Bienvenido a Forofos del running

Forofos del running







 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate. ¿Perdiste tu email de activación?

Los 10 más charlatanes

Bounce Bounce
8.258 Mensajes
runningbox runningbox
7.494 Mensajes
cheve cheve
6.552 Mensajes
Admin Admin
6.198 Mensajes
Amadablam Amadablam
5.333 Mensajes
yonhey yonhey
4.587 Mensajes
Chusso Chusso
3.662 Mensajes
brad brad
3.619 Mensajes
noclearpath noclearpath
3.563 Mensajes
Patxi Metxas Patxi Metxas
3.401 Mensajes
  • user Google

Carreras del mes

« Julio 2024 »


Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 [16] 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

No calendar events were found.


Eventos Vinculados

  • [2019] GENERALI MILANO MARATHON: 07 Abril, 2019

Autor Tema: [2019] GENERALI MILANO MARATHON  (Leído 11515 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

09 Abril, 2019, 19:04:37 pm
Respuesta #8
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.113
  • Aplausos: 54
  • Forofo del trotting
Enhorabuena trío  :skull:

Buen cronicón Bounce! Aún con experiencia, es posible pasarse de vueltas, jejeje
CRIO
11 Abril, 2019, 16:12:24 pm
Respuesta #9
  • Recordman mundial del post
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 2.380
  • Aplausos: 72
  • ¡Hasta el infinito y más allá!
    • 546736365


En definitiva, colofón a una temporada de largas distancias bastante buena para mi. Allá por el mes de Agosto cuando Carlitos me contó su plan del Ecotrail mas lo que venía despues, tarde poco en calentarme y animarme. Tras el Ecotrail cada uno corría sus maratones, pero ambos terminabamos tambien en este de Milán una etapa  choca! .... En mi caso estoy contento, hice el Ecotrail (soy ultramaratoniano), y las maratones de asfalto de Donosti (MMP), Barna (sub4) y Milan (una buena marca) y alguna carrerita de montaña de las de olé, como el Cross de Las Dehesas.

Mis compis de maraton se salieron... Jorge está tremendo, pero cuando entrena con algun plan de los que le damos  :sarcastic: bastante mejor de los que se busca el  :))) :)))  ya se sale el tio.... peazo MMP se casco.... distancia con crono consolidada amigo, ahora piano piano y a por otro tope que tienes cerca  choca! ... y trás ese, ya veremos si tiene limite o no..... y Carlos que hizo un marcon, que ademas, con todo lo que ha entrenado este año se lo merecía....  parte de alguna barrera con esta distancia es un poco de coco, porque el vale mucho mas en maraton.... a ver si con este se olvida y un dia se lo come vivo al maraton, que estoy seguro que lo hará.... porque ayer le venciste chaval, te pusiste tu marcheta, te concentraste y como yo dije una vez, estuviste sobre el mandando y templando.... y mola mazo imponerse a la maraton  choca! choca!

Los de la carrera de relevos tambien salieron muy contentos, aunque su relevo "especial" Il Rotondas por lo visto dejo mucho que desear  :sarcastic: :))) :))).... pero bueno, eso ya que os lo cuenten ellos.


Gran crónica y me has emocionado con tu reseña, jodio  :friends: :friends:

Enhorabuena también por aquí por esa trayectoria que llevas desde hace muchos meses ya  :hi: :hi:

A ver si saco el hueco estos día y escribo la mía, que a ver si me sale más cortita que en otras ocasiones  :blush2:
MMP´s

5 km OFICIAL: 19:37 (Carrera Popular de Daganzo 2022)
5 KM EXTRAOFICIAL: 19:29 (Derbi de las Aficiones 2022, del 5 al 10k)
10 km (DH): 39:45 (Derbi de las Aficiones, 2022)
10 km: 40:38 (Carrera Popular de Aranjuez 2022)
Media Maratón: 01:37:37 (Movistar Medio Maratón de Madrid 2023)
Maratón: 03:38:15 (Maratón de Zaragoza 2022)
12 Abril, 2019, 11:22:15 am
Respuesta #10
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 1.404
  • Aplausos: 80
    • julianigle11
    • @julianigle11
Enhorabuena a todos.
Pablo, muy bien, por la carrera y la crónica.
Estaré pendiente en navidades por si sale la crónica de Carlos.
17 Abril, 2019, 13:11:03 pm
Respuesta #11
  • Abuelo
  • ****
  • Mensajes: 194
  • Aplausos: 8
Buenisima crónica Bounce , enhorabuena por la carrera y por la idea del viaje que estuvo genial, ya que tanto los vuelos a muy buen precio por Ryanair cómo el Hotel, muy cerquita del centro y de la salida. Fueron un acierto.

También dar la enhorabuena al equipo Forofo de relevos,(menos a Paco el Rotondas  :D)) pero que les lanzo el guante para que escriban sus crónicas  :diablo:

Al lío, empiezo  con la crónica:

Cómo bien les dije a Pablo y a Carlitos mi objetivo era intentar acabar lo más entero posible en mi quinto Maratón ya que en todos los anteriores había terminado reventado y bastante lento. Mi sueño era terminar más rapida la segunda parte y si pudiera ser a lo "Bárbara" en Castellón.

Pero en fín que de sueños también se vive y me fue imposible, empiezo la carrera y me encuentro muy a gusto, estoy en el cajón de 3:30 y la gente va a ritmo alegre y se puede correr muy bien, sin agobios, no me voy fijando mucho en el reloj durante la carrera, prefiero ir por sensaciones pero los pasos clave por el 10 y por la media me dicen que voy a un ritmo de 5´clavados, voy muy bien aunque me entra alguna dudilla de si es un ritmo excesivo para mi nivel, me quedaba mucha tela.

En la segunda parte de la carrera coincido en el 25 con un guaje de Oviedo, 28 añitos, la criatura, me dice que iba a intentar el sub 3:30, quizas pequé de pardillo por intentar seguir con él a un ritmo que no era el mío por lo que antes de llegar al 35 me noto que voy perdiendo gas, empiezo a mirar más el reloj y veo que ya empiezo a ir sobre 5´20", mi MMP la tenía en el Bolsillo pero la cabeza no para de darme vueltas pensando:" y si ahora me da un tirón,  y si ahora tengo un calambre o tengo que jiñar"  :))) confieso q tuve un momento malo hasta que llegúe al avituallamiento del 40, que me como un platano y me convenzo a lo Rafa Nadal que puedo. "VAMOSSS"

Los últimos metros los disfruto como un enano, ya el ritmo me la suda, sólo quiero disfrutar del ambiente de la llegada sabiendo además que la MMP la tenía en el bolsillo, es mi momento, cuando paso la meta me acuerdo de mi abuelo y se lo dedico, estoy Feliz,con mi mosdesto 3:34:49 pero que a mi me sabe a gloria. ;DD

Cómo  sule pasar de un viaje se planean más viajes, y yo encantado de poder ir con tan buena gente como vosotros, muchas gracias Forofos!!!!!
5 Km: 5k Vuela  -  21:18 24/11/19
10 Km: Pau de Vallecas - 42:58  18/4/21
1/2 M : Valencia       - 1:34:56  24/10/21
MARATÓN: Milán    - 3:30:00 12/12/21
17 Mayo, 2019, 13:31:10 pm
Respuesta #12
  • Recordman mundial del post
  • Bisa
  • *****
  • Mensajes: 2.380
  • Aplausos: 72
  • ¡Hasta el infinito y más allá!
    • 546736365
Chi la dura la vince

Cómo se gestó y se preparó

El post de la media de Moratalaz allá por el mes de noviembre dio de sí lo suficiente como para tener claro que íbamos a venir a correr aquí en abril. Bounce y yo, con el éxito de ambos en el Ecotrail reciente del día anterior, estábamos con bastante euforia. EL RENACIDO tardó poco en decidirse, y llevarse consigo a Mar, su mujer. Más tarde, se unirían Pablo y Marga, amigos de Jorge y Mar, y Bounce llevó también a su mujer, Silvia, aunque ella solo sería de acompañante. Algunos hicieron el amago de venir, pero al final quedamos nosotros 7 para este maratón, y maratón por relevos.

En mi caso particular, esta carrera me venía, en principio, de rebote, puesto que mi objetivo era ir en condiciones óptimas a Sevilla (con la inscripción aplazada del año anterior por ir a Kyoto), pasando por el maratón de Valencia, al que me inscribí casi como obligación a “quitármelo de encima”, estando además demasiado cerca del Ecotrail. Éste maratón valenciano (él único del que no hice crónica aquí en Forofos del Running), lo resumí entre los compañeros como un paso obligado, del que me desentendí a partir del km 27, pensando quizás en estos objetivos venideros. Aunque, sin embargo, las cosas fueron cambiando a como estaban pensadas.

No logré motivarme demasiado para ir a Sevilla a correr su maratón, quizás presionado por ese intento sobre 3:45 al que aspiraba a hacer, y a partir de la tirada larga juntada al Trofeo Páris de enero, decidí que no iría a correr a Sevilla, por agotamiento mental y por necesidad de volver a recuperar las ganas.

Si bien hice algunas buenas carreras, como en la media de Getafe y algunos crosses, me planteé la semana de la media de Latina para ponerme el pistoletazo de salida un entreno específico de poco más de 7 semanas para ultimar la puesta a punto. Gracias a que no me dejé ir en este periodo de tiempo, logré llegar en buenas condiciones a este pequeño plan, y la motivación iba subiendo por momentos.

Semanas donde, a pesar de recuperar las ganas de correr el maratón, físicamente acababa muy cansado los entrenos y las tiradas largas, aunque la confianza que da la experiencia me hizo ser cauto hasta llegar al día de la carrera.

Turismo y disfrute milanés

El viaje comienza con una cena y reconocimiento de la zona nocturna de Milán, con gente muy bien vestida y con bastante glamour jeje. Aunque nos acostamos relativamente tarde, nos tomamos con relativa calma el desayuno, y nos vamos a la feria, que está programada como si fueras al Ikea: tienes que ir haciendo un camino y ver todos los stands. Conseguimos que nos den una camiseta de la carrera de muy buena calidad (Under Armour) casi de nuestra talla, porque de las nuestras no quedaban ya. Un punto negro del que la organización ya adolece desde hace algunos años, según lo que pude leer en redes sociales.

El resto de la mañana lo dedicamos al turisteo por las galerías y el Duomo, degustando después una buena comida con hidratos y un estupendo helado. En la tarde nos vamos hacia el hotel a descansar, en mi caso con algo de fatiga de piernas. Luego a la noche aunque nos damos un paseo para cenar, acabamos comiendo un gran trozo de pizza en el hotel, yendo a la cama en mi caso algo tarde, y con bastante cansancio de piernas, aunque dicho sea de paso, empieza a ser ya psicológica esta situación porque solo se repite los dias antes de un maratón jaja.

El día D

Me despierto pronto y realizo mi protocolo propio de cada maratón, sin variar nada mis costumbres. A pesar de ello, voy algo pegado de tiempo porque me entretengo en dejar la maleta hecha, ya que debemos dejar la habitación en esa mañana que ya no estaremos por allí. Abajo en el hall, nos encontramos todos los que vamos a correr junto con Silvia, que estará cerca de la meta animando. Nos despedimos de todos Bounce, EL RENACIDO y yo, ya que nuestra carrera empieza antes y ellos empiezan algo después, aunque obviamente cada uno en un punto, y además tienen que organizarse con el relevista misterioso que les han asignado al ser 4 los relevos y contar el equipo solamente con 3 miembros.

Nos dirigimos a la salida y al llegar a la entrada del parque que teníamos asignada, vemos una gran cola para meternos. Aún así nos metemos y una chica nos dice que la cola es para los de la maratón por relevos, que los del maratón individual tenemos preferencia. Ni cortos ni perezosos se lo agradecemos y avanzamos hasta el principio, donde vemos un control policial en toda regla, con cacheos y detector de metales incluidos. Como había un puesto algo más vacío, vamos a él y rápidamente nos metemos. Observamos que hay bastantes dorsales del maratón aún en la cola, así que tenemos la sensación de habernos colado por la cara jaja.

Como no hay mucho tiempo, vamos con ligereza a la zona de ropero, aunque éste ya se encuentra después de la entrada exclusiva a corredores. Una vez salvada otra cola, más rápida esta vez, están los numerosos puestos de ropero. En el mismo número del dorsal tenemos el ropero que nos corresponde, con lo que es muy sencillo encontrar cada uno el suyo sin sufrir ningún tipo de cola adicional. Logramos llegar con tiempo a la meadita previa y dirigirnos en peregrinación a la salida. Ya en la entrada a cajones, nos hacemos la pertinente foto y nos dirigimos cada uno a nuestro sitio, bastante controlado también, intuyendo que uno no puede ni entrar a un cajón superior ni a otro inferior.

Justo en mi entrada, me llama un chico por mi nombre y al entrar me dice si puedo salir en un video que va a hacer a sus amigos, y en el que explique porque tenían que correr un maratón. Aunque me extraña un poco la situación, accedo, y después me comenta que vive en Basilea pero que sus padres son gallegos, y que suele viajar bastante por maratones. Entablamos una conversación interesante mientras empieza a llover, como una señal del cielo para saludarnos y enviarnos sus mejores deseos en forma de gotas de lluvia. El chaval me dice que el último maratón de hace algunas semanas lo hizo en 3:45 y que tendría intención de ir más o menos parecido, con lo que me desmarco por si acaso me quisiera liar jaja.

Comienza la carrera

De repente, se da la salida y al poco nos empezamos a mover. No he tenido tiempo de concentrarme demasiado aunque tengo claro que iré a disfrutar; bajar de 4 horas será el objetivo razonable, aunque después de una preparación no todo lo buena que hubiera deseado, me conformo con llegar a meta y sumar otra nueva medalla maratoniana más.
En el primer giro, aunque salgo con el chico de Basilea, se queda a “cambiar el agua al canario” y se despide, y continúo la carrera ya concentrándome en encontrar el ritmo adecuado a la vez que deja de caer agua.

Los primeros 8 km de la carrera son en una especie de círculo alrededor del centro, llegando cerca de la salida/meta, y en el que básicamente, intento no meter el pie en los charcos, no tropezar en ningún bache, y, sobretodo, pisar bien en la parte adoquinada. Este “factor adoquín”, del que ya teníamos conocimiento, se hace aún más importante debido al terreno mojado sobre el que pisamos. A la vez, voy con cuidado de no tropezar con nadie, ya que a pesar de que las salidas por oleadas han estado bien controladas, el volumen de gente hace que no te puedas despistar por alguna mala pisada o por no ver muy bien el suelo. A estos elementos, le sumo el ritmo, que voy vigilando para no salirme demasiado de la línea que quiero trazar.

En esta línea los primeros 3 km los hago cercanos al 5:35, y aumentando algo en los 5 siguientes, bajando del 5:30 y adquiriendo un ritmo crucero ideal para mis pretensiones, encima regado con un poco más de fina y agradable lluvia. En este transcurso me adelanta el chico de la salida y me desea suerte; parece que irá a un ritmo endiablado ufff. Sobre esta zona me ven Marga y Mar, que me jalean aunque apenas las veo de refilón.

El transcurso desde aquí nos lleva a la parte más turística de Milán, pasando primero por el Duomo y seguidamente por la Scala. Los adoquines se suceden, e incluso las vías del tranvía están peligrosas, pero hay algo más de libertad de movimiento, y empiezo a sentirme bastante a gusto con las sensaciones.

En el avituallamiento del 5 no cogí nada, pero en el del 10, justo entre la entrada a la Galleria Vittorio Emmanuelle II y el Duomo, ya tomo mi primera botella rellenable. Algo antes, como es habitual ya, me había tomado mi cápsula de sales en previsión de la humedad que se notaba. Paso ese km 10 en 55:25

Estos km de sentirme bien llevan consigo una ligera bajada de ritmo, haciéndolo estable sobre el 5:30 hasta la toma del gel del km 13. Esta parte, cerca del Parco Sempione, donde se pasa varias veces en diferentes puntos, sigue siendo muy animosa por los espectadores, pero sobretodo empieza a ser más cómoda para todos por estar ya bajo un buen asfalto. Empiezo a jugar a chocar manos, a hacer posturitas con los fotógrafos, a poner caras… En definitiva, a disfrutar a lo grande. A la vez de todo, ya hemos pasado el primer punto de cambio de relevo con los corredores, sintiendo también su ánimo.

El gel me sienta fenomenal y tengo que hacer esfuerzos por no irme de ritmo, ya que estoy empezando a ir cerca de 5:25 y con ganas de ir más rápido. Justo antes del avituallamiento del km 15, veo que la carrera es de un ida y vuelta por la avenida, y aprovecho este punto para poner la playlist que tenía preparada desde aquí hasta final de carrera. En el giro, veo a Bounce al otro lado y no está demasiado lejos. Tomo nuevamente otra botella de agua para rellenarme la mía y continúo sin perder tiempo.

Disfrutando

Desde aquí, el paso se hace más constante y controlado, empiezo a hacerme amigos gracias a la música, y veo que nos vamos alejando del centro de la ciudad. Nos lleva el recorrido por una especie de autovía, cortada en nuestro sentido para nosotros, en ligera y constante cuesta arriba, con algún que otro túnel que hace que sea inestable mantenerse igual. Aprovecho este momento para tomarme otra cápsula de sales, y poco después, para rellenarme con más agua. Estoy empezando a notar la humedad y a beber bastante, a un ritmo prácticamente de medio litro cada 5 km. También empiezo a notar algo debajo del pie derecho, pero no le doy demasiada importancia.

Después de esta pestosa subida, empezamos a bajar y a llanear, dirigiéndonos a la zona del hipódromo y del estadio de San Siro. Justo en un giro donde se ven, a lo lejos, estos dos elementos, está el paso por la media maratón, que paso en 1:57:02, un paso fenomenal para lo que tenía pensado. Sin embargo, el coco empieza a mandar alguna señal negativa y empiezan a pesarme algo las piernas, aunque el ritmo no lo resiento. Presiento que va a ser otra lucha cuerpo-mente, porque físicamente me veo bastante bien al poder mantener estos ritmos.

Aprovecho en el rodeo al hipódromo para hacer balance de daños y situar la toma de gel, sobre al km 24,5, pero esta vez ya un gel más “cañero”, que me coincide justo en el paso al lado de San Siro. Poco más adelante no pierdo la oportunidad de pararme a hacerme una foto con el estadio, y juntarme poco después con un grupo grande de corredores que le piden más volumen a la música jaja.

Empiezo a sentirme realmente bien, recuerdo en este momento lo que al principio de la crónica ya expuse, que no había tenido entreno sin cansancio… Pues hoy, el día D, me siento pletórico y, quizás, con las mejores sensaciones corriendo desde los últimos meses   Algo más adelante sobre el km 26, vislumbro un par de camisetas de España, y acelero ligeramente para juntarme con ellos. Me comentan que son de Yuncos (Toledo), y que van algo fastidiados de lesiones. El “cabecilla” es un viejo conocido organizador de algunas carreras de la provincia, y va acompañando a otros dos compañeros que, la verdad, no tienen demasiada buena cara. Entablamos una amena charla durante esos km, con selfie incluido, donde aprovecho para tomarme otra cápsula de sales, pero mis piernas y coco parece que quieren darle algo más de cera al asunto, y me despido de ellos.

La experiencia es un grado en estos menesteres, y estas sensaciones no son nuevas para mí, porque sé que queda casi un tercio de la carrera y que no todo va a ser tan sencillo. Aún así me dejo llevar por la música y por las patas, estando en ritmos por debajo de 5:20, llegando al km 30 en 2:45:21. Me queda claro que el objetivo de bajar de 4 horas lo tengo asequible, y empiezo a sacar la calculadora para ver a qué ritmo medio puedo llegar a ir y conseguir el objetivo, que de paso me ayude a pasar los malos momentos.

El muro

Como todo llega siempre, me llega el momento en el que el coco empieza a mandar señales a las piernas de cierto bloqueo, y éste me llega sobre el km 31, donde me llegan las alarmas de urgencia, y empiezo a marcarme los mini objetivos con los que ir pasando los km. El primero de ellos, será llegar al km 34, donde he marcado la toma del último gel, e intento animarme a mí mismo pensando en que el tramo 20-30 empezó igual, y que este tramo 30-40 podía ser parecido si vamos combatiendo con ganas.

No sé si gracias a esto, pero el ritmo no lo resiento, y lo sitúo por debajo del 5:30 hasta el 33, momento en el que veo que pasamos por el Portello, la zona donde recogimos los dorsales, y veo que por allí debe andar ese km 34 que espero para la toma de mi chute energético. Empiezo a entrar en crisis al llegar, y veo que todo es una pequeña subida constante, por lo que, aunque no lo tenía previsto, empiezo a caminar para tomar el gel poco antes del paso kilométrico previsto, y tomar algo de aire y energía. A la vez, aquella “cosa” que sentí hace algunos km, se hace más evidente al hacer los pasos más calmados. No sé que será, pero pinta de ampolla sí que tiene.

Aunque lo hago con calma, el gel tardo poco en digerirlo, y me echo a correr a los 30-40 segundos, animado también por una estupenda bajada que se avecina, y donde empiezo de nuevo a coger ritmo… y de hecho a pesar de haber caminado un poquito, este km del 34 al 35 lo hago en menos de 5:40.

Comienza la batalla real conmigo mismo, luchando con el cansancio incipiente y con el coco. Me concentro en la música y avanzo… Me cuesta arrancar mucho, el km 36 ya sale en 5:53, pero sé que estoy en tiempo de hacer un registro muy aceptable, y olvido a las señales que me manda el cerebro canturreando para mi algo de la música de Queen que va sonando. Toda esta lucha conlleva que, inexplicablemente para mí, retome los ritmos por debajo de 5:30 en esos km 37 y 38… El mismo reloj me está mandando esas señales de ánimo por esos buenos ritmos, y me marco el objetivo de llegar así al 40, porque desde ahí está ya casi todo hecho. La casi segura ampolla que tengo en el pie sigue molestando ligeramente y me modifica algo la pisada, pero se puede aguantar bien.

Cuando en el reloj me marca el km 40 exactamente en 3:40:00 (la distancia real está unos 200 metros más atrás), empiezo a flojear nuevamente, y a duras penas llego a ese km 40 real, donde vuelvo a caminar unos metros más, sintiendo ya mucha molestia en el pie. Quizás gracias a esa molestia, hace que me ponga a correr, aunque ya costándome una barbaridad. El siguiente mini objetivo será pasar al km 41 por debajo de ritmo 6:00, cosa que consigo, llegando a menos de 5:45, y volviendo a caminar un poco más bajo el letrero. Intento dar todo lo que tengo, apenas quedan 1200 metros, pero me queda ya poca energía, y aunque la música me anima, la molestia del pie y el propio maratón me están dando fuerte, lo que llamamos el tío del mazo en nuestro argot.

Como es tan evidente la molestia de la ampolla, no estoy ni 20 metros andando, y ya me pongo, como último mini objetivo, no andar hasta la meta, aunque mi paso sea ya sobre ritmo 6:00. En este transcurso, veo a Silvia, con la bandera de España, a la que saludo con muchas ganas y me da el último empujón que me queda hasta la llegada, que puedo ver nada más hacer la siguiente curva.

Saco la bandera como puedo y empiezo a disfrutar de la larga recta de llegada. Ha costado al final bastante, aunque el sufrimiento, más allá de la ampolla, no ha sido tanto como en otras ocasiones, gracias a la buena gestión de la carrera y al haber retrasado tanto la llegada del tío del mazo. Acabo en 3:54:52, que vuelve a ser otro sub 3:55 en el palmarés (4º en total, 3º fuera de España), y el 5º sub 4 de mi modesto historial en estos 13 maratones que me han visto cruzar su meta.

Fin de fiesta

Muy contento, llegan algunos corredores que he adelantado al final (yo estaba jodidillo, pero los que estaban conmigo iban peor jaja), y me dan las gracias por mi ánimo gracias a la música que llevaba, así como las felicitaciones por haber logrado llegar. Me paro a hacer las fotos de la organización y me pongo a revisar el teléfono para ver si hay noticias del resto y también para ver los ánimos de los compañeros.

Con calma me dirijo a la zona de ropero y veo a El RENACIDO allí sentado, donde nos damos las buenas noticias. Sorprendentemente, el cansancio de gemelos que me hace tumbarme siempre que acabo un maratón, no aparece esta vez y me encuentro realmente bien físicamente para lo que estoy acostumbrado. Eso sí, al quitarme la zapatilla, observo la gran ampolla que se me ha generado, que incluso está ya reventada por dentro. Es por ello que tengo alguna dificultad para caminar, pero no me impide llegar con calma hasta la zona del hotel, donde habíamos quedado para ir llegando todos y empezar el post.

Después de la llegada y ducha de todos, nos vamos a comer algo de pizza y algunas cervezas por allí cerca, donde estaremos hasta la hora en que nos va a recoger el transfer, para dirigirnos al aeropuerto, dónde degustaremos las últimas birras italianas antes de volver a casa.

Un gran viaje en una muy grande compañía. Ya estamos planeando nuevas aventuras para otoño, que promete ser bastante divertido como lo ha sido el viaje. Agradecer a Bounce, EL RENACIDO, sus mujeres, y los amigos de Jorge compartir esta fantástica batalla en Italia, donde, por encima de todo, nos queda claro que beber cerveza es cosa de ricos jajaja

¡¡HASTA PRONTO!!

PD: la historia de Paco Rotondas, el relevista misterioso, es para contaros en un post o para un libro propio jajajaja

Ci vediamo nella próxima maratona, amici!!
MMP´s

5 km OFICIAL: 19:37 (Carrera Popular de Daganzo 2022)
5 KM EXTRAOFICIAL: 19:29 (Derbi de las Aficiones 2022, del 5 al 10k)
10 km (DH): 39:45 (Derbi de las Aficiones, 2022)
10 km: 40:38 (Carrera Popular de Aranjuez 2022)
Media Maratón: 01:37:37 (Movistar Medio Maratón de Madrid 2023)
Maratón: 03:38:15 (Maratón de Zaragoza 2022)
 




Búsqueda rápida


Ultimos usuarios registrados