decirle el calendario que me falta este año, por si coincidimos en alguno (al meno a Valencia creo que í que va).

Si ya había formado parte de los “Espartanos de Arganda”, no sé si nos van a dar el título de “Espartanos de Oporto”, porque sufrir 42 km es durillo, pero sufrir más allá de los 42 km no es con lo que uno cuenta. Sé que luego han estado pidiendo disculpas la organización (pues además muchas bolsas tenían todo el interior empapado), no sé cuál ha sido el problema, podría haber habido algún voluntario más dando las bolsas, pero diría que el principal problema es que no estaban organizadas por números, en teoría las guardaban así, por lo que algo pasaría para que no estuvieran ordenadas con normalidad cuando llegamos. Los otros dos años fue sencillo, no sé si algún año llovió, y en esta edición se sabía que iba a llover desde hacía varios días (al menos había probabilidades muy altas). Como muchos maratones, escasez de baños portátiles en el circuito, aunque el 95% de los corredores sólo nos acordamos de eso cuando los necesitamos. Incluso los que son de muy alta participación deberían tener en los puntos designados del recorrido esos meódromos para 3 o 4 corredores al aire libre, que además despejaría colas en las cabinas y agilizaría a todas las partes (esto, insisto, me refiero a los que tienen miles de corredores). A pesar de eso, no nos han tratado mal. Hay que pensar cómo todos los voluntarios han estado al pie del cañón, y aunque pudieran ir algo más abrigados, estando quietos es más duro de soportar el clima. Y no están allí por ellos, están por nosotros. Dos camisetas, una en feria más la de finisher (el lunes vi que este año la de finisher era manga corta, menos ajuar para el invierno, pero se estrena igualmente. Y no están mal ninguna de las dos (para mí). Con esta creo que tengo 6 de finisher, 3 de Oporto, 2 de Dublín y una de París.

Llueve al salir, pero el apartamento está cerca, ducha caliente, comprobando que tengo algunas rozaduras nivel su p..a madre, y ya a comer muy cerca y muy tranquilos. Luego toda la tarde en el apartamento oyendo como cae el agua que no me va a mojar.

24º maratón del año y 98º total (pruebas de más de 42 27 y 107 respectivamente). Lo voy a recordar con la imagen de la caricatura que me hizo Santacenero: https://twitter.com/santacenero/status/1059095331596570624
Incluso esa era la segunda, puso antes una que le pidieron la cambiara, y va y lo hace encantado
https://twitter.com/santacenero/status/1058802464487624706

También darle aquí las gracias, por hacerla, y aún más por sacarme mejor que el modelo. Me ha venido multitud de veces a la cabeza durante la carrera.

Duro maratón por las varias circunstancias. Eso no es tan raro que pase cuando haces muchos maratones. No me quejo de mi rendimiento, temía hacerlo mucho peor, sin contar adversidades. El clima me va a perjudicar los ya de por sí perjudicados entrenos que hago, espero poder sobrellevar bien el invierno a la suma de todo lo demás (lesiones, trabajo, ganas, y lo que me esté olvidando ahora). Quitando frío y rozaduras, el cuerpo lo tengo bastante decente, el que uso para hacer maratones, quiero decir, tampoco me refiero al aspecto visual.
« Última Modificación: 08 noviembre, 2018, 17:56:42 pm por Julián11 »
08 noviembre, 2018, 19:21:30 pm
Respuesta #4
  • Padre
  • ***
  • Mensajes: 75
  • 6
¡¡Bravisimo Julián!!!!
Pedazo de marca que has conseguido.
Con esa climatología adversa te has sobrepuesto y has hecho un crono muy muy digno.
Y encima a con las "paradas técnicas" que has tenido que hacer.
Mi enhorabuena y espero que para la siguiente no te pille tanta agua.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡FELICIDADES!!!!!!!!!!!!!
09 noviembre, 2018, 17:01:07 pm
Respuesta #5
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.237
  • 57
    • @julianigle11
Gracias Juan Carlos.
En la siguiente me va a pillar una insolación en carretera (28 km de carretera canaria), que es peor.
El día que domine el vientre como los maratones, me haré ventrílocuo.
10 noviembre, 2018, 13:28:41 pm
Respuesta #6
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 343
  • 8
    • @jruizdd
Enhorabuena por la carrera y por la crónica, Julián. Por mi parte contar que fue una de las maratones más sufridas por la climatología que hizo ese día. Pero muy satisfecho de haber podido finalizar en buenas condiciones en 4:03:39. Me sorprendió  la buena organización de esta prueba, que es label bronce por la IAAF, salvo por el momento de recoger la bolsa tras llegar a meta, donde el ropero se convirtió en una auténtica ratonera por causa de la lluvia. Pero salvo este aspecto considero que es un maratón muy recomendable y que permite conocer mejor una ciudad como Oporto que merece mucho la pena visitar. Espero volver otro año.

Un saludo a todos.

Jorge
Mejores marcas:
- 10 Km: 23/11/14 "VIII Carrera Popular Ciudad de Arganda" (51:26)
- Media Maratón: 31/01/16 "XVII Media Maratón de Getafe" (1:51:15)
- Maratón: 15/11/15 "XXXV Maratón de Valencia" (3:52:34)
 

Temas relacionados

11 Respuestas
1950 Vistas
Último mensaje 09 marzo, 2014, 09:21:10 am
por yonhey
9 Respuestas
3950 Vistas
Último mensaje 09 noviembre, 2016, 11:04:43 am
por yonhey
11 Respuestas
4422 Vistas
Último mensaje 07 marzo, 2018, 11:05:54 am
por roc111
5 Respuestas
2147 Vistas
Último mensaje 31 enero, 2018, 16:47:00 pm
por Julián11
43 Respuestas
11806 Vistas
Último mensaje 03 marzo, 2018, 14:35:23 pm
por Admin


 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
  • user Google (4)
  • stats Total de Usuarios: 3.240
  • stats Total de Mensajes: 212.750
  • stats Total de Temas: 9.351
  • stats Total de Categorías: 6
  • stats Total de Foros: 96
  • stats Máx usuarios conectados (a la vez): 948

  • averages Mensajes promedio: 55
  • averages Temas promedio: 2
  • averages Usuarios promedio: 2
  • averages Media de conexión: 221
Bounce Bounce
8.086 Mensajes
runningbox runningbox
7.457 Mensajes
cheve cheve
6.535 Mensajes
Admin Admin
5.836 Mensajes
Amadablam Amadablam
5.333 Mensajes
yonhey yonhey
4.481 Mensajes
noclearpath noclearpath
3.563 Mensajes
brad brad
3.513 Mensajes
NACHO_COOPER NACHO_COOPER
3.292 Mensajes
Patxi Metxas Patxi Metxas
3.226 Mensajes